Ruta graveolens

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Ruda
Ruta graveolens - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-259.jpg
Ruda común
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Sapindales
Familia: Rutaceae
Subfamilia: Rutoideae
Género: Ruta
Especie: Ruta graveolens
L.
Distribución
Distribución natural
Distribución natural

Ruta graveolens, comúnmente llamada ruda es una especie de la familia Rutaceae, nativa del sur de Europa.[cita requerida] Se suele cultivar como planta ornamental de jardín, en especial por sus hojas azuladas y por su tolerancia a suelos secos y al calor. También se cultiva como hierba medicinal y condimento.

Características[editar]

Especimen de ruda.

Arbusto muy ramificado que puede vivir varios años, debido a esta longevidad el tallo puede volverse leñoso. Alcanza alturas de entre 70 a 100 cm. Las hojas semi-perennes, de color verde glauco, son alternas compuestas por varios segmentos de los cuales los laterales son alargados y el terminal ovalado o blanquecino, de consistencia algo carnosa. Las flores, forman ramilletes y tienen entre cuatro y cinco pétalos, siendo de un color amarillo vivo. El fruto es una especie de cápsula con cinco lóbulos. La planta entera tiene un aroma característico difícil de confundir con otros. El sabor de las hojas es ligeramente picante pero éste queda enmascarado por el intenso aroma que despide.[cita requerida]

Historia[editar]

En la Biblia aparece mencionada (Lucas 11:42-43) esta planta como peganon (πηγανον) este nombre se continúa empleando en el griego moderno como apiganos (απήγανος). En la taxonomía botánica actual Peganum denota un género muy lejano de la ruda denominado Zygophyllaceae.

En el edicto de Carlomagno Capitulare de villis vel curtis imperii artículo nº 70, aparece mencionada con el nombre de rutam.

Usos[editar]

Flores de ruda.
Frutos y semillas

Culinario[editar]

La ruda se emplea en la cocina debido a su ligero toque entre picante y amargo, aunque su aroma es empleado en diferentes salsas o mezclas alcohólicas (Grappa por ejemplo). Se emplea mucho en Etiopía como saborizante del café y en la mezcla de especies denominada berbere. Se emplea también en algunos lugares de Italia para elaborar una salsa de tomate especial elaborado con olivas y alcaparras (en conjunción con mejorana, levístico y albahaca).[cita requerida]

Existen ciertos riesgos al cocinar con ruda debido a su fuerte toxicidad.

Medicinal[editar]

En cualquier caso se debe emplear de esta planta las hojas frescas (recién cortadas); las secas son un pobre sustituto. La ruda es una planta con gran contenido de vitamina C y por esta razón se considera antiescorbútica, si bien no es tan apropiada como la del limón. Se suele emplear en infusión como emenagoga, es decir para provocar o para detener la menstruación.[cita requerida]

Esta planta se debe usar en pequeñas cantidades debido a su toxicidad.

Contraindicaciones

Embarazo, lactancia.

Tradiciones 

En el Litoral argentino y en Paraguay, se acostumbra tomar un vaso de caña (bebida alcohólica hecha a base de caña de azúcar) con ruda "macho" el primer día del mes de agosto (es invierno en esas latitudes). Con esto, según las creencias de la zona, se aleja la mala suerte que posee dicho mes. A esta tradición se la llama "matar al agosto".[cita requerida]

En Chile, se planta a la entrada de las casas, por detrás de la puerta. Con ello se aleja a las visitas femeninas indeseadas y que traen mala fortuna. Para la misma finalidad, pero en hombres, se utiliza el romero.[cita requerida]

En Perú se cree que esta planta trae suerte en los negocios. Para lograr dicho efecto, se coloca un atado de ruda en un balde con agua. Éste generalmente se mantiene oculto debido a que el fuerte olor normalmente no es del agrado de la clientela.[cita requerida]

El uso tradicional
Illustración del Tacuinum Sanitatis

El Tacuinum Sanitatis, un manual medieval sobre el bienestar, enumera estas propiedades de la ruda:

  • Naturaleza: caliente y seco en el tercer grado.
  • Óptimo: El que se cultiva cerca de una higuera.
  • Utilidad: Agudiza la vista y se disipa la flatulencia.
  • Peligros: Aumenta el esperma y amortigua el deseo de coito.
  • Neutralización de los peligros: Con los alimentos que multiplican el esperma.

La ruda se dice para promueve el inicio de la menstruación y de las contracciones uterinas, por esta razón el aceite refinado de ruda fue citado por el historiador romano Plinio el Viejo y el ginecólogo Sorano como un potente abortivo (que induce al aborto). La ruda contiene pilocarpina que se utiliza en los caballos para inducir el aborto.

La exposición a la ruda, o preparaciones herbales derivados de ella, puede causar severa fitofotodermatitis que resulta en ampollas parecidas a quemaduras en la piel.[1] [2] [3] [4]

Fitofototoxicidad
Efecto de la ruda y exposición al sol.

Aunque sirve para repeler insectos, cuando se aplica la ruda en la piel se puede producir un efecto fotoirritante en algunos casos. Contiene varios aceites esenciales y alcaloides que pueden causar extrema sensibilidad a los rayos ultravioletas, con la aparición de ampollas y lesiones en la piel.[5]

Química


(Ruta graveolens) aceite esencial en un vial de vidrio transparente

Una serie de furanoacridones y de dos acridona alcaloides ( arborinina y evoxanthina) pueden ser aisladas de Ruta graveolens.[6] También contiene cumarinas y limonoides.[7]


Los cultivos de células produce la umbeliferona, escopoletina, psoraleno, xanthotoxina, isopimpinellina, rutamarina y rutacultin (6,7-dimethoxy- 3-(1,1-dimethylallyl)coumarina), y los alcaliodes skimmianina, kokusaginina, 6-methoxydictamnina y edulinina (1-methyl-4-methoxy-3-[2,3-dihydroxy-3-methylbutyl]-2-quinolone).[8]

El extracto de acetato de etilo de las hojas de Ruta graveolens produce dos furanocoumarinas, una quinolina alcaloide y cuatro quinolonas alcaloides.[9] [10]


Los extractos de cloroformo de la raíz, el tallo y la hoja, muestra el aislamiento de la furanocoumarina chalepensina.[11]

El aceite esencial de R. graveolens contiene dos constituyentes principales undecan-2-one (46.8%) y nonan-2-one (18.8%).[12]

Taxonomía[editar]

La Ruta graveolens fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 1: 383, en el año 1753.[13]

Sinonimia

Nombre común[editar]

  • Español: arruda, ruda, ruda común, ruda cultivada, ruda de hojas anchas, ruda de los huertos, ruda hortense, ruda hortense de hojas anchas, ruda mayor, ruda medicinal.[15]

Referencias[editar]

  1. Arias-Santiago, SA; Fernández-Pugnaire, MA; Almazán-Fernández, FM; Serrano-Falcón, C; Serrano-Ortega, S (2009). «Phytophotodermatitis due to Ruta graveolens prescribed for fibromyalgia». Rheumatology (Oxford, England) 48 (11):  pp. 1401. doi:10.1093/rheumatology/kep234. PMID 19671699. 
  2. Furniss, D; Adams, T (2007). «Herb of grace: An unusual cause of phytophotodermatitis mimicking burn injury». Journal of Burn Care & Research 28 (5):  pp. 767–769. doi:10.1097/BCR.0B013E318148CB82. PMID 17667834. 
  3. Eickhorst, K; Deleo, V; Csaposs, J (2007). «Rue the herb: Ruta graveolens–associated phytophototoxicity». Dermatitis 18 (1):  pp. 52–55. doi:10.2310/6620.2007.06033. PMID 17303046. 
  4. Wessner, D; Hofmann, H; Ring, J (1999). «Phytophotodermatitis due to Ruta graveolens applied as protection against evil spells». Contact dermatitis 41 (4):  p. 232. doi:10.1111/j.1600-0536.1999.tb06145.x. PMID 10515113. 
  5. Eickhorst K, DeLeo V, Csaposs J (2007). «Rue the herb: Ruta graveolens--associated phytophototoxicity». Dermatitis 18 (1):  pp. 52–5. doi:10.2310/6620.2007.06033. PMID 17303046. 
  6. Rethy, Borbala; Zupko, Istvan; Minorics, Renata; Hohmann, Judit; Ocsovszki, Imre; Falkay, George (2007). «Investigation of cytotoxic activity on human cancer cell lines of arborinine and furanoacridones isolated from Ruta graveolens». Planta medica 73 (1):  pp. 41–48. doi:10.1055/s-2006-951747.  INIST|18469419
  7. Srivastava, S. D.; Srivastava, S. K.; Halwe, K. (1998). «New coumarins and limonoids of Ruta graveolens». Fitoterapia 69 (1):  pp. 7–12.  Plantilla:INIST
  8. Steck, Warren; Bailey, B.K.; Shyluk, J.P.; Gamborg, O.L. (1971). «Coumarins and alkaloids from cell cultures of Ruta graveolens». Phytochemistry 10:  p. 191. doi:10.1016/S0031-9422(00)90269-3. 
  9. Oliva, Anna; Meepagala, Kumudini M.; Wedge, David E.; Harries, Dewayne; Hale, Amber L.; Aliotta, Giovanni; Duke, Stephen O. (2003). «Natural Fungicides from Ruta graveolens L. Leaves, Including a New Quinolone Alkaloid». Journal of Agricultural and Food Chemistry 51 (4):  pp. 890–896. doi:10.1021/jf0259361. PMID 12568545. 
  10. Zobel, Alicja M.; Brown, Stewart A. (1988). «Determination of Furanocoumarins on the Leaf Surface of Ruta graveolens with an Improved Extraction Technique». Journal of Natural Products 51 (5):  pp. 941–946. doi:10.1021/np50059a021. PMID 21401190. 
  11. Kong, Y.; Lau, C.; Wat, K.; Ng, K.; But, P.; Cheng, K.; Waterman, P. (2007). «Antifertility Principle of Ruta graveolens». Planta Medica 55 (2):  pp. 176. doi:10.1055/s-2006-961917. 
  12. De Feo, Vincenzo; De Simone, Francesco; Senatore, Felice (2002). «Potential allelochemicals from the essential oil of Ruta graveolens». Phytochemistry 61 (5):  pp. 573-578. doi:10.1016/s0031-9422(02)00284-4.  Plantilla:INIST
  13. Ruta graveolens en Trópicos
  14. Ruta graveolens en PlantList
  15. a b «Ruta graveolens». Real Jardín Botánico: Proyecto Anthos. Consultado el 5 de enero de 2012.

Bibliografía[editar]

  1. Gleason, H. A. 1968. The Choripetalous Dicotyledoneae. vol. 2. 655 pp. In H. A. Gleason Ill. Fl. N. U.S. (ed. 3). New York Botanical Garden, New York.
  2. Gleason, H. A. & A. Cronquist. 1991. Man. Vasc. Pl. N.E. U.S. (ed. 2) i–lxxv, 1–910. New York Botanical Garden, Bronx.
  3. Hokche, O., P. E. Berry & O. Huber. 2008. Nuev. Cat. Fl. Vas. Venezuela 1–860. Fundación Instituto Botánico de Venezuela, Caracas, Venezuela.
  4. Jørgensen, P. M. & C. Ulloa Ulloa. 1994. Seed plants of the high Andes of Ecuador---A checklist. AAU Rep. 34: 1–443.
  5. Jørgensen, P. M. & S. León-Yánez. (eds.) 1999. Catalogue of the vascular plants of Ecuador. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 75: i–viii, 1–1181.
  6. Marticorena, C. & M. Quezada. 1985. Catálogo de la Flora Vascular de Chile. Gayana, Bot. 42: 1–157.
  7. Munz, P. A. & D. D. Keck. 1959. Cal. Fl. 1–1681. University of California Press, Berkeley.
  8. Radford, A. E., H. E. Ahles & C. R. Bell. 1968. Man. Vasc. Fl. Carolinas i–lxi, 1–1183. University of North Carolina Press, Chapel Hill.
  9. Rusby, H. H. 1893. On the collections of Mr. Miguel Bang in Bolivia. Mem. Torrey Bot. Club 3(3): 1–67.
  10. Scoggan, H. J. 1978. Dicotyledoneae (Saururaceae to Violaceae). 3: 547–1115. In Fl. Canada. National Museums of Canada, Ottawa.
  11. Small, J. K. 1933. Man. S.E. Fl. i–xxii, 1–1554. Published by the Author, New York.
  12. Thomson, WAR Las plantas Medicinales. Edición Blume, 1981
  13. Chevallier, AND Enciclopedia de las plantas medicinales . Edición Acento, 1997
  14. Dr. Berdonces i Serra Gran enciclopedia de las plantas medicinales . Edición Tikal, 2005
  15. Pío Font Quer El Dióscorides revovado . Edición Península, 1999

Enlaces externos[editar]