Ambystoma mexicanum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ajolote»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Ajolote
Axolotl.jpg
Estado de conservación
En peligro crítico (CR)
En peligro crítico (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Amphibia
Subclase: Lissamphibia
Orden: Caudata
Familia: Ambystomatidae
Género: Ambystoma
Especie: A. mexicanum
Shaw & Nodder, 1798
[editar datos en Wikidata]

El ajolote (Ambystoma mexicanum), del náhuatl axolotl, "fenómeno marino", es un anfibio caudado (anfibio con cola), endémico de México, que ha tenido una gran influencia en la cultura mexicana y también en otros ámbitos, pues ha sido utilizado como alimento y para realizar investigaciones por las características morfológicas y fisiológicas que presenta.

Características y clasificación[editar]

Este anfibio, en ocasiones caníbal, tiene una apariencia de un renacuajo gigante, con patas y cola; se caracteriza por: sus tres pares de branquias, que salen desde la base de su cabeza y van hacia atrás; ojos pequeños; piel lisa; su extraordinaria capacidad para regenerarse; y sus patas cuyos dedos son finos y puntiagudos, pero que, no desarrollan uñas. La coloración del ajolote es muy variable, ya que en estado silvestre la mayoría son cafés oscuro, con el dorso negro, mientras que en cautiverio la coloración va desde; gris, café, verde pardo, anaranjado, hasta blanco con ojos negros, albino dorado, albino blanco o casi negro.[2]

Los ajolotes se clasifican dentro de la familia de los ambistomátidos. Antiguamente se los denominó Siredom mexicanum, pero en la actualidad pertenecen al género Ambystoma. También en un principio se le confundió como ejemplares larvas de la salamandra tigre (Ambystoma tigrinum) que no habían experimentado la metamorfosis. Sin embargo, hoy se les reconoce como especies distintas. En este momento se distinguen dos subespecies: Ambystoma mexicanum y Ambystoma bombypellum. Las cuales se diferencian únicamente por su hábitat: la primera vive en las cercanías de Ciudad de México y la segunda en San Martín Texmelucan.[3]

Distribución, hábitat y estado de conservación[editar]

El ajolote es endémico del Valle de México. Se puede encontrar a Ambystoma mexicanum al sur de la Ciudad de México. Su único hábitat natural son los lagos próximos a la Ciudad de México, en Xochimilco. También se encontraban en los ahora desaparecidos lagos de Texcoco y Chalco.[1]

El ajolote se encuentra en la categoría de peligro de extinción respecto a su estado de conservación actual, según la NOM-059-ECOL-2010 y la IUNC, esto después de que el humano lo sobre-explotará por sus usos medicinales y alimenticios, sin dejar de lado el desarrollo de la mancha urbana, redujo su hábitat.

Es importante mencionar que la IUCN incluye en su lista roja de especies en peligro de extinción a Ambystoma mexicanum.[1] y que actualmente se están realizando trabajos para su conservación, por lo anterior A. mexicanum se encuentran en cautiverio.

Mantenimiento en cautiverio[editar]

El mantenimiento en cautiverio de Ambystoma mexicanum generalmente se hace en acuarios y requiere ciertas condiciones de: agua, pH, filtración del agua, temperatura, luz, alimentación y cuidados. Por lo cual no es fácil mantenerlo como mascota ya que al estar, el ajolote protegido por una ley mexicana, se tiene tramitar permisos para poder tenerla como mascota.[4]

Los acuarios en donde se mantiene a los ajolotes en cautiverio pueden ser de dos tipos:

Peceras de cristal con capacidad para almacenar 40 litros de agua, en donde se coloca un ajolote adulto por acuario. Este acuario tiene la gran ventaja de asegurar: una higiene completa al ajolote y se desinfecta con facilidad. Sin embargo, la filtración es más complicada.

Estanques de concreto de un tamaño aproximado de 50x100x50 cm, en donde se pueden tener hasta diez ajolotes adultos en cada uno, este tipo de acuario es recomendable siempre y cuando los parámetros de: luz, temperatura y agua sean muy controlados, ya que en ocasiones se ha visto que los ajolotes pueden adquirir hongos que dañan su salud, ya que no se ve en su totalidad al animal, como sucede en las peceras de cristal.

Filtración y mantenimiento del agua[editar]

El mantenimiento del agua se hace por medio de: un sistema de filtración y control de pH. El sistema de filtración consiste en varios filtros por los cuales atraviesa el agua y son eliminados; residuos sólidos, impurezas y posibles microorganismos. De no ser utilizado un sistema de filtración puede que la cantidad de amonio (NH3) aumente y que es perjudicial para estos animales, ya que propicia la aparición de algas, hongos y bacterias.[5]

El agua debe tener un pH neutro o ligeramente básico, generalmente se mantiene entre 7.5-8.5. En los laboratorios se logra utilizando una solución a base de sales llamada Holtfreter.

En otros casos, cuando se mantiene a Ambystoma mexicanum en estanques de cemento, se llena con agua de la llave, acondicionada con anticloro. Es de extrema importancia que la cantidad de anticloro que se añada al agua sea la que indica el envase, ya que los ajolotes son muy sensibles a las sustancias químicas. Es recomendable hacer el cambio de agua y una aspiración del sustrato, un día después de haberlo alimentado, porque las deposiciones del ajolote tienen un volumen considerable.

Hongos

Son susceptibles a los hongos los cuales le causan; decoloración al animal, inflamación en su cloaca, o una sustancia algodonosa en su piel. Para evitar esto es necesario realizar recambios de agua y limpieza del filtro para eliminar los residuos. El tratamiento contra hongos se realiza por expertos.

Temperatura[editar]

La temperatura del agua es un punto muy importante, ya que hay que tomar en cuenta que el ajolote es una especie de agua fría. Por esto el agua debe mantenerse idealmente entre los 14 a 20 °C, y debe tenerse cuidado de no sobrepasar los 20 °C. Si la temperatura es muy alta, el ajolote intentara permanecer en la superficie porque le costará respirar, y sus branquias comenzarán a disminuir su tamaño. Cuando el animal permanece en la superficie para respirar, es fundamental corregir las condiciones adversas inmediatamente, o el animal puede perecer asfixiado en pocas horas.

La temperatura para la hibernación debe ser de unos 10 °C durante unas 3 o 4 semanas y cuando han hecho el desove, la temperatura a la que se debe mantener los huevos es de 20 °C. Al llegar al verano las protuberancias que tienen sobre sus branquias irán perdiéndose, debido al calor. Se recomienda tener en un lugar frío y húmedo, no es recomendable someterle a bruscos cambios de temperatura; aunque los soporta puede morir si éstos son constantes.

Sustrato[editar]

El sustrato, no es usado en acuarios de cristal o plástico, únicamente en acuarios de cemento y por ningún motivo debe contener piedras angulosas, por ejemplo cuarzo, dado que ocasionalmente los ajolote tragan algunas piedras y estas pueden ocasionarle daños internos, en cambio piedras redondeadas no constituyen ningún problema porque las eliminan en las deposiciones.

Compañeros de acuario[editar]

Axolote en cautiverio.

A diferencia de como se dice comúnmente, no es recomendable que conviva con los caracoles manzana ya que esta especie de caracol contiene un gran número de bacterias que no pueden ser eliminadas del agua y que son soportables para muchísimas especies de peces y anfibios pero el ajolote no las soporta, por lo tanto no se debe introducirlas en el mismo hábitat. Tampoco se deben tener otros tipos de animales que no sean ajolotes, porque para peces como los carassius, las branquias de los ambystomas resultaran bastante atractivas, de modo que las morderán, lo cual podría causar la muerte al ajolote por estrés. Ha habido casos en los que dos ajolotes se han matado mutuamente, por lo que tampoco se recomienda tener dos juntos.[cita requerida]

Alimentación[editar]

Su dieta es muy variada va desde pequeños peces, alevines, acociles, tubifex, lombrices de tierra, tenebrios, y pequeños trozos de carne de pavo, pollo o res el cual no debe de ser cocido. La alimentación se debe suministrar una o dos veces por semana: estos animales pueden resistir un ayuno de varias semanas.

Algunos consejos

Cuando un animal sea aquejado por alguna enfermedad se deberá reducir la alimentación pues, en la mayor parte de los casos, la sobrealimentación es la causante de aquellas.

Se recomienda no adquirir ajolotes que hayan compartido el acuario de la tienda con anfibios de otras especies o con numerosos miembros de su propia especie. Son muy sensibles a los contagios y al estrés. Además, sus branquias son muy llamativas y pueden ser mordidas o arrancadas por otros animales.

Mitología, historia y cultura[editar]

Mitología

El ajolote ha estado en la vida de los mexicanos desde la época de los aztecas. Donde según la mitología azteca el ajolote (del náhuatl: atl, "agua" y xolotl, "monstruo"; monstruo acuático), es referencia al dios Xólotl, hermano de Quetzalcóatl, Xólotl se encuentra asociado a la idea del movimiento y de la vida, de acuerdo con la leyenda del quinto sol.

Por otra parte Bernardino de Sahagún cuenta que Xólotl rehusaba la muerte, y al trató de esconderse en las milpas, convirtiéndose en una planta de maíz de dos cañas o ajolote (xolotl); sin embargo, fue descubierto y se echó a correr, ahora escondiéndose en un magueyal, tomando la forma de una penca doble o mejolote (de metl, maguey y xolotl). Finalmente, en su última huida, se introdujo al agua, donde se transformó en un pez llamado axolotl, esta fue su última metamorfosis. Así Xólotl, dios que le tiene miedo a la muerte, y que no pudo escapar de ella paso a la historia por sus poderes de transformación.

Historia

La historia del ajolote se remonta desde los aztecas, pues está documentado en varios códices, como en el Florentino. En la literatura científica apareció en 1615 en un libro de historia natural, y más tarde se hicieron numerosas publicaciones sobre este animal. Hasta que doscientos años después recibe su nombre científico.

Por otro lado Alexander von Humboldt, impresionado por este animal, tomó dos ejemplares de México y los llevó a París para que Georges Cuvier los estudiara, fiel a la lógica de la anatomía comparada, lo clasificó como un perennibranquio.

De aquí en adelante solo hay registros en 1863, durante la intervención francesa, se enviaron varios ajolotes a París; allí se reprodujeron y sus crías sufrieron lo que a los estudiosos franceses pareció una extraña metamorfosis.

Cultura

Está ampliamente extendido en la cultura mexicana desde los mexicas, hasta nuestros días pues el ajolote es muy apreciado como alimento y usado tradicionalmente para aliviar afecciones respiratorias como el asma y la bronquitis aunque los efectos del tratamiento no están demostrados científicamente. Además de sus múltiples usos como; mascotas, objetos de estudio, etc. Por lo anterior desde 1989 se establecieron granjas de reproducción a nivel internacional en Canadá, Holanda, Jaón, Corea del Sur, EE.UU., Suecia e Inglaterra. Por supuesto estas también existen en la Ciudad de México en la FES Iztacala de la UNAM y en la UAM Xochimilco, para proveer al mercado nacional e internacional. [6]

También en la literatura se encuentra muy bien representado al ajolote, por el escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) quien, inmortalizó a este animal en Axolotl, cuento que aparece en Final del juego(1956). En dicho cuento, narrado en primera persona, el autor describe la fascinación casi mórbida que le produce tan extraño animal, en el que destacan no sólo sus rasgos físicos (entre ellos sus ojos áureos) sino también su comportamiento, consistente en la más obstinada inacción. Leer siempre resulta maravilloso, sobre todo al caer en cuenta de lo que le ocurre al narrador al tratar de develar el misterio, el secreto que ocultaba el ajolote en su singularidad. pines En México existe el refrán que dice: Cuando se revuelve el agua, cualquier ajolote es bagre. Significa que cuando las cosas están confusas, damos gran valor hasta a las miserias.

El tanque axlotl es una tecnología ficticia, un secreto corporativo de la organización Bene Tleilax, dentro del universo de Dune creado por Frank Herbert. La tecnología axlotl también es mencionada en las novelas de Herbert "Destination: Void" y "The Jesus Incident", pero no se abunda en ellas. El nombre de esta tecnología presumiblemente deriva del nombre axolotl ya que las capacidades regenerativas de este espécimen son retomadas en los libros de Herbert para nombrar dispositivos "capaces de reproducir a un ser humano vivo a partir de células de un cadáver", un tipo de clon llamado ghola. Más adelante estos tanques son modificados para replicar la especia melange. En posteriores novelas se descubre que en realidad los tanques axlotl son hembras Tleilaxu.

Medidas de conservación[editar]

Las acciones de conservación se centran en la mejora del lago de Xochimilco y por un lado a través de la educación para la conservación del medio y por otro lado a través de intentar incentivar el turismo ecológico y la puesta en marcha de trabajos de restauración del hábitat y la biorremediación.

Además hay varias colonias de ajolotes mantenidas en cautividad en todo el mundo, ya que la especie es utilizada en la investigación biomédica y fisiológica, así como en el comercio de mascotas; sin embargo, de momento la re-introducción no se recomienda, ya que primero hay que mitigar las amenazas en su medio natural, las enfermedades, y los riesgos genéticos de las poblaciones silvestres deben ser evaluadas. De no ser así, la re-introducción sería seguramente un gran esfuerzo fallido, ya que se repetiría la misma historia.

El Comité Técnico Consultivo Nacional para la Recuperación de Especies Prioritarias (CTCNREP) creado en 1999 en el marco del PCVS (Programa de Conservación de la Vida Silvestre y Diversificación Productiva en el Sector Rural 1997 ? 2000), como órgano de consulta de la SEMARNAT en materia de conservación y recuperación de las especies prioritarias de flora y fauna silvestres y su hábitat, tiene un Subcomité para la Recuperación de Especies Prioritarias de México para el género Ambystoma.

Además parte de las poblaciones de ajolote mexicano se encuentra protegidas dentro del Parque Ecológico de Xochimilco, que dentro de su plan de rescate incluye un proyecto para la conservación del ajolote. De manera complementaria, por iniciativa del Darwin Initiative Project del gobierno del Reino Unido, y con base en talleres técnicos en los que participaron diversos sectores de la sociedad, se elaboró un Plan de Acción Nacional para el Manejo y la Conservación del Ajolote en Xochimilco.

Referencias[editar]

  1. a b c Luis Zambrano, Paola Mosig Reidl, Jeanne McKay, Richard Griffiths, Brad Shaffer, Oscar Flores-Villela, Gabriela Parra-Olea, David Wake (2010). «Ambystoma mexicanum». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2015.4 (en inglés). Consultado el 26 de enero de 2016. 
  2. CONABIO (2011). «Fichas de especies prioritarias. Ajolote Mexicano (Ambystoma mexicanum)». Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 
  3. «Ajolote (Ambystoma mexicanum).». Consultado el 13 de octubre de 2015.. 
  4. Servín Zamora, E. (junio de 2011). Manual de mantenimiento en cautiverio y medicina veterinaria aplicada al ajolote de Xochimilco (Ambystoma mexicanum) en el zoológico de Chapultepec.. Consultado el 14 de octubre de 2015. 
  5. ROBLES‐MENDOZA, S. (2009). «Maintenace media for the axolotl Ambystoma mexicanum juveniles (Amphibia: Caudata)». Hidrobiológica. 19 (3) (205-210). 
  6. Servín Zamora, E. «Manual de mantenimiento en cautiverio y medicina veterinaria aplicada al ajolote de Xochimilco (Ambystoma mexicanum) en el zoológico de Chapultepec». Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, UNAM. Consultado el 14 de octubre de 2015. 

Bibliografía[editar]

  • Armstrong, J. B. & Malacinski, G. M. (1989). Developmental Biology of Axolotl. Oxford University Press.

Enlaces externos[editar]