Teodoro de Beza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Théodore de Bèze»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Théodore de Bèze
Theodore-de-Beze-2.jpg
Nacimiento 24 de junio de 1519
Vézelay
Defunción 13 de octubre de 1605 (86 años)
Ginebra
Ocupación Teólogo
Pastor protestante
Reformador religioso
Lengua de producción literaria Francés
Género Exégesis
Sermón

Théodore de Bèze (Vézelay, 1519 - Ginebra, 1605), humanista y teólogo calvinista francés. Tradicionalmente se le considera una de las figuras más prominentes, junto a François Hotman, Duplessis-Mornay y Althussius, de los llamados pensadores monarcómanos protoliberales.

Biografía[editar]

Su padre, Pierre de Bèze, gobernador real de Vézelay, descendía de una gran familia borgoñona; su madre, Marie Bourdelot, era conocida por su generosidad. El padre de Teodoro tenía dos hermanos: uno, Nicolás, era miembro del parlamento de París; el otro, Claude, era abad del monasterio cisterciense de Froimont en la diócesis de Beauvais. Nicolás era célibe y en el curso de una visita a Vézelay le satisfizo tanto Teodoro que, con permiso de sus padres, lo condujo a París para que fuera instruido y luego lo condujo desde allí a Orleáns en diciembre de 1528 para recibir las enseñanzas del célebre helenista alemán (y oculto protestante) Melchior Wolmar. Este lo acogió en su propia casa y ese mismo día fue celebrado desde entonces como un segundo aniversario. El joven Beza siguió a este maestro a Bourges, donde lo había llamado la duquesa Margarita de Angulema, hermana de Francisco I.

Bourges era en Francia uno de los bastiones de la Reforma y, cuando en 1534 el rey Francisco I emitió su decreto contra innovaciones en la Iglesia, Wolmar tuvo que volver a Alemania y, conforme al deseo de su padre, Beza regresó a Orleans para estudiar Derecho. Allí pasó cuatro años (1535-1539) distraído con la lectura de los clásicos grecolatinos, en particular Ovidio, Catulo y Tibulo y obtuvo la licenciatura en Derecho el 11 de agosto de 1539. Como su padre deseaba, marchó a París para empezar las prácticas; tenía el futuro asegurado, ya que sus padres le habían conseguido dos beneficios eclesiásticos cuyas rentas ascendían a setecientas coronas de oro al año y su tío había prometido hacerlo heredero suyo.

En París pasó dos años frecuentando a los humanistas de entonces y, para evitar tentaciones, se desposó en secreto en 1544 con una jovencita de origen modesto, Claudine Denoese, prometiendo hacer público el enlace cuando las circunstancias lo permitiesen. Publicó entonces una colección de poemas latinos, Juvenilia, que le dio fama y lo situó entre los mejores escritores de poesía neolatina de su tiempo. Pero cayó enfermo y el deterioro físico le reveló sus necesidades espirituales. Poco a poco fue recobrando la salud, se convirtió y resolvió romper los lazos que le unían al mundo para marchar a Ginebra, refugio entonces de los evangélicos (esto es, los adeptos a la Reforma protestante). Llegó allí con Claudine el 23 de octubre de 1548 y fue cordialmente recibido por Calvino.

En Ginebra se volvió un discípulo aventajado de Jean Cauvin o Juan Calvino y marchó a Lausana, no sin pasar por Tubinga para visitar a su anciano maestro Wolmar. Una vez en Lausana, Pierre Viret lo nombró profesor de griego de la ciudad (noviembre de 1549). Al año siguiente escribió un drama bíblico, Abraham Sacrifiant (Ginebra, 1550); la pieza contrapone catolicismo y protestantismo y recibió una buena acogida. En junio de 1551 añadió algunos Salmos a los que el poeta Clement Marot había empezado a traducir en francés y conocieron también mucho éxito. Por esa misma época publicó su Passavantius, una sátira dirigida contra Pierre Lizet, un hombre de execrable reputación y antiguo presidente del Parlamento de París quien había dado origen al tribunal de herejes conocido como Cámara ardiente (Chambre ardente) y era por entonces (1551) abad de Saint-Victor, cerca de París. Lizet quería además adquirir reputación como martillo de herejes con algunos escritos polémicos publicados.

Y Beza se implicó en dos controversias de carácter muy serio entonces. La primera concernía a la doctrina de la predestinación e implicaba a Calvino contra Jérôme Hermès Bolsec. La segunda trataba sobre la ejecución en la hoguera de Miguel Servet en Ginebra el 27 de octubre de 1553. Para defender a Calvino y a los magistrados ginebrinos, Beza publicó en 1554 De haereticis a civili magistratu puniendis (traducido al francés en 1560). En 1557 se interesó especialmente por los valdenses, que eran perseguidos en el Piamonte. Para defenderlos marchó acompañado de Farel a Berna, Zurich, Basilea y Escafusa (Schaffhausen), y de allí a Estrasburgo, Montbéliard, Baden y Göppingen. En estas dos últimas ciudades se le pidió que precisara claramente sus posiciones sobre los sacramentos respecto a las de los valdenses, y las fijaron por escrito el 14 de mayo de 1557. Pero su declaración, bien recibida por los teólogos luteranos, fue netamente condenada en Berna y Zurich. En el otoño de 1557 Beza emprendió un nuevo viaje con Farel a Worms vía Estrasburgo para pedir la ayuda de los príncipes del Imperio favorables al evangelio en favor de los hermanos de París que eran perseguidos. Con Melanchthon y otros teólogos, reunidos entonces en Worms, Beza sugirió la unión de todos los protestantes, pero esta proposición fue categóricamente rechazada por Zurich y Berna. Beza prosiguió sus viajes y esfuerzos en el intento de lograr la unidad de los protestantes.

La Academia de Lausana fue inaugurada en 1559 y tuvo en Beza a su primer rector. Trabajó para hacer una edición del Nuevo Testamento en griego. En 1565 hizo algo por lo que su nombre ha sido muy conocido desde entonces: dividió toda la Biblia en versículos, división que hizo imprimir entre 1565 y 1604 en nueve ediciones del Nuevo Testamento griego de Erasmo de Rotterdam y que perdura prácticamente hasta hoy. Además localizó un valioso códice bilingüe que data del siglo VI con los textos griego y latino de los Evangelios sinópticos y los Hechos de los Apóstoles. Teodoro de Beza lo obtuvo a partir del monasterio de San Ireneo en Lyon y lo presentó a la Universidad de Cambridge en 1581. Se suele denominar Codex Bezae. La primera edición se realizó en 1598.

Sebastián Castallion (1515-1563) había publicado anónimamente en 1554 en defensa de Miguel Servet De hereticis contra Calvino; este le replicó y Castallion escribió posteriormente su Contra libellum Calvini. Teodoro de Beza, íntimo y sucesor de Calvino, terció contestando a Castallion durante varios años en nombre de Calvino e hizo famosa la frase de que «la Iglesia de Dios es un yunque que ha gastado muchos martillos».

Obras[editar]

  • Poemata Varia, sin año, versos ligeros inspirados en Ovidio y Catulo y dirigidos a la juventud que sus detractores le reprocharon muy a menudo haber compuesto; confesó que él era el primero en lamentarlo.
  • 1550: Abraham sacrifiant, tragedia de tema bíblico.
  • 1574: Du droit des Magistrats sur leurs sujets, escrito monarcómano en el cual justifica el derecho de los hugonotes a resistir a la tiranía.
  • 1580: Histoire ecclésiastique des Églises Réformées de France, en la que se propone la idea de ley fundamental.
  • 1581: Chrestiennes Meditations, donde se medita sobre los salmos penitenciales. Están escritas en forma de paráfrasis, género literario muy desarrollado en el siglo XVI.

Literatura[editar]

  • Alain Dufour. Théodore de Bèze, poète et théologien. Droz, Genf 2006, ISBN 2-600-01103-X

Enlaces externos[editar]

  • Heinrich Heppe: Theodor Beza: Leben und ausgewählte Schriften, 1861, Verlag R.L. Friderichs Online