Real Gabinete de Historia Natural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Real Gabinete de Historia Natural
Salas Real Gabinete.JPG
Salas del Museo de América en las que se ha recreado, basándose en planos y dibujos originales, el aspecto del Real Gabinete de Historia Natural.
Localización
País Flag of Spain.svg España
Ciudad Bandera de Madrid.svg Madrid
Información general

Creación 17 de octubre de 1771
Inauguración 4 de noviembre de 1776
Disolución 1 de octubre de 1815
El Palacio del Conde de Saceda o Palacio de Goyeneche, de la calle de Alcalá de Madrid, fue la sede del Real Gabinete de Historia Natural, compartida con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El Real Gabinete de Historia Natural fue una institución que constituyó el origen de varios museos nacionales españoles de la actualidad: el Museo Nacional de Ciencias Naturales, el Museo Arqueológico Nacional y el Museo de América. También se encuentran algunas piezas procedentes de él en otros museos como el Museo Nacional de Artes Decorativas (buena parte de la colección de arte asiático), el Museo Nacional de Antropología (entre ellas la momia guanche y la serie de pintura de castas del Virreinato del Perú, única en el mundo), el Museo del Prado (Tesoro del Delfín y dos esculturas atribuidas a Agostino Cornacchini) y organismos como el Real Jardín Botánico.

Fue creado por el rey Carlos III por Decreto de 17 de octubre de 1771 mediante el que se aceptó la oferta que había hecho Pedro Franco Dávila, comerciante español natural de Guayaquil (Virreinato del Perú, actual Ecuador), de las colecciones que había reunido en París durante su estancia de más de catorce años. Tras varias ofertas de venta rechazadas, tanto a Fernando VI como a Carlos III, acabó por ofrecérsela a éste último en donación para constituir con ellas un Real Gabinete de Historia Natural, con la única condición de ser nombrado él director del mismo, con el sueldo que el rey estimase oportuno. Abrió sus puertas al público el 4 de noviembre de 1776.

A los fondos iniciales de Franco Dávila fueron sumándose nuevas piezas, procedentes de la Colección Real, como el mencionado Tesoro del Delfín, y de nuevas adquisiciones. Entre éstas últimas sobresalió la de la colección de láminas del naturalista neerlandés Johannes Le Francq van Berkheij, una de las más destacadas de la Europa de su tiempo, comprada en 1785 por Carlos III a instancias de Franco Dávila, que la había conocido personalmente.

Su desaparición se produjo el 1 de octubre de 1815, con la creación del Real Museo de Ciencias Naturales de Madrid (que posteriormente recibió su denominación actual de Museo Nacional de Ciencias Naturales), institución que absorbió además de al Real Gabinete al Real Jardín Botánico, al Real Laboratorio de Química y al Real Estudio de Mineralogía, a los que se sumó en diciembre de ese mismo año el Real Observatorio Astronómico. En 1868 las colecciones de antigüedades y etnográficas fueron transferidas al Museo Arqueológico Nacional, creado el año anterior, del que a su vez se separarían en 1941 las de origen americano para constituir el Museo de América.

Antecedentes[editar]

Edificio de la calle Magdalena esquina con la de Lavapiés en el que tenía su sede la Real Casa de Geografía de la Corte y Gabinete de Historia Natural.

Ya en 1752 el marino y naturalista Antonio de Ulloa había presentado al Gobierno un proyecto de Estudio y Gabinete de Historia Natural, que fue inicialmente bien recibido. El Marqués de la Ensenada, primer ministro de Fernando VI, llegó a disponer que se remitiese a todos los dominios del Rey una circular e instrucción impresa con indicación de que se recopilasen todo tipo de minerales, producciones naturales y curiosas, con el objeto de ser enviadas a la Real Casa de Geografía de la Corte y Gabinete de Historia Natural, que tenía su sede en Madrid en un edificio alquilado en la esquina de las calles Magdalena y Lavapiés. Sin embargo el proyecto finalmente no prosperó, y los fondos acopiados fueron distribuidos entre diferentes instituciones, aunque algunos objetos naturales y colecciones de monedas pasaron más tarde al Real Gabinete creado por Carlos III.

Sede[editar]

El Edificio Villanueva del Museo del Prado fue proyectado originalmente para acoger al Real Gabinete de Historia Natural, aunque finalmente éste nunca llegaría a ocuparlo.

El Real Gabinete se instaló en el Palacio del Conde de Saceda o Palacio de Goyeneche, en el número 13 de la calle de Alcalá de Madrid, en el que ya con anterioridad tenía su sede la Real Academia de las tres Nobles Artes de San Fernando (actual Real Academia de Bellas Artes de San Fernando), razón por la cual pasó a recibir la denominación de Real Casa de la Academia de las tres Nobles Artes y Gabinete. Al Real Gabinete le correspondió concretamente el segundo piso del edificio. Sin embargo dicho espacio pronto resultó insuficiente, por lo que en 1785 Carlos III decidió levantar un nuevo edificio para el Gabinete en el Salón del Prado, encargando el proyecto a Juan de Villanueva. Cuando el edificio estaba aún en obras la Real Biblioteca Pública, antecesora de la actual Biblioteca Nacional, solicitó tener también cabida en el mismo. Pero la Invasión francesa supuso la paralización de las obras y un gran destrozo en lo ya ejecutado, puesto que fue utilizado como cuartel y el plomo de las cubiertas se fundió para fabricar proyectiles. No fue hasta ya el reinado de Fernando VII cuando, tras emplear grandes sumas de dinero, el edificio pudo ser finalmente reparado y completado. Sin embargo el destino que se le dio fue distinto del inicialmente previsto, puesto que fue asignado al entonces recién constituido Museo Real de Pinturas, actual Museo del Prado, no llegando por tanto el Real Gabinete a ocuparlo nunca.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]