Club Balonmano Valladolid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «BM Valladolid»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Club Balonmano Valladolid
Datos generales
Nombre completo Club Balonmano Valladolid
Apodo(s) Pucela
Fundación 3 de junio de 1991
Desaparición 2014
Presidente Bandera de España Óscar Simón
Entrenador Bandera de España Ignacio González
Instalaciones
Estadio Polideportivo Huerta del Rey,
Valladolid, España
Capacidad 3.502
Inauguración 1974
Uniforme
Kit left arm yellowshoulders.png
Kit body.svg
Kit right arm yellowshoulders.png
Kit shorts.svg


Titular
Kit left arm.svg
Kit body.svg
Kit right arm.svg
Kit shorts.svg


Alternativo
Última temporada
Liga Liga ASOBAL
(2013-14) 15º
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata]

El Club Balonmano Valladolid, conocido en el momento de su desaparición en el año 2014 como Cuatro Rayas Valladolid por motivos de patrocinio, fue un club de balonmano de la ciudad de Valladolid, España.

Tras su desaparición su hueco fue rellenado por el Club Deportivo Balonmano Atlético Valladolid, que comenzó a competir en la temporada 2014/15 en la División de Honor Plata y ascendió dos temporadas después a Liga Asobal.

Historia[editar]

Precedentes del balonmano de élite en Valladolid[editar]

Valladolid es una de las localidades con mayor tradición en la práctica del balonmano en España. Su práctica se arraigó en la ciudad en los años inmediatamente posteriores a la Guerra Civil Española, con éxitos desde el comienzo, pues el equipo del SEU de Valladolid fue el primer campeón del Campeonato de España de balonmano a once celebrado en 1942.[1]

Propiamente, el balonmano de élite en Valladolid tiene sus orígenes en 1975 con la creación del ACD Michelin. Este equipo nació en el seno de la factoría de la empresa Michelin en la ciudad como premio a sus trabajadores, que habían conquistado el campeonato provincial de balonmano. En 1991 Michelin dejó el patrocinio del equipo, por lo que el ACD Michelin desapareció.

Fundación y primeros años[editar]

La decisión de Michelin obligó a los aficionados al balonmano vallisoletanos a buscar una solución para la continuidad del balonmano de élite en la ciudad. El 3 de junio de 1991, José Carlos Muñoz, exentrenador del ACD Michelin en División de Honor, convocó una asamblea abierta en el Colegio de La Salle.[2] Los asistentes acordaron la fundación de un nuevo club, el Club Balonmano Valladolid, que tomara el testigo del extinto ACD Michelin con la aprobación de la Real Federación Española de Balonmano. Los socios fundadores realizaron aportaciones a fondo perdido de 10000 pesetas, lo que unido a una ayuda de la propia Michelin y de la Inmobiliaria Arcos como patrocinador principal, terminaron por recaudar un total de 45 000 000 de pesetas para el nuevo BM Arcos Valladolid, cuyo primer presidente fue Antonio García Barrera.[3]

El nuevo club echó a andar en la Liga ASOBAL 1991-92 con el entrenador leonés Manolo Cadenas al frente. El técnico realizó una apuesta por jugadores de cantera junto a varios del extinto Michelin, con una campaña inaugural mediocre.[4] En la temporada 1992-93 se producen varios cambios en la plantilla, donde destacaron los fichajes de Zoran Tomić (lateral, internacional yugoslavo) y de dos jóvenes talentos: Mariano Ortega y José Ángel Delgado Ávila. El Arcos Valladolid conformó la segunda plantilla más joven de la liga, con una media de edad de 22,8 años (solo superada por el BM Granollers), que realizó una notable campaña, llegando al play off por el título, en el que cayó eliminado frente al posterior campeón, el Teka Cantabria.[5] Esa temporada supuso, asimismo, el despegue de las categorías inferiores del club, que con el paso de los años se convertirían en unas de las más importantes de España. El club se alzó con el Campeonato de España Junior y filial del BM Valladolid consiguió el campeonato de Segunda División y ascendió a Primera Nacional, aunque finalmente renunció a la plaza por dificultades económicas.[6]

La situación económica del club en esos años era precaria, lo que generó diversas tensiones en la directiva que desembocaron en último término en la dimisión de Antonio García Barrera como presidente poco antes de comenzar la Liga ASOBAL 1993-94.[7] Andrés Martín de Paz tomó las riendas del club en octubre de 1994 para enfrentarse a un elevado endeudamiento y reducida masa social -apenas unos 300 socios-, algo que comprometía la viabilidad de la entidad.[7] La directiva contó con el apoyo directo del Ayuntamiento de Valladolid y de varias empresas locales para garantizar la continuidad del BM Valladolid. Se anunció un déficit de 23 millones de pesetas al momento de asumir el cargo, lo que levantó apoyos entre la afición vallisoletana: en el plazo de un mes, el club fue capaz de captar 1087 nuevos socios, que sumados a los 347 anteriores, dieron con un total de 1434 socios para afrontar la nueva temporada.[8] La campaña 1993-94 -con Zoran Mikulić como jugador destacado- fue mediocre, viéndose el club obligado a disputar una eliminatoria al mejor de tres partidos frente al Atlético de Madrid para evitar la promoción de descenso, que se saldó favorablemente para los vallisoletanos.[9]

Para disputar la Liga ASOBAL 1994-95, la asamblea del club capitaneada por Martín de Paz como presidente, acuerda un presupuesto de 50 millones de pesetas, el más bajo de la Liga ASOBAL.[10] Es en esta temporada cuando Juan Carlos Pastor se integró oficialmente en el cuerpo técnico del primer equipo, como ayudante de Manolo Cadenas tras la marcha de László Hoffmann a mitad de la campaña anterior.[11] EL BM Valladolid contó esa temporada con la plantilla más joven de la liga y únicamente once jugadores en el primer equipo, prácticamente en su totalidad provenientes de la cantera o formados en Valladolid, con el único extranjero siendo el portero húngaro János Szathmári (tras el fugaz paso del lateral polaco Tomasz Malmon, que apenas permaneció dos meses en el equipo). El equipo cuajó una notable campaña, con un octavo puesto al terminar la liga.

La situación económica no cambia para la disputa de la temporada 1995-96, lo que llevó al club al borde de la desaparición. La situación era tan crítica que los integrantes de la primera plantilla protagonizaron un encierro en el polideportivo Huerta del Rey entre el mediodía del día 2 y el 17 de febrero de 1995, como medida de apoyo al presidente Martín de Paz en su labor para sanear la entidad y permitir a la directiva encontrar 35 millones de pesetas que salvasen a la entidad.[12]

Tras estas medidas, llegaron los resultados por parte del equipo, obteniendo mejoras en la clasificación liguera, llegando a jugar los play-off por la Liga ASOBAL y en unos años alcanzar competiciones europeas.

En la temporada 98-99, la plantilla con menor presupuesto de la Liga, alcanza la final de la Copa EHF, terminando la competición como subcampeones. La progresión continúa con la consecución de los subcampeonatos de la City Cup, Copa del Rey y Supercopa de España en las temporadas 99-00 y 00-01.

La hora de los títulos llegó a Valladolid en 2002 con la consecución de la Copa ASOBAL, celebrada en diciembre de ese año, en el Polideportivo Pisuerga, en Valladolid. En el año 2004 el equipo obtuvo dos subcampeonatos en la Recopa y en la Supercopa Europea.

En la temporada siguiente 2004-2005, llega un nuevo título a Valladolid con la consecución por parte del club de la Copa del Rey.

En la temporada 2005-2006, el equipo consigue un nuevo subcampeonato en la Recopa, su segunda Copa del Rey y la cuarta plaza en la Liga ASOBAL que permitió al club disputar la Copa de Europa por primera vez en su historia.

En la temporada 2006-2007 el club terminó en la quinta posición de la Liga. No se consiguió ningún título a lo largo de la temporada, pero se disputó la final de la Supercopa de España. El equipo además, llegó a semifinales de la Copa de Europa en su primera participación, donde cayó derrotado por el Flensburg por un solo gol de diferencia.

En la temporada 2008-09, se consigue la mejor clasificación histórica en la Liga, el tercer puesto, y finalmente se conquista el primer título europeo, la Recopa, en la sexta final disputada, al derrotar al HSG Nordhorn en una final igualada y decidida por el mayor número de goles en campo contrario de los vallisoletanos.

La gran deuda que arrastraba la entidad llevó a que esta solicitara voluntariamente la entrada en concurso de acreedores en marzo de 2014. El déficit patrimonial del club ascendía a 1 801 900,45 €,[13] de modo que la viabilidad de la entidad quedaba comprometida a la permanencia en la Liga ASOBAL. Tras finalizar la temporada 2013-14 en 15.ª (penúltima) posición, se produjo el primer descenso de la entidad a División de Honor Plata en su historia,[14] lo que provocó la liquidación del club, decisión comunicada a los socios en asamblea extraordinaria el 11 de junio de 2014.[15]

Los esfuerzos por mantener el balonmano de élite en Valladolid llevaron a la fundación del Club Deportivo Balonmano Atlético Valladolid como sucesor del BM Valladolid. Dicha entidad comenzó a competir en la temporada 2014/15 en la División de Honor Plata.

Jugadores históricos[editar]

Tomas Svensson, uno de los mejores guardametas de la historia, con los colores del BM Valladolid.

Entrenadores[editar]

A lo largo de su historia, fueron tres los técnicos que estuvieron a las órdenes del Club Balonmano Valladolid. Desde la temporada 1991-92 hasta el final de la campaña 1994-95 fue el entrenador leonés Manolo Cadenas quien dirigió el equipo.

Tras su marcha, el elegido para sentarse en el banquillo de Huerta del Rey fue el, hasta entonces, segundo entrenador del equipo, Juan Carlos Pastor. Pastor se mantuvo en el banquillo pucelano por un total de 18 temporadas, hasta el final de la temporada 2012-13. Con él, el BM Valladolid alcanzó sus éxitos deportivos más importantes, compaginando además su labor con la de seleccionador nacional en el periodo comprendido entre 2004 y 2008. Con él, España conquistó el campeonato mundial de 2005 de Túnez y un subcampeonato en el europeo de 2006 celebrado en Suiza, así como la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Con la marcha de Pastor, el elegido para dirigir al club en la que a la postre sería la última temporada de su existencia fue Nacho González Díez, un joven técnico vallisoletano proveniente del conjunto segoviano del Club Balonmano Nava.

Mascota[editar]

El 20 de noviembre de 2007, Ansurito, nacía como la mascota del Club Balonmano Valladolid. Su nacimiento fue elegido por los internautas aficionados al Club Balonmano Valladolid en la propia página de este equipo. Su forma es una recreación del Conde Ansúrez vistiendo los colores del equipo pucelano.[16]

Palmarés[editar]

El BM Valladolid levantando la Recopa de Europa conquistada en la final contra el HSG Nordhorn.

Torneos nacionales[editar]

Torneos internacionales[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Méndez Romualdo, Marco Antonio (2007). Historia del Balonmano en Valladolid. Siete décadas de nuestro deporte. Fundación Municipal de Deportes. ISBN 978-84-96864-12-2. 

Enlaces externos[editar]