Calzón chino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un hombre recibe un calzón chino al agacharse.

El calzoncillo chino (en inglés, wedgie) es una broma que consiste en estirar la ropa interior de una persona (hombre o mujer) hacia arriba y entre las nalgas. Aparece con frecuencia en comedias. Aunque puede llevarse a cabo con el consentimiento de la persona o producirse de forma natural, normalmente se asocia con el acoso y la humillación. Habitualmente se realizan cuando la víctima lleva slips, puesto que es más doloroso. El término en español hace referencia al tipo de vestimenta que usan los luchadores de sumo.[1]

Tipos[editar]

Existen diversos tipos de calzoncillo chino.

  • Calzón chino atómico (atomic wedgie), el cual se aplica de la misma forma, pero parte de los calzoncillos se le estiran hasta quedarle a la víctima la prenda en la cabeza o en los hombros; los calzoncillos pueden llegar a romperse.
  • Calzón chino colgante (hanging wedgie), que consiste en dejar colgada a la víctima por su calzoncillo en un lugar desde el cual no pueda tocar el suelo con los pies, lo cual resulta extremadamente doloroso, debido a que el peso corporal se sostiene únicamente con el trasero.
  • Calzón chino frontal (melvin), el cual consiste en tirar de la parte delantera de la ropa interior hacia arriba, siendo más doloroso en los genitales para la víctima.
  • Calzón chino lateral (side wedgie), donde se tira de los lados de la ropa interior de la víctima, realizado habitualmente por dos personas
  • Jock lock, en el que se tira de la ropa interior hasta meter los pies en las perneras de la ropa interior, dejando atrapada a la víctima.
  • Squeaky clean, consiste en la alternancia de calzones chinos normales con melvins.
  • Pantsing wedgie, en el que se bajan los pantalones para distraer a la víctima y después hacerle un calzón chino.
  • Bra Conexion: consiste en humillar a una mujer conectando su ropa interior con su sosten de forma que el calzon chino no se suelte para nada.

Riesgos[editar]

El calzoncillo chino, especialmente entre varones, puede causar lesiones en los testículos o en el escroto. Por ejemplo, en un incidente en 2004 que involucró a un niño de diez años, las lesiones fueron tan serias que se requirío reponer el testículo en el escroto.[2]

En diciembre de 2013, un exmarine mató a su padrastro tras hacerle un calzón chino atómico. Fue condenado a 30 años de prisión por el crimen.[3]

En la cultura popular[editar]

Referencias[editar]

  1. 1
  2. «Emergency operation after school prank - Local stories». Yorkshire Post. 2 de diciembre de 2004. Consultado el 1 de agosto de 2012. 
  3. Richards, Chris. «Man jailed for killing stepdad with atomic wedgie». mirror. Consultado el 30 de enero de 2016. 
  4. [1]

Enlaces externos[editar]