Parque nacional de Picos de Europa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Parque Nacional
Picos de Europa
Categoría UICN II (Parque nacional)
Naranjo de Bulnes2.jpg
Naranjo de Bulnes, uno de los picos más conocidos del parque.
Situación
País Flag of Spain.svg España
Subdivisión Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria
Flag of Asturias.svg Asturias
Bandera de León.svg León (Castilla y León)
Coordenadas 43°11′51″N 4°51′06″O / 43.1975, -4.8516666666667Coordenadas: 43°11′51″N 4°51′06″O / 43.1975, -4.8516666666667
Datos generales
Administración Gobierno de Cantabria
Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Gobierno de España),[1] Junta de Castilla y León y Gobierno del Principado de Asturias.
Grado de protección Parque Nacional
Reserva de la Biosfera
ZEPA
Fecha de creación 30 de mayo de 1995
Legislación Ley 16/1995, de 30 de mayo
Visitantes 1.774.955
Superficie 64.660 ha
[http://Picos de Europa Sitio web]
[editar datos en Wikidata ]

El Parque Nacional Picos de Europa se encuentra en las provincias de Cantabria, Asturias y León, siendo el único Parque Nacional perteneciente a Asturias y Cantabria, ya que Castilla y León tiene dos.

El macizo occidental fue declarado Parque Nacional el 22 de julio de 1918 por Alfonso XIII bajo el nombre de "Parque Nacional de la Montaña de Covadonga", siendo el primer espacio protegido del país. Inicialmente comprendía 16.925 ha, hasta que el 30 de mayo de 1995 se amplió su extensión hasta las 64.660 hectáreas actuales. Ese año entró a formar parte de la Red de Parques Nacionales y siendo uno de los primeros espacios naturales protegidos junto con el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido.[2]

El 9 de julio de 2003 la Unesco aprobó la propuesta que lo convierte en Reserva de la biosfera.[3]

No se debe confundir con el Parque Regional de Picos de Europa, espacio natural protegido de Castilla y León, situado al Sur del Parque Nacional. En la actualidad el Parque Nacional de los Picos de Europa constituye el segundo parque nacional más visitado de España, después del Parque Nacional del Teide (Tenerife).[4]

Datos básicos[editar]

La superficie total del parque alcanza las 64.660 ha. Se sitúa entre las provincias de León (24.719 ha), Asturias (24.560 ha), y Cantabria (15.381 ha). La cota más alta del parque se sitúa en los 2.648 msnm en el pico de Torrecerredo y la más pequeña a nivel del mar de 75 m en el Río Deva lo que supone una diferencia de 2.573 m.

Descripción general[editar]

El Parque Nacional de Picos de Europa se localiza en la parte central de la Cordillera Cantábrica. La superficie del Parque Nacional es de 64.660 ha, con una población de 4.600 habitantes, lo que supone una densidad de tan solo 14,06 hab/km2, distribuidas tanto en la parte sur de la Cordillera como en la norte.

El territorio pertenece a los municipios de Amieva, Cabrales, Camaleño, Cangas de Onís, Cillorigo de Liébana, Onís, Oseja de Sajambre, Peñamellera Baja, Posada de Valdeón y Tresviso.

Además de esto, este territorio cuenta con otras figuras de protección que denotan la calidad natural y paisajística de esta zona:

Hidrología[editar]

El agua y el hielo han sido los grandes modeladores del paisaje de los Picos de Europa creando una orografía muy diversa. Así la vertiente norte, bañada por los nacimientos de los ríos Dobra, Cares y Sella, presenta un vertiginoso paisaje de caída hacia el mar, recorriendo, en apenas 10 kilómetros, más de 1.000 metros de desnivel.

Geología[editar]

Los elementos geológicos del parque se deben a la combinación de la acción glaciar con los macizos calizos que conforman la Cordillera Cantábrica.

El levantamiento que hace 65 millones de años sufrieron estas tierras produjo un rejuvenecimiento de los paisajes dando la oportunidad a los ríos y glaciares de moldear estas montañas.

De esta manera, gracias a la erosión de los hielos cuaternarios y de los posteriores ríos formados se cuenta, entre otros, con el desfiladero de los Beyos y la garganta del Cares, dos de las hoces más espectaculares de España.

Otra de las formas erosivas más sobresalientes son las simas (léase hoyos profundos, abismos) formadas sobre la roca caliza.

Valles glaciares con su característica forma de U, circos glaciares excavados en las peñas y lagos glaciares nos indican la presencia de una actividad glaciar que todavía hoy se manifiesta con nieves perpetuas en los altos y abrigos rocosos.

Flora[editar]

La riqueza de la flora y fauna de este recinto protegido puede verse en los distintos tipos de bosques que se encuentran.

La variedad de litologías y la coexistencia dentro del Parque de un macrobioclima templado oceánico y de otro submediterráneo, crean una diversidad extraordinaria de la flora y la vegetación del territorio que, en líneas generales, está caracterizada por:

  • Predominio del bosque atlántico caducifolio con especies como: el haya, pino silvestre, avellano, acebo, gran variedad de orquídeas, saxífragas, etc. y pequeños bosques de carácter mediterráneo como: encinas, quejigos, sabinas, madroños, etc.
  • En Posada de Valdeón está el monte Corona que es el único bosque autóctono de tilos de Europa. Solamente se encuentra algún otro en Japón.
  • Flores de alta montaña que representan una buena parte de los endemismos del Parque Nacional.
  • La presencia de especies vegetales típicas del clima actual, y otras que han permanecido en determinados enclaves fruto de condiciones climáticas diferentes en épocas pasadas, así la presencia de taxones eurosiberianos, mediterráneos, pero también boreoalpinos, incluso especies de distribución atlántico–macaronésica (propio de las Islas Canarias), y mediterráneo-iranianos (propio de zonas mucho más calurosas).

Fauna[editar]

La riqueza faunística del Parque Nacional se puede describir como excepcional porque en él está representada toda la fauna cantábrica. La singularidad de esta fauna radica en que aquí se encuentra el límite sur de muchas especies propias del norte de Europa y el límite norte de muchas especies de distribución mediterránea. Otra de las razones de esta riqueza es su paisaje humanizado por un uso agroganadero histórico, que ha creado un mosaico de bosque, matorral y pastizal ideal para los animales. Además, la existencia de riscos y pedreras motiva la aparición de varios animales especialistas de la peña.

La diversidad del Parque Nacional llega a contener:

Cría de rebeco en los Picos de Europa.
  • El 82% de los anfibios presentes en la península Ibérica.
  • El 63% de los reptiles presentes en la península Ibérica.
  • El 72% de las aves reproductoras en España, (170 especies observadas).
  • El 88% de los mamíferos terrestres presentes en la península Ibérica.

Se hallan en el Parque numerosas especies animales protegidas, tales como el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus), las visitas cada vez más numerosas del quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) o el oso pardo (Ursus arctos). Uno de los animales más representativos de Picos de Europa es el rebeco cantábrico (Rupicapra rupicapra), del que existen varias esculturas en distintos puntos del parque. Asimismo, se ha reintroducido a la cabra montés (Capra pyrenaica), especie que desapareció en esta zona a finales del siglo XIX.

Entre las especies más emblemáticas cabe destacar: perdiz pardilla, acentor y gorrión alpino, pico mediano, lobo ibérico, o escarabajos únicos en el mundo como la rosalía alpina.

Rutas y senderos del parque[editar]

Picos entre las nubes.

Dentro del Parque Nacional discurren un total de 30 sendas homologadas de Pequeño Recorrido (PR), cubriendo las áreas más representativas de este espacio natural: valles glaciares, hayedos, robledales, bosques mixtos, avellanares, encinares, prados de fondo de valle, pastizales alpinos, lagos glaciares, crestas, peñas, picos, etc. Hay innumerables rutas de alta montaña, por ejemplo a los pies del pico Torrecerredo (2.648 m) y 200 otros picos y montañas que superan los 2.000 metros de altitud. Todo ello complementado con varias áreas recreativas.

Las posibilidades de disfrutar del senderismo en este espacio son variadas y continuas a lo largo del año pues muchas de estos senderos están diseñados para realizarse con bicicletas de montaña, esquís de travesía, raquetas, o crampones y piolets en la ascensión a ciertas montañas.

El Sendero Histórico GR-1, que une las localidades de Ampurias (Gerona) y Finisterre (La Coruña), circula por dentro del Parque Nacional a lo largo de 62,5 km. Divididos en 5 etapas bien acondicionadas, con lugares donde alojarse y con un recorrido que nos hará descubrir la esencias de estos paisajes y sus gentes.

La presencia de calzadas romanas, Reales Cañadas de ovejas trashumantes, viejos caminos carreteros de mercantes o secretas veredas por los que maquis y guerrilleros camparon años atrás, aumentan las posibilidades para que el senderista disfrute de los secretos del Parque Nacional.

Existen Centros de visitantes donde se informa del parque y las actividades.

Lago Enol (Lagos de Covadonga, Asturias)

Otras actividades[editar]

Para completar la oferta de actividades en el territorio, el Parque Nacional cuenta con artesanos locales con talleres visitables, y un rico patrimonio cultural en el que iglesias románicas y barrocas, molinos, batanes, fraguas, toriles, casa blasonadas, torres medievales, romerías, gastronomía propia o juegos que derivan de una época pasada representan los abanderados de este patrimonio histórico, artístico y etnográfico.

Polémicas[editar]

A pesar de ser el primer espacio protegido declarado en España, el Parque Nacional de Picos de Europa carece de un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). El que se había aprobado ha sido suspendido por sentencia del Tribunal Supremo de España.

El Plan Director de la Red de Parques Nacionales establece que la caza y la pesca son incompatibles con los objetivos de los Parques Nacionales. Sin embargo, caso único en Europa, estas actividades están permitidas en la parte del Parque Nacional de Picos de Europa gestionada por Castilla y León, incluyendo la caza de lobos[5] lo que ha provocado una gran polémica[6]

En 2001 se inauguró el Funicular de Bulnes, que comunica los pueblos de Poncebos y Bulnes, en el Macizo Central, para dar servicio a los habitantes de Bulnes, que carece de acceso por carretera. Sin embargo, el uso turístico de este remonte es fuente de polémicas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]