Ramón Salas Larrazábal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ramón Salas Larrazábal
Ramonsalaslarrazabal.JPG
Fotografía de Ramón Salas Larrazábal.
Nacimiento 31 de agosto de 1916
Burgos, Bandera de España
Defunción 17 de junio de 1993 (76 años)
Salamanca, Flag of Spain.svg España
Nacionalidad Flag of Spain.svg España
Ocupación Militar e historiador
Período Siglo XX
[editar datos en Wikidata ]

Ramón Salas Larrazábal (Burgos, 31 de agosto de 1916Salamanca, 17 de junio de 1993) fue un militar, pionero en el paracaidismo, e historiador español, que luchó en el bando sublevado en la guerra civil española y posteriormente realizó investigaciones históricas sobre la misma.

Biografía[editar]

De familia numerosa de nueve hermanos, inició estudios de Químicas en la Universidad Complutense de Madrid que interrumpió al comienzo la Guerra Civil, que le sorprendió en Orduña (Vizcaya), que había quedado en zona republicana, y donde fue retenido.[cita requerida] Una vez logró pasar a zona nacional se alistó voluntario en el tercio burgalés de Santa Gadea, en el bando nacional. Estuvo en la Aviación, en la que terminó la contienda con el grado de teniente provisional, siendo destinado a continuación a la 4ª Sección del Estado Mayor del Aire.

En julio de 1941 enrolado en la 1ª Escuadrilla Azul intervino en la ofensiva contra Moscú del otoño de dicho año en una escuadrilla mandada por su hermano Ángel Salas y en el repliegue que se inició en di­ciembre de las tropas alemanas que terminó con su hospitalización en Riga, enfermo.

Cuando regresó a España, en 1942, ingresó en la Academia de Tropas de Aviación de Los Alcázares para ser oficial profesional, quedando de profesor en la mis­ma y efectuando después el cur­so de educación física en Es­paña y el de paracaidismo en Córdoba (Argentina).

En 1943 contrajo matrimonio con Eulalia Lamamié de Clairac Nicolau, con la que tuvo siete hijos.

Como capitán fue jefe de la primera Bandera Paracaidista en 1946, y fundó y organizó la Escuela Militar de Paracaidismo de Alcantarilla (Murcia), donde estuvo durante 15 años.

Ya con la graduación de Coronel, mandó el Centro de Reclutamiento e Instrucción Militar (CRIM) de Valladolid. Seguidamente la jefatura de la Escuela Central de Automovilismo y poco des­pués la de Personal de la subse­cretaría de Aviación Civil y el Colegio menor Nuestra Señora de Loreto.

Cuando era coronel de aviación fue secretario de la Comisión Interejércitos para la redacción de unas nuevas Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas que establecen las normas, deberes y derechos del militar durante la transición política española y que fueron aprobadas el 28 de diciembre de 1978.[1]

En abril de 1981, mes y medio después del golpe de estado del 23 de febrero, realizó unas declaraciones en que no descartó un pretorianismo en la España de entonces, pero que éste era remoto, y que «las Fuerzas Armadas están por la ley, la disciplina y la lealtad y su aislamiento de la sociedad no es tan grande como se supone. [...] La convivencia es posible porque, aunque las Fuerzas Armadas no la quisieran —y esta hipótesis la descarto por falsa—, en la sociedad no hay un germen de guerra civil».[2]

El último destino militar fue la dirección del Colegio menor Nuestra Señora de Loreto. Su gran interés por la educación hizo que su paso por el Colegio Menor dejara un grato recuerdo en los alumnos y en el claustro de profesores, y todavía es recordado como el mejor director que haya tenido el colegio.

Historiador[editar]

Realizó diversos estudios de investigación que plasmó en libros, artículos y conferencias. Destacando su bibliografía: Cómo ganó Navarra la Cruz Laureada de San Fernando, Los datos exactos de la Guerra Civil, La defensa nacional (coautor con Pedro Schwartz), His­toria del Ejército Popular de la República, Historia general de la Guerra de España, Los fusilados en Navarra en la Guerra de 1936, Pérdidas de la Guerra (coautor con su hermano Jesús María Salas Larrazábal) y El protectorado de España en Marruecos.

Sus estudios sobre la Guerra Civil Española los realizaba en base estudios propios en los registros civiles. Él concluía que todos los fallecidos eran registrados aunque fuese tarde, y que los posibles errores se podían dar en la zona republicana. Llegó a la conclusión de que el número total aproximado de muertos en la guerra fue de 296 944. El análisis de los registros civiles que él llevó a cabo se encuentra en el Anexo:Mortalidad en la Guerra Civil Española, por inscripción en juzgados.

Se trata de un estudio de víctimas de la Guerra Civil desde las filas del franquismo, discutido por algunos historiadores de izquierda en la actualidad. Francisco Espinosa Maestre, entre otros ejemplos, pone el de la represión franquista en la provincia de Badajoz donde, según los estudios de Salas Larrazábal, se habrían producido 2964 víctimas y, según Espinosa Maestre, «se han convertido en más de 8.000 a falta aún de conocer lo ocurrido en 73 pueblos de la zona oriental de la provincia (de un total de 162)».[3]

Hay que recordar todavía las «cifras exactas» de Salas Larrazábal y sus Pérdidas de la guerra cívil (1977), porque siguen siendo hasta hoy el único recurso de la historiografía neofranquista (caso de A. D. Martín Rubio) y porque constituyen una prueba visible de hasta dónde llegó la historia oficial para ocultar la matanza fundacional del franquismo.

Francisco Espinosa Maestre.[4]

En el año 1988 fue nombrado miembro de número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y le fue otorgado el premio Marqués de Santa Cruz de Marcenado.

Publicaciones[editar]

Referencias[editar]

  1. Ramón Gomez Martínez. El estatuto jurídico-constitucional del militar de carrera en España. Antecedentes, fundamento y situación actual. Tesis doctoral. Universidad de Granada, Facultad de Derecho, año 2008, p. 262.
  2. «El 'pretorianismo' en España es una posibilidad remota, dice Salas Larrazábal». El País, 9 de abril de 1981.
  3. Un estudio en curso sobre esta zona permite afirmar que, una vez completada la investigación, la cifra final superará las diez mil víctimas. Y esto sin olvidar que esa cifra debe ser considerada mínima, ya que solamente tiene en cuenta los casos documentados con nombre y apellidos, y no las cantidades manejadas en informes de carácter interno por las autoridades militares.

    Francisco Espinosa Maestre, 2009, pp. 437-438.
  4. VV. AA. La gran represión. Los años de plomo del franquismo, Flor del Viento Ediciones, 2009, ISBN 978-84-96495-37-1, p. 437.
  5. Presentación de Historia del Ejército Popular de la República.

Enlaces externos[editar]