Silent Hill (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Terror en Silent Hill»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Silent Hill
Silent Hill series logo.png
Ficha técnica
Dirección
Ayudante de dirección Pierre Henry
Dirección artística Elinor Rose Galbraith
James McAteer
Producción Don Carmody
Samuel Hadida
Victor Hadida
Andrew Mason
Akira Yamaoka
Diseño de producción Carol Spier
Guion Roger Avary
Música Jeff Danna
Akira Yamaoka
Sonido Nicolas Becker
Fotografía Dan Laustsen
Montaje Sébastien Prangère
Vestuario Wendy Partridge
Efectos especiales David Gauthier
Protagonistas Radha Mitchell
Sean Bean
Laurie Holden
Jodelle Ferland
Deborah Kara Unger
Alice Krige
Tanya Allen
Kim Coates
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) U.S.A.
Francia
México
Año 2006
Género Terror
Duración 127 min
Clasificación Bandera de Canadá: 18A
Bandera de los Estados Unidos R
Bandera de Argentina +18
Bandera de España +18
Bandera del Perú +18
Bandera de Chile +18
Bandera de México C
Bandera de Brasil +18
Bandera de Portugal M/18
Bandera de Suecia +18
Bandera de Colombia +18
Bandera de Australia R
Bandera de Malta +18
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Silent Hill DCP Inc.
Davis-Films
Konami Corporation
Distribución TriStar Pictures
Presupuesto $50 000 000 (Aprox)
Recaudación $97 607 453 (Aprox)
Sucesión de películas
Silent Hill Silent Hill: Revelation 3D
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Silent Hill o "Terror en Silent Hill" en Hispanoamerica, es una película de terror estrenada el 21 de abril del año 2006, dirigida por Christophe Gans y protagonizada por Radha Mitchell, Laurie Holden, Sean Bean, Alice Krige y Jodelle Ferland. Escrita por Roger Avary, la película está basada en el videojuego homónimo.

Argumento[editar]

Rose (Radha Mitchell) y su marido, Christopher (Sean Bean), están preocupados por el comportamiento de su hija adoptiva, Sharon (Jodelle Ferland). La niña grita "¡Silent Hill!", en medio de sus pesadillas, las cuales han llevado a la niña a ser sonámbula y realizar actos peligrosos mientras está dormida. Decidida a saber qué le ocurre a su hija, Rose empieza a investigar y descubre que Silent Hill es un pueblo fantasma, abandonado misteriosamente desde hace treinta años. A pesar de la negativa de su marido, Rose lleva a Sharon al pueblo para ver si puede resolver el problema de su hija. Por el camino se cruza con la oficial de policía Cybil Bennet (Laurie Holden), que sigue a madre e hija sospechando de sus intenciones con la iniciativa de la entrada al pueblo. Mientras conducen, Rose y Sharon sufren un accidente de coche debido a que una figura oscura misteriosa se atraviesa en el camino, haciendo que Rose, para evitar atropellarlo, se desvíe violentamente del camino haciendo chocar su auto contra la barrera de seguridad de la carretera, quedando ambas inconscientes. Cuando la madre despierta descubre, aterrada, que su hija ha desaparecido en medio del pueblo fantasma de Silent Hill. Sin saberlo, acaba de empezar su peor pesadilla.

Buscando a su hija por las calles abandonadas y oscuras de Silent Hill, cubiertas por una densa y extraña neblina, Rose es atacada por unas criaturas monstruosas (que parecían niños) y, una vez a salvo, conoce a una misteriosa mujer, vestida con harapos, llamada Dahlia Gillespie (Deborah Kara Unger). Ésta le cuenta que en ese pueblo han ocurrido cosas terribles y que su hija Alessa (Jodelle Ferland) sufrió muchísimo por ello. También le dice a Rose que Sharon, su hija adoptiva, es Alessa, pero Rose niega el testimonio de la mujer en todas las formas. Poco después, Rose es arrestada por la oficial de policía Cybil y, cuando ambas buscan la salida del pueblo (un puente colocado en medio de dos riscos), no la encuentran. Ha desaparecido como si se hubiera derrumbado y ellas están prisioneras en Silent Hill. Cuando son atacadas por una criatura antropomórfica y deforme, Rose aprovecha y se refugia en el colegio del pueblo. Cuando la oficial de policía finalmente la encuentra, ésta le quita las esposas y deciden unir sus fuerzas para sobrevivir y encontrar a la pequeña.

Mientras tanto, Christoper (Sean Bean) descubre que su mujer y su hija adoptiva han sufrido un accidente de tráfico y pone rumbo, muy preocupadamente, al pueblo. Christopher descubre que un incendio provocó el abandono del pueblo y una foto de Alessa, que es idéntica a su hija. Cuando irrumpe en el orfanato, preguntando por la historia de Sharon, es detenido.

Mientras tanto, Rose y Cybil conocen a Anna (Tanya Allen) en el hotel de la cuidad, una mujer muy extraña obsesionada con la religión y el culto que se realiza en Silent Hill, en contra de las fuerzas de la oscuridad, lo cual, según Anna, es el verdadero infierno. Encuentran el dibujo de la niña lo que las lleva a descubrir la habitación 111 que tiene un pasadizo a una vieja fabrica, Rose persigue a la hija de Dhalia; Alessa. En ese momento, se oye un sonido ensordecedor en todo el pueblo, parecido a una extraña sirena, a lo que Anna les dice que es un aviso que significa que la oscuridad se acerca, por lo que ésta las guía al único refugio para protegerse de los monstruos: la iglesia del pueblo. Antes de entrar, Anna le lanza piedras a Dahlia, que está sentada en la puerta, y antes de que puedan entrar dentro del edificio, la oscuridad consume al pueblo y el monstruo gigante conocido como Pyramid Head arranca la ropa y la piel de Anna, matándola instantáneamente.

Dentro de la iglesia, Rose y Cybil descubren a los habitantes de Silent Hill, ahora miembros de un culto religioso liderado por Christabella (Alice Krige). Rose convence a Christabella de que su intención es encontrar al «demonio» tan temido por los miembros del culto para poder encontrar a su hija. Entonces, Christabella las lleva al hospital del pueblo, lugar que, según ella, ahora es habitado por el demonio. Allí, Christabella descubre el parecido entre Sharon y Alessa y llama «brujas» a Rose y Cybil. Esta última es capturada y golpeada por otros habitantes del pueblo en un intento de permitirle a Rose escapar del culto y descender hasta el sótano del hospital.

Durante su viaje por el sótano, Rose tiene que transportarse a través de él entre más criaturas monstruosas, antropomórficas y extrañas, los cuales, para suerte de Rose, parecían inertes, como maniquíes aterradores. Finalmente, luego de pasar por el horroroso camino, Rose encuentra una Alessa adulta, quemada, en una cama del hospital y a Alessa Oscura, la manifestación del lado oscuro del alma de Alessa.[1] Alessa Oscura le cuenta a Rose que Silent Hill ha tenido por un largo tiempo una historia de rituales de caza de brujas. Al parecer, la pequeña Alessa fue condenada como una bruja por haber nacido fuera del matrimonio. Decidieron quemarla viva, pero durante la ceremonia el fuego se salió de control y el incendió acabó con todo el pueblo. Desde entonces, ella ha estado cambiando la realidad a la pesadilla infernal para dar caza a los miembros del culto que tanto daño le han hecho en todos esos años pasados.[2] Sharon, la hija adoptiva de Rose, es una manifestación de lo que queda de la inocencia y bondad de Alessa. También le revela que Christabella intentará quemar viva a Sharon por considerarla una bruja y que Alessa Oscura no puede entrar a la iglesia por sí sola. Para salvar a su hija, Rose acepta ayudar a Alessa Oscura a vengarse de los que, hace treinta años, decidieron quemarla con vida. Con éste trato, Alessa Oscura le regresa a Rose a su hija Sharon sana y salva. Alessa Oscura entonces hace que Rose la absorba para poder así entrar en la iglesia.

Rose llega a la iglesia con Sharon y descubre que su amiga Cybil ha sido quemada viva, como ocurrió con la pequeña Alessa. Su hija adoptiva está a punto de correr la misma suerte. A pesar de que Rose le explica a todo el pueblo que están negando su propio destino, Christabella lo considera herejía y la apuñala. Cuando la sangre cae al suelo de la iglesia, provoca que se abra un agujero inmenso en el sitio que se usaba para encender hogueras. La Alessa adulta y Alessa Oscura emergen del abismo y asesinan a Christabella y a los miembros del culto con inmensos tentáculos de alambre de espino. Las únicas supervivientes de la masacre son Dahlia, Rose y su hija Sharon. Dahlia no se explica por qué Alessa no la mató también, pero Rose explica que es porque era la madre de Alessa, motivo suficiente para no lastimarla. Al final de la masacre, Sharon y Alessa Oscura se fusionan, causando que las dos mitades de Alessa han finalmente regresado después de 30 años, y que Sharon es ahora Alessa.[1]

Cuando, por fin, Rose y Sharon/Alessa llegan a casa descubren que están rodeadas de niebla, debido a que han quedado atrapadas en el mundo de Alessa para siempre.

Reparto[editar]

  • Radha Mitchell como Rose Da Silva, la madre desesperada que busca una cura para el sonambulismo y las pesadillas de su hija Sharon. El director Christophe Gans dijo que elegir a la protagonista del filme «es una cuestión de sentimiento. Si juegas Silent Hill, sabes que cada personaje tiene una cualidad poética muy especial. Los hay tanto retorcidos como sofisticados. Nosotros tratamos de tomar eso en consideración cuando elegimos el reparto de este filme».
  • Sean Bean como Christopher Da Silva, el padre de Sharon y esposo de Rose, quien se opone a la decisión de su esposa de buscar respuestas en Silent Hill. El rol de Bean originalmente se limitaba al inicio y final de la película, pero debido a la presión del estudio por tener un hombre protagonista, su papel se extendió a una historia secundaria.
  • Jodelle Ferland como Sharon Da Silva, la hija adoptada y afligida de Rose y Christopher, y Alessa Gillespie, la hija atormentada de Dahlia, quien fue quemada viva por el culto de Silent Hill. Ferland también interpreta al personaje Alessa Oscura. Gans vio a Ferland como «la actriz ideal» después de ver el programa de televisión Kingdom Hospital, y la audición de Ferland para la película de Terry Gilliam Tideland.
  • Laurie Holden como Cybil Bennett, la oficial de policía de la ciudad de Brahms, quien sospecha de Rose y la sigue hacia Silent Hill. Gans eligió a Holden después de verla en The Majestic. Gans declaró: «En The Majestic, ella era bellamente femenina, y yo la elegí para poder mostrar su otro lado, y poder hacerla fuerte y lustrosa. Laurie en la pantalla es, para mí, una imagen perfecta de manga que ha cobrado vida».
  • Deborah Kara Unger como Dahlia Gillespie, la madre de Alessa, quien recorre la dimensión de niebla de Silent Hill después de dejar que el culto sacrificara a su hija. El personaje es completamente opuesto a su equivalente en el videojuego Silent Hill.
  • Tanya Allen como Anna, una fanática, miembro del culto de Silent Hill, que vaga por las calles del pueblo.
  • Kim Coates como el oficial Thomas Gucci, un policía con buen corazón pero endurecido por sus experiencias en Silent Hill.
  • Alice Krige como Christabella, la líder del culto de Silent Hill. Para prepararse para su rol, Krige leyó el libro The end of days de Erna Paris, un libro sobre la tiranía durante la tia qlia inquisición española.

Producción[editar]

El director Christopher Gans estuvo cinco años intentando obtener los derechos de Konami para una película de Silent Hill. Gans envió una entrevista en vídeo a Konami explicando sus planes de adaptar Silent Hill y cuán importantes son los juegos de la serie para él. Esto impresionó a Konami y le fueron otorgados los derechos. Konami Japan y Team Silent, el equipo de desarrollo responsable por los títulos de Silent Hill en ese entonces, se involucraron con la producción del filme desde la preproducción hasta a posproducción. En 2004, Gans y Roger Avary empezaron a escribir el libreto, con la intención de hacer la primera película en una serie de filmes de Silent Hill.

Sean Bean interpreta a Christopher Da Silva.


El escritor Roger Avary dijo que cuando era niño, su padre, un ingeniero de minas, solía contarle historias sobre el pueblo de Centralia, Pennsylvania, en Estados Unidos, donde los depósitos de carbón de una mina local se incendiaron, lanzaron gases tóxicos hacia el pueblo y creaban agujeros en la tierra donde la mina empezaba a colapsar. Esto forzó a la mayoría de habitantes del pueblo a evacuarlo indefinidamente. Avary estaba fascinado por la idea de tener un incendio debajo de un pueblo ardiendo por tanto tiempo, y la historia de Centralia fue usada como la base para el pueblo de Silent Hill en la película. Cuando el libreto fue completado, Gans y Avary recibieron un memorando del estudio que presentaba preocupación por la falta de un hombre protagonista en el filme, pues la historia original tenía casi todo un reparto de mujeres. Gans y Avary añadieron el personaje de Christopher (con el mismo nombre de pila de Gans) con su historia secundaria, y el libreto fue aprobado.

El filme se empezó a desarrollar el 19 de septiembre de 2003, y fue filmado en Brantford, Ontario, y Hamilton, Ontario. También fue filmado en escenarios de Toronto, Ontario, en 2005 y en la localidad de Alma College (St. Thomas). La película se considera una coproducción de Francia, Canadá y Japón. El estudio estadounidense Sony Pictures compró los derechos de distribución por $14 millones de dólares para Estados Unidos y Latinoamérica, donde el filme fue distribuido por su subsidiario TriStar.

Para mantener la atmósfera de los juegos, Gans hizo volar al compositor del Silent Hill original, Akira Yamaoka, al set de filmación varias veces. Gans también tenía una televisión de 40 pulgadas en el set, en la cual conectaba una PlayStation 2 y jugaba al Silent Hill original para que los actores y cinematógrafos pudieran ver cómo Gans quería emular varios ángulos de cámara y movimientos.

Silent Hill se filmó en el formato súper 35, con la excepción de las escenas en oscuridad, que fueron filmadas en alta definición para poder capturar la luz de forma nítida y manipularla digitalmente en posproducción. El filme contiene alrededor de 107 sets diferentes, usados específicamente para representar las versiones distintas del pueblo. Las criaturas bípedas en la película fueron interpretadas por actores y bailarines profesionales cubiertos de látex y maquillaje. Después de la filmación, más de 619 efectos visuales se usaron en la película, principalmente para la niebla que cubre el pueblo, las transiciones al mundo de oscuridad y los insectos de rodean al monstruo Pyramid Head. Algunas criaturas también se retocaron en posproducción con efectos generados por computadora, como las quemaduras de los «niños grises», los cambios de tamaño en las piernas de la criatura «sin brazos», la enfermedad que «el conserje» esparce y el alambre de espino de Alessa. Sin embargo, la mayoría de cosas que se ven en el filme existieron físicamente durante la producción.

El presupuesto de la película provocó que algunas escenas fueran escritas nuevamente. El encuentro con el personaje de Anna originalmente la mostraba atacada por una criatura sin brazos y siendo salvada por Cybil y Rose. Debido al presupuesto, la escena fue simplificada y escrita otra vez. También, Gans declaró que su visión original para el final del filme era hacer que seis Pyramid Heads aparecieran dentro de la iglesia, cada una con un arma diferente, y masacrando a los miembros del culto en referencia al Infierno de Dante. Cuando surgieron problemas con el presupuesto, creó un nuevo final con alambres de espino asesinando al culto, inspirado por el anime erótico Urotsukidōji: la leyenda del señor del mal.

Christophe Gans describe el concepto de la conexión del pueblo con la niña Alessa y el culto como «un pueblo de gente atrapado en sueños oscuros, y ella inflige al pueblo lo que esas personas hicieron a su cuerpo. Eso es, para mí, el significado de la oscuridad. La apariencia del pueblo está corrompida de la manera en que su propia carne fue mutilada. Es interesante porque el pueblo es un espejo para esta psicología fragmentada o distintas dimensiones, diferentes dobles de la misma persona».

Sobre las criaturas de Silent Hill, Gans afirma que «estos monstruos están condenados, con la dirección poética del término: son un poco como los fantasmas japoneses, es decir, residuos de sentimientos olvidados tan fuertes como el odio o la culpa. Los monstruos en el juego no son realmente monstruos, sino una mofa de los seres humanos. Los monstruos verdaderos son la gente, los miembros del culto que torturaron a Alessa. Cuando me aproximé al filme, sabía que era imposible representar a los monstruos simplemente como bestias que saltan sobre ti».

Recepción[editar]

El distribuidor de Silent Hill no dio exhibiciones para críticos, y por consiguiente ninguna reseña pudo imprimirse hasta después del estreno de la película. La media de calificaciones en Metacritic es de 30 sobre 100. Rotten Tomatoes muestra un rango de 30%, con un 0% de críticos profesionales Cream of the Crop.

James Berardinelli, de ReelViews, le dio al filme una crítica poco positiva, dándole 2 estrellas y media sobre cuatro. Berardinelli dijo que «el filme es demasiado largo, con muchas escenas innecesarias» y que «parte de la película parece mostrar a la protagonista correr sin razón», pero añadió que el filme «se ve muy bien» y que «da algunos momentos espeluznantes y ofrece una buena conclusión ambigua». Rogert Ebert, del periódico Chicago Sun-Times, le dio a Silent Hill una estrella y media sobre cuatro, diciendo que «es un filme con una apariencia increíblemente buena», pero dijo que «no entendió el argumento» y criticó cómo «a través de toda la película, los personajes pausan para ofrecer historia de fondo y perspectivas históricas y pensamientos metafísicos y orientaciones ocultistas».

Don R. Lewis, de Film Threat, alabó el aspecto visual de la película, pero dijo que «este filme completo es sencillamente confuso y no en una manera intrigante», diciendo que es «la película mala con mejor apariencia que jamás haya visto». Owen Gleiberman, de Entertainment Weekly, le dio al filme una calificación D+, diciendo que «algunas de las imágenes sobresaltan, pero Silent Hill paraliza por su vaguedad».

Dennis Harvey, de Variety, dijo que «un interés mayor al promedio se genera por un tiempo gracias al paquete visual del filme, pero, al final, Silent Hill se degenera en una reproducción fuera de proporción de todas esas historias de la Dimensión desconocida y Stephen King, en las cuales los forasteros tropiezan con un lugar fuera del espacio-tiempo del cual no hay escapatoria». Nathan Lee, de New York Times, dijo: «Empieza como una búsqueda, se desarrolla como el misterio de un pueblo fantasma, se degenera en un absurdo cuento de escarmiento sobre la brujería y el fundamentalismo religioso y concluye como la escandalosa y crispada fantasía de un nerd de películas obesionado con el terror, a quien se le han dado cantidades obscenas de dinero para adaptar un videojuego».

Silent Hill se estrenó en 2932 salas de cine y recaudó $20 millones en Estados Unidos, llegando al número uno en su fin de semana de estreno. Hasta el 3 de enero de 2007, la película recaudó $97 millones de dolares a nivel mundial.

El videojuego de Double Helix Games de 2008, Silent Hill Homecoming, incorpora varios elementos de la película, como la ceniza, el símbolo del culto, la iglesia con alambre de espino y el diseño de varias criaturas de Silent Hill.

Secuela[editar]

Se ha confirmado por el director Christophe Gans que una secuela de la película está siendo «oficialmente encargada y va por el buen camino».[3]

El 24 de diciembre de 2006, en una entrevista en dvdrama.com, el director y guionista Christophe Gans ha anunciado que Sony ha encargado oficialmente otra entrega de Silent Hill. Gans también declaró que le gustaría volver a la franquicia, si su compromiso con Onimusha no impide que participe. En el caso de que Gans no esté disponible para dirigir la película, personalmente recomendó que esté a cargo otro director europeo, de preferencia un colega francés. Gans también confirmó que Roger Avary volverá a escribir el guion. Una traducción al inglés de la entrevista a Gans se encuentra en GameSpot.

En abril de 2007 el productor Don Carmody declaró que el guion poco a poco se está desarrollando, y que «Gans está muy fuertemente involucrado en otro proyecto en este momento»,[4] y probablemente no volverá como director. Gans ha declarado que va a estar cerca de la producción de la película, independientemente de su estatus como director. Se confirma que la secuela va a mantener el aspecto visual de la primera película.[5]

En julio de 2007 Avary dijo que no participaría en Silent Hill 2 porque Gans tampoco. La continuación seguirá en desarrollo sin Avary ni Gans.[6]

El 12 de mayo de 2009 Sony Pictures registró el dominio silenthill2.net.[7]

El 15 de septiembre de 2009 Sony Pictures anunció que Roger Avary y Samuel Hadida firmaron oficialmente para trabajar en el proyecto, y que Silent Hill 2 se comenzará a filmar el próximo año, después de la filmación de Resident Evil: Afterlife.[8] [9]

La producción de Silent Hill 2 podría retrasarse porque Roger Avary fue condenado a un año de prisión en Estados Unidos.[10]

Según el productor Don Carmody, la secuela será más accesible al público aunque peor de ir al cine, al comentar que "Silent Hill no es un juego de gran éxito como Resident Evil o los juegos que hay por ahí. Es un juego de los conocedores. Tiene su propia base, sus seguidores. No son baratas, estas cosas. Hay que recurrir no sólo a los jugadores, hay que atraer a un público más amplio."

Carmody también señaló que la película se establecerá "años después" con el personaje principal "mucho mayor".[11]

El 5 de mayo de 2010, Carmody dijo que el rodaje se espera que comienze en finales de primavera en Toronto.[12]

En agosto de 2010, Carmody dijo que la secuela se había "estancado" debido al encarcelamiento de Avary, pero que todavía quiere hacer Silent Hill 2 y tiene un esquema básico para ello.[13]

Para principios de noviembre de 2010 se oficializa el nombre de la secuela como Silent Hill: Revelación, con soporte para el formato de 3D, guion y dirección de Michael J. Basset y una historia que seguiría la del videojuego Silent Hill 3 con Heather Mason como protagonista.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]