Bloqueo de Berlín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Berlineses observan como un C-54 aterriza en el aeropuerto Tempelhof de Berlín en 1948.

El bloqueo de Berlín fue un conocido evento ocurrido durante la Guerra Fría. Fue impuesto por la Unión Soviética a la zona oeste de Berlín, en ese entonces controlada por las fuerzas aliadas occidentales (Estados Unidos, Francia y el Reino Unido), como respuesta a la reforma monetaria impuesta por estos países. Los aliados occidentales decidieron aprovisionar la ciudad con un puente aéreo, que duró once meses, hasta que la Unión Soviética abandonó el bloqueo el 12 de mayo de 1949.

El problema de las fronteras alemanas[editar]

Zonas de ocupación.

A fines de 1943, cuando ya era evidente que la Alemania nazi perdería la guerra, se celebró la Conferencia de Teherán entre los aliados para discutir el problema del destino de Alemania. Ya entonces se decidió la expulsión de las poblaciones alemanas de los Sudetes (Checoslovaquia) y Silesia (Polonia). Stalin propuso trazar la nueva frontera polaca en las orillas de los ríos Oder y Neisse. Esa propuesta no fue oficialmente aceptada por los aliados occidentales, quienes temieron una expansión de la influencia soviética hacia Europa Central, pero fue la que quedó establecida de hecho. Nuevos intentos de discutir el tema en la Conferencia de Yalta (1945) e incluso en la Conferencia de Potsdam, después de la capitulación en 1945, resultaron infructuosos. Solo en 1990, tras la reunificación alemana, se aceptaron oficialmente los actuales límites orientales.[1]

Las fronteras propuestas por Stalin se aceptaron de modo oficioso con una condición: los Estados alemanes ocupados por las tropas soviéticas debían asumir, completamente, el pago de las compensaciones por la destrucción que la Wehrmacht (ejército alemán) había dejado a su paso en las invasiones hacia el este. Era una carga enorme, habida cuenta, por un lado, que el corazón productivo alemán se concentraba entonces en las regiones ocupadas por las tropas occidentales, y por otro, que los mayores daños causados por la guerra estaban en el este europeo.

El este alemán estaba ocupado por tropas soviéticas, situadas en las regiones de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Brandeburgo y partes de Sajonia y de Sajonia-Anhalt. La ciudad de Berlín, enclavada en medio del actual estado (Land) de Brandeburgo, se hallaba en esta zona soviética. Sin embargo, en Berlín había tropas de los otros tres ejércitos aliados, que habían llegado ahí de acuerdo a los pactos celebrados en la Conferencia de Yalta (1945). Stalin intentó expulsar de diversos modos a las tropas de los aliados occidentales, pero la posición estratégica de esa ciudad era demasiado apetecible para las otras potencias, que no cedieron y prosiguieron manteniendo tropas allí. Finalmente los soviéticos aceptaron, a fines de 1945, la existencia de zonas de ocupación francesa, inglesa y estadounidense a cambio de ocupar ellos el estado de Turingia y parte del estado de Sajonia, ocupados hasta entonces por tropas estadounidenses. A pesar de estar enclavada Berlín en la zona soviética y de requerir, por tanto, rutas de tránsito a través de la zona soviética para comunicar las tres zonas de ocupación occidentales de Berlín con las correspondientes tres zonas de ocupación occidentales de Alemania, los aliados occidentales dieron por supuesto el acceso y, por tanto, en las negociaciones con los soviéticos esta cuestión nunca fue planteada, únicamente se trató en la Comisión de Control Aliado, el 30 de noviembre de 1945, el establecimiento de tres corredores aéreos entre Berlín y Fráncfort del Meno, Hamburgo y Bückeburg.[2]

Razones del bloqueo de 1948[editar]

El 16 de junio de 1948, las administraciones ocupantes angloestadounidenses, que formaban la Bizona, y la administración francesa anunciaron que para el día 21 de junio se llevaría a cabo una reforma monetaria en la que el devaluado Reichsmark se cambiaría por el Deutsche Mark para estabilizar así la economía alemana occidental. Reanimada en parte por las inversiones del Plan Marshall, la economía alemana occidental estaba en condiciones de independizarse de su deprimida contraparte oriental, que debía pagar la pesada carga de la reconstrucción de Europa Oriental. El cambio de moneda impediría así el intercambio comercial entre los estados del oeste y del este, que hasta entonces habían venido manteniendo un comercio bastante informal, vital para las zonas del este. La URSS rehusó que su zona de ocupación utilizara la moneda impuesta por las potencias occidentales, en tanto ello privilegiaría la situación económica de las zonas occidentales, sujetas a reactivación económica y estaba libre de la imposición de «indemnizaciones de guerra» que gravaba casi toda la economía de la zona oriental.

Como contramedida, el 18 de marzo las autoridades soviéticas comenzaron a detener el tráfico rodado y de ferrocarril de acceso a las zonas de Berlín Occidental para evitar la fuga de Reichsmarks hacia esas zonas. El día 23, la autoridad soviética anunció su propia reforma monetaria para su zona de ocupación con la introducción del Ostmark, moneda que se iba a extender a todas las zonas de Berlín. Los poderes occidentales protestaron por la sobreextensión de la autoridad soviética por lo que extendieron su Deutsche Mark a sus zonas en occidente, aunque reconocieron la circulación de los marcos del este. Por la tarde de ese mismo día 24, las autoridades soviéticas establecieron un bloqueo total por carreteras, ferrocarriles y ríos, y de la energía; aunque oficialmente la clausura de esas rutas se adjudicaron a razones técnicas,[3] [4] el propósito era que las potencias occidentales abandonaran las zonas occidentales de Berlín.[5] Se ordenó a las tropas soviéticas cerrar el paso a especuladores con el control de mercancías y pasajeros de todos los accesos terrestres a Berlín Occidental. Los soviéticos pidieron que se les encargara de todo el abastecimiento de la zona occidental, a los que las tropas de ocupación occidentales se negaron. La población de Berlín Occidental comprendía unos dos millones de habitantes, y no podía sobrevivir mucho tiempo sin comestibles, carbón y otros bienes de importación. Pronto habrían tenido que rendirse, aceptando registrarse en la administración de racionamiento de Berlín Oriental y consintiendo así, tácitamente, en formar parte de la zona socialista de Alemania.[6] [7] [8] [9] [10]

El puente aéreo[editar]

Bloqueo de Berlín: Civiles alemanes observan aviones estadounidenses arribando al aeropuerto de Tempelhof

La primera idea de los aliados occidentales consistió en llevar los bienes necesarios por un convoy armado a Berlín, pero el plan no se ejecutó puesto que tales actividades hubiesen podido provocar un conflicto con la URSS. En su lugar, el comando aéreo de Estados Unidos decidió abastecer la ciudad por vía aérea a través de los corredores aéreos ya establecidos. El puente aéreo de Berlín (en alemán: Berliner Luftbrücke) se inició el 25 de junio de 1948, con el aterrizaje del primer avión de carga C-47 en el aeropuerto Tempelhof, en Berlín.[11]

Fue un proyecto realizado por las Fuerza Aérea de los Estados Unidos, la Real Fuerza Aérea, la Real Fuerza Aérea Canadiense, la Real Fuerza Aérea Australiana, la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda y la Fuerza Aérea Sudafricana.[11] El plan era arriesgado porque unas cuatro mil toneladas de suministros al día parecían imposible mediante vía aérea, pero el número de aviones implicados en el puente aéreo creció constantemente. Los estadounidenses fueron asistidos por el resto de sus aliados, pues también aviones británicos y franceses asumieron algunas misiones de vuelo. Por año, fueron 200 000 vuelos, con 4700 t diarias.[12]

Los primeros resultados de julio y agosto fueron decepcionantes, pero poco después los aliados occidentales establecieron un sistema de desembarque, mantenimiento de aviones y mejoramiento de pistas de aterrizaje en colaboración con los berlineses del oeste, por lo cual en septiembre de 1948 el puente aéreo resultó plenamente eficiente, suministrando adecuadamente con alimentos, combustible, productos de consumo, e inclusive maquinaria pesada (dividida en piezas), a la población de Berlín Occidental.

Carta con los corredores aéreos que podían llegar a Berlín.

Al cabo de unos meses, Berlín recibía unos novecientos vuelos cada día que la abastecían con más de nueve mil toneladas diarias de bienes. La propaganda estadounidense mostró así que el bloqueo impuesto por la URSS resultaba inútil; por su parte, la propaganda soviética afrontaba dificultades para explicar que EE. UU. y sus aliados pudieran suministrar a Berlín Occidental con toda clase de productos, inclusive de una manera más eficiente que la empleada por el régimen soviético en Berlín Oriental.

El invierno boreal que empezó en noviembre de 1948 causó serias dificultades al suministro, y en diciembre aumentaron los problemas para continuar los vuelos. La URSS consideró que la llegada del invierno mostraba la imposibilidad de sostener el puente aéreo todos los meses del año, pero la situación cambió en enero. Para sorpresa de ambos bandos, el frío permitió vuelos en cantidad suficiente desde los primeros días de 1949, motivando inclusive migraciones de berlineses orientales, deseosos de beneficiarse de la administración del lado occidental.

La Unión Soviética no intervino para impedir el bloqueo por razones militares. Sin embargo, algunos accidentes provocaron sesenta y cinco muertes entre los pilotos y la población. Para abril de 1949, el mando militar aéreo estadounidese planificó una gran exhibición de propaganda para elevar la moral de Berlín Occidental y, en el Domingo de Resurrección, logró suministrar casi 13 000 toneladas de carbón durante 48 horas seguidas a Berlín Occidental, en un golpe impactante de propaganda estadounidense.

Mientras tanto, en los días previos y posteriores al «gran vuelo de Pascua», los aviones estadounidenses habían arrojado sobre Berlín Occidental cajas con chocolates y caramelos destinados a los niños de la ciudad mediante aviones C-47, que la población berlinesa apodó Rosinenbomber (‘bombardeos de pasas’). Estos productos alimenticios eran muy escasos en las dos zonas de Berlín, y la propaganda soviética nuevamente tuvo dificultades para sostener ante los berlineses orientales el prestigio de la URSS ante la exhibición de abundancia y eficiencia que hacía la aviación estadounidense.

Fin del bloqueo[editar]

El puente aéreo estaba cercano a cumplir casi un año, periodo en el cual había supuesto también un gran esfuerzo financiero a los aliados occidentales, que esperaban urgentemente una ocasión para ponerle fin, aunque el gobierno soviético mantenía cortadas las comunicaciones terrestres con Berlín.

Mientras tanto el gobierno de la Unión Soviética podía apreciar que el bloqueo no llevaba a los resultados esperados, pues la población de Berlín Occidental mostraba ahora más adhesión que nunca a los EE. UU. y sus aliados,[13] mientras la URSS y su régimen se hacían muy impopulares. Para colmo, el hecho de que los estadounidenses y británicos hubieran sostenido el suministro de modo exitoso durante tantos meses era un triunfo de la propaganda «pro-occidental» inclusive entre los alemanes de Berlín Oriental, que disfrutaban de un menor nivel de vida que sus vecinos occidentales pese a no ser víctimas del bloqueo. El propio éxito del puente aéreo se tornó así en una humillación para la propaganda soviética, por lo cual el régimen de Stalin ordenó levantarlo unilateralmente el 12 de mayo de 1949.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Miller, 2000, p. 4
  2. Wilke, Manfred (2014). The Path to the Berlin Wall: Critical Stages in the History of Divided Germany (en inglés). Berghahn Books. p. 39. ISBN 9781782382898. 
  3. Redding, Kimberly Ann (2004). Growing Up in Hitler's Shadow: Remembering Youth in Postwar Berlin (en inglés). Greenwood Publishing Group. p. 82. ISBN 9780275979614. 
  4. Brown, Brendan (2013). The Flight of International Capital: A Contemporary History (en inglés). Routledge. p. 212. ISBN 9781136103001. 
  5. Weber, Jürgen (1 de enero de 2004). Germany, 1945-1990: A Parallel History (en inglés). Central European University Press. p. 26. ISBN 9789639241701. 
  6. Journey Across Berlin (1961). Universal Newsreel. 1957. Consultado el 22 de febrero de 2012. 
  7. Air Force Story, The – Cold War, 1948–1950 (1953). Universal Newsreel. 1953. Consultado el 22 de febrero de 2012. 
  8. Dockrill, Michael. The cold war 1945 - 1963 . EUA. Humanity Press Internat ional, Inc, 1988. Humanities Press International Inc.,U.S., 1988. 1988. Consultado el 27 de octubre de 2015. 
  9. Bloqueo de Berlín por parte de la Unión Soviética.Consejo de Seguridad Histórico. [[1]]. 2013. Consultado el 27 de octubre de 2015. 
  10. David Williamson. “Berlin: The Flash-Point of the Cold War, 1948-1989.". History Today. 2003. Consultado el 27 de octubre de 2015. 
  11. a b «5 – National Security» (pdf). South Africa: a country study. Federal Research Division, Library of Congress. 1997. ISBN 0-8444-0796-8. 
  12. Nash, Gary B. "The Next Steps: The Marshall Plan, NATO, and NSC-68." The American People: Creating a Nation and a Society. New York: Pearson Longman, 2008, pp. 828.
  13. Wilke, Manfred (2014). The Path to the Berlin Wall: Critical Stages in the History of Divided Germany (en inglés). Berghahn Books. p. 131. ISBN 9781782382898. 

Bibliografía adicional[editar]

  • Giangreco, D. M., y Robert E. Griffin (1988). Airbridge to Berlin: The Berlin Crisis of 1948, Its Origins and Aftermath. Presidio Press. ISBN 0-89141-329-4. 
  • Launius, Roger D., y Coy F. Cross (1989). MAC and the Legacy of the Berlin Airlift. Scott Air Force Base IL: Office of History, Military Airlift Command. OCLC 21306003. 
  • Lucas, F. L. (1960). «A Glimpse of History: Berlin of the Air-Lift, 1948, two Manchester Guardian articles (19/10/48 and 20/10/48), enlarged in». The Greatest Problem, and Other Essays (Nueva York: Macmillan & Co.). 
  • Nash, Gary B., Julie Roy Jeffrey, John R. Howe y Peter J. Frederick (2007). The American People Creating a Nation and a Society (6.ª edición). Nueva York: Longman. ISBN 978-0-205-56843-7. 

Enlaces externos[editar]

  • «The Berlin Airlift». American Experience. Consultado el 5 de marzo de 2007.  – Sitio web con antecedentes e historia del bloqueo, en inglés