Boeing YAL-1

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
YAL-1 Airborne Laser
YAL-1A Airborne Laser unstowed.jpg
Avión YAL-1A en vuelo.
Tipo Sistema de armas láser aerotransportado (ABL)
Fabricante Bandera de Estados Unidos Boeing
Primer vuelo 18 de julio de 2002
Estado Cancelado
Usuario Bandera de Estados Unidos Fuerza Aérea de los Estados Unidos
Desarrollo del Boeing 747-400F
Impresión artística del YAL-1.
Sección delantera del YAL-1.

El Boeing YAL-1 Airborne Laser o ABL (en español: Láser Aerotransportado) fue un sistema de armas que empleaba un láser químico de yodo oxigenado (en inglés: chemical oxygen iodine laser, (COIL)) instalado a bordo de un Boeing 747-400F cuyo fuselaje se ha modificado para la instalación del sistema. Fue concebido para eliminar misiles balísticos (TBM) similares a los Scud, mientras están en la fase de propulsión. El láser ha sido probado en vuelo, a pesar de que todavía no se ha apuntado ni derribado ningún blanco.[1]​ El Láser Aerotransportado fue designado como YAL-1A recientemente por el Departamento de Defensa.[2]​ El láser ya había sido probado anteriormente en un Boeing NKC-135A, que derribó con éxito varios misiles en los años 1980. Se conocía como Laboratorio de Láser Aerotransportado y se convirtió en un banco de pruebas para el desarrollo del ABL.[3]

El programa de laser de defensa antimisil aerotransportado comenzó en 1996, liderado por la Fuerza Aérea. En 2001 pasó a ser responsabilidad de la Agencia de Defensa de misiles. La guerra del Golfo de 1991 y el empleo de midiles Scud hizo que EE.UU. se interesara en un proyecto que parecía muerto con el fin de la Guerra Fria. Se preveía contar con siete ABL-747 que serían asignadas a dos teatros de combate distintos (Irán y Corea del Norte eran entonces las amenazas). Las aeronaves se esperaba entraran en servicio en 2008, pero luego el desarrollo sería más lento y costoso de lo previsto.

En 2002 se modificó un Boeing 747-400F y en 2004 se logró la primera entrada en funcionamiento del prototipo del sistema durante las pruebas en tierra y se realizó el primer vuelo del avión con los sistemas de gestión de combate y control de disparo. En 2005 se completó la demostración del rendimiento de los sistemas de gestión de combate y control de disparo y se realizaron pruebas en tierra de disparo de rayo láser de alta energía con potencia y duración adecuadas para simular un escenario de combate real. En 2006 se completaron las modificaciones al avión, incorporando los componentes principales del sistema de bobina e iluminadores láser para rastrear misiles. El equipo completó las pruebas en tierra relacionadas con toda la secuencia de interceptación. En 2007 el avión simuló todas las operaciones necesarias para la detección y derribo de un misil balístico. En 2008 se completó la instalación del láser a bordo del avión y comenzaron las pruebas de fuego en tierra. En abril de 2009, el avión comenzó las pruebas de vuelo con todo el sistema de armas integrado a bordo. Ese mismo mes el Secretario de Defensa Robert Gates recomendó la cancelación del segundo avión y decidió que el programa debería volver a la fase de investigación y desarrollo debido a sus altos costos futuros y problemas tecnológicos inherentes a los láseres de yoduro químico. El 6 de junio de 2009 se realuzó una prueba de interceptación de lanzamiento frente a la costa de California, primera fase de un programa que se esperaba completar en 2013. El 11 de febrero de 2010, el Airborne Laser Testbed (ALTB) destruyó un misil balístico en vuelo por primera vez, demostrando la viabilidad del programa. El Secretario de Defensa sin embargó seguía creyendo que el programa no podía ser operativo ya que los analistas indicaban que se necesitaba un láser 20 o 30 veces más potente que el láser químico del YAL-1 para disparar desde una distancia razonable con opciones de éxito. Además las estimaciones indicaban que para ser realmente operativa la defensa antimisil requeriría de un mínimo de entre diez a veinte aviones. Con un precio individual de 1.500 millones de dólares y un costo operativo de 100 millones por año y avión los militares no se sentían ya atraídos. El programa era casi tan caro como el del avión F-22. En diciembre de 2011 el proyecto fue cancelado por sus resultados insuficientes. La defensa antimisil pasó a ser liderada por la Armada y su programa de misiles antiaéreos.[4]​ En febrero de 2011 el avión fue destinado a la Davis–Monthan, para ser almacenado en el 309º Grupo de Mantenimiento y Regeneración Aeroespacial (AMARG). En 2014 fue oficialmente retirado después de que se desguazara para aprovechar todas las partes utilizables.

En 2013 se declaró que el concepto YAL-1 había sido sustituido por defensas antimisiles láser montados en vehículos aéreos de combate no tripulados de gran altitud. Irónicamente la idea de empleo del laser sigue viva, pero para plataformas navales y terrestres. Esta vez se trata de derribar misiles en su fase terminal, no cuando inician el ascenso.

Véase también[editar]

Desarrollos relacionados

Aeronaves similares

Secuencias de designación

  • Secuencia Numérica (interna de Boeing): ← 733 - 737 - 739 - 747 - 757 - 767 - 777
  • Secuencia AL-_ (Láser aerotransportado estadounidense): YAL-1
  • Secuencia C-_ (Aviones de Carga estadounidenses, 1962-presente): ← C-32 - C-33 - C-35 - C-36 - C-37A/B - C-38 - C-40

Listas relacionadas

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]