Clément Marot

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Clément Marot.

Clément Marot (Cahors, 1496 - Turín, 1544) fue un poeta francés del Siglo XVI, protegido por el rey de Francia Francisco I.

Biografía[editar]

Clément Marot nació en Cahors, de madre gascona y padre normando. Su padre, Jehan des Mares o des Marets, apodado Marot, era mercader y retórico. Componía versos y éstos eran del agrado de Michelle de Saubonne, esposa del señor de Soubise, por lo que ésta lo presentó a la reina Ana de Bretaña. Fue bien recibido y pronto se convirtió en uno de los poetas favoritos de Luis XII, al que acompañó a Italia.

Asiste al colegio en París, pasa al servicio de Nicolas de Neufville, señor de Villeroy como paje. Desde muy joven, compone versos. Ya en 1515, ofrece al nuevo rey, Francisco I, un libro de versos titulado, El Templo de Cupido, hecho por Maese Clément Marot, factor de la Reina. En 1517 o 1518, dirige al Rey una Pequeña Epístola. El Rey lo recomienda a su hermana Margarita, Duquesa de Alençon, que lo convierte en secretario de su marido, el duque de Alençon, al que acompañará en sus campañas.

Al morir el Duque de Alençon en 1525, se venga de una cierta Isabeau enamorada suya, publicando Elegía primera para una Dama. Ésta, a su vez, se venga denunciándolo por haber comido tocino durante la Cuaresma. Es detenido, acusado de herejía y llevado a la cárcel de Châtelet. Consigue salir gracias a su amigo Lyon Jamet y al obispo de Chartres, Louis Guillard. Para dar las gracias a su amigo compone la Epistola a su amigo Lion. En esa misma época, escribe su poema El Infierno.

En 1532, publicó una epístola para el rey, quien concedió una pensión de cien escudos de oro al que ya era sirviente suyo desde 1527.

En 1533, publicó la traducción del Salmo VI, tras recuperarse de una terrible enfermedad. En 1541, publica Treinta Salmos de David, y más adelante Cincuenta Salmos. Las traducciones de Marot parten de la versión latina.

Tras el llamado asunto de los pasquines en 1534, católicos y protestantes se enfrentan con violencia. Francisco I, tras algunas dudas, se decide por la represión. Clément Marot opta por alejarse de la corte y viaja primero a la corte de Nérac en Navarra y luego a la de Ferrara. Cuando se recrudece el conflicto religioso también en esta ciudad, se ve obligado a desplazarse a Venecia en 1536. Algunos meses más tarde, tras una humillante abjuración en Lyon, consigue el perdón del Rey. Para darle las gracias, le escribe otra epístola. En 1542, Francisco I vuelve a perseguir a los luteranos, y a pesar de que no es buscado específicamente, se marcha de nuevo al exilio en Ginebra. En 1543, se establece en Chambéry y luego en Turín, donde muere en 1544.

Clément Marot coronado de laurel.

Su obra[editar]

Poeta de muchos registros, más serio de lo que parece a primera vista, pero incapaz de acoplarse a la austeridad de Calvino, aún forma parte de la tradición medieval. La obra de Marot es muy abundante y el elegante chalaneo al que Boileau lo asocia en su Arte Poético sólo es uno de sus aspectos. Al leer sus obras descubrimos que el poeta evoluciona desde la disciplina de los retóricos (Rhétoriqueurs), hacia un arte más personal que le acerca al humanismo.

Poeta cortesano[editar]

La moda a principios del Siglo XVI era la retórica. Esta es la primera influencia que, como poeta, recibe. Sin embargo, sin renegar nunca de sus maestros (Molinet, Crétin, Lemaire de Belges) se consigue liberar de esa moda y va poco a poco construyendo una personalísima poesía cortesana. Después de imitar claramente a Lemaire en su "Templo de Cupido" (1515 se trasladó a la corte, en la que se desenvolvía con habilidad, componiendo literatura ocasional y de circunstancias, frecuentemente por encargo de los poderosos.

Tras su encarcelamiento, en la epístola que le dedica a su amigo Lyon Jamet, consigue hallar la veta humorística en una situación desgraciada y promete (al igual que el ratón hace al león en la fábula de Esopo) devolverle el seevicio, a pesar de su escaso poder. En la misma línea se dirige al propio rey solicitando su libertad, y pide perdón por no poder ir personalmente a solicitárselo. Se enamoró de una joven muy hermosa llamada Ximena que siempre tenia un aroma peculiar. Escribìó un libreo no muy popular titulado: "Hoy contigo y para siempre". Ella siempre lo rechazó porque se fue con su amor verdadero. Marot sufrió mucho y se suicidó a causa de esto.

Poeta satírico[editar]

Porque efectivamente, Marot también practicó la sátira. Además de los ejemplos mencionados, nunca se apartó de la tradición medieval y relató historias de mujeres infieles, maridos engañados y monjes rijosos. Para estos poemas utilizó, siguiendo modelos latinos preferentemente el epigrama.

Su sátira más feroz fue sin duda "El Infierno", un largo poema de 500 versos, que debido a los conflictos religiosos Marot quiso que circulara de modo casi secreto, pero que se publicó en Amberes en 1539 y tres años después en Lyon, gracias al humanista Étienne Dolet. Como se podía prever, la obra ocasionó a Marot muchos problemas con la justicia.

Una des sus mejores obras satíricas fue la "Epístola de Frippelipes, criado de Marot, a Sargon", de 1537. Marot, que había sido atacado durante su primer exilio de 1535] en unos versos por Sargon, un poeta de escasa valía utiliza a un falso criado llamado Frippelipes para contestar. Eso le permite ser mucho más brusco en su estilo y no rebajarse a discutir con Sargon. La ignorancia del criado, además, le permitía evitar los temas religiosos, lo que en esa época era bastante inteligente.

Bibliografía[editar]

  • Pierre Jourda: "Clément Marot", 1950
  • Joseph Vianey: "Les Épistres de marot", 1962
  • Simone Domange: "Lire encore Marot", 2006

Enlaces externos[editar]