Símbolos nacionales no oficiales de Cuba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Junto a los símbolos de la Nación, Cuba posee otros atributos que la distinguen y diferencian del resto de las naciones del mundo y aunque no con el carácter oficial que les concede la ley a los primeros (como lo son la bandera, el himno nacional y el escudo), son también considerados genuinos representantes de la cubanía por la tradición, origen o su uso o presencia particular en Cuba.

Flor nacional[editar]

Mariposa (Hedychium coronarium J.Koenig)

La mariposa, cuyo nombre científico es Hedychium coronarium J.Koenig, de la familia de las zingiberáceas (alpináceas). No es originaria de Cuba sino de Asia, pero se ha adaptado maravillosamente al suelo cubano. Fue en 1936 que los botánicos del Jardín de la Paz en Argentina, pidieron a sus homólogos cubanos que determinaran cuál podría ser la flor nacional. El 13 de octubre de ese mismo año, fue elegida la mariposa, debido a que su blancura representa la pureza de los ideales independentistas, es símbolo de la paz, es un elemento presente en las franjas de la enseña nacional, así como la forma de su flores unidas al tallo central también son simbólicas de la unión de los cubanos. Es también paradigma de la gracia y la esbeltez de la mujer cubana y según la tradición oral, se cuenta que durante las guerras de independencia, en estas flores prendidas en velos y mantones, se escondían mensajes para el ejército libertador.

Árbol nacional[editar]

Palma real (Roystonea regia).

La palma real, cuyo nombre científico es Roystonea regia O.F.Cook. Es reconocida por los cubanos como la reina de los campos, por la majestuosidad de su estructura, por su peculiar talla, la utilidad que reporta y por ser, además, el más numeroso de los árboles de la Isla. Pertenece a la familia de las palmáceas, es un árbol elevado, erecto que alcanza generalmente entre cuarenta y cincuenta pies de altura, coronado por un bellísimo penacho de hojas pinnatisectas, capaz de suscitar tal admiración que muchos poetas y músicos han cantado a su elegancia. Florecen y crecen sus frutos durante casi todo el año y desde tiempos inmemoriales fue utilizada, primero por los aborígenes y más tarde por los campesinos cubanos, para satisfacer algunas de sus necesidades más vitales, desde la comida para los animales de crianza hasta la madera para la construcción de las casas y las hojas para cubrir sus techos. Su gallarda presencia en el Escudo Nacional, representa la libertad e independencia de la joven república cubana, símbolo de la lozanía y feracidad de su privilegiado suelo, al mismo tiempo que el más útil de sus árboles. No es exclusiva de Cuba.

Ave nacional[editar]

Tocororo (Priotelus temnurus).

El tocororo, cuyo nombre científico es Priotelus temnurus, del orden Trogoniformes y perteneciente a la familia Trogodinae. No es exclusivo de Cuba como se creía, sino que también vive en Venezuela. Llamado por los originarios cubanos "guatini" -nombre que continúa dándosele en algunas de las provincias orientales- habita en todo el país en lugares boscosos, preferentemente de montaña. Es el ave nacional por dos motivos: su espléndido plumaje de vivos colores y por su resistencia al cautiverio, ya que muere cuando se le mantiene cautivo. Considerado como el ave más bella de Cuba, parte de su plumaje en verde recuerda los campos, su pecho de plumas blancas, su vientre de plumaje rojo y las plumas azules de su cabeza completan el claro simbolismo de la enseña nacional.

Bandera de La Demajagua[editar]

Bandera de Yara

También conocida como «bandera de Yara» o «La bandera del 10 de octubre», fue creada por Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, y confeccionada por Candelaria Acosta "Cambula". Según el hijo de Céspedes, su padre se habría inspirado en la bandera de Chile para su creación: «imaginó una bandera nueva, que luciendo los mismos colores y forma de la de Carreras [sic] y O'Higgins se diferenciase de ésta en la disposición de aquellos».[1]

Esta bandera ha presidido desde 1868, y continua presidiendo, junto a la enseña nacional, todas las sesiones del parlamento cubano.

Otros[editar]

Poeta nacional[editar]

Han sido varios los poetas que han recibido, en distintas épocas, el título de Poeta Nacional de Cuba, entre los que se incluyen José María Heredia (1803-1839), de quien el propio José Martí hiciera grandes elogios por su poesía, de profundo contenido patriótico, entre la que destaca especialmente su Oda al Niágara con la descripción de las "palmas que en mi patria se mecen del viento a la sonrisa", Julián del Casal, el poeta cubano que murió riéndose (1863-1893), Agustín Acosta (1886-1979) y por último Nicolás Guillén (1902-1989), conocido especialmente por sus Motivos del Son y su poesía negra como contribución al espectro de los componentes de la nación y la nacionalidad cubana, especialmente por la musicalidad de sus versos.

Deporte nacional[editar]

El deporte nacional de Cuba es sin dudas la pelota o béisbol. Surgió en los Estados Unidos y se comenzó a practicar en Cuba a finales del siglo XIX.

Baile nacional[editar]

El danzón fue creado en Matanzas en 1878.

Referencias[editar]

  1. Céspedes, Carlos Manuel de (1929). Las banderas de Yara y Bayamo. París.