Barcos vikingos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El barco de Gokstad, un karvi de 23 x 5 m[1]​ construido en 890 y descubierto en 1880.[2]​ Se ven las tablas solapadas del casco trincado. Museo de Barcos Vikingos (Oslo).
El Viking es una réplica del barco de Gokstad. Cruzó el océano Atlántico desde Bergen, Noruega, hasta Newfoundland, Canadá, un trayecto que tardó 26 días,[3]​ para asistir a la Exposición Universal de Chicago (1893). El viaje de 4800 mi (7724,9 km) duró dos meses en total.[2]

Existían, básicamente, dos tipos de barco vikingo.[4]​ Por una parte, los barcos de guerra (langskib en danés, langskip en noruego y långskepp en sueco: literalmente 'barco largo')[a]​ y, por otra parte, los barcos mercantes, hafskip ('barco de mar o océano'[5]​), típicamente los knarr (o knörr),[6]​ que no eran tan largos y cuya principal diferencia era que, además de ser más anchos en el centro para mejor transportar mercancías o animales, eran fundalmentalmente barcos de vela con tripulaciones más reducidas que los barcos de guerra.[7]​ Ambos tipos eran de casco trincado, con mástil abatible, ligeros y de poco calado,[8]​ con un timón de espadilla que solo sobresalía un metro bajo la quilla,[9]​ y que les dio a los vikingos una gran ventaja táctica respecto a su velocidad y maniobrabilidad, permitiéndoles realizar incursiones rápidas en zonas costeras, incluso para varar en la playa, subir ríos poco profundos y franquear cataratas, mediante el sencillo método de sacar el barco del agua y hacerlo rodar sobre troncos de madera.[8]​ Así mismo, con simplemente arriar la vela y proseguir a remo, el barco vikingo podría acercarse rápidamente a las tierras a invadir —literalmente apareciendo por el horizonte— sin que sus víctimas se le detectara a tiempo desde sus atalayas, llegando antes de que sus víctimas pudieran preparar sus defensas. Del mismo modo, la forma estilizada de la embarcación, con poca diferencia entre proa y popa, junto con una única vela grande, le permitía una mayor velocidad y maniobrabilidad frente a los barcos grandes de su época, por lo que los vikingos podían alejarse fácilmente de sus eventuales perseguidores, incluso con el viento en calma, ya que en estos casos podrían hacer uso de los remos mientras los demás barcos dependían principalmente del viento para navegar. (No se ha tenido en cuenta que en esa época existía como barco de guerra las galeras que copiaban las embarcaciones romanas de guerra, si bien no podían ir hacia atrás sin girar)[10]

En todo caso, aunque las fuentes contemporáneas no solían precisar de qué tipo de embarcación se trataba y el término más frecuente es skip, que se refería a toda embarcación mayor y el término herskip para el barco de guerra,[11]​ en algunos casos en concreto, sí se hacían distinciones, como en el caso del escaldo Arnórr (1018-1072) cuando, en su relato Þórfinnsdrápa refiere al valiente ataque que realiza el jarl Thorfinn el Poderoso, con solo cinco snekkjur, contra los once skeidar del supuesto rey de los escoceses Karl Hundason.[12]​ Gran parte de lo que hoy se sabe de los barcos vikingos, su construcción y la forma de navegar en la época, se debe a la reconstrucción de los restos arqueológicos de barcos funerarios.

Aunque no existen indicios arqueológicos ni pictóricos al respecto, varias fuentes también mencionan la existencia de barcos vikingos con superestructuras, como las torres de los barcos de guerra grecorromanos.[13]​ También hay mención de barcos vikingos equipados con ariete, aunque tampoco se han encontrado muestras arqueológicas de este tipo.[14]

Ya varios siglos antes de lo que ahora se conoce como la Era Vikinga, el historiador romano Tacito, referiéndose a los suecos, comentó que sus naves «se diferenciaba mucho de las nuestras ya que tenían proas en cada extremo, lo cual les permitía alejarse del litoral sin necesidad de virar».[15]​ Así mismo, imágenes talladas en la piedra de las runas, datadas entre 1500 y 500 a. C., indican que esta forma de nave ya existía incluso mucho antes.[16]

La superioridad naval de los barcos vikingos, embarcaciones de escasa altura, acabó cuando se comenzaron a construir buques con cubiertas más altas,[8]​ como las cocas que serían desarrollados a partir del knarr vikingo y que fueron empleadas por la Liga Hanseática cuya expansión coincide con el declive de los vikingos.[17][18]

Evidentemente, los vikingos usaban también un gran número de embarcaciones menores, tanto de vela como de remo, destinadas para otras tareas, como la pesca,[19]​ o el ferju, de donde procede el ferry de nuestros días.[19]

Barcos de guerra[editar]

Se define como barco largo vikingo a una embarcación con un índice largo/ancho de 0.2 o menos, es decir, el largo de su casco es, como mínimo, cinco veces su ancho.[20]​ Había cinco tipos (en orden de mayor al menor): busse, drakkar (o dreki, plural drekar[21]​), skeid (plural, skeidar[22]​), snekke o snekkja (plural, snekkjur[23]​) y karve.

Según las sagas islandesas, los barcos largos tendrían entre trece y veintitrés pares de remos.[1]​ Aunque la réplica del barco de Gokstad (un karvi), el Viking, que realizó el viaje de Bergen a Nueva York contaba con una tripulación de doce personas,[24]​ se calcula que podría llevar hasta 70 personas.[25]

El barco vikingo más largo encontrado hasta la fecha, el llamado Roskilde 6, construido después de 1025 d. C. mide alrededor de 36 m de largo.[20]

El busse, que era tan grande que requería al menos dos hombres para cada remo, solo aparece hacia finales de la Era Vikinga, c. 998-1062.[26]​ Los busses más grandes citados en las sagas son el Ormen Lange de Olaf Tryggvason construido en 998, y que supuestamente medía 52 metros, él de Tore Hund (1025) y él de Harald Hardrake (1062).[26]

Existe cierta confusión acerca del término drakkar (dragones), ya que posiblemente eran simplemente skeid,[27]​ pero con más ornamentos propios de cada jefe,[6]​ como, por ejemplo, su mascarón de proa en forma de cabeza de dragón. Sin embargo, aunque muchas fuentes históricas mencionan estos diseños, aún no se han encontrado restos arqueológicos de estos mascarones.[28]​ Fueron diseñados tanto como barco de remo como de vela,[7]​ y podían transportar de 80[28]​ a más de cien hombres[7]​ (aunque lo típico eran de 50 a 60 hombres).[29]

El snekke,[30]​ (plural, snekkar) llamado así por su mascarón de proa en forma de serpiente,[3]​ era, normalmente, más pequeño que el skeid.[23][28]​ Fue probablemente el tipo de barco de guerra más utilizado, capaz de transportar unos 40 hombres.[28]​ Por otra parte, los snekkar daneses probablemente tenía menor calado que los de los noruegos e islandeses, que navegaban en los fiordos y en el mar abierto.[28]

Los karve estaban diseñados para ser usados tanto como barco de guerra como de mercancías, por lo que se parecían bastante a los knarr, aunque eran más pequeños que estos últimos.[1]

Barcos mercantes[editar]

Los barcos mercantes grandes, los havskip y, típicamente los knarr (versión moderna del término knörr; plural, knerrir[31]​), se dividen principalmente entre los ask y los karv (literalmente, 'barcaza').[32]​ Los karv eran más pequeños que los ask y de uso ambivalente, es decir, servían tanto como barco de guerra como de mercancías.[21]​ Así mismo, es probable que en los siglos IX y X no hubiera mucha diferencia entre un barco de guerra y un barco mercante, respecto a su forma y tamaño, por lo que es razonable pressumir que se trataba del mismo tipo de embarcación. En todo caso, era más corta y más ancha que los skejdar de los siglos X y XI, embarcaciones inequivocadamente diseñadas para uso militar.[33]​ Otro barco mercante, el byrding, más pequeña que el karv, con entre 10 a 15 pares de remos, fue usado normalmente para el transporte local, pero también era capaz de realizar el viaje desde Noruega a Islandia.[19][5]

Un ask mediano tendría 30 remos y una tripulación de 30-35.[32]​ Por otra parte, ask (æsc - fresno) podría referirse a la material de construcción de los barcos y en al menos dos fuentes contemporáneas se refieren a los vikingos como æscmenn o æschere, aunque estos términos podrían referirse también a la madera usada para sus lanzas o escudos.[34]

Construcción[editar]

Aunque los primeros barcos vikingos fueron construidos con madera de roble de la mejor calidad,[35]​ con el paso del tiempo y la consiguiente escasez de robles maduros, se empezaron a utilizar cada vez más otras maderas, sobre todo el pino y, en menor medida, el fresno. Se calcula que para construir el barco típico de 20 metros hacían falta once troncos de roble de cinco metros de largo y un metro de ancho, más un tronco de 18 metros de largo para la quilla.[35]​ Los tablones, típicamente de un grosor de 2.5 cm, se obtenían mediante el riving, según el cual, en lugar de usar sierras, se usaban cuñas para partir el tronco a lo largo de su veta, consiguiendo así un tablero más fuerte y, a la vez, más flexible y resistente, lo cual reduciría mucho la posibilidad de agrietarse o de deformarse como sería el caso de troncos cortados con sierra.[35]

Así mismo, algunos de los restos arquelógicos muestran que se reciclaban maderas de otros barcos para construir o reparar barcos. Por otra parte, a falta de árboles con maderas de suficiente calidad, en Islandia se recurría a la importación de madera desde la península escandinava o, en la mayoría de los casos, a la madera flotante para construir los barcos.[35]

Decorados[editar]

Detalle del barco de Oseberg, construido en 820,[36]​ que muestra el tallado en la proa y que da nombre al estilo Oseberg, considerada la primera etapa de los estilos de decoración zoomórfica vikinga. El barco mide 21.5 m x 5 m.[37]Museo de Barcos Vikingos (Oslo).

Los drakkar fueron llamados así por su mascarón de proa en forma de cabeza de dragón pero es probable que eran simplemente skeid con más ornamentos y propios de los jefes,[6]​ mientras los snekkar,[30]​ fueron llamados así por su mascarón de proa en forma de serpiente.[3]​ Los dragones aparecen ya en tallas en piedra en Escandinavia de los siglos I y II. Por otra parte, los mascarones se desmontaban antes de llegar a tierra para evitar que el espíritu guardián abondaonara el barco. Una muestra pictórica de esto se ve en el Tapiz de Bayeux, aunque es probable que no se trata de un relato contemporáneo ya que el tapiz solo se menciona por primera vez en 1476 en un inventario realizado en la catedral de Bayeux) en la cual se ve que la flota los lleva en alta mar, pero no cuando se acerca a las costas de Inglaterra.[38]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Las fuentes citadas muestran ligeras diferencias de terminología según su procencia. Por otra parte, muchas publicaciones en lengua inglesa han anglicanizado los términos nórdicos originales.

Referencias[editar]

  1. a b c Paine, Lincoln (en inglés). The Sea and Civilization: A Maritime History of the World. Atlantic Books Ltd, 2014. En Google Books. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  2. a b Smith, Gerry (en inglés). «Viking ship from 1893 Chicago world's fair begins much-needed voyage to restoration.» Chicago Tribune. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  3. a b c Velasco Laguna, Manuel. Breve historia de los vikingos, pp. 368-372. Ediciones Nowtilus S.L., 2012. En Google Books. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  4. Velasco Laguna, Manuel. Territorio vikingo, p. 16. Ediciones Nowtilus S.L., 2012. En Google Books. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  5. a b McCusker, John (en inglés). Essays in the Economic History of the Atlantic World, pp. 17-25. Routledge, 2005. En Google Books. Consultado el 7 de diciembre de 2017.
  6. a b c Sprague, 2007, p. 88.
  7. a b c Sprague, 2007, p. 89.
  8. a b c Fundación la Caixa. Vikingos, p. 79. ISBN 84-7664-3335-7
  9. San Juan Sánchez, Víctor. Breve historia de las batallas navales de la Edad Media. Ediciones Nowtilus S.L., 2017. En Google Books. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  10. Sprague, 2007, p. 91.
  11. Jensch, 20101, p. 120.
  12. Jensch, 20101, pp. 126-7.
  13. Hjardar, 2016, p. 146.
  14. Hjardar, 2016, pp. 144-5.
  15. Sprague, 2007, p. 118.
  16. Sprague, 2007, p. 104.
  17. Gould, Richard A. (en inglés). Archaeology and the Social History of Ships, pp. 185-207. Cambridge University Press, 2011. En Google Books. Consultado el 7 de diciembre de 2017.
  18. Hinkkanen, Merja-Liisa y David Kirby (en inglés). The Baltic and the North Seas, p. 91. Routledge, 2013. En Google Books. Consultado el 8 de diciembre de 2017.
  19. a b c Løset Jørn, Olav (en inglés). «Viking ship classes.» Viking ship classes. Consultado el 7 de diciembre de 2017.
  20. a b Bill, Jan. «The archaeological sources» (en inglés). Museo de Barcos Vikingos (Oslo). Consultado el 6 de diciembre de 2010. 
  21. a b Jensch, 20101, pp. 127-8.
  22. Jensch, 20101, p. 124.
  23. a b Jensch, 20101, p. 126.
  24. Paine, Lincoln (en inglés). Warships of the World to 1900, p. 62. Houghton Mifflin Harcourt, 2000. En Google Books. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  25. Chartrand, René; Keith Durham, Mark Harrison, Ian Heath (en inglés). The Vikings, p. 181. Bloomsbury Publishing, 2016. En Google Books. Consultado el 6 de diciembre de 2017.
  26. a b Hjardar, 2016, p. 143.
  27. Jensch, 20101, p. 127.
  28. a b c d e Dougherty, Martin J. (en inglés). Vikings: A History of the Norse People. Amber Books Ltd, 2014. En Google Books. Consultado el 13 de mayo de 2018.
  29. Sprague, 2007, p. 90.
  30. a b Sprague, 2007, pp. 88-9.
  31. Jensch, 20101, pp. 128.
  32. a b Hjardar, 2016, p. 142.
  33. Jensch, 20101, p. 132.
  34. Jensch, 20101, pp. 135-6.
  35. a b c d Short, William R. (en inglés). Icelanders in the Viking Age: The People of the Sagas, pp. 136-8, 149. McFarland, 2016. En Google Books. Consultado el 7 de diciembre de 2017.
  36. Løset Jørn, Olav (en inglés). «Osebergskipet - The Oseberg Ship, Norway.» Viking ship classes. Consultado el 7 de diciembre de 2017.
  37. Bischoff, Vibeke (en inglés). «New Oseberg ship, reconstruction of the hull form.» Museo de Barcos Vikingos (Oslo). Consultado el 7 de diciembre de 2017.
  38. Bartlett, W. B. (en inglés). King Cnut and the Viking Conquest of England 1016. Amberley Publishing Limited, 2016. En Google Books. Consultado el 7 de diciembre de 2017.

Bibliografía[editar]

  • Hjardar, Kim; Vegard, Vike (2016). Vikings at War (en inglés). Casemate (en Google Books). Consultado el 6 de diciembre de 2017.