Asociación de la Prensa de Madrid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, en la calle de Juan Bravo, 6

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM), creada el 31 de mayo de 1895, es una asociación profesional de periodistas, cuyos objetivos básicos son la defensa de las libertades de información y expresión, la promoción del buen ejercicio profesional del periodismo y la preocupación por el bienestar de los socios, según rezan sus Estatutos. Su ámbito territorial es la Comunidad de Madrid (España).

Actualmente, la Asociación de la Prensa de Madrid es la mayor organización de periodistas de España. Es miembro fundador de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Historia[editar]

1895-1931[editar]

A finales del siglo XIX, la inmensa mayoría de los periodistas madrileños que trabajaban en los cientos de efímeras publicaciones de la época cobraban por su trabajo (cuando cobraban) una escasísima, poco más que simbólica, retribución y, además, no estaban protegidos por ninguna norma laboral. En esas circunstancias, un número de profesionales, liderados por el director del diario El Globo, Alfredo Vicenti, elaboraron unos estatutos que fueron aprobados por los primeros 173 socios fundadores, entre los que figuraba una mujer, Jesusa Granda. Estos estatutos establecían que la agrupación que iban a formar se denominaría “Asociación de la Prensa” y que sería “una Sociedad benéfica de socorros mutuos”.

La noche del 31 de mayo de 1895 se constituyó formalmente la Asociación y se eligió al primer presidente de la institución, Miguel Moya, director de El Liberal, que presidiría la entidad durante veinticinco años. A los cinco meses de su fundación, se creó su primer servicio asistencial, el servicio de médico y farmacia. La APM se ocupó también de prestar ayuda a aquéllos de sus compañeros que eran objeto de persecución e incluso de prisión por manifestar libremente sus opiniones.

Al primer presidente, Miguel Moya, le sucedió al frente de la entidad el tesorero, José Francos Rodríguez, periodista, autor de teatro y político. Bajo su mandato, se creó la Federación de Asociaciones de la Prensa, que agrupó a cerca de treinta asociaciones profesionales españolas, en 1922; se construyó la sede social definitiva de la APM el Palacio de la Prensa, en la madrileña plaza del Callao; y se editó la Hoja del Lunes, cuyo primer número salió a la venta en noviembre de 1930.

A mediados de 1925 la Asociación le concedió una pensión vitalicia de 150 pesetas al mes al octogenario periodista republicano y anticlerical, José Nakens, fundador y director del semanario satírico El Motín, "en atención a los méritos contraídos en su larga y limpia trayectoria de periodista". Meses después le otorgaba el Premio a la Vejez dotado con 5000 pesetas. Cuando Nakens murió el 12 de septiembre de 1926 la Asociación se hizo cargo del entierro, que fue multitudianario.[1]

1931-1951[editar]

Tras la muerte de José Francos Rodríguez, en 1931, fue elegido presidente Alejandro Lerroux, que en aquel momento era ministro de Estado del Gobierno provisional de la recién nacida II República Española. Lerroux, gracias a los saneados ingresos que proporcionaba la Hoja del Lunes, pudo constituir, en diciembre de 1933, el Montepío de Periodistas, que iba a garantizar el pago de jubilaciones para los asociados y pensiones de viudedad y orfandad a sus familias a su fallecimiento. Le sucedió como presidente, en abril de 1935, Alfonso Rodríguez Santamaría, subdirector del diario monárquico ABC, que fue detenido y asesinado en 1936 por un grupo de incontrolados, que se autocalificaban de patrulla de las Milicias de la Prensa.

Al frente de una nueva junta directiva se colocó al periodista Javier Bueno, director del diario socialista Claridad, que presidió la APM durante los tres años que duró la guerra. Pero los periodistas conservadores madrileños, que habían huido de la capital y no reconocían la institución que operaba bajo el Gobierno de la República, reconstruyeron la Asociación en la ciudad guipuzcoana de San Sebastián, en manos de las fuerzas rebeldes, y nombraron una nueva directiva, al frente de la cual se eligió a Víctor Ruiz Albéniz (exdirector del vespertino Informaciones), que se hizo cargo de la Asociación al finalizar la contienda, en 1939.

En los años de la posguerra el nuevo Gobierno llevó a cabo una depuración de periodistas no afectos al régimen franquista. Entre los ejecutados, se encontraba el último presidente de la APM, Javier Bueno. La APM fue obligada, además, a integrarse en el sindicato vertical del Papel, Prensa y Artes Gráficas.

Víctor Ruiz Albéniz fue sustituido, en 1944, por el escritor y periodista José María Alfaro, destacado miembro del Partido de tinte fascista Falange Española.

1951-1979[editar]

En 1951, Lucio del Álamo fue elegido presidente. Del Álamo era un periodista fiel al régimen del general Franco y se propuso, entre otros objetivos, construir viviendas dignas y asequibles para los periodistas madrileños, algo que no consiguió. En 1955, el exdirector del diario “El Sol” Manuel Aznar se hizo con la presidencia de la APM. Durante su etapa presidencial, colaboró en la redacción de la que se llamó “Declaración de Principios del Periodista español”, en el que se aseguraba que los periodistas españoles profesaban “la religión católica” y que eran “afectos a los principios del Movimiento Nacional”.

Manuel Aznar fue sustituido, en 1961, por Pedro Gómez Aparicio, que en aquellos momentos dirigía la Hoja del Lunes madrileña. Gómez Aparicio colaboró estrechamente con el Gobierno de la dictadura en la redacción del primer estatuto del periodista, en 1964, y, en 1966, en la elaboración de la Ley de Prensa, que iba a poner fin a la censura previa.

Lucio del Álamo se presentó de nuevo como a las elecciones de 1967, y resultó elegido presidente, cargo que ocuparía hasta 1979. La directiva que presidía se embarcó, en los años setenta, en un proyecto faraónico, que finalizó con la construcción de la Ciudad de los Periodistas, que proporcionó alojamiento a precios muy por debajo del mercado. La operación constituyó un éxito social y corporativo, pero los promotores no supieron controlar los costes y éstos se dispararon hasta el punto de que la Asociación de la Prensa de Madrid se endeudó muy por encima de sus posibilidades. El resultado fue que la APM no tuvo más remedio que hipotecar el Palacio de la Prensa de la Plaza del Callao.

1979- 1992[editar]

La quiebra económica de la APM y su pérdida de credibilidad forzaron a Lucio del Álamo a presentar su dimisión en 1979, y, a petición, de destacados miembros de la Junta Directiva, cogió el timón de la entidad el periodista Luis María Anson, en aquellos momentos presidente director general de la Agencia EFE. En los cuatro años que pilotó la Asociación, Anson solucionó la crisis económica que afectaba a la entidad mediante publicidad en las páginas de la “Hoja del Lunes” y la venta selectiva de algunas de las posesiones de la APM, como parte del Palacio de la Prensa.

Durante su mandato, Anson lideró también dos importantes batallas: la de la exigencia del título de periodista expedido por las facultades de Ciencias de la Información como requisito imprescindible para poder ejercer la profesión, y la de la defensa de las Hojas del Lunes, que, al comenzar los diarios tradicionales a salir a la venta las mañanas del lunes, perdieron la exclusividad de que disfrutaban desde 1930.

Dicha competencia redujo enormemente los ingresos de las Asociaciones de la Prensa que regentaban las Hojas, y una de sus primeras víctimas fue el viejo Montepío de Periodistas, que no hubo más remedio que clausurar a finales de los ochenta.

Durante su presidencia, Anson consiguió para la APM del Gobierno un palacete en la calle de Juan Bravo, que había sido sede del Sindicato de la Marina Mercante, argumentando que dado que la Asociación había sido parte integrante de la Organización Sindical durante los años de la dictadura, le correspondía parte de su patrimonio. En dicho palacete se instaló la sede de la Asociación, que inauguró en febrero de 1983 la reina de España, doña Sofía.

En las elecciones de abril de 1983, salió elegido Luis Apostua, subdirector del diario católico Ya. En 1986, Apostua tuvo que enterrar la Hoja del Lunes, que había pasado a ser una onerosa carga. Fue sustituida por la revista mensual Periodistas. Una auditoría realizada en las cuentas de la Asociación en 1992, que puso de relieve una enorme falta de liquidez y una importante deuda de unos cien millones de pesetas con el Instituto Nacional de la Salud (INSALUD), provocó que Apostua presentara su dimisión.

1992-2016[editar]

Apostua fue sustituido, en mayo de 1992, por Juan Roldán, ex subdirector de la Agencia EFE. La presidencia de Roldán fue, con seis meses, la más breve de toda la historia de la asociación, ya que presentó su dimisión en noviembre de ese año por enfrentamientos con el secretario general. Le sucedió en la presidencia Jesús de la Serna, hasta ese momento vicepresidente de la APM, y en aquellos momentos subdirector de El País.

La directiva presidida por Jesús de la Serna, cuya principal misión fue encontrar solución para las deudas de la APM y reorganizar sus servicios, firmó un importante acuerdo con la Clínica de la Concepción, que se convirtió en el centro asistencial de referencia de los asociados. Igualmente, en 1998, creó el Programa Primer Empleo, un proyecto estratégico de la Asociación, que todos los años provee de su primer trabajo a jóvenes licenciados en medios madrileños.

El periodista Alejandro Fernández Pombo, exdirector de Ya, sucedió como presidente de la Asociación a Jesús de la Serna en junio de 1999, quien continuó con la tarea de sanear las cuentas de la Asociación.

En noviembre de 2003, unas elecciones llevaron a la presidencia a Fernando González Urbaneja, tesorero de la entidad desde 1999. González Urbaneja era ex director del diario económico Cinco Días. La presidencia de González Urbaneja se renovó en noviembre de 2007 al no presentarse ninguna candidatura alternativa.

El 30 de noviembre de 2011, se celebraron elecciones y resultó vencedora la candidatura encabezada por Carmen del Riego, primera mujer en presidir la APM en sus 116 años de historia. Del Riego es cronista parlamentaria del diario barcelonés La Vanguardia.

En las elecciones celebradas el 19 de noviembre de 2015 resultó elegida presidenta la periodista Victoria Prego.

El 6 de marzo de 2017, la APM denunció una supuesta campaña de acoso contra un grupo de periodistas por parte de miembros del partido político Podemos cercanos a su líder, Pablo Iglesias, a los cuales acusaron de presionar a este equipo de periodistas para que no publicaran información con la que no estaban de acuerdo.[2]​ Miembros del partido negaron las acusaciones poco después de publicarse esta denuncia.

Premios de Periodismo APM[editar]

Premio APM de Honor

Instituido en 1939 sin especificación. Desde 1994 pasó a llamarse Premio "Rodríguez Santamaría" y se concede como reconocimiento a los méritos de toda una vida profesional. En la edición de 2013 pasó a denominarse Premio APM de Honor.

Premio APM al mejor periodista del año

Instituido en 1974, para premiar la mejor labor periodística durante el año. Desde 1994 el Premio "Víctor de la Serna" se concede al mejor periodista del año. En la edición de 2013 pasó a denominarse Premio APM al mejor periodista del año.

Premio APM al periodista joven del año

Creado en 1999 como Premio "Larra", se concede al periodista menor de 30 años que más se haya distinguido durante el año. En la edición de 2013 pasó a denominarse Premio APM al periodista joven del año.

Premio APM al periodista especializado en Madrid del año

Creado en 2007 como Premio Francos Rodríguez, se otorga en reconocimiento a un trabajo o trayectoria profesional periodística relacionada con Madrid. En la edición de 2013 pasó a denominarse Premio APM al periodista especializado en Madrid del año.

Premio Javier Bueno

Instituido en 1983, para premiar la labor periodística especializada a lo largo de la vida profesional. A partir de 1994, el Premio "Javier Bueno" se concede como reconocimiento a una dedicación sobresaliente especializada en cualquier campo del periodismo. Dejó de otorgarse en la edición de 2013.

Premio Miguel Moya

Creado en 2004, el Premio "Miguel Moya" se otorga como reconocimiento a una labor amplia y destacada dentro del campo periodístico, realizada por una persona no específicamente periodista. Dejó de otorgarse en la edición de 2013.

Referencias[editar]

  1. Pérez Ledesma, Manuel (2000). «José Nakens (1841-1926). Pasión anticlerical y activismo republicano». En Isabel Burdiel y Manuel Pérez Ledesma. Liberales, agitadores y conspiradores. Biografías heterodoxas del siglo XIX. Madrid: Espasa Calpe. p. 325. ISBN 84-239-6048-X. 
  2. http://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/03/06/la_asociacion_prensa_madrid_denuncia_acoso_podemos_periodistas_62091_1012.html

Enlaces externos[editar]