Silvina Ocampo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Silvina Ocampo
Silvina-tomado-por-Bioy-Casares-en-Posadas-1959.jpg
Silvina Ocampo en Posadas, Misiones, 1959.
Nacimiento 28 de julio de 1903
Bandera de Argentina Buenos Aires
Defunción 14 de diciembre de 1993
(90 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires
Nacionalidad Flag of Argentina.svg Argentina
Ocupación Escritora.
Período 1937 - 1988
Género Cuento, poesía y novela
Cónyuge Adolfo Bioy Casares (1932 - 1993)
Descendencia Marta Bioy Ocampo (1954 - 1994)

Silvina Inocencia Ocampo Aguirre (Buenos Aires, 28 de julio de 1903 - Ib., 14 de diciembre de 1993) fue una escritora y pintora argentina. Durante gran parte de su vida su figura fue opacada por las de su hermana, Victoria Ocampo; su esposo, Adolfo Bioy Casares; y su amigo Jorge Luis Borges, pero con el tiempo su obra ha sido reconocida, siendo considerada actualmente una autora fundamental en la literatura argentina del siglo XX.[1]

Biografía[editar]

Silvina Ocampo nació el 28 de julio de 1903 en Buenos Aires, en la casa de la calle Viamonte 550, siendo la menor de las seis hijas de Manuel Silvio Cecilio Ocampo y Ramona Aguirre Herrera (Victoria, Angélica, Francisca, Rosa, Clara María y Silvina). La posición privilegiada de su familia le permitió tener una formación muy completa, con tres institutrices, una francesa y dos inglesas, un profesor de español y otro de italiano, de manera tal que tanto Silvina como sus hermanas crecieron aprendiendo a hablar cuatro idiomas: español, inglés, francés e italiano, además de recibir lecciones de piano y dibujo [2] .

En su juventud estudió dibujo en París con Giorgio de Chirico y Fernand Léger. Entre sus amigos famosos figuraba el escritor italiano Italo Calvino, quien prologó sus cuentos. De regreso en Buenos Aires, trabajó la pintura junto a Norah Borges y a María Rosa Oliver, y realizó varias exposiciones, tanto individuales como colectivas. Cuando en 1931 Victoria fundó la revista Sur, que publicará artículos y textos de muchos de los más importantes escritores, filósofos e intelectuales del siglo XX, Silvina formó parte del grupo fundador, aunque al igual que Borges y Bioy, no tendría un lugar preponderante en las decisiones sobre los contenidos a publicar, tarea que desempeñaban Victoria y José Bianco. En 1932 conoce a Adolfo Bioy Casares, con quien se casó en 1940, permaneciendo juntos hasta su muerte, pese a las reiteradas infidelidades en que incurría su esposo.

Silvina Ocampo.

En 1937 publica su primer libro de cuentos, Viaje olvidado. Estos primeros relatos, de extensión breve, fueron vistos como pequeños recuerdos de infancia recreados por la imaginación, a través de una óptica onírica y en apariencia infantil (la mayoría de los protagonistas y narradores son niños)pero detrás de la cual asoma un componente siniestro. Aunque pasó algo desapercibido en su época, debido sobre todo a la dificultad para catalogar la escritura de Silvina, el libro fue posteriormente reivindicado por la crítica. Unos años más tarde colabora junto con Borges y Bioy en la preparación de dos antologías: Antología de la literatura fantástica (1940), con prólogo de Bioy; y Antología poética argentina (1941). En 1942 aparecen dos poemarios, Enumeración de la Patria y Espacios métricos, alternando a partir de entonces la narrativa con la poesía.

En 1948 publica Autobiografía de Irene, cuentos en donde ya muestra un estilo más desarrollado que en los de su libro anterior; a pesar de lo cual, el libro tampoco tuvo mucha repercusión al momento de su aparición. Dos años antes había escrito una novela policial a cuatro manos con Bioy Casares, Los que aman, odian, la única publicada en vida de la autora. Tras varios años de publicar únicamente poesía (Los sonetos del jardín, Poemas de amor desesperado, Los nombres, que obtuvo el Premio Nacional de Poesía) volvió al cuento en 1959 con La furia, con el que finalmente obtuvo cierto reconocimiento y suele considerarse como el momento en el que Silvina alcanza la plenitud de su estilo y del tratamiento de sus temas. En el medio nace Marta, una hija extramatrimonial de Bioy, que sin embargo fue criada por Silvina como si fuera propia.

En los años siguientes su ritmo de publicación siguió siendo bajo, aunque no así su ritmo de escritura: publicó otro volumen de cuentos, Las invitadas (1961), un poemario, Lo amargo por dulce (1962) y una antología propia, El pecado mortal (1966). En contraste, la década de 1970 fue algo más fecunda. Aparecen dos poemarios, Amarillo celeste y Árboles de Buenos Aires, los cuentos de Los días de la noche, una nueva antología, Informe del cielo y del infierno, y una serie de libros de cuentos infantiles: El cofre volante, El tobogán, El caballo alado, La naranja maravillosa y Canto escolar.

Cripta de la familia Ocampo, donde reposan Silvina y Victoria. Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires.

Los últimos dos libros de cuentos de Silvina, Y así sucesivamente (1987) y Cornelia frente al espejo (1988) demuestran que mantenía intactas su imaginación y su capacidad creadora. Entre 1988 y 1989 trabajó febrilmente para terminar La promesa, una novela que escribió, con largas interrupciones y numerosas reescrituras, durante veinticinco años, al mismo tiempo que comenzaba a manifestar síntomas de un Alzheimer, enfermedad que fue mermando sus facultades hasta dejarla postrada durante sus tres últimos años. Falleció el 14 de diciembre de 1993, a los 90 años, de los cuales pasó sesenta junto a Bioy. Fue sepultada en la cripta familiar del Cementerio de la Recoleta, ubicada muy cerca de la bóveda de la familia Casares, donde reposan los restos de su esposo, fallecido seis años después. A partir de su muerte su obra ha empezado a ser revalorada y leída por sus propios méritos, no ya en relación con la de su hermana o sus amigos. En 2010 se publicó finalmente La promesa, diecisiete años después de la desaparición física de Silvina, en una edición al cuidado de Ernesto Montequin [3] .

Los escasos premios que obtuvo en vida los debió más a su poesía que a sus cuentos: en 1954 recibió el Premio Municipal de Literatura por su poemario Espacios métricos; en 1962, el Premio Nacional de Poesía por Lo amargo por dulce y en 1988 el Premio del Club de los 13 por Cornelia frente al espejo, su último libro de cuentos.

Obra literaria[editar]

Obra narrativa[editar]

La obra de Silvina Ocampo es reconocida principalmente por su inagotable imaginación y su aguda atención por las inflexiones el lenguaje. Dueña de un lenguaje cultivado que sirve de soporte a sus retorcidas invenciones, Silvina disfraza su escritura con la inocencia de un niño para nombrar, ya sea con sorpresa o con indiferencia, la ruptura en lo cotidiano que instala la mayoría de sus relatos en el territorio de lo fantástico.

Esta habilidad lingüística se advierte temprano en su colección de cuentos Viaje Olvidado (1937), influida por el nonsense literario de Lewis Carroll, Katherine Mansfield y seguramente por el surrealismo que aprendió de sus maestros pictóricos. El título del libro se refiere al cuento homónimo en que una niñita intenta recordar el momento de su nacimiento, logrando su autora un tejido de imaginación pura sobre la base de una típica duda infantil.

Si los relatos de este volumen parecían más bien miniaturas o pequeños pantallazos de la memoria deformados por la imaginación, sus siguientes colecciones (Autobiografía de Irene, y muy especialmente La furia o Los días de la noche) conservan un poco más la estructura tradicional del cuento y muestran a la Silvina Ocampo más prototípica. Metamorfosis, ironía, figuras persecutorias, humor negro, y el reinado imperante del oxímoron y de la sinestesia marcan esta serie de relatos donde aparecen incesantes galerías de personajes y contextos dominadas por pasillos y patios de grandes caserones así como por la enigmática presencia de niños ligados al horror y la crueldad como víctimas o victimarios, según la ocasión.

Obra poética[editar]

Su labor poética estuvo dominada en un principio por los metros clásicos y por rimas inocentes, muchas veces dedicadas a la descripción y exaltación de la belleza de elementos naturales como las plantas (confesa pasión de la escritora) como se puede apreciar en Espacios métricos o en Los sonetos del jardín que tras el poemario Enumeración de la patria siguieron a Viaje Olvidado. Sin embargo posteriores poemarios como Los nombres, Lo amargo por dulce o Amarillo celeste muestran un verso más elaborado y a la vez desinteresado por el clasicismo.

Con Espacios métricos, publicado en 1942 por la editorial Sur, obtuvo el Premio municipal en 1954. Obtuvo el Segundo Premio Nacional de poesía por Los nombres en 1953 y volvió a obtener una distinción en 1962 por Lo amargo por dulce, el Premio Nacional de poesía.

En los últimos años el ámbito académico argentino ha redescubierto a Silvina Ocampo, no muy leída ni apreciada en vida, coincidiendo con la publicación de algunas obras inéditas en recopilaciones como Las repeticiones y otros cuentos (2006) o Ejércitos de la oscuridad (2008).

Obras[editar]

Cuentos[editar]

Antologías

  • El pecado mortal, Buenos Aires, Eudeba, 1966.
  • Informe del cielo y del infierno, con prólogo de Edgardo Cozarinsky, Caracas, Monte Ávila, 1970
  • Las reglas del secreto, Fondo de Cultura Económica, 1991.

Cuentos infantiles[editar]

  • El cofre volante, Buenos Aires, Estrada, 1974.
  • El tobogán, Buenos Aires, Estrada, 1975.
  • El caballo alado, Buenos Aires, De la flor, 1976.
  • La naranja maravillosa, Buenos Aires, Sudamericana, 1977.
  • Canto escolar, Buenos Aires, Fraterna, 1979.

Poesía[editar]

  • Enumeración de la patria, Buenos Aires, Sur, 1942.
  • Espacios métricos, Buenos Aires, Sur, 1942. Premio Municipal.
  • Los sonetos del jardín, Buenos Aires, Sur, 1946.
  • Poemas de amor desesperado, Buenos Aires, Sudamericana,1949.
  • Los nombres, Buenos Aires, Emecé, 1953. Premio Nacional de Poesía.
  • Lo amargo por dulce, Buenos Aires, Emecé, 1962. Premio Nacional de Poesía.
  • Amarillo celeste, Buenos Aires, Losada, 1972.
  • Árboles de Buenos Aires, Buenos Aires, Crea, 1979.
  • Breve Santoral, Buenos Aires, Ediciones de arte Gaglione, 1985.

Novelas[editar]

  • Los que aman, odian, Buenos Aires, Emecé, 1946 (con Adolfo Bioy Casares).
  • La torre sin fin, Buenos Aires, Sudamericana, 2007 (publicación póstuma).
  • La promesa, Buenos Aires, Sudamericana, 2010 (publicación póstuma).

Teatro[editar]

Traducciones[editar]

  • Porfiria, introducción de Italo Calvino, traducción de Livio Bacchi Wilcock, Torino, Einaudi, 1973.
  • Fait Divers de la terre et du ciel, prólogo de Jorge Luis Borges, introducción de Italo Calvino, Paris, Gallimard, 1974.
  • I giorni dela notte, traducción de Lucrezia Cipriani Panunzio, Torino, Einaudi, 1976.
  • Leopoldina´s dream, prefacio de Jorge Luis Borges, introducción de la autora, traducción de Daniel Balderston, Ontario, Penguin Books, 1987.
  • E così via, traducción de Angelo Morino, Torino, Einaudi, 1987.
  • Chi ama, odia, estudio preliminar y traducción de Angelo Morino, Torino, Einaudi, 1988.
  • Viaggio dimenticato, introducción y traducción de Lucio D´artangelo, Roma, Lucarini, 1988.
  • Ceux qui aiment, haissent, traducción de André Gabastón, Paris, Christian Bourgois éditeurs, 1989.
  • Autobiografía di Irene, traducción de Angelo Morino, Palermo, Sellerio, 2000.
  • La penna magica, Roma, Editori Riuniti, 1989.

Varios[editar]

  • Antología de la literatura fantástica, Buenos Aires, Sudamericana,1940. (en colaboración con Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares)
  • La continuación y otras páginas, Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1981.
  • Encuentros con Silvina Ocampo, entrevistas de Noemí Ulla, Buenos Aires, Editorial de Belgrano, 1982.
  • Páginas de Silvina Ocampo, seleccionadas por la autora, prólogo de Enrique Pezzoni, Buenos Aires, Editorial Celtia, 1984.
  • Invenciones del recuerdo, Buenos Aires, Sudamericana, 2006 (autobiografía en verso publicada post mortem)
  • Ejércitos de la oscuridad, Buenos Aires, Sudamericana, 2008. Notas publicadas post mortem, el libro consta de 4 secciones: Inscripciones en la arena, Ejércitos de la oscuridad, Epigramas y Analectas
  • Cornelia frente al espejo, Barcelona, Tusquets, 1988.

Películas basadas en su obra[editar]

Premios y distinciones[editar]

Bibilografía crítica [5] [editar]

  • Enrique Anderson Imbert: Teoría y técnica del cuento, Marymar, 1979.
  • Roy Bartolomew: Cien poesías rioplatenses, Buenos Aires, Raigal, 1954.
  • Jorge Luis Borges: Silvina Ocampo, Enumeración de la patria, en revista "Sur", núm. 101, febrero de 1943.
  • Prólogo a Fait divers de la terre et du ciel, Gallimard,1974.
  • Italo Calvino: Introducción a Fait divers de la terre et du ciel, Gallimard, 1974.
  • Edgardo Cozarinsky: Prólogo a Informe del cielo y del infierno, Monte Ávila, 1970.
  • Juan Carlos Ghiano: Silvina Ocampo y su realidad, en revista "Ficción", núm. 22, diciembre de 1959.
  • Eduardo González Lanuzza: Autobiografía de Irene, en revista "Sur", núm. 175, mayo de 1949.
  • Ezequiel Martínez Estrada: sobre Espacios métricos, en revista "Sur", núm. 137,1946.
  • Silvia Molloy: Silvina Ocampo, la exageración como lenguaje, en revista "Sur", núm. 320, octubre de 1969.
  • Elena Percas: La original expresión poética de Silvina Ocampo, en "Revista Iberoamericana", núm. 38, septiembre de 1974.
  • La poesía femenina argentina, Cultura Hispánica, 1958.
  • Enrique Pezzoni: Enciclopedia de la cultura argentina, Sudamericana, 1970.
  • Prólogo a Páginas de Silvina Ocampo, seleccionadas por la autora, Celtia, 1984.
  • Marcelo Pichon Rivière: Así es Silvina Ocampo, reportaje en revista "Panorama", noviembre 1974.
  • Alejandra Pizarnik: Dominios ilícitos, en revista "Sur", núm. 311, abril de 1968.
  • Noemí Ulla: Colleción "Capítulo", núm. 82, fascículo correspondiente al libro La continuación y otras páginas, Centro Editor de América Latina, 1981.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Biografía de Silvina Ocampo
  2. Silvina Ocampo: Letras e imágenes
  3. Silvina Ocampo inédita La Nación, 25.2.2011, acceso 17.9.2014.
  4. www.corneliafilm.com.ar Web de la película
  5. Fuente: notas de Matilde Sánchez en "Las reglas del secreto", 1991

Enlaces externos[editar]