Hemolinfa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina hemolinfa al líquido circulatorio de los artrópodos, moluscos, etc. análogo a la sangre de los vertebrados. Su composición varía mucho de una especie a otra. Puede ser de diferentes colores o incluso incolora; los pigmentos suelen proceder de la alimentación o de los procesos metabólicos y no tienen ninguna función biológica, ya que el transporte de gases es independiente del aparato circulatorio. Contiene células sanguíneas de diferentes tipos y funciones. Del griego haima que significa sangre y del latín limpha: agua. Líquido del céloma o hemocele de algunos invertebrados (en especial artrópodos y la mayoría de los moluscos a excepción de la clase cefalópodos que poseen un sistema circulatorio cerrado) que es el líquido constituyente a la sangre en los vertebrados.

Funciones[editar]

Las principales funciones de la hemolinfa son:

  • Transporte de nutrientes hacia los tejidos y de materiales de desecho a los órganos excretores.
  • Coagulación para el cierre de heridas.
  • Mecánicas: transmite presión en determinadas partes del cuerpo. Por ejemplo en el proceso de muda o en la expansión de las alas.
  • Inmunidad frente a la invasión microbiana.
  • Transporte de oxígeno. Esta función es sólo importante en insectos acuáticos y en algunas pupas, ya que en la mayoría de los casos el oxígeno es conducido a través del sistema traqueal directamente, sin intervención del fluido circulatorio.
  • Transporte de hormonas.
  • Por último cabe señalar que los hemocitos (células sanguíneas) pueden desempeñar funciones importantes en el metabolismo.

Sistema circulatorio[editar]

El sistema circulatorio de los insectos es un sistema abierto en el cual los órganos son bañados directamente por la hemolinfa. Salvo excepciones, sólo existe un vaso sanguíneo dividido en cámaras. La zona posterior de este vaso se denomina corazón y está dotado de varias aberturas laterales llamadas ostiolos que permiten la entrada de hemolinfa en él. La parte anterior del vaso se llama aorta y consiste en un tubo recto y sin válvulas.

El corazón aspira la hemolinfa de la cavidad abdominal y la propulsa hacia la cabeza, a través de la aorta, desde donde vuelve a filtrarse por los tejidos hacia la cavidad abdominal. En algunos insectos existen bombas accesorias destinadas a irrigar las patas, las alas o las antenas.

Se habla de hemolinfa, en organismos que no tienen celoma. En cambio organismos con celoma poseen sangre.