Alexandre Benois

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de Aleksandr Benois por Léon Bakst, 1898

Alexandre Benois (también Aleksandr Nikoláyevich Benois) (n. San Petersburgo, 4 de mayo de 1870 - f. París, 9 de febrero de 1960) fue un crítico de arte, pintor, libretista y escenógrafo ruso. Con Sergei Diaghilev y su círculo de amigos fue cofundador de la revista Mir Iskusstva (El mundo del arte) que con su defensa de los movimientos artísticos europeos, especialmente el Impresionismo francés, y su adhesión a la idea del "arte por el arte"[1]​ fue decisiva en la creación de los Ballets Rusos.

Comienzos[editar]

Alexandre Benois pertenecía a una familia acomodada de origen francés con tradición teatral. Su bisabuelo había sido director del Teatro de la Fenice de Venecia, y su abuelo construyó en 1856 el Teatro Bolshoi de Moscú [2]​. Para dar gusto a sus padres Benois estudió Derecho, dedicándose al mismo tiempo a pintar, estudiar arte y frecuentar el teatro. Por su amistad con Diaghilev formó parte de su tertulia de amigos de las artes y participó en la fundación y redacción de la revista progresista Mir Iskusstva (1899-1904). También colaboró con Diaghilev en las pioneras iniciativas de éste: la gran exposición de "Retratos históricos rusos" que se celebró en el Palacio Tauride de San Petersburgo en 1905[3]​, la "Exposición de Arte ruso" en el Salón de Otoño de París en 1906[4]​, y la temporada de ópera rusa en la Ópera de París en 1908. Para esta última Benois creó parte de los decorados para el estreno de Boris Godunov de Mussorgsky[5]​.

Boceto para El Pabellón de Armida, de A.Benois, 1907

Con los Ballets Rusos[editar]

En 1905 Benois llevó a cabo su primera gran escenografía para un ballet, Sylvia de Delibes en el Teatro Mariinski. Y en 1907 trabajó por primera vez con Michel Fokine, recién nombrado coreógrafo titular del Mariinski[6]​, en la creación del ballet Le Pavillon d´Armide (mús. Cherepnin). A raíz de ese estreno Benois presentó a Fokine a Diaghilev y puede decirse que así puso en marcha el proyecto de llevar a París una compañía de ballet: los Ballets Rusos. Para la primera visita de los Ballets Rusos en la capital francesa, en la primavera de 1909, Benois contribuyó no sólo con el libreto y la escenografía de El Pabellón de Armida sino también con los decorados y los figurines de Las Sílfides y algunas ideas para Cléopâtre[7]​. En la siguiente gira a París, en 1910, Benois en estrecha colaboración con Fokine proporcionó el libreto de Sheherezade, participó en la gestación de El pájaro de fuego y realizó unos decorados evocadores para Giselle, protagonizado por Tamara Karsavina y Vaslav Nijinski.

Boceto para Petrushka de A. Benois, 1911

En 1911 se produjo la separación de los Ballets Rusos de su matriz, el teatro Mariinski, y el traslado de su sede a Montecarlo. Para la temporada parisina de esa primavera Benois, ahora director artístico de la compañía[8]​, creó con Fokine Petrushka, sus decorados y vestuario inspirados en el arte popular ruso son considerados un punto culminante de su arte. La relación entre Diaghilev y Benois se empezó a deteriorar por ese tiempo, y en la temporada de 1912 el escenógrafo apenas tuvo una intervención en el ballet Narcisse, con música de Ravel y coreografía de Fokine. La última colaboración de pre-guerra entre Benois y Fokine fue con motivo de la ópera-ballet Le Coq d´or de Rimski-Korsakov que se estrenó con gran éxito en París en la primavera de 1914. El estallido de la Primera guerra mundial en agosto de ese año dispersó a los Ballets Rusos y sus gentes.

Boceto para Le Coq d´or de A. Benois, 1914

La Guerra mundial y los años posteriores[editar]

Benois regresó a Rusia con su familia y pasó los años de la guerra en San Petersburgo donde también vivió la Revolución rusa de 1917 y sus secuelas. En el verano de 1923 Diaghilev le invitó a unirse a los Ballets Rusos reconstituidos en Montecarlo para realizar la escenografía de la ópera de Gounod Le Médecin malgré lui. Benois obtuvo un permiso temporal de las autoridades soviéticas para salir del país pero se llevó consigo a su familia con la intención de no volver más[9]​. El reencuentro con los Ballets Rusos y con Diaghilev fue una decepción para Benois que se encontró con un ambiente artístico completamente diferente al que él había vivido y vio a su viejo amigo rodeado de colaboradores nuevos, entre ellos Boris Kochno como libretista, Bronislava Nijinska como coreógrafa titular, Picasso, Marie Laurencin o Braque como escenógrafos. Para Diaghilev Benois se había quedado anticuado y lejos del arte experimental moderno[10]​. Aún le encargó unos decorados para un ballet griego Philémon et Baucis que no se llegó a hacer.

Benois encontró entonces acogida en la compañía de la bailarina-actriz Ida Rubinstein para la que creó en 1928 la escenografía y los figurines de los ballets Les Noces de Psyche et de l`Amour (mús. Bach) y Le Baiser de la fée (mús. Stravinsky, y en 1929 La Valse (mús. Ravel)[11]​. En los años siguientes Benois colaboró con los Ballets Russes de Montecarlo, la compañía surgida a la muerte de Diaghilev en 1929 con los artistas supervivientes de la disolución de los Ballets Rusos, contribuyendo entre otros trabajos la escenografía y el vestuario de Le Bal de cadets (más conocido como Graduation Ball) (1940), con música de Johann Strauss y coreografía de David Lichine. Entre sus últimas creaciones cabe citar, ya en 1949, los decorados y figurines para Le Moulin enchanté (mús. Schubert) con coreografía de Lichine para el Grand Ballet du Marquis de Cuevas y la escenografía y el vestuario para una reposición del clásico Cascanueces para el London´s Festival Ballet, en 1957.

Las memorias de Benois -- Reminiscences of the Russian Ballet (Londres, 1941) y Memoirs (Londres, 1960) -- son de gran importancia para la historia de los Ballets Rusos y su tiempo.

Referencias[editar]

  1. Richard Buckle, Diaghilev, Londres 1979, págs. 29 y 42-43
  2. Phyllis Hartnoll, The Oxford Companion to the Theatre, Londres 1967, 3ª ed. pág. 101
  3. Buckle, pág. 86
  4. Buckle, pág.92
  5. Buckle, pág. 105
  6. Serge Lifar, History of Russian Ballet, Londres 1954, pág. 215
  7. Buckle, pág. 150
  8. Lifar, pág. 238
  9. Buckle, pág. 414
  10. Buckle, pág. 417
  11. Horst Kögler, The Concise Oxford Dictionary of Ballet, Oxford 1988, pág. 54

Bibliografía[editar]

  • Richard Buckle, Diaghilev, Londres 1979
  • Phyllis Hartnoll, The Oxford Companion to the Theatre, Londres 1967, 3ª ed.
  • Horst Kögler, The Concise Oxford Dictionary of Ballet, Oxford 1988
  • Serge Lifar, History of Russian Ballet, Londres 1954

Categorías[editar]