Tom Parker

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

“Coronel” Tom Parker (nacido como Andreas Cornelis ("Dries") van Kuijk (26 de junio de 190921 de enero de 1997), era un empresario de origen neerlandés conocido como el mánager de Elvis Presley desde 1955 hasta su muerte. Por muchos años Parker alegó ser natural de Estados Unidos, pero eventualmente se descubrió que había nacido en Breda, Países Bajos.

Su trabajo como manager de Elvis Presley fue considerado como un elemento central del éxito asombroso de la carrera de Presley. De hecho Parker se caracterizó por una dedicación tenaz para defender los intereses de su cliente y la rentabilidad de su imagen, ganando más que el 10% tradicional de las rentas generadas por Presley (alcanzando el 50% para el final de la vida de Elvis), y dirigió el ascenso de Presley como superestrella del rock. Presley dijo de Parker: “No pienso que hubiera llegado muy lejos con otro manager.“


Carrera[editar]

Andreas Cornelis van Kuijk nació en Breda, Países Bajos, en el año 1909, dedicándose en su infancia a atraer público a espectáculos de circo en su ciudad natal. En su adolescencia viajó a Rotterdam para trabajar en dicho puerto. Ansioso de mejorar su fortuna, van Kuijk aprovechó un viaje marítimo de la embarcación donde trabajaba para escaparse a Estados Unidos, instalándose allí a los 17 años como inmigrante ilegal y trabajando por un tiempo en un circo ambulante, tras unos meses retornó a Holanda.

En su ciudad natal, van Kuijk siguió trabajando en pequeños empleos, sumidos en la pobreza, lo cual le determinó a retomar sus ansias de volver a Estados Unidos. A los 20 años van Kuijk se vio envuelto en una investigación criminal, tal vez como sospechoso o como testigo, lo cual le motivó a huir a Estados Unidos de modo ilegal en 1929. De inmediato van Kuijk se enroló en el Ejército de los Estados Unidos adoptando el nombre de Tom Parker y ocultando su condición de migrante ilegal. Tras dos años de servicio, Parker desertó de su batallón y fue por eso arrestado y luego expulsado del ejército.

Tras 1931 Parker se dedicó nuevamente a trabajar en circos y entretenimiento, así como a varios empleos menudos. Se casó en 1935, viajando con su esposa por todo el país en busca de trabajo. A partir de 1938 fue contratado para atraer público a los espectáculos del cantante Gene Austin, cuya carrera se hallaba en decadencia a fines de la década de 1930. Después de ello, Parker empezó a trabajar como promotor de la música a finales de los años 40, trabajando con cantantes como Minnie Pearl, y Eddy Arnold, primero sólo promocionando apariciones y recitales, y luego dedicándose a publicidad a gran escala en radio y prensa, lo cual le sacó definitivamente de la pobreza. Parker recibió el título honorario de “coronel” de la Milicia Estatal de Lousiana en 1948, por parte de Jimmie Davis, gobernador de Louisiana, a cambio del trabajo que Parker hizo en la campaña electoral de Davis.

Mánager de Elvis Presley[editar]

Despegue mediático[editar]

El 18 de agosto de 1955, Parker firmó un contrato con Elvis Presley para ser su representante y manager oficialmente, fecha en la que Presley era un cantante promisorio del nuevo ritmo denominado rock and roll, pero sin ser realmente una estrella musical. Parker firmó un contrato con la discográfica RCA para comprar a Presley los derechos de grabación de sus canciones por $40.000 (que incluyeron $5.000 que iban directamente a Elvis como prima), una suma considerable por ese tiempo. Con su primer contrato con RCA, Presley grabó en enero de 1956 el tema Heartbreak Hotel y pasó de ser un cantante promisorio a una verdadera estrella del rock.

De inmediato Elvis Presley empezó su carrera como gran estrella del rock y pronto se percató que el carisma personal y dominio escénico de Elvis le dirigían a un nuevo medio de comunicación de masas, la televisión. Parker trabajó entonces duramente para conseguir presentaciones de Elvis en el show televisivo de Milton Berle y luego en El show de Ed Sullivan, mientras que en simultáneo contrataba a fabricantes de merchandising para utilizar con elos el nombre de Elvis de modo idéntico a una marca comercial, con lo cual a fines de 1956 Elvis había generado cerca de 22 millones de dólares en rentas, más que cualquier otro cantante ese año.

Parker dispuso que Elvis diera una serie de conciertos en Las Vegas, pero éstos no tuvieron éxito en una ciudad con un público ciertamente adinerado pero de mediana edad y escasamente aficionado al rock and roll, ante lo cual Parker contactó con Paramount Pictures para que Elvis participara en un total de siete películas (considerando que en esos años uno de los principales intereses de Presley era actuar). En octubre de 1956 Elvis lanzó su cuarto single, llamado Love Me Tender y aseguró un nuevo éxito en ventas para todo el año 1957, en paralelo con las películas filmadas con Paramount; aun así Parker aún dudaba si la fama de Elvis duraría mucho tiempo, tras haber visto a lo largo de los años muchos artistas llegando al estrellato por un año o dos para luego quedar olvidados.

Una muestra de la influencia de Parker fue convencer a Elvis de aceptar el servicio militar al cual fue enrolado en enero de 1958 por el Ejército de los Estados Unidos, alegando que convendría a la carrera de Presley mostrarse como un hombre común y evitar un tratamiento especial que perjudicase su imagen pública y su música. Parker también se opuso enérgicamente a que Elvis grabase canciones en Alemania Occidental (donde estaba la guarnición a la que fue destinado) para evitar que aquél obtuviera allí otro mánager, y luchó por mantener el interés del gran público sobre Elvis durante su estancia en el ejército. Para lograrlo, Parker difundía noticias sobre las actividades de Elvis, mensajes para sus fanáticos, historias superficiales (como la del corte de cabello al cual debió someterse el artista en su guarnición), o avisos totlamente falsos (como la oferta para que Elvis tuviese su propio show de televisión a su retorno). En paralelo, Parker temía que Elvis en Alemania decidiera tomar otro mánager, o que a su vuelta hubiera perdido el favor del público.

Auge y dificultades[editar]

Cuando en enero de 1960 Elvis terminó su servicio militar y volvió de Alemania, Parker había preparado un programa especial de televisión en la cadena ABC para darle la bienvenida, el show fue titulado Welcome Home Elvis y contó con la participación de Frank Sinatra, siendo que Parker cuidó de que Sinatra recibiera un pago mucho menor al de Elvis, en revancha por anteriores opiniones de Sinatra contra el rock and roll. A partir de esa fecha Parker influenció nuevamente en Elvis para que éste se concentrase en rodar películas a una escala impresionante, llegando inclusive hasta realizar tres filmes al año (todas con Elvis en rol principal), de manera tal que los cines estadounidenses tuviesen frecuentemente en cartelera a las películas protagonizadas por Presley.

En paralelo, Parker desanimó a Presley de su proyecto de ofrecer grandes conciertos en vivo, al punto que a mediados de 1961 Elvis abandonó las presentaciones para dedicarse a actuar. Parker observó que la presencia de Elvis en varios filmes era una segura fuente de ingresos durante muchos años, hasta que el público empezó a reaccionar desfavorablemente: casi desde 1964 empezaba en Estados Unidos la Beatlemanía y la creciente influencia del rock británico, mientras las películas de Presley lentamente perdían popularidad, aunque Elvis continuaba grabando tres discos anuales para la RCA. Hacia 1966 parecía evidente que el esquema de negocio de Parker, basado en explotar la presencia de Elvis en Hollywood, estaba llegando a su fin.

En simultáneo, Parker había decidido por muchos años reducir los costos de su cliente, impidiendo que Elvis se embarcase en giras de conciertos o en contacto masivo con sus seguidores. Cuando en 1966 los ingresos de Elvis empezaron a reducirse drásticamente al desvanecerse el interés del público por sus películas, Parker sugirió un gran golpe publicitario para devolver protagonismo a su cliente: un matrimonio con Priscilla Beaulieu, pareja y conviviente de Elvis Presley por casi diez años, tomando como ejemplo la gran atención publicitaria ganada en esos días por el matrimonio de Frank Sinatra con la actriz Mia Farrow. Elvis aceptó la idea y se casó con Priscilla Beaulieu en la primavera de 1967.

Poco después Parker aceptó la necesidad de hacer cambios en el esquema de negocios de Elvis, pero se opuso tajantemente a la idea de Presley de recurrir a grandes conciertos en el extranjero, a diferencia de lo que habían hecho otros rockeros estadounidenses como Jerry Lee Lewis. Ciertamente en 1957 Elvis había dado un concierto en Canadá (única presentación suya en el extranjero), pero ello fue posible porque Parker no necesitaba presentar allí un pasaporte estadounidense. En realidad, Parker carecía de ese documento porque jamás había solucionado su situación de inmigrante ilegal; ello causaba que el mánager temiera viajar fuera de EEUU y ser arrestado a su retorno, o deportado. Por este hecho, Parker convenció ante Elvis que un concierto en el extranjero sería riesgoso por temas de seguridad personal, y que fuera de los EEUU no hallaría escenarios adecuados para una estrella de su fama.

Retorno a la cima[editar]

Parker aceptó que la salida sería un retorno a las grandes presentaciones en vivo, eligiendo el antiguo escenario de la televisión para que Elvis grabase un especial. La idea de Parker era repetir el esquema de la década de 1950, con Elvis cantando ante las cámaras y mostando al fondo solamente su orquesta, asi como aprovechar la cercanía de la Navidad de 1968 para que Elvis interprete una serie de canciones navideñas pero el productor Steve Binder propuso otra opción, a saber que Elvis interprase sus grandes éxitos, con una escenografía y vestuario especiales. Parker inicialmente rechazó el proyecto de Binder, pero poco después el mismo Elvis insistió en seguir adelante, consciente que sólo una lujosa y cuidada presentación televisiva le devolvería protagonismo en la escena musical.

Parker aceptó que Elvis ejecutase la presentación en diciembre de 1968, aunque dudaba muchísimo sobre su éxito. El resultado fue un show titulado Elvis grabado en los estudios de la NBC. La presentación televisiva fue un éxito inmediato: no sólo consiguió el aplauso de la crítica musical sino que devolvió el nombre de Elvis a la popularidad masiva, incluso ganándole nuevos admiradores. Tras ver la grabación final, Parker aceptó que el plan de Binder había sido el adecuado, pero por años rehusó admitirlo en público.

Después del especial de diciembre de 1968, Parker logró que Elvis volviera a dar presentaciones en vivo, centrando éstas en el mas nuevo y mayor y casino de Las Vegas, mientras convencía a Presley de subir sus honorarios de mánager a casi un 50% de las rentas de Elvis, alegando que en verdad éste era el único cliente de Parker. Las presentaciones en vivo en Las Vegas se sucedieron a lo largo de 1969 y 1970, volviendo Elvis a la cima de la fama en el rock and roll y retornando al nivel de ingresos de sus mejores años. Parker logró celebrar un contrato con el Hotel Hilton de Las Vegas para que Elvis realice allí conciertos por un mes completo, a cambio de US$ 125,000 por semana, suma elevadísima para la época tratándose de un solo artista.

En julio de 1972, inspirado tras la visita de Richard Nixon a la República Popular China, Parker informó que Elvis daría un gran concierto en vivo en Hawai para ser retransmitido a todo el mundo mediante televisión por satélite. El concierto se realizó en enero de 1973 con el nombre de Aloha from Hawaii y fue el último gran éxito musical para Elvis Presley, aunque el especial televisivo tuvo como principal inconveniente la diferencia horaria entre Hawai y las ciudades de la costa este de los EEUU, por lo que se decidio darlo en diferido esperando hasta el mes de abril, momento en que los ratings en ese pais, eran mas altos que lo que hubieran sido en enero. El show de Hawaii, como lo habia sido el especial de 1968, fue visto por 50 millones de telespectadores en los EEUU y por un total de mil millones en el resto del mundo.

Después de este momento de esplendor, la carrera de Presley entró en franca decadencia. Desde mediados de 1973 Elvis empezó a subir de peso aceleradamente, y comenzó su adicción a fármacos tranquilizantes, al punto que impedían sus actuaciones en vivo en Las Vegas, donde a veces quedaba imposibilitado de cantar o farfullaba las letras de sus canciones. Ante este problema Parker no pudo mantener el ritmo de presentaciones en Las Vegas y eventualmente debió permitir que Elvis volviera a su residencia de Graceland, dedicándose solamente a percibir sus regalías de RCA pero sin volver a las grabaciones.

Sobreviviendo a Elvis[editar]

Elvis Presley murió repentinamente en Graceland el 16 de agosto de 1977, y Parker trató de continuar administrando su patrimonio, aunque fracasó en tal empeño debido a conflictos legales con los administradores del patrimonio del artista y contra Priscilla Presley, ex esposa del cantante y madre de Lisa Marie Presley, única hija y heredera de Elvis. Parker fue acusado de despilfarrar los ingresos de Elvis y de cobrar unos honorarios demasidado altos (casi el 50% de las rentas de Elvis), mientras que el costo de mantener la enorme finca de Elvis en Graceland consumía casi todas las regalías de Elvis.

Desde 1979 varios administradores elegidos por Priscilla Presley en nombre de su hija acusaron a Parker de haber cerrado un pésimo negocio con RCA en 1973 por vender las regalías de las canciones de Elvis anteriores a dicho año por apenas 5.4 millones de dólares, precio considerado como muy bajo al considerar que precisamente esa contrato afectaba al periodo de mayor creatividad y fama de Presley.

La nueva administración del patrimonio de Elvis quedó completamente en manos de su hija en 1980 mediante una sentencia judicial, dejando de lado a Parker y poniendo fin a sus funciones de administrador, recayendo todos los derechos sobre las regalías en Lisa Marie Presley, representada por su madre. El hecho que Parker tuviera a Elvis como único cliente dificultó la situación financiera del ex mánager, y en 1981 Parker fue llevado a juicio por Priscilla Presley, acusándolo de administración negligente. El litigio duró hasta 1983 cuando mediante un acuerdo extrajuidcial Parker recibió dos millones de dólares a cambio de renunciar a todo derecho sobre las regalías de Elvis o ingresos generados por el patriomonio del artista, además de renunciar a todo reclamo financiero futuro contra los herederos de Elvis.

Parker siguió viviendo en la misma suite que había ocupado en el Hilton de Las Vegas, la misma que ocupaba desde que trabajaba con Elvis. Inclusive aceptó trabajar para la cadena Hilton como "consultor" y relacionista público informal, aprovechando su fama, pero en 1984 Parker fue finalmente desalojado del hotel cuando sus deudas contraídas en juegos de azar del hotel aumentaron en demasía.

Últimos años[editar]

Con el paso de los años, las relaciones de Parker con los herederos de Elvis mejoraron, apareció en la presentación de los sellos de correos emitidos por el servicio postal de EE.UU. en 1993, e inclusive la ex esposa e hija de Elvis le invitaron a algunos eventos conmemorativos en Graceland.

El elevado interés del gran público por la obra y persona de Elvis Presley, hasta extremos rayanos en la obsesión, motivó que Parker comentara en 1993 “No pienso que exploté a Elvis tanto como lo están explotando hoy”. También comentó negativamente en 1994 sobre la boda de Lisa Marie Presley con Michael Jackson.

Desde 1994 Parker cesó sus apariciones públicas por motivos de enfermedad, al punto que no podía salir de su casa. Parker sufrió un ataque cardíaco el 20 de enero de 1997 en su apartamento de Las Vegas y murió al día siguiente, a la edad de 87.

Referencias[editar]

  • http://www.multilingualarchive.com/ma/enwiki/es/Colonel_Tom_Parker
  • The Colonel: the extraordinary story of Colonel Tom Parker and Elvis Presley. Alana Nash. Simon & Schuster, New York 2003. ISBN:978-0743213011
  • Dickerson, James L. (2001). "Colonel Tom Parker: The Curious Life of Elvis Presley's Eccentric Manager." Cooper Square Press.
  • Vellenga, Dirk with Farren, Mick (1988). Elvis and the Colonel. Dell Publishing, New York ISBN 0440203929