Introspección

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La introspección (del latín « introspectus ») o inspección interna designa la idea de « mirar al interior ». Se trata del conocimiento que el sujeto pueda adquirir de sus propios estados mentales, o sea designa la situación, para un sujeto dado, de observarse y analizarse a sí mismo, interpretando y caracterizando sus propios procesos cognitivos.[1]

Visión general[editar]

La introspección o percepción interna tiene como fundamento la capacidad reflexiva que la mente posee de referirse o ser consciente de forma inmediata de sus propios estados. Cuando esta capacidad reflexiva se ejerce en la forma del recuerdo sobre los estados mentales pasados, tenemos la llamada "introspección retrospectiva"; pero la introspección puede ser un conocimiento de las vivencias pasadas y también de las presentes, de las que se dan conjuntamente y en el presente del propio acto introspectivo. El mentalismo clásico -tanto el de la filosofía moderna como el científico- ha utilizado la introspección como el método más adecuado para acceder al mundo psíquico. El psicoanálisis es la forma de introspección retrospectiva y la psicología experimental de Wundt la introspección de las vivencias actuales.

Titchener definió la introspección como la descripción de la experiencia consciente desmenuzada en componentes sensoriales elementales sin referentes externos.[2]

Requisitos necesarios[editar]

  • Que el conocimiento adquirido sea en relación a los estados mentales;
  • Que los estados mentales conocidos sean los del propio individuo que realiza la introspección;
  • Que dicho conocimiento no sea indirecto, sino inmediato.

Crítica conductista[editar]

La introspección fue descartada en psicología por el conductismo metodológico básicamente como consecuencia de las siguientes críticas:

  • La introspección no es un método público;
  • Presenta los resultados de los procesos psíquicos pero no dichos procesos;

John Broadus Watson en la presentación de la teoría conductista propone que la introspección es un hablar hacia adentro (intro=adentro), el hablar es hacer, por lo tanto es una conducta.

Referencias[editar]

  1. Patrick Gosling y otros, Psychologie sociale: Approches du sujet social et des relations interpersonnelles (tomo 2), editorial Bréal, 1996, pág. 20.
  2. María José González Labra, Introducción a la psicología del pensamiento, editorial Trotta, 1998, ISBN 8481642509 y 9788481642506.

Enlaces externos[editar]