Bloqueo (estrategia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Un ejemplo de bloqueo sería el mostrado arriba: El Bloqueo de Tolón, realizado en 1813 en las Guerras napoleónicas

Un bloqueo es cualquier esfuerzo para evitar que suministros, tropas, información o ayuda alcancen una fuerza de oposición. Los bloqueos son la piedra angular de toda campaña militar y una opción valiosa en las guerras económicas contra una nación contraria.

Los bloqueos pueden tomar forma de diversas maneras, desde el ejercido por una simple guarnición de tropas a lo largo de una carretera principal hasta la utilización de docenas o cientos de tropas de tierra para resguardar un puerto, denegando su uso al enemigo, e incluso cortar e interrumpir emisiones de radio o televisión. Como operación militar, los bloqueos han sido decisivos en la resolución de muchas guerras.

Planificación[editar]

Los bloqueos se planifican de acuerdo con cuatro reglas generales:

  • El valor del objetivo para bloquear
  • La potencia del bloqueo es igual o mayor que la fuerza de oposición
  • Disposición del terreno para ayudar al bloqueo
  • Previsión de fuerzas para mantener el bloqueo

En primer lugar, el valor del objetivo para ser bloqueado debe justificar la necesidad del bloqueo. Por ejemplo, durante la crisis de los misiles cubanos, los objetivos bloqueables (o puestos en cuarentena, si se usa el término más legal y políticamente neutral utilizado por el presidente Kennedy) fueron misiles de medio alcance, capaces de portar armamento nuclear, algo vetado para Cuba. La necesidad del bloqueo era alta por el valor de los misiles como arma militar contra los Estados Unidos.

En segundo lugar, la fuerza del bloqueo debe ser igual o superior en potencia a la de la oposición. El bloqueo solo es exitoso si se impide al objetivo contactar con su proveedor. En el ejemplo cubano, los Estados Unidos pusieron en el mar un número importante de buques de guerra para inspeccionar y bloquear las aguas alrededor de Cuba. Este golpe de efecto demostró que las fuerzas navales de los Estados Unidos eran mucho más numerosas en el área que las de la Unión Soviética.

En tercer lugar, en el caso de bloqueos de tierra, es preciso elegir zonas conocidas. El saber por dónde van a viajar las fuerzas puede ayudar al bloqueador a la hora de escoger el territorio para ayudarlas. Por ejemplo, forzar a una guarnición a dirigirse por un paso estrecho de montaña para forzar un cuello de botella frente la fuerza enemiga.

En cuarto lugar, tener una fuerza sostenible para que el bloqueo pueda mantenerse durante un tiempo. El éxito de un bloqueo está basado casi enteramente sobre la esperanza de la gente que lo sostiene. El bloqueo cubano es un ejemplo de mantenimiento sostenido de fuerza para bloquear los misiles de alcance cubano a pesar del riesgo de una guerra nuclear de carácter mundial.

Tipos[editar]

  • Bloqueo naval: esfuerzo en el mar, para prevenir que suministros sean llevados al enemigo.
  • Asedio.
  • Interrupción de comunicaciones.

Historia[editar]

Aunque los bloqueos navales primitivos se habían utilizado durante milenios, los primeros intentos de establecer un bloqueo naval completo fueron realizados por la Marina Real Británica durante la Guerra de los Siete Años (1754-1763) contra Francia.[1]​ Tras la victoria naval británica en la bahía de Quiberon, que puso fin a cualquier amenaza inmediata de una invasión importante de Gran Bretaña,[2]​ Gran Bretaña estableció un estrecho bloqueo en la costa francesa. Esto privó a los puertos franceses de comercio, debilitando la economía de Francia. El almirante Edward Hawke tomó el mando de la flota de bloqueo frente a Brest y extendió el bloqueo para cubrir toda la costa atlántica francesa desde Dunkerque hasta Burdeos, y también hasta Marsella en la costa mediterránea de Francia.[3]

La importancia estratégica del bloqueo se puso de manifiesto durante las guerras revolucionarias francesas y las guerras napoleónicas, cuando la Royal Navy bloqueó con éxito a Francia, provocando importantes trastornos económicos. El bloqueo de los puertos del sur por parte de la Unión fue un factor importante en la Guerra Civil estadounidense. Durante la Primera Guerra Mundial, los Aliados bloquearon a las Potencias Centrales, privándolas de alimentos y otros materiales estratégicos. El intento de bloqueo por parte de los submarinos alemanes provocó cierta escasez en Gran Bretaña, pero finalmente fracasó. Este resultado se repitió en la Segunda Guerra Mundial.

Los pensadores de la estrategia naval, como Sir Julian Corbett y Alfred Thayer Mahan, escribieron que los conflictos navales se ganaban principalmente con batallas decisivas, pero también con el bloqueo.[4]

Bloqueos históricos[editar]

Referencias[editar]

  1. Richard Harding (2002). Seapower and Naval Warfare, 1650–1830. Routledge. Consultado el 7 de febrero de 2013. 
  2. Anderson p.381-83
  3. Corbett p.86
  4. Vego, Dr. Milan (2009). Naval Classical Thinkers and Operational Art. Naval War College. p. 4. Archivado desde el original el 31 de enero de 2017. Consultado el 12 de diciembre de 2016. 
  5. «ORDEN EJECUTIVA BLOQUEO DE BIENES DEL GOBIERNO DE VENEZUELA». Embajada de los Estados Unidos. 5 de agosto de 2019. Consultado el 12-11-2023. «contiene 10 artículos ». 

Véase también[editar]