Cangrejo herradura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Horseshoe crab
Limule(dD).jpg
Horseshoe crab
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Chelicerata
Clase: Merostomata
Orden: Xiphosura
Familia: Limulidae
Género: Limulus
Se pueden ver ojos diminutos.
Los órganos vitales y apéndices están protegidos por el caparazón

El cangrejo herradura o cangrejo real es una criatura bentónica o que vive en el fondo. No es un cangrejo en absoluto, sino un pariente de los arácnidos. Sus principales hábitats son las zonas costeras y los estuarios fluviales. 

Limulus polyphemus es la más conocida de las cuatro especies.

Descripción[editar]

En su caparazón en forma de cúpula, el cangrejo herradura tiene cuatro pequeños ojos. Tiene dos ojos compuestos a los lados del caparazón, y dos ojos simples en el frente.

Un cangrejo herradura tiene doce patas: cinco pares de patas para caminar y un juego de tenazas diminutas. La cola larga y puntiaguda no se usa como arma ni como defensa; en cambio, sólo se usa para dirigir y voltear el cuerpo si se le da la vuelta.

Distribución[editar]

Atlántico[editar]

El cangrejo herradura del Atlántico, Limulus polyphemus, se puede encontrar en toda la costa este de Norteamérica y México. Enterrados bajo el barro o la arena, comen almejas pequeñas, crustáceos y gusanos. Por toda la costa, encontrará sus conchas arrastradas por el agua en la orilla. Algunas de estas conchas son bastante grandes, ya que el cangrejo herradura puede crecer hasta dos pies de largo y un pie de ancho. Los cangrejos herradura pasan por mudas para alcanzar ese tamaño.

La población de cangrejo herradura se extiende desde la Península de Yucatán hasta el norte de Maine, pero es más común encontrarlos en la región del Atlántico medio entre Virginia y Nueva Jersey. Cada uno de los principales estuarios a lo largo de la costa tiene su propia población de cangrejos herradura, que se distinguen entre sí por su tamaño, color y pigmento en los ojos. Las hembras ponen unos 100.000 huevos.

Otras especies[editar]

Las otras tres especies también se llaman cangrejos herradura.[1]​ El cangrejo herradura japonés (Tachypleus tridentatus) se encuentra en el Mar Interior de Seto, y se considera una especie en peligro debido a la pérdida de hábitat. Otras dos especies se encuentran a lo largo de la costa este de la India: Tachypleus gigas y Carcinoscorpius rotundicauda.[2]​ Los cuatro son bastante similares en forma y comportamiento.

Consumido como alimento[editar]

Los cangrejos herradura pueden verse amenazados por el consumo excesivo en Asia.[3]

Sistema inmunológico[editar]

El cangrejo herradura tiene un sistema inmunológico eficaz. Su ambiente marítimo salobre es un hogar perfecto para las bacterias. La sangre de los cangrejos de herradura contiene una enzima que causa coagulación muy rápida en respuesta a la presencia de bacterias infecciosas. Esta respuesta es utilizada por las compañías médicas y farmacéuticas para detectar ese tipo de bacterias en los productos, antes de que los productos sean vendidos.[4]

Origen[editar]

Los cangrejos herradura son parientes de los Eurípteros (escorpiones marinos),[5]​ cuyos primeros fósiles aparecieron al mismo tiempo. Son bastante antiguos. Estaban definitivamente presentes en el primer Ordovícico, hace 450 millones de años, en un ambiente tipo Shale de Burgess.[6]​ Su forma corporal no ha cambiado mucho desde entonces, aunque los fósiles de este grupo son escasos. El cangrejo herradura del Atlántico en sí no tiene ningún registro fósil, y el género Limulus se remonta sólo unos 20 millones de años, no 200 millones.[7]

El orden al que pertenecen, el Xiphosura, es basal a un clade del Eurypterida y del Arachnida.[8]​ Se estima que el Xiphosura se apartó del Arácnido hace 480 millones de años.[9]

Evolución[editar]

Debido a que son famosos como los llamados "fósiles vivos", el registro evolutivo y la genética de los cangrejos de herradura han sido estudiados con interés.

  1. Está claro que ha habido evolución y adaptación dentro de la forma corporal general.[10][11]
  2. Desde hace unos 200 millones de años, se han producido pocos cambios visibles. "Limulus... es morfológicamente muy similar a formas que vivieron hace unos 200 millones de años".[10]​ "Las especies vivientes del género Limulus, son virtualmente idénticas a las especies fósiles de una familia diferente que existió 150 mya".[12]
  3. El análisis genético y molecular de Limulus deja claro que el animal tiene tanta variabilidad genética como cualquier otra especie normal.[13]

Referencias[editar]

  1. «The Horseshoe Crab natural history: crab species». Consultado el 1 de marzo de 2007. 
  2. Basudev Tripathy (2006). «In-house research seminar: The status of horseshoe crab in east coast of India». Wildlife Institute of India: 5. Archivado desde el original el 21 de julio de 2011. 
  3. BLUE BLOODS; The horseshoe crab is half a billion years old, but its existence may be threatened April 14, 2014 The New Yorker
  4. Ecological Research & Development Group. Medical uses
  5. Mikko Haaramo (2003). «Xiphosura - Horseshoe crabs». Mikko's Phylogeny Archive. Archivado desde el original el 5 de octubre de 2012.  |autor= y |apellido= redundantes (ayuda)|autor= y |apellido= redundantes (ayuda)
  6. Van Roy P. et al. 2010. Ordovician faunas of Burgess Shale type. Nature 465: 215–218. [1]
  7. Stephen Jay Gould (1989). Wonderful life: the Burgess Shale and the nature of history. New York: Norton. p. 43. ISBN 0-393-02705-8. 
  8. Colin Tudge (2002). «Spiders, scorpions, mites, eurypterids, horseshoe crabs, and sea spiders. Subphylum Chelicerata and Subphylum Pycnogonida». The variety of life: a survey and a celebration of all the creatures that have ever lived. Oxford University Press. pp. 309-326. ISBN 9780198604266. 
  9. Davide Pisani, Laura L. Poling, Maureen Lyons-Weiler & S. Blair Hedges (2004). «The colonization of land by animals: molecular phylogeny and divergence times among arthropods». BMC Biology 2: 1. PMC 333434. doi:10.1186/1741-7007-2-1. 
  10. a b Ridley, Mark 1996. Evolution. 2nd ed, Wiley-Blackwell, p574/5. ISBN 0-86542-495-0
  11. Newell N.D. 1959. The nature of the fossil record. Proc. Am. Phil. Soc. 103, 264–285.
  12. Freeman, Scott & Herron, Jon; 2000. Evolutionary analysis. 2nd ed, Prentice Hall, p526. ISBN 0-13-017291-X
  13. Avise J.C; Nelson W.S. & Sugita H. 1994. A speciational history of "living fossils": molecular evolutionary patterns in horseshoe crabs. Evolution 48, 1986–2001.