Tetrao urogallus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Urogallo
Tetrao urogallus Richard Bartz.jpg
Macho.
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Galliformes
Familia: Phasianidae
Subfamilia: Tetraoninae
Género: Tetrao
Especie: T. urogallus
Linnaeus, 1758

El urogallo (Tetrao urogallus) es una especie de ave galliforme de la familia Phasianidae.[2] Se distribuye por buena parte de la Europa boreal (Escandinavia, Región báltica y Rusia) y en pequeños enclaves de montaña de zonas templadas como la Cornisa Cantábrica, los Pirineos, los Alpes y el Jura.

En España, desde 1979 se ha vedado la caza de esta especie, y desde 1986 tiene la catalogación de especie protegida aunque esto no ha supuesto un incremento en la población hasta el momento. Se le considera una reliquia de la era glaciar, pues tras este período la población se fue desplazando a las regiones frías de Europa y la alta montaña.

Descripción[editar]

Hembra.
Esqueleto de Tetrao urogallus

El urogallo presenta un gran dimorfismo sexual. Los machos y hembras se diferencian fácilmente por su tamaño y coloración. Los machos son más grandes, pesan entre 3,3 y 6,7 kg. El ejemplar más grande registrado en cautividad pesaba 7,2 kg. Pueden medir de 74 a 115 cm y tener una envergadura alar de unos 1,2 m. Presentan una coloración general que va del gris muy oscuro al pardo oscuro, con reflejos verdes metálicos en las plumas del pecho. Las plumas del vientre y la parte inferior de la cola varían del color negro al blanco, dependiendo de la raza a la que pertenezcan. Se caracterizan por tener unas plumas debajo del pico en forma de barba, una cola en forma de abanico y unos tubérculos rojos sobre los ojos.

Las urogallinas son más pequeñas, pesan aproximadamente la mitad que los machos. Su cuerpo desde el pico a la cola mide aproximadamente entre 54–64 cm, tienen una envergadura alar de unos 70 cm y pesan entre 1.5-2.5 kg. El plumaje de sus partes superiores son pardas con un jaspeadas en negro, su vientre es ligeramente más claro y amarillento.

Ambos sexos presentan manchas blancas en sus hombros. Tienen las patas cubiertas de plumas, especialmente en las estaciones frías, lo que les protege de las bajas temperaturas. Sus dedos son cortos y anchos para no hundirse en la nieve.

Los pollos tienen una coloración similar a las hembras, que les permite camuflarse, con un penacho de plumas negras. A partir de los 3 meses empiezan a adquirir su coloración de machos o hembras adultos.

Taxonomía[editar]

Hembra en el sur de Alemania.

Fue descrito en 1758 por Lineo en su Systema naturae con su actual nombre binomial.[3]

Está cercanamente emparentado con el urogallo de pico negro (Tetrao parvirostris), que cría en la taiga de Rusia oriental y el norte de Mongolia y China.

Tiene descritas numerosas subespecies, aunque las fuentes divergen en su número, unas soteniendo nueve,[4] y otras doce.[5]

Hábitat[editar]

Vive en zonas montañosas con bosques claros y abiertos de coníferas donde haya abundante vegetación herbácea, agua y bayas. Suele dormir en las ramas horizontales de los árboles, lo que se hace un requisito para su presencia.

El urogallo se caracteriza porque tiene una dieta estacional, que corresponde a:

  • En verano, se alimenta de hierba, larvas y crisálidas de hormiga, bellotas, hayas, lagartijas e incluso serpientes.
  • En invierno, se alimenta de diferentes especies de brotes de árboles: de haya, amentos de abedul, acículas de pino y hojas de acebo.
  • En primavera se alimenta de brotes de haya y otras especies herbáceas.
  • En otoño la alimentación principal es el arándano.

Reproducción[editar]

Huevo de Tetrao urogallus urogallus
Macho con su cola desplegada emitiendo su reclamo.
Macho cantando durante la época de celo, en el Valle de Arán, en Pirineos

La época de celo dura desde marzo hasta el primer tercio de mayo. El urogallo profiere gritos de reclamo al amanecer y al atardecer desde algún punto elevado atrayendo a las gallinas; estos gritos le dieron este nombre al animal pues se decía que eran parecidos a los del uro (bóvido extinto). Luego se posa en el suelo y cubriendo un territorio de 50 o 100 m de diámetro continúa con sus reclamos y copulando con varias gallinas en un mismo día.

Las gallinas ponen entre cinco y doce huevos en un hoyo en el suelo donde son objetivo fácil para el jabalí, los perros, comadrejas y el azor. Además la mortandad de los polluelos es muy alta en las primeras semanas de vida, por lo que su población aumenta muy lentamente.

Amenazas a la especie[editar]

Si bien el urogallo está protegido desde 1986 en toda España, su población ha ido disminuyendo poco a poco desde entonces hasta niveles alarmantes.[6] Aunque la caza furtiva es cada vez más perseguida y causa menos daños, es la destrucción o alteración del hábitat natural del urogallo lo que provoca su desaparición:

  • Densificación de las masas forestales: Por abandono de las prácticas tradicionales, en el rango cantábrico desde los años 70 del siglo XX y en el rango pirenaico por el avance del abetal.
  • Deforestación: provoca la escasez de los árboles de los que se alimenta y donde vive.
  • Actividades humanas: ganadería, cacerías de otras especies como el jabalí o actividades deportivas como el senderismo, esquí o el alpinismo alteran la tranquilidad que requiere el urogallo para su reproducción en la época de celo, además de que modifican su entorno natural mediante pistas forestales, sendas artificiales o instalaciones deportivas.
  • Urbanismo: los vuelos del urogallo son muy cortos y a baja altura posándose cada cierta distancia en las ramas. Una simple valla, un cable de alta tensión o el despeje de una zona para zona de pastos impedirán gravemente su desplazamiento y, por lo tanto, su capacidad reproductora.
  • Modo de reproducción: el macho emite durante el celo una especie de grito al amanecer y al atardecer que requiere la no interferencia de actividades humanas. Igualmente el modo de puesta de huevos da pocos polluelos viables.

De las subespecies peninsulares es el urogallo cantábrico (T. u. cantabricus) la que tiene las peores perspectivas de futuro a medio plazo pues sus poblaciones comienzan a estar aisladas entre sí sin posibilidad de renovación genética. La población de urogallos en Galicia se considera prácticamente extinguida dado que está aislada del resto. En Cantabria se le considera extinto y quedan algunas unidades remanentes en el entorno de Picos de Europa sin viabilidad ninguna, a pesar de que no hace muchas décadas esta especie se extendía hasta la Sierra de Híjar y las cabeceras del Saja y Nansa.[7] En Asturias y León las poblaciones empiezan a estar desconectadas y a perder capacidad reproductiva. Se han propuesto diversos planes de actuación pero todos con poco o nulo éxito. La reciente declaración de parte de la Cordillera Cantábrica como Reserva de la biosfera puede suponer un pequeño salvavidas. Otros planes han propuesto su cría en cautividad y el cruce genético forzado entre ejemplares de distintas poblaciones.

Al contrario de la creencia general y de cierto sector académico, el factor determinante para el urogallo cantábrico es la estructura, y no la especie de árbol, de su habitat (cita). Por tanto y ante la extinción antrópica de los pinares cantábricos, ha debido adaptarse, desde la Edad Media a los bosques caducifolios, claramente subóptimos y que han mantenido a la especie en un tenso equilibrio (cita). La baja altura relativa de su hábitat sobre el nivel del mar, el caracter hiperhúmedo atlántico y la orientación norte no favorecen a la especie. Estos factores fueron contrarrestados por una fortísima intervención humana sobre su hábitat que permitía mantener en bosques caducifolios la peculiar estructura de hábitat que precisa (cita).

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2004). Tetrao urogallus. 2006 Lista Roja de Especies Amenazadas IUCN. IUCN 2006. Consultado el 18 Febrero 2011.
  2. Ficha Tetrao urogallus en Avibase
  3. Linnaeus, Carolus (1758). Systema naturae per regna tria naturae, secundum classes, ordines, genera, species, cum characteribus, differentiis, synonymis, locis. Tomus I. Editio decima, reformata.. Holmiae. (Laurentii Salvii).. pp. 159. «F. cera pedibusque flavis, dorso fusco, nucha alba abdomine pallido maculis oblongis fuseis.»  (en latín)
  4. a b Zoonomen. «Birds of the World -- current valid scientific avian names.» (en inglés). Consultado el 3 de julio de 2009.
  5. a b c d e Cornell Lab of Ornithology. «Clement's Checklist 6.3» (en inglés). Consultado el 3 de julio de 2009.
  6. Ecologismo: Urogallo, especie en peligro de extinción
  7. http://www.lifeurogallo.es/

Enlaces externos[editar]