Anexo:Personajes de Assassin's Creed

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Esta una lista de personajes de la serie Assassin's Creed.

Asesinos[editar]

Nombre Actor/Actriz de doblaje Videojuegos
Abbas Sofian Assassin's Creed Assassin's Creed: Revelations
Abbas Sofian (عباس سفيان en árabe) fue un miembro de la Orden de los Asesinos y Mentor de los Asesinos de Tierra Santa cuando Altaïr renunció al cargo para ir a combatir a los mongoles.

Abbas nació y se crió en Masyaf, la fortaleza de los Asesinos de Tierra Santa. Abbas fue hijo del Asesino Ahmad Sofian, el cual reveló el nombre de Umar Ibn-La'Ahad, padre de Altaïr, como el hombre que atentó contra la vida de un general sarraceno. Umar sería ejecutado y Ahmad fue culpado por ello, por lo que terminaría suicidándose. El hijo de Ahmad, Abbas, fue criado junto a Altaïr y ambos se convirtieron en grandes amigos. Sin embargo, Abbas desarrolló un afecto casi fetichista por el Credo de los Asesinos y un respeto casi idólatra por Al-Mualim.

Al enterarse de la traición de su padre por boca de Altaïr, Abbas lo llamó mentiroso y lo atacó, creyendo que trataba de destruir la reputación de su progenitor. Abbas fue deshonrado por ello, y a partir de entonces, Abbas convirtió a Altaïr en su némesis.

Tras el asesinato de Al-Mualim a manos de Altaïr, éste decide quemar el cadáver de Al-Mualim, lo que Abbas consideró un sacrilegio. Después, roba el Fruto del Edén, pero cae en su influjo. Altaïr consigue recuperar el Fruto y liberar a Abbas, además de perdonarle por su acción. Altaïr sería escogido como nuevo Mentor de la Orden de los Asesinos.

26 años después, Altaïr se marchó a combatir la amenaza mongola. Abbas tramó entonces una conspiración para hacerse con el poder en la Orden; ordenó asesinar a Sef, hijo menor de Altaïr, y culpó a Malik, a quien Altaïr había dejado al cargo de la Orden durante su ausencia. Con el apoyo de los demás Asesinos, Abbas elimina a Malik y se hace con el control de la Orden. Altaïr regresó a Masyaf tras enterarse de la muerte de su hijo y demandó explicaciones a Abbas, el cual exigió a cambio que le entregara el Fruto; en la confrontación muere María, la esposa de Altaïr, y Abbas ordena a los Asesinos la caza de Altaïr.

Abbas gobernaría la Orden durante 20 años, en los cuales la Orden entró en un proceso de decadencia. Abbas se aisló del contacto exterior temiendo ser derrocado. Altaïr regresó para recuperar el control de la Orden, y Abbas le hizo frente con los escasos Asesinos que le eran leales. Sin embargo, no fue suficiente, y Altaïr elimina a Abbas, tras lo cual vuelve a ejercer de Mentor de la Orden.

Achilles Davenport Assassin's Creed III Assassin's Creed: Rogue
Achilles Davenport (1710 - 1781) fue un personaje aparecido en los juegos Assassin's Creed III y Assassin's Creed: Rogue. Achilles es el Mentor de los Asesinos de la América colonial. Tras la aniquilación que sufrió su Orden a manos de los Templarios de Haytham Kenway, Achilles permaneció como el último de los Asesinos coloniales, encerrado en su hacienda, hasta que conoció al joven Ratonhnhaké:ton.

Achilles se educó como Asesino bajo la tutela del Mentor John de la Tour, hasta que en la década de 1740 fue enviado a las Trece Colonias. Achilles estableció su base en una hacienda (llamada Hacienda Davenport en los juegos) donde estableció una gran área de influencia, llegando a aliarse con las tribus iroquesas. También se casaría con una mujer llamada Abigail y tendría un hijo llamado Connor, pero ambos fallecieron debido a la fiebre tifoidea.

Achilles adquirió una gran obsesión con los artefactos dejados por la Primera Civilización a través de un manuscrito. Achilles envió a uno de sus pupilos, Shay Cormac, a investigar uno de los llamados «Sitios de los Precursores», lo que desencadenó el terremoto de Lisboa. Shay desertó de la Orden de los Asesinos y robó el manuscrito de Achilles para evitar que volviera a causar otro cataclismo. Shay, aliado con los Templarios de Haytham Kenway, inició una purga de Asesinos con el objetivo de evitar que descubrieran otro de los sitios de la Primera Civilización. Achilles observó cómo todos sus camaradas Asesinos morían a manos de Shay y los Templarios, y cómo él mismo era dejado con vida para evitar que otros Asesinos tuvieran la tentación de investigar los artefactos antiguos. Haytham incluso le disparó en la pierna como «recordatorio» de lo que allí había ocurrido.

Décadas después, un abatido y retirado Achilles recibe a Ratonhnhaké:ton, un mohawk que llega para saber más sobre los Precursores. Achilles instruye al joven dentro del credo de los Asesinos (le otorga el nombre de «Connor», el de su hijo fallecido) y éste se convertirá en el hombre que combata contra Haytham y los Templarios de la América colonial.

Achilles morirá en 1781 debido a la vejez, siendo enterrado por Connor junto a su esposa e hijo en las cercanías de la Hacienda Davenport.

Edward Kenway Assassin's Creed IV: Black Flag
Edward James Kenway (1693-1735) es el personaje principal del juego Assassin's Creed IV:Black Flag. Fue un corsario y frecuente pirata galés, y un miembro de la Orden de los Asesinos. Es el padre de Haytham Kenway, quien más tarde se convertiría a la Orden Templaria por el ex-empleado de Edward, Reginald Birch. Edward a su vez es el abuelo del Asesino Connor Kenway. También fue un gran amigo de Edward "Barbanegra" Thatch.
La Volpe Assassin's Creed II Assassin's Creed: Brotherhood
La Volpe es el seudónimo con el que se conoce a Gilberto, líder de los ladrones florentinos y miembro de la Orden de los Asesinos. El personaje hace su aparición en los juegos Assassin's Creed II y Assassin's Creed: Brotherhood.

El personaje de La Volpe nació en Florencia, entre 1444 y 1449. Según las bases de datos se convirtió en un ladrón legendario, atribuyéndole todo tipo de mitos y proezas. Protagonizó también robos memorables, casi siempre vinculados con Templarios. Se desconoce cuándo se unió a la Orden de los Asesinos.

En 1478 se encuentra con Ezio Auditore para apoyar a éste en su labor de desmontar la Conspiración de los Pazzi. Posteriormente llega a Venecia donde se reúne de nuevo con Ezio en su lucha contra Rodrigo Borgia, revelando ser un Asesino.

En 1494 apoya a Ezio para eliminar al monje Girolamo Savonarola.

Malik Al-Sayf Assassin's Creed
Malik Al-Sayf (1165 - 1227) (en idioma árabe: مالك السيف) fue un miembro de la Orden de los Asesinos de Tierra Santa. Pese a sus difícil relación con Altaïr Ibn-La'Ahad debido a que la imprudencia de éste causó la muerte de su hermano Kadar, Malik se convertiría en su mano derecha y Mentor provisional de la Orden durante la ausencia de Altaïr.

En 1191, Malik, Altaïr y Kadar fueron enviados al Templo de Salomón en Jerusalén para encontrar el Fruto del Edén. Debido a la impulsividad y arrogancia de Altaïr, la misión sale mal y Kadar es asesinado por los Templarios de Roberto de Sable, y Malik pierde su brazo izquierdo. Pese a todo, Malik pudo obtener el Fruto y regresar a Masyaf con él.

Malik fue enviado como contacto de los Asesinos en Jerusalén, siendo el contacto de Altaïr durante sus objetivos de asesinato en la ciudad. Al principio, Malik seguía guardando resentimiento hacia Altaïr por el desastre que organizó en el Templo de Salomón, pero al observar el cambio en la actitud de Altaïr, Malik olvida lo ocurrido, afirmando que Altaïr ya no es el mismo hombre que entró con él en el templo. De hecho, él mismo se disculpa por sentir envidia de Altaïr, ya que él era el favorito del Mentor Al-Mualim.

Malik averigua que Al-Mualim es un Templario y ayuda a Altaïr a combatirlo. Tras la muerte de Al-Mualim, Malik se convirtió en la mano derecha de Altaïr, el cual fue nombrado como nuevo Mentor de la Orden.

Cuando Altaïr se marcha a Chipre y después a combatir a los mongoles, deja a Malik al mando de la Orden en Masyaf. Tras 8 años, el Asesino Abbas organiza toda una conjura para hacerse con el control de la Orden, acusando a Malik de asesinar a Sef, el hijo menor de Altaïr. Malik fue encarcelado y asesinado dos años después por uno de los secuaces de Abbas.

Malik dejó un hijo, llamado Tazim, el cual adoptó el nombre de su padre en su honor.

Marco Junio Bruto
Marco Junio Bruto (85 a. C. - 42 a. C.), más conocido simplemente como Bruto, fue un Asesino romano conocido por dirigir la conjura contra Julio César, siendo también el primer hombre en descubrir uno de los Antiguos Templos de la Primera Civilización. Su personaje está basado en Marco Junio Bruto, uno de los conspiradores que acabó con la vida de Cayo Julio César.

Alrededor del año 45, Bruto se convirtió en miembro del Senado romano y de la Orden de los Asesinos. Los Asesinos representaban una facción importante dentro del Senado, después de que Julio César derrotara a sus rivales políticos, fuera proclamado dictador y reformara los estamentos de gobierno romanos. Sin embargo, muchos senadores comenzaron a temer el acopio de poder que César estaba haciendo y tramaron una conjura para asesinarle. Bruto, que había descubierto uno de los enclaves de la Primera Civilización, había comenzado a oír voces y tener visiones sobre la muerte de César y la destrucción de Roma.

Tal y como habían planeado, los Asesinos esperaron a César en el Senado durante los idus de marzo y acabaron con su vida asestándole decenas de puñaladas; Bruto le dio el golpe de gracia, inspirado por sus visiones. Poco después, Bruto se sentiría culpable por lo que había hecho, y renunció a su vida como Asesino.

Marco Antonio, amigo y protegido de César, trató de decretar una amnistía para los Asesinos, pero la plebe estaba furiosa por el vil asesinato de César, de modo que Bruto y los demás Asesinos tuvieron que huir de Roma.

Junto a su viejo amigo y Asesino Cayo Casio Longino, Bruto luchó y fue derrotado en la Batalla de Filipos, donde cometió suicidio al ver que la batalla estaba perdida. Los Asesinos trataron de usar el poder del Santo Sudario para resucitar a Bruto, y aunque éste hizo señas de estar con vida, falleció de nuevo poco después.

Mario Auditore Assassin's Creed II Assassin's Creed: Brotherhood
Mario Auditore (1434 - 1500) fue un Asesino que hace su aparición en los juegos Assassin's Creed II y Assassin's Creed: Brotherhood. Es el tío de Ezio Auditore y su mentor.

Mario fue el mayor de los hermanos Auditore, siendo dos años mayor que su hermano Giovanni. Como heredero de su padre, Mario se encargaba de la gestión de Villa Auditore en Monteriggioni. En 1454, su hermano Giovanni se trasladó a Florencia para trabajar como banquero, mientras que Mario permaneció gobernando Monteriggioni. Bajo su mando, Monteriggioni prosperó hasta que llamó la atención de la poderosa Florencia, que lanzó ataques bajo el condotiero Federico de Montefeltro para hacerse con su control; Mario los rechazaría todos.

Es en esta situación cuando Ezio Auditore pide auxilio a su tío, después de que su padre y hermanos fueran traicionados y ahorcados. Mario salva a Ezio, a su madre y a su hermana del ataque de Vieri de Pazzi, y se dispone a enseñarle los secretos que su padre le había ocultado. Mario le revela que su padre era un Asesino, igual que lo es él, y que los hombres que lo mataron son Templarios que buscan hacerse con el control de Italia. Ezio revela la existencia de su líder, alguien llamado El Español.

Si bien en un principio Ezio se muestra reticente, las enseñanzas de Mario y los secretos que descubre hacen que Ezio se convierta en Asesino y se una a su tío para combatir a los Pazzi. Mario y sus mercenarios dirigen un ataque sobre San Gimignano para llamar la atención de Vieri de Pazzi, ocasión que aprovecha Ezio para eliminarle.

Mario permanece en Monteriggioni mientras Ezio desarticula las conspiraciones de los Templarios por toda Italia. Mario ayuda a Ezio a descifrar unos extraños códices, que guían a Ezio hasta San Pedro del Vaticano, donde se enfrenta al propio Español, Rodrigo Borgia. Mario llega a tiempo para rescatar a Ezio, llevándose el Fruto del Edén.

En Assassin's Creed: Brotherhood, los ejércitos de los Borgia atacan Monteriggioni al mando de César Borgia. Mario dirige la defensa de la villa y la misión de llevar el Fruto a un lugar seguro, pero los Borgia son demasiado numerosos y terminan tomando la villa y capturando a Mario. César, deseando enviar una «señal de amistad» entre los Borgia y los Auditore, elimina a Mario antes de que Ezio llegara a tiempo de salvarlo.[1]

Adéwalé[editar]

Altair Ibn-La'Ahad[editar]

Altaïr Ibn-La'Ahad (1165 - 1257) fue un miembro de la orden de los Asesinos recordado por su liderazgo de los Asesinos Levantinos como Mentor y sus hazañas como maestro Asesino. Nacido en la fortaleza Asesina de Masyaf, en Siria, Ibn-La'Ahad creció sin madre y presenció la ejecución de su padre a los once años. El joven novicio se entrenó junto a Abbas Sofian, cuyo padre era culpable de la muerte del de Ibn-La'Ahad. Cuando este reveló a Sofian que su padre se había suicidado por remordimientos, Ibn-La'Ahad fue castigado, y pasó el resto de su vida rivalizando con Sofian. El Asesino terminó superándolo cuando alcanzó el grado de Maestro con veinticuatro años, tras haber rescatado a su mentor Rashid ad-Din Sinan de un traidor.

En lo siguientes años, Ibn-La'Ahad se vio envuelto en la Tercera Cruzada, y participó en muchas misiones conforme crecía su arrogancia y perdía respeto por el Credo del Asesino. Por este tiempo, el Asesino fue responsable de la búsqueda del Cáliz, aunque tanto los Asesinos como los Caballeros Templarios fueron incapaces de desatar su poder. En 1191, Ibn-La'Ahad fue enviado al Templo de Salomón, con el objetivo de obtener el Fruto del Edén #2. Además de violar los tres principios del Credo, Ibn-La'Ahad fracasó en su misión, y fue castigado mediante el retorno al grado de novicio. Su mentor le ofreció la posibilidad de redención, a cambio de la muerte de varios Templarios.

Durante este encargo, Ibn-La'Ahad descubrió el verdadero significado del Credo, y purgó Tierra Santa de los Templarios, finalmente asesinando al Gran Maestro Roberto de Sable en la batalla de Arsuf. El Templario reveló antes de morir que Sinan había estado conspirando contra la Hermandad, pues planeaba alcanzar los objetivos Templarios con el Fruto, estando libre de las maquinaciones de otro líderes Templarios. Ibn-La'Ahad se dirigió a Masyaf y asesinó a su mentor, lo que le permitió tomar tanto el fragmento del Edén como el título de mentor. Desde entonces, Ibn-La'Ahad se dedicó a recopilar los conocimientos sacados del Fruto y sus reflexiones sobre los Asesinos en un Códice.

El mentor expulsó a los Templarios de Armand Bouchart de la isla de Chipre, en donde conoció a su futura esposa, María Thorpe, y creó nuevas técnicas de asesinato y armas que permitieron cambiar la Orden a mejor. Sin embargo, esta época dorada terminó en 1217, con el ascenso de Genghis Khan de Mongolia, a quien acudió a derrotar; dejando Masyaf atrás, su hijo Sef y su amigo Malik Al-Sayf se pusieron al mando de la situación. Cuando el mentor, Thorpe y su primogénito Darim regresaron una década después, se encontraron con un golpe de estado orquestado por Sofian. Los dos lugartenientes del mentor y Thorpe fueron víctimas del mismo, lo que llevó a Ibn-La'Ahad al exilio en Alamut y a una época de desolación y demencia.

El Asesino tomó venganza en 1247, año en el que recuperó Masyaf y asesinó a Sofian, a pesar de tener más de ochenta años. Con su liderazgo ganado, se dedicó a reparar el daño causado por su antiguo enemigo, y construyó una biblioteca destinada a guardar el Fruto en un futuro. Diez años más tarde, Ibn-La'Ahad entregó el Códice a dos aprendices de Asesino, Maffeo y Niccolò Polo, quienes se llevaron las llaves que abrían la biblioteca. Finalmente, el mentor resistió un último ataque de los mongoles, y se encerró en su biblioteca con el fruto del Edén. Su linaje desembocaría en Desmond Miles, cuya memoria genética fue extraída en 2012 por la compañía Templaria Industrias Abstergo, lo que permitió a estos conocer la localización de varios fragmentos del Edén.

Connor[editar]

Connor fue un asesino que ayudó mucho a la revolución estadounidense

Desmond Miles[editar]

Ezio Auditore[editar]

Asesino italiano el cual vivió en la época del renacimiento. Ezio Auditore nació en Florencia en la época del renacimiento, un joven que gozaba la libertad y de aventuras en compañía de hermano. Su padre era un ascesino el cual fue traicionado por los Borgia y condenado a morir junto a sus hijos. Este hecho llevo a Ezio a abandonar florencia junto con su hermana y su madre, estos fueron emboscados por los borgia pero afortunadamente llegó su tío el cual los llevo hasta Montegiorni en donde ezio aprendió y perfecciono sus habilidades para poder convertirse en un asesino, regreso a Florencia donde consiguió amistades con los Medicci (una familia muy poderosa);viajó a muchas ciudades como la Toscana y Venecia, guiado por la sed de venganza cazo a todo y cada uno de los Borgia, y en su casería se dio cuenta de la existencia de una cámara la cual se abría con dos llaves una era el féretro papal y el otro el fruto del eden. Viajó a Roma para evitar que esta fuese abierta, entró y vio a la diosa Juno que a través de el le advirtió a Desmond Miles sobre un cataclismo que azotaría a la Tierra en 2012.

Pierre Bellec[editar]

Pierre Bellec (1740 - 1791) fue un miembro de la Orden de los Asesinos de Francia durante la Revolución Francesa. Fue el mentor de Arno en la Orden y mantuvo una postura contraria a la del Mentor Mirabeau.

Bellec nació en Nueva Francia y se unió a la Orden de los Asesinos durante la época de la Guerra de los Siete Años, emigrando a Francia por entonces.

En la década de 1780, Bellec fue ascendido al rango de Maestro Asesino y se le encargó la tarea de buscar glifos por todo París. En 1789, mientras se hallaba preso en la Bastilla, Bellec conoció a Arno Dorian, al que reconoció como el hijo de su viejo amigo Charles Dorian. Bellec le ayudó a escapar de la prisión y se convirtió en su mentor para que Arno pudiera unirse a la Orden.

Cuando Bellec descubre que Arno y Mirabeau pretendían aliarse con los Templarios de Élise de la Serre, Bellec se opone enérgicamente a sus planes; instiga el asesinato de Mirabeau para aparentar que fue obra de los Templarios. Arno investiga la muerte de Mirabeau, y Bellec lo confronta en el escondite Asesino de la Sainte Chapelle; mentor y pupilo se enfrentan, pese a que ambos tratan de convencerse de que su actitud es la correcta, pero finalmente Bellec termina muriendo a manos de Arno.

Templarios[editar]

Ahmed[editar]

El príncipe Ahmed (1465 - 1512) es el principal antagonista de Assassin's Creed: Revelations. Es el hijo del sultán Beyazid II, hermano de Selim y tío de Suleimán. Es, en secreto, el Gran Maestre de los Templarios Bizantinos, pese a ser un príncipe otomano.

Como hijo mayor del sultán Beyazid, Ahmed fue designado por su padre para ser su sucesor. Sus aptitudes y sus excelentes capacidades de gobierno le ganaron una gran reputación frente a su padre. Ahmed se unió a los Templarios tras comprobar cómo la división afectaba al Imperio y ver cómo se sucedían los enfrentamientos familiares por obtener el poder; todo ello le hizo adquirir una filosofía de que la única forma de gobernar era obtener la unidad.

En 1509, el sultán Beyazid abandonó Constantinopla, lo que fue aprovechado por los Templarios Bizantinos de Manuel Palaiologos para infiltrarse en la ciudad, bajo órdenes secretas de Ahmed. Los Templarios Bizantinos iniciaron una guerra en la capital con los otomanos con el objetivo de restaurar el Imperio Bizantino, aunque en realidad seguían las órdenes de Ahmed de causar un conflicto interno para debilitar la posición del sultán.

Para 1511, la posición de Ahmed era más débil; los jenízaros (cuya influencia era inmensa) se oponían a Ahmed como sucesor de Beyazid, al rechazar su carácter erudito y pacificista. Por el contrario, su hermano Selim inició un conflicto con Beyazid por ser su heredero. En orden de ganar más influencia entre los jenízaros, Ahmed planeó el secuestro de su sobrino Suleimán, lo que fue frustrado por el Asesino Ezio Auditore.

Tras descubrir otra de las llaves que abrirían la puerta de la biblioteca de Masyaf, Ahmed partió hacia Capadocia junto a Manuel Palaiologos. Allí, Ezio eliminó a Manuel y descubrió las verdaderas intenciones de Ahmed. Para obtener la llave (que estaba en posesión de Ezio), Ahmed secuestra a Sofía Sartor, interés amoroso de Ezio, haciéndole chantaje. Tras obtener la llave, se inicia una persecución entre Ahmed y Ezio por llegar a Masyaf. Ezio elimina a los hombres leales a Ahmed y confronta a éste; en ese preciso instante, aparece Selim al mando de un ejército. Ahmed insiste en que ellos le deben lealtad a Beyazid, y no a Selim, pero éste replica que Beyazid le ha designado a él como su sucesor, y acto seguido arroja a Ahmed por un barranco, matándolo.

Al-Mualim[editar]

Al Mualim (escrito en árabe المعلم, que significa "El Maestro") es el mentor de los Asesinos durante al menos 1176 hasta 1191. Está basado en Rashid ad-Din Sinan (c.1132 - 1192), pero hay varias diferencias entre ambos, como su fecha de muerte o los actos que realizan durante su vida; además, en el juego de móvil de Assassin's Creed, Al Mualim se llama Sinan.

Según la base de datos de Revelations, el dato más temprano de Al Mualim fue en 1176, cuando Saladino atacó Masyaf y el maestro pudo echar a los sarracenos. En The Secret Crusade, se describen los hechos, y Al Mualim manda a Umar, padre de Altaïr, colocar una daga en la tienda de Saladino. Umar cumple la misión, pero mientras escapa mata a un general, y los ayubíes capturan a un espía llamado Ahmad Sofian, y Shihab Al'din, tío de Saladino, dice que liberará a Ahmad y se irán de Masyaf si se ejecuta al hombre que colocó la daga en la tienda del sultán y mató al general. Aunque Al Mualim no deja a Umar sacrificarse, al final le deja, Umar es ejecutado, y los ayubíes se van de Masyaf.

En Assassin's Creed Revelations, se muestra cuando Al Mualim es secuestrado durante un ataque a Masyaf, y algunos de sus pupilos son ejecutados para obligarlo a que revele lo que sabía sobre el paradero del "Fragmento del Edén". Antes de ser salvado por Altaïr, el secuestrador que dirigía el ataque, da indicios de que Al Mualim ocultaba cosas a la Hermandad de los Asesinos.

En Assassin's Creed, después de que Altaïr falló su misión de recuperar el Tesoro Templario en el Templo de Salomón, y los templarios atacaron Masyaf; Al Mualim castiga a su aprendiz quitándole su rango y armas. Luego de hacerle sentir la muerte, le da la oportunidad de recuperar su honor y su rango, solo si mata a nueve objetivos, que serían revelados por etapas y que eran peligrosos por conocer el poder del Tesoro Templario, también conocido como el Fruto del Edén. Con cada asesinato, Al Mualim explica a Altaïr la importancia de su misión y el porqué de su fracaso inicial, junto con lecciones sobre la filosofía del Credo de los Asesinos. En una de sus charlas le revela que todos sus objetivos estaban relacionados, unidos "bajo el mismo juramento de sangre", ya que pertenecían a la Orden del Temple.

Cuando finalmente Altaïr mata al Gran Maestre de la Orden de los Templarios, Roberto de Sable, éste le revela moribundo que Al Mualim era, en secreto, un templario, y que no le gustaba la idea de compartir el Fruto del Edén, por lo que mando a asesinar a los otros nueve que conocían el secreto. Al Mualim, terminó cediendo ante la tentación del Fruto, quizá resignado por no ver resultados a través del Credo de los Asesinos, y acepta la visión Templaria, de que para que haya paz entre los Hombres, éstos no pódian seguir siendo libres, sino que "alguien" debía tener poder absoluto sobre sus mentes, eliminando el Libre Albedrío, cambiando la realidad que tienen las personas por una mejor, donde no siga habiendo guerras, muerte o dolor.

Altaïr tras su encuentro con Roberto de Sable, llega a Masyaf para descubrir que la ciudad ya está controlada por Al Mualim, gracias al poder del Fruto del Edén. Se produce entonces el encuentro final entre Altaïr y su Mentor, donde éste no puede utilizar el Fruto para adormecer la mente del primero, por lo que usa su poder para crear fantasmas de los nueve templarios, y hasta de Al Mualim mismo. Aunque nada de esto es útil, y Al Mualim muere a manos de su mejor pupilo, sin antes dejar la carga del Fruto del Edén en Altaïr.

En "Assassin's Creed Revelations", se muestra como el cuerpo de Al Mualim es quemado por Altaïr, pese a que su religión lo prohibía, para cerciorarse de que no se trataba de otro fantasma, fruto del Fragmento del Edén. A pesar de todo, Altaïr respetó la memoria de de su Mentor, y entendió la falta de fé que asoló al pobre anciano.

Aloys la Touche[editar]

Aloys la Touche (¿? - 1793) es un antagonista secundario del juego Assassin's Creed: Unity. La Touche es un miembro de la Orden del Temple y mano derecha del Roi des Thunes.

La Touche fue un inspector del fisco, despedido cuando descubrió que alguien estaba robando dinero de las arcas reales. Por ello, La Touche cayó en la pobreza y adquirió un gran rencor y desprecio por los nobles, a quienes consideraba seres codiciosos y frívolos que no miraban por el bien del reino. Su descontento y habilidad con las cuentas fueron aprovechadas por los Templarios, convirtiéndose en la mano derecha del Roi des Thunes. La Touche fue llevado ante el Gran Maestre de la Serre, quien rechazó su ingreso en la Orden del Temple.

Tras el asesinato de De la Serre, el nuevo Gran Maestre Germain decidió ponerle al servicio de Maximilien Robespierre, líder de los jacobinos y miembro de la Orden del Temple. La Touche llevó a cabo la política del Gran Terror de Robespierre, lo que le granjeó el odio de la población de Versalles. El Asesino Arno Dorian acabaría con él en 1793.

César Borgia[editar]

César Borgia (1475 - 1505) es el antagonista principal del juego Assassin's Creed: Brotherhood. Es el hijo del Gran Maestre de los Templarios y papa Rodrigo Borgia y es el Capitán General de los ejércitos pontificios.

César fue el hijo ilegítimo de Rodrigo Borgia y su amante Vannozza. Si bien creció dentro de la Orden del Temple, César solo buscaba su propia gloria y ambición personal, siendo un joven sumamente ambicioso, implacable y narcisista.

César se vio a la sombra de su hermano mayor Juan (el favorito de su padre) que fue nombrado Capitán General de los ejércitos pontificios, mientras que César fue ordenado cardenal. Condenado a una vida eclesiástica que no le gustaba, César instigó el asesinato de su hermano para poder ocupar su cargo de Capitán General. César mantuvo también una relación incestuosa con su hermana Lucrecia.

Como Capitán General, César dirigió una campaña de conquista para someter las ciudades-estado italianas que se resistían a someterse al poder de los Templarios. Gracias a su genio militar y político, César logró incluso la amistad del rey Luis XII de Francia, quien le proporcionó tropas para sus campañas, creyendo que César apoyaría su pretensión de someter Italia bajo la autoridad de Francia. Fue durante una de estas campañas que César atacó la villa de Monteriggioni, hogar de la Orden de los Asesinos; César tomó la villa tras un asedio y eliminó personalmente a Mario Auditore, tío de Ezio Auditore, capturando además el Fruto del Edén que se hallaba en posesión de los Auditore.

César regresó a Roma para reunirse con sus aliados Templarios, tramando una conspiración para deshacerse de los cardenales de Roma cuando hallan asegurado el control de Italia. Poco después, César parte hacia la Romaña, regresando en 1503 cuando Ezio Auditore elimina a sus aliados Templarios y deshace la influencia de los Borgia en Roma. César confronta a su padre para exigirle más dinero y tropas con los que proseguir sus campañas, pero el papa se niega, creyendo que César ha llevado las cosas demasiado lejos; César replica que tomará el Fruto del Edén para obtener lo que quiere. Rodrigo se niega a dárselo y trata de envenenar a César con una manzana, sin embargo, es César el que elimina a Rodrigo y presiona a Lucrecia para que le diga dónde está el Fruto; Ezio se adelanta a César y recupera el Fruto. Tras la muerte de su padre, los cardenales se niegan a otorgar el apoyo a los Templarios, por lo que César se ve obligado a marcharse de Roma.

César regresa afirmando que las tropas de su lugarteniente, Micheletto Corella, están llegando, pero en su lugar es arrestado por orden del nuevo papa, Julio II, y es llevado prisionero a España.

César escapa de su prisión y se dirige a Valencia siendo perseguido por Ezio. César huye a Navarra donde se pone bajo el servicio del rey Juan III de Navarra, quien lo manda a combatir una rebelión del conde de Lerín en Viana. El plan de César era recuperar el apoyo del rey de Francia y regresar a Italia para conseguir el control de Roma. Ezio confronta a César en las murallas del castillo de Viana donde ambos combaten. Ezio derrota a César, el cual afirma que él nunca morirá a manos de los hombres, por lo que Ezio lo arroja desde las murallas «dejándolo en manos del destino».

Charles Lee[editar]

Charles Lee (1732 - 1782) es antagonista del juego Assassin's Creed III. Es miembro de la Orden del Temple y es la mano derecha de Haytham Kenway, Gran Maestre de los Templarios de la América colonial. Al mismo tiempo era uno de los generales patriotas durante la Guerra de Independencia Estadounidense, manteniendo una rivalidad con el comandante George Washington

Charles Lee tenía un destacado linaje militar. Estudió en una academia militar en Suiza, y en 1754 se marchó a las Trece Colonias para servir en el ejército británico bajo el mando de Edward Braddock. En algún momento entró en contacto con la Orden del Temple, por lo que el Gran Maestre Reginald Birch le encargó reunirse con Haytham Kenway cuando éste llegara a Boston. Lee resultó ser un miembro valioso al estar dentro del ejército británico, sirviendo como contacto de Haytham en el ejército. Por su lealtad y disposición, Haytham ingresa a Lee en la Orden del Temple.

15 años después, Lee se topa con un muchacho llamado Ratonhnhaké:ton, insultando a su pueblo por permanecer al margen del mundo y por no querer colaborar con los Templarios. Poco después, la aldea de Ratonhnhaké:ton es incendiada, por lo que éste le atribuye, erróneamente, su causa a Charles Lee y a los Templarios.

Entre 1760 y 1770, Lee permaneció en Inglaterra, luchando en distintos lugares como Austria o Portugal. En 1770 regresa a Norteamérica para ayudar al Gran Maestre Haytham Kenway a instigar la Masacre de Boston. Para 1775, Lee abandona a los británicos y se une al ejército continental postulándose para comandante en jefe, compitiendo por el puesto con George Washington. Sin embargo, para disgusto de Lee, el elegido es Washington.

En 1776, Lee instiga un intento de asesinato contra Washington. El Asesino Connor (quien fuera el muchacho a quien Lee amenazó) le confronta en prisión, donde Lee acusa a Washington de ser un comandante inepto e indeciso; el plan de Lee era acusar a Connor del plan contra Washington, pero falla cuando Connor escapa. El magnicidio fracasa y Lee se ve obligado a huir para evitar verse involucrado.

Lee permanece bajo el mando de Washington, hasta que Lee decide retirarse y es capturado por los británicos, aunque pronto es liberado cuando Lee proporciona información a los británicos sobre los movimientos de los patriotas. Después, convence a los mohawk de que Washington planea atacarles, por lo que éstos deciden aliarse con los británicos, aunque son detenidos por Connor.

En 1778, Lee ordena la retirada en la Batalla de Monmouth con la esperanza de causar la derrota de Washington, aunque éste triunfa gracias a la ayuda de Connor. Por su acción, Lee cae en desgracia y es suspendido temporalmente.

En 1781, tras la muerte del Gran Maestre Haytham Kenway, Lee asume de forma interina el cargo de Gran Maestre. Connor lo confronta en Nueva York, donde Lee le declara su odio por la muerte de Haytham y promete hacerle sufrir antes de matarlo. Entre Connor y Lee se desata una persecución que termina con ambos malheridos, y con Lee huyendo hasta la frontera. La confrontación termina en una taberna, donde Lee, gravemente herido, toma un trago de aguardiente, al que invita a beber a Connor. Tras unos instantes donde los dos viejos enemigos se contemplan con respeto, Connor apuñala en el corazón a Lee.

Élise de la Serre[editar]

Élise de la Serre (1768 - 1794) es la co-protagonista del juego Assassin's Creed: Unity. Siendo la hija del Gran Maestre de la Orden de los Templarios, François de la Serre, Élise fue instruida por éste para ser su sucesora. Élise también mantuvo una relación muy estrecha con Arno Dorian, pupilo de su padre.

Desde niña, Élise demostró una personalidad rebelde y autosuficiente, Élise tampoco se comportaba como las demás niñas nobles y prefería la compañía de sirvientes y muchachos. Ya desde niña tuvo contacto con otros Templarios, sin embargo, sus padres no decidieron revelarle la verdad sobre su pertenencia a la Orden del Temple hasta Élise y su madre Julie fueron asaltadas por Asesinos. A partir de entonces, sus padres instruyeron a Élise para que se convirtiera, en un futuro, en Gran Maestre de los Templarios. Élise trabaría amistad con Frederick Weatherhall, un Templario británico confidente de su madre.

Siendo niña, su padre decidió adoptar a un huérfano llamado Arno Dorian, hijo del Asesino Charles Dorian, el cual fue asesinado por el Templario Shay Cormac. El carácter activo y energético de Élise metió en no pocos problemas a Arno, convirtiéndose ambos en compañeros de juegos inseparables. Con el tiempo, su amistad se transformaría en amor, convirtiéndose en amantes.

Su madre moriría de causas naturales, y Élise fue enviada a un colegio interno para que completara su educación. Élise no soportaba las restricciones y el carácter estricto del colegio y pronto tuvo problemas con los tutores, lo que sumado a la rabia que sentía por la muerte de su madre hizo que su tutora amenazara con contarle lo sucedido a su padre. Abandonó la escuela en 1788 y llegó a Londres, encontrándose con Jennifer Scott, la hermana de Haytham Kenway. Tras descubrir la verdadera identidad de Élise, Jennifer le regaló las cartas que le había dado Haytham y un colgante que le regaló si a cambio luchaba por establecer la paz entre Asesinos y Templarios. Élise se dedicó entonces a perseguir al Asesino que atentó contra la vida de su madre antes de morir.

Para 1789, Élise regresó a Versalles, donde se llevaría a cabo una ceremonia para introducirla oficialmente en la Orden. Durante la fiesta se reencontró con Arno. En esa misma fiesta, su padre era asesinado en misteriosas circunstancias y Élise descubrió que Arno había fallado en entregarle un mensaje que le advertía sobre el peligro. Furiosa con Arno y deseando vengar a su padre, Élise se embarcó en una investigación para encontrar a su asesino. Con la ayuda del Templario Weatherhall, Élise descubrió su casa saqueada por ladrones tras el caos que supuso la Revolución Francesa y que su padre fue asesinado por el Roi des Thunes.

En 1791, Élise trataba de averiguar si aún poseía aliados dentro del Temple. Trató de contactar con Chrétien Lafreniere, pero pronto se enteró de que había sido asesinado por Arno. Compartiendo el objetivo común de descubrir al asesino del Maestre De la Serre, Élise y Arno se presentan ante el Consejo de los Asesinos para que éstos colaboren con ella para encontrar al asesino de De la Serre, lo que es autorizado por el Mentor Mirabeau. La pareja descubrió que François-Thomas Germain, un antiguo colaborador de De la Serre, era el nuevo Gran Maestre de los Templarios. Arno y Élise eliminaron juntos a varios Templarios confabulados con De la Serre, hasta que durante le ejecución de Luis XVI, Arno no quiso perseguir a Germain para proteger a Élise, lo que hizo que ésta cortara todo contacto con él, al creer que Arno ponía su seguridad por encima de eliminar a Germain.

Arno fue expulsado de la Orden y se refugió en un ahora desvalijado Palacio de Versalles. Élise vuelve a solicitar la ayuda de Arno, y aunque en un principio se muestra reticente, termina aceptando. Ambos regresan a París donde traman un plan para desprestigiar a Maximilien Robespierre, miembro de la Orden del Temple y aliado de Germain. Tras la caída de Robespierre, descubren el paradero de Germain. Creyendo que no sobreviviría a su enfrentamiento con Germain, Élise redacta una serie de cartas para Arno, donde acepta su destino, le declara su amor y pidiéndole que viva sin remordimientos.

Élise llega al Temple donde Arno y Germain se enfrentaban. Élise, mientras Arno se hallaba incapacitado, ataca a Germain ella sola; la Espada del Edén de Germain explota y hace que una columna caiga encima de Élise. Cuando Arno se dirige hacia ella descubre que ha muerto.

Haytham Kenway[editar]

Laureano de Torres y Ayala[editar]

Laureano de Torres y Ayala (1645 - 1722) es el antagonista de Assassin's Creed IV: Black Flag. Laureano es el gobernador español de la Florida, gobernador de Cuba y Gran Maestre de la Orden del Temple en el Caribe.

Miembro de la nobleza española, si bien Laureano nació en La Habana, fue criado y educado en Madrid. A los 20 años ingresó en la Orden del Temple y se marchó al Caribe, donde entró en contacto con el Sabio Thom Kavanagh. Gracias a la influencia Templaria en la monarquía española, Laureano fue nombrado gobernador de la Florida, regresando durante un corto período de tiempo para combatir en la Guerra de Sucesión Española.

En 1708 fue nombrado gobernador de Cuba, hasta que fue arrestado y destituido por corrupción en 1711. Laureano fue absuelto de los cargos y elegido de nuevo gobernador de Cuba en 1713.

En cierto momento, a Laureano se le encomendó encontrar el Observatorio, un sitio de la Primera Civilización. Contactó con un Asesino desertor llamado Duncan Walpole, el cual traicionó a la Orden y acudía junto a Laureano con un misterioso artefacto; sin embargo, Duncan sería eliminado por un pirata llamado Edward Kenway, quien usurpó su identidad para poder cobrar la recompensa del gobernador Laureano de Torres. Los Templarios capturaron al Sabio Bartholomew Roberts con el fin de acceder al Observatorio. Laureano descubrió la verdadera identidad de Kenway, quien fue tomado prisionero por Laureano y enviado a Sevilla.

Maximilien Robespierre[editar]

Maximilien François Marie Isidore de Robespierre (1758 - 1794), más conocido simplemente como Maximilien Robespierre, es uno de los antagonistas del juego Assassin's Creed: Unity. Robespierre está aliado con la Orden del Temple y es el líder del bando de los jacobinos, los cuales se hicieron con el poder en Francia e instauraron el Gran Terror como política. El personaje está inspirado en la figura del célebre revolucionario y político Maximilien Robespierre.

Nacido en Arras, pese a tener una infancia difícil, Robespierre fue un gran estudiante, obsesionado con la historia de Roma y la oratoria. Ganándose la vida como un modesto abogado, Robespierre fue elegido diputado por el Tercer Estado en los Estados Generales y se convirtió en un defensor del republicanismo y demandó reformas sociales y políticas. Viendo el potencial que poseía, el Templario François-Thomas Germain lo reclutó para la Orden del Temple.

Con un discurso radical, sus apasionados discursos y su discreto estilo de vida, le hicieron ganar mucha popularidad, tanto que para 1793 era el dirigente de Francia con más poder. Robespierre llevó a cabo una política extremista que se caracterizó por el uso de la ejecución por medio de la guillotina para acabar con cualquier enemigo de la Revolución, ya fuera real o imaginario. El propio rey Luis XVI y su esposa María Antonieta fueron ejecutados por este método. Las intenciones de Robespierre eran que los Templarios pudieran medrar en el caos social y político resultante.

La caída de Robespierre empezó sólo un año después de hacerse con el poder absoluto de facto. El Asesino Arno Dorian y su aliada, la Templaria Élise de la Serre, instigaron un plan para socavar la reputación de Robespierre, haciéndole parecer un tirano y un paranoico a ojos del pueblo y de sus colegas revolucionarios. Esto, sumado al hecho de que Arno repartió listas con nombres de revolucionarios a los que Robespierre pretendía eliminar, hizo que la Convención creyera que Robespierre estaba llegando demasiado lejos. Sin el favor de la Convención ni del pueblo, el Gran Maestre Germain dejó de considerar útil a Robespierre, el cual cayó en desgracia.

El Asesino Arno y Élise de la Serre confrontaron a Robespierre y le obligaron a confesar dónde se escondía Germain. Tras eso, los soldados se llevaban arrestado a Robespierre, el cual sería ejecutado al día siguiente.

Robert de Sablé[editar]

Robert de Sablé (1161 - 1191) fue Gran Maestre de la Orden del Temple durante la época de la Tercera Cruzada. Está basado históricamente en la figura de Robert IV de Sablé.

Según la guía oficial de Assassin's Creed, De Sablé tiene unos 30 años en el juego, que transcurre en 1191, por lo que se deduce que el personaje nació alrededor de 1161. También, la guía establece que a pesar de liderar una facción cristiana, es secretamente ateo, y apoya la ideología templaria, debido a que cree en que el poder trae la paz.

Aparece al principio del juego en el Templo de Salomón, intentando coger el Fruto del Edén con Altaïr intentando matarlo. No obstante, De Sable consigue zafarse de Altaïr y empujarlo fuera de la habitación donde se hallaban. Los Templarios eliminan a uno de los Asesinos restantes, Kadar, y hieren al otro, Malik. Sin embargo, éste consigue escapar con el Fruto y regresar a Masyaf. De Sable ataca entonces la fortaleza, aunque es rechazado gracias a la estratagema de Altaïr.

Al final del juego, Altaïr luchó contra De Sablé en la Batalla de Arsuf, y éste revela la traición de Al Mualim, antes de morir.

Rodrigo Borgia[editar]

Shay Cormac[editar]

Shay Patrick Cormac (1731 - ¿?) fue un miembro de la Orden de los Asesinos que desertó al oponerse a los planes de Achilles Davenport para indagar en los Sitios de los Precursores. Tras unirse a la Orden del Temple, Shay inicia una caza de sus antiguos hermanos.

Shay nació en la Nueva York colonial, aunque sus padres eran originarios de Irlanda. Criado en los barrios pobres de Nueva York, Shay conoció a Liam O'Brien, otro inmigrante irlandés que se convirtió en su compañero de juegos. Liam se unió a la Orden de los Asesinos tras la muerte de su padre. Shay se unió a su padre en su vida como pirata, hasta que el padre de Shay murió durante una tormenta. Shay regresó a Nueva York donde se dio a la mala vida; sería rescatado por Liam, quien le invitó a unirse a la Orden. Sin embargo, Shay siempre albergó dudas respecto a los ideales de la Orden, las cuales compartía con su viejo amigo Liam. Shay será nombrado capitán de su propio buque, el Morrigan, con Liam como su contramaestre.

Shay se unió a sus camaradas en la búsqueda de los artefactos dejados por la Primera Civilización. Tras rastrear a un tal Samuel Smith, Shay reclamó una caja dejada por la Primera Civilización, reclamando también un manuscrito en posesión de un tal James Wardrop. Ambos objetos revelaron la existencia de un templo de los Precursores en Lisboa. En 1755, Shay extrajo un misterioso objeto que se hallaba dentro de la cueva lo que provocó el terremoto de Lisboa. Shay regresó a la Hacienda Davenport de Achilles, recriminándole su decisión y responsabilizándolo de la muerte de todas las víctimas del terremoto. Shay decidió entonces robar el manuscrito para evitar que los Asesinos pudieran causar más desastres. Shay consigue infiltrarse en la Hacienda Davenport y robar el manuscrito, pero cuando Shay huía recibía un disparo de Liam y caía al mar malherido.

Shay se despierta en la casa de un matrimonio que se encargó de cuidarlo. Shay contacta entonces con George Monro, un coronel británico. En los muelles de Albany, Shay recupera el control del Morrigan con ayuda de Monro. Por su colaboración con el coronel, Shay comienza a entrar en contacto con la filosofía de la Orden del Temple. También conocerá a Christopher Gist, quien se convertirá en su más cercano colaborador.

Tras recibir una carta de Monro, Shay acude a su rescate ante un ataque franco-nativo con apoyo de los Asesinos de Kasegowaase. Shay llega hasta Albany, que se hallaba en pleno ataque francés y Asesino, logrando eliminar a Kasegowaase, aunque descubriendo que Monro había muerto a manos de Liam. Antes de morir, Monro le hace entrega a Shay de su anillo Templario. Poco después, Shay fue introducido en la Orden de los Templarios por el Gran Maestre Haytham Kenway.

Shay se reúne con Gist, Haytham y el capitán James Cook. La flota Templaria persigue a la Armada francesa, siendo atacados por el Asesino Adéwalé. Shay y Haytham persiguen al Asesino, logrando acabar con él finalmente; antes de morir, Adéwalé revela que Achilles está investigando nuevas formas de acceder a los Sitios de los Precursores. Regresan a Nueva York, donde con ayuda del Templario Jack Weeds luchan contra las bandas criminales controladas por la Asesina Hope.

Los Templarios descubren que Benjamin Franklin está trabajando en los artefactos de los Precursores. Shay elimina a Hope, la cual había esparcido un gas venenoso por Nueva York, y después persigue a bordo del Morrigan a Chévalier de la Vérendrye. Los buques de Shay y Vérendrye se enfrentan, asesinando el primero al segundo y descubriendo dónde se halla el Sitio de los Precursores.

Shay y Haytham entran en el templo donde se topan con Achilles y con Liam; cuando éstos estaban a punto de coger el artefacto, Achilles se retracta, afirmando que Shay tenía razón. Sin embargo, entre ambas parejas se desata una persecución, persiguiendo Shay a Liam. La caverna donde se hallaba el templo comienza a derrumbarse y Liam queda mortalmente herido debido a una caída. Tras presenciar la muerte de su antiguo mejor amigo, Shay se reúne con Haytham y Achilles. Haytham insiste en eliminarlo, pero Shay insiste en dejarlo vivo pues cree que servirá de ejemplo por si otros Asesinos planean descubrir los Sitios; Haytham está de acuerdo, pero antes de marcharse le dispara en la pierna para que nunca olvide lo ocurrido.

La acción nos traslada décadas después a Francia, pues la pista sobre los artefactos de los Precursores guió a Shay hasta París. Shay se infiltra en el Palacio de Versalles y elimina a un Asesino llamado Charles Dorian. Charles reconoce a Shay como Templario, creyendo que éste había desaparecido después de que Connor desarticulara a los Templarios de Estados Unidos; Shay afirma que entonces ellos iniciarán una nueva Revolución.

Warren Vidic[editar]

El Doctor Warren Vidic es el doctor a cargo del proyecto Animus de la corporación Abstergo Caballeros Templarios de la actualidad es el antagonista de la serie de la época actual y quien da caza a Desmond quien estaba cautivo en las instalaciones de Abtergo y logró escapar con la ayuda de Lucy stillman. Murió a causa de un disparo de un agente de abstergo controlado por Desmond en 2012.

No alineados[editar]

Cristina Vespucio[editar]

Cristina Vespucio (1459 - 1498) es un personaje secundario aparecido en los juegos Assassin's Creed II y Assassin's Creed: Brotherhood. Fue un interés amoroso del Asesino Ezio Auditore. El personaje está basado en la figura de Simonetta Vespucci, una conocida beldad florentina que fue musa de artistas renacentistas como Sandro Botticelli.

Siendo una bella joven, Cristina tuvo una gran cantidad de pretendientes, siendo uno de ellos un joven noble llamado Ezio Auditore. Cuando Ezio la estaba siguiendo para ver dónde vivía, Ezio espantó a Vieri de Pazzi, el cual estaba acosando a Cristina. Ésta, agradecida, decidió concederle una «segunda oportunidad». A partir de entonces, Ezio y Cristina se convirtieron en amantes, visitándola frecuentemente Ezio en su casa, lo que le causó problemas con su padre y con la guardia de la ciudad.

Tras la ejecución del padre y los hermanos de Ezio, Cristina le ayuda a darle un sepelio decente en el río Arno. Sabiendo que tenía que marcharse de Florencia, Ezio le pide que viaje con él, pero ella afirma que no puede separarse de su familia, así que Ezio le regala un collar para que siempre lo recuerde.

En 1478, Ezio regresa a Florencia donde descubre que Cristina está prometida a un joven llamado Manfredo. Tras ayudar a Manfredo con unas deudas de juego, Ezio le pregunta si él está enamorado de ella, a lo que responde que sí. Tras compartir un último beso, Ezio se marcha prometiéndole a Cristina que Manfredo será un buen marido.

Ezio y Cristina se reencuentran años después en Venecia, durante el Carnaval. Ezio aprovecha su disfraz para hacerse pasar por Manfredo y besar furtivamente a Cristina. Ésta lo reconoce y se enfada, afirmando que ella es una mujer casada y pidiéndole que no se vuelva a acercar a ella.

Para 1498, Ezio acudió a Florencia para combatir al monje Girolamo Savonarola. Los seguidores de Savonarola entraron en la casa de Cristina para matar a Manfredo, y aunque éste quedó herido, Cristina pudo escapar. Ezio rescata a Cristina, que estaba siendo atacada por sicarios de Savonarola, pero se da cuenta de que está gravemente herida. Cristina muere en los brazos de Ezio, mostrándole el collar que le había regalado tantos años atrás, y afirmando que ojalá hubieran tenido otra oportunidad.

Lorenzo de Médici[editar]

Lucrecia Borgia[editar]

Lucrecia Borgia (1480 - 1519) hace su aparición como antagonista en Assassin's Creed: Brotherhood, siendo hija del Gran Maestre Templario Rodrigo Borgia y hermana de César Borgia. Históricamente está basada en la figura de Lucrecia Borgia, hija del papa Alejandro VI.

Lucrecia fue la única hija del Gran Maestre Templario Rodrigo Borgia con su amante Vanozza. Lucrecia se convirtió en un instrumento político de su padre, mediante matrimonios que extendieran la influencia Templaria por toda Italia. Sin embargo, sus matrimonios no llegaron a durar mucho; o bien eran anulados por el papa cuando ya no eran útiles a su causa, o bien César los despachaba, celoso de que su hermana estuviera con otro hombre.

Lucrecia creció idealizando a su hermano y amante César. También surgieron rumores de que mantenía relaciones incestuosas con su padre y con su hermano.

Lucrecia se reencuentra con César cuando éste regresa a Roma tras sus campañas en Italia, reencontrándose con Lucrecia a la que prometió convertir en su reina cuando conquistara Italia. Con él llevó a Caterina Sforza, de la cual Lucrecia estaba celosa, pues su hermano sentía lujuria por ella. Caterina sería liberada por el Asesino Ezio Auditore, quien secuestró a Lucrecia para que lo llevara ante Caterina. Lucrecia defendió la causa de su hermano, quien consideraba que traería la paz a Italia.

Tiempo después, Lucrecia presencia cómo su padre es asesinado por el propio César cuando Rodrigo se negó a entregarle el Fruto del Edén. César maltrató a Lucrecia para que le dijera donde se hallaba el Fruto y negó haberla amado nunca. Una despechada Lucrecia le cuenta a Ezio los planes de César y le pide que lo detenga.

Tras la muerte de los miembros de su familia y la pérdida de influencia de los Borgia, Lucrecia contrae matrimonio con el duque d'Este en 1502. Ezio se reencuentra con ella en una de las expansiones del Assassin's Creed: Brotherhood. Lucrecia le confiesa que es una marginada y que su esposo no la ama. Ezio la seduce para poder robar el cuadro de La anunciación, y tras eso se marcha, dejando atrás a una Lucrecia muy molesta.

Véase también[editar]

Referencias[editar]