Brassica oleracea var. botrytis (coliflor)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Coliflor
Bloemkool.jpg
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Brassicales
Familia: Brassicaceae
Género: Brassica
Especie: B. oleracea
Subespecie: Brassica oleracea var. botrytis
Coliflor
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 27 kcal 113 kJ
Carbohidratos 6.2 g
 • Azúcares 2.6 g
 • Fibra alimentaria 3.6 g
Grasas 0.1 g
Proteínas 1.7 g
Tiamina (vit. B1) 0.05 mg (4%)
Riboflavina (vit. B2) 0.02 mg (1%)
Niacina (vit. B3) 0.4 mg (3%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.165 mg (3%)
Vitamina B6 0.15 mg (12%)
Vitamina C 62 mg (103%)
Vitamina E 0.48 mg (3%)
Calcio 24 mg (2%)
Hierro 0.4 mg (3%)
Magnesio 19 mg (5%)
Manganeso 0.139 mg (7%)
Fósforo 46 mg (7%)
Potasio 350 mg (7%)
Sodio 20 mg (1%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
Fuente: Coliflor en la base de datos de nutrientes de USDA.
Coliflores blancas.

La coliflor es una variedad de la especie Brassica oleracea, en el grupo de cultivares Botrytis de la familia Brassicaceae.

Se trata de una planta anual que se reproduce por semillas y que encuentra en su mejor momento entre los meses de septiembre y enero en el hemisferio norte, aunque se puede disponer de ella durante todo el año. Contiene muchos elementos fitoquímicos, algunos de los cuales, como los compuestos azufrados, sobre todo el dimetilsulfuro y el trimetilsulfuro, desprenden un fuerte olor durante su cocción.[1]

La planta está compuesta por una cabeza blanca, (si tiene manchas marronáceas, inflorescencias separadas o partes blandas en la masa, significa que está vieja) denominada masa o pella, que es habitualmente la parte empleada para su consumo, rodeada de gruesas hojas verdes que si bien son comestibles, habitualmente se descartan.[2]​ Corresponde al meristemo floral hipertrofiado y carnoso. Su tamaño puede alcanzar los 30 cm de diámetro y puede llegar a pesar más de 2 kg. El color de la masa puede ser blanco amarillento, verde o violeta según la variedad cultivada. Tiene un sabor suave y, en ocasiones, ligeramente dulzón.

Esta variedad está emparentada con el brécol o brócoli y tiene cierto parecido con el, aunque la cabeza de este es verde.

Su principal componente es el agua y es un alimento de escaso aporte calórico ya que presenta un bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Sin embargo se la considera una buena fuente de fibra dietética, vitamina C, vitamina B6, ácido fólico, vitamina B5, así como pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B, (como la B1, B2 y B3) y minerales (sobre todo potasio y fósforo).

Tiene propiedades diuréticas, debido a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio. El consumo de esta verdura favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo y resulta beneficiosa en caso de hipertensión, retención de líquidos y oliguria (producción escasa de orina). El aumento de la producción de orina permite eliminar, además de líquidos, sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea, etc. Por ello se recomienda también a quienes padecen hiperuricemia y gota y a las personas con tendencia a desarrollar cálculos renales.

Uno de los principales inconvenientes de su ingesta es que provoca flatulencia. A pesar de sus múltiples beneficios para la salud, hay que tener en cuenta que para determinadas personas tiene efectos indeseables. La fibra y los abundantes compuestos de azufre en su composición son las sustancias responsables de la flatulencia y la dificultad para su digestión. Sin embargo, la coliflor se digiere mejor que el resto de las coles, por lo que su consumo no ha de estar necesariamente restringido en aquellas personas con trastornos digestivos como gastritis, úlcera o digestiones difíciles. Además, resulta más suave si se cuece con comino o hinojo. También sirve de ayuda una infusión de manzanilla con anís verde o de hierbabuena como postre.

Puede prepararse al vapor, asada, frita, estofada, hervida o gratinada. Puede servirse como acompañamiento de otros platos, como legumbres o arroz, o como ingrediente básico en una saludable menestra de verduras. También se puede usar como acompañante de algunos pescados, como el bacalao, o incluso puede formar parte de tortilla.

Horticultura[editar]

Híbridos naranjas y morados de coliflor

El cultivo de la coliflor es relativamente difícil en comparación con el de la col, con problemas comunes como una cabeza poco desarrollada.[3]

Condiciones climáticas[editar]

Las condiciones climáticas son un factor limitante para la producción de coliflor. Esta planta crece mejor a temperaturas diurnas moderadas de 21-29 °C (70-85 °F), con abundante sol y condiciones de suelo húmedo con alto contenido en materia orgánica y suelos arenosos.[4]​ La madurez más temprana posible para la coliflor es de 7 a 12 semanas desde el trasplante.[3]​ En el hemisferio norte, las plantaciones de temporada de otoño en julio pueden permitir la cosecha antes de las heladas de otoño.[4]

Los largos periodos de exposición al sol en verano pueden provocar la decoloración de las cabezas de coliflor apareiendoun tono rojo púrpura.[4]

Siembra y trasplante[editar]

Las coliflores transplantables pueden producirse en contenedores como pisos, semilleros o campos. En un suelo suelto, bien drenado y fértil, las plántulas de campo se plantan a poca profundidad 1 cm (1⁄2 in) y se espacian con un espacio amplio - unas 12 plantas por cada 30 cm (1 ft).[1] Las temperaturas ideales de crecimiento son de unos 18 °C (65 °F) cuando las plántulas tienen entre 25 y 35 días.[4]​ Las aplicaciones de fertilizante a las plántulas en desarrollo comienzan cuando aparecen las hojas, normalmente con una solución iniciadora semanal.

El trasplante al campo suele comenzar a finales de la primavera y puede prolongarse hasta mediados del verano. La distancia entre hileras es de unos 38-46 cm (15-18 pulgadas). Un crecimiento vegetativo rápido tras el trasplante puede beneficiarse de procedimientos como evitar las heladas primaverales, utilizar soluciones iniciadoras ricas en fósforo, regar semanalmente y aplicar fertilizantes.[4]

Trastornos, plagas y enfermedades[editar]

Los trastornos más importantes que afectan a la calidad de la coliflor son el tallo hueco, el retraso en el crecimiento de la cabeza o el abotonamiento, la formación de hongos, el oscurecimiento y la quemadura de la punta de las hojas.[4]​ Entre las principales plagas que afectan a la coliflor se encuentran los pulgones, los gusanos de la raíz, los gusanos cortadores, las polillas y los escarabajos pulga.[3]​ La planta es susceptible a la podredumbre negra, la pata negra, la raíz club, la mancha negra de la hoja y el mildiú velloso.[4]

Polinización[editar]

Muchas especies de moscardones, incluida Calliphora vomitoria, son polinizadores conocidos de la coliflor.[5]

Cosechado[editar]

Cuando la coliflor está madura, las cabezas son de color blanco claro, compactas y de 15-20 cm (6-8 pulgadas) de diámetro, y deben enfriarse poco después de la cosecha.[4]​ Para una conservación óptima, puede ser necesaria la refrigeración por aire forzado para eliminar el calor del campo durante las épocas calurosas. El almacenamiento a corto plazo es posible utilizando condiciones de almacenamiento frescas y de alta humedad.[4]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. «Coliflor» Eroski Consumer. Consultado el 23 de enero de 2016.
  2. «Why You Shouldn’t Throw Away Cauliflower Leaves» Kitchn. Consultado el 1 de enero de 2019.
  3. a b c «Cabbage, Broccoli, Cauliflower, and Other Brassica Crops». Center for Agriculture, Food and the Environment, College of Natural Sciences, University of Massachusetts at Amherst, USA. 14 January 2013. Consultado el 26 February 2017. 
  4. a b c d e f g h i Vincent A. Fritz; Carl J. Rosen; Michelle A. Grabowski; William D. Hutchison; Roger L. Becker; Cindy Tong; Jerry A. Wright; Terry T. Nennich (2017). «Growing broccoli, cabbage and cauliflower in Minnesota». University of Minnesota Extension, Garden – Growing Vegetables. Archivado desde el original el 27 February 2017. Consultado el 26 February 2017. 
  5. Wolf, Jan M. Van Der; Zouwen, Patricia S. Van Der (2010). «Colonization of Cauliflower Blossom (Brassica oleracea) by Xanthomonas campestris pv. campestris, via Flies (Calliphora vomitoria), Can Result in Seed Infestation». Journal of Phytopathology (en inglés) 158 (11–12): 726-732. ISSN 1439-0434. doi:10.1111/j.1439-0434.2010.01690.x. 

Enlaces externos[editar]