Nanorrobótica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La nanorrobótica es el campo de las tecnologías emergentes que crea máquinas o robots cuyos componentes están o son cercanos a escala nanométrica (10−9 metros).[1] [2] [3] De una forma más específica, la nanorrobótica se refiere a la ingeniería nanotecnológica del diseño y construcción de nanorrobots, teniendo estos dispositivos un tamaño de alrededor de 0,1 a 10 micrómetros y están construidos con componentes de nanoescala o moleculares.[4] [5] También han sido usada las denominaciones de nanobots, nanoides, nanites, nanomáquinas o nanomites para describir a estos dispositivos que actualmente se encuentran en investigación y desarrollo.[6] [7]

En su mayoría las nanomáquinas se encuentran en fase de investigación y desarrollo,[8] pero se han probado algunas máquinas moleculares y nanomotores primitivos. Un ejemplo de esto es un sensor que tiene un interruptor de aproximadamente 1,5 nanómetros de ancho, capaz de contar moléculas específicas en una muestra química. Las primeras aplicaciones útiles de las nanomáquinas podrían darse en la tecnología médica,[9] estos dispositivos podrían ser usados para identificar y destruir células cancerígenas.[10] [11] Otra aplicación potencial es la detección de químicos tóxicos, y en la medición de sus concentraciones, en el ambiente. La Universidad Rice ha demostrado un auto de una sola molécula desarrollado mediante un proceso químico y que incluye el uso de buckyballs como ruedas. Es conducido controlando la temperatura ambiente y posicionando la punta de un microscopio de efecto túnel.

Otra definción dice que es un robot que permite interacciones precisas con objetos de tamaño nanométrico, o puede manipular con resolución nanométrica. Tales dispositivos están más relacionados con la microscopía o con microscopio de sonda de barrido, en vez describir a los nanorobots como una máquina molecular. Siguiendo con la definición de microscopía incluso con grandes aparatos como un microscopio de fuerza atómica que pueden ser considerados como instrumentos nanorrobóticos cuando son configurados para realizar nanomanipulaciones. Desde esta perspectiva, robots de macroescala o microrobots que se pueden mover con precisión nanométrica también puede ser considerado como nanorobots.

Teoría de la nanorrobótica[editar]

De acuerdo a Richard Feynman, fue su ex estudiante graduado y colaborador Albert Hibbs quien le sugirió originalmente cerca de 1959 la idea de un uso médico para las micromáquinas teóricas de Feynman (ver nanotecnología). Hibbs sugirió que cierto tipo de máquinas de reparación algún día podrían ser minituriarizadas al punto de que en teoría podría ser como "tragarse al doctor", tal como lo dijo Feynman. La idea fue incorporada en el ensayo de Feynman publicado en 1959 There's Plenty of Room at the Bottom (en castellano: Hay mucho espacio en el fondo).[12]

Dado que los nanorrobots serían de tamaño microscópico, probablemente sería necesario que trabajaran juntos una cantidad muy grande de dichos aparatos para poder llevar a cabo tareas microscópicas y macroscópicas. Estos enjambres de nanorrobots, tanto aquellos incapaces de autoreplicarse (como en una niebla útil) y aquellos capaces de autoreplicarse sin restricciones en el ambiente natural (como en una plaga gris o más recientemente en una nube de luciérnagas y adoptando formas humanas), aparecen en muchas historias de ciencia ficción, tales como las nanosondas de los Borg en Star Trek ; en el episodio Una Nueva Raza de la serie de televisión The Outer Limits y en Revolution (serie de televisión) donde aparecen como concentrados en capsulas con fines curativos (temporada 1) y luego como una masa omnisciente con planes propios y capacidad de adoptar diferentes formas, entre ellas la humana(temporada 2)


Algunos partidarios de la nanorrobótica, en reacción a algunos escenarios de terror en relación a la plaga gris que inicialmente ellos ayudaron a popularizar, sostienen el punto de vista de que los nanorrobots que son capaces de replicarse fuera de un ambiente restringido de una fábrica no necesariamente parte de una nanotecnología con intenciones de producción, y que el proceso de autorreplicación, si alguna vez se pudiera desarrollar, podría ser diseñado para ser inherentemente seguro. Estos aseguran que sus planes actuales para desarrollar y usar la fabricación molecular no incluyen replicadores de libre alimentación.[13] [14]

Las discusiones teóricas más detalladas acerca de nanorrobótica, que incluyen diseños específicos en temas como sensores, transporte de comunicación, navegación, manipulación, locomoción y computación integrada, han sido presentadas en el contexto médico de la nanomedicina por Robert Freitas. Algunas de estas discusiones permanecen al nivel de generalidades sin posibilidad de fabricarlas y no se aproximan al nivel de ingeniería de detalle.

Enfoques[editar]

Biochip[editar]

El uso simultáneo de la nanoelectrónica, la fotolitografía y nuevos biomateriales proporcionan una posible aproximación para fabricar nanorrobots para aplicaciones médicas comunes, tales como para instrumentos quirúrgicos, diagnóstico y dosificación de drogas.[15] [16] [17] Actualmente este método para la fabricación de nanotecnología es usado en la industria electrónica.[18] De esta forma, nanorrobots prácticos podrían ser integrados como dispositivos nanoelectrónicos, lo que permitiría la tele-operación y capacidades avanzadas a los instrumentos médicos.[19] [20]

Nubots[editar]

Nubot es una abreviatura para "nucleic acid robot" (en castellano: Robot de Ácido Nucleico). Los nubots son máquinas orgánicas moleculares de tamaño nanométrico.[21] La estructura del ADN puede proporcionar los medios para ensamblar dispositivos nanomecánicos bi y tridimensionales. Las máquinas basadas en ADN pueden ser activadas usando pequeñas moléculas, proteínas y otras moléculas de ADN.[22] [23] [24] Puertas de circuitos biológicas basadas en materiales de ADN han sido fabricadas como máquinas moleculares que permiten insertar drogas in-vitro para problemas específicos de salud.[25] Tales sistemas basados en materiales funcionarían más semejantes a sistemas biomateriales inteligentes de dosificación de drogas,[26] pero no permiten la teleoperación en vivo precisa de tales sistemas prototipos.

Nanoensamblaje posicional[editar]

La Colaboración de Nanofábricas,[27] fundada por Robert Freitas y Ralph Merkle en el año 2000 y que involucra a 23 investigadores pertenecientes a 10 organizaciones y 4 países, se enfoca en desarrollar una agenda práctica de investigaciones[28] específicamente apuntada a desarrollar una mecanosíntesis de diamantes controlada posicionalmente y una nanofábrica diamantina que tendría la capacidad de fabricar nanorrobots médicos de estructura diamantina.

Basado en bacterias[editar]

Este enfoque propone el uso de microorganismos biológicos, como la bacteria Escherichia coli.[29] Así este modelo usa un flagellum como método de propulsión, utilizándose normalmente campos electromagnéticos para controlar el movimiento de esta clase de dispositivos biológicos integrados.[30]

Tecnología Abierta[editar]

Un documento con una propuesta para el desarrollo de nanobiotecnología usando enfoques de tecnología abierta ha sido enviado a la Asamblea General de las Naciones Unidas.[31] De acuerdo al documento enviado a las Naciones Unidas, en la misma forma que en años recientes el movimiento Open Source ha acelerado el desarrollo de los sistemas computacionales, un enfoque similar debería beneficiar a la sociedad en su mayoría y acelerar el desarrollo de la nanorobótica. El uso de la nanobiotecnología debería ser declarado como patrimonio de la humanidad para las siguientes generaciones, y ser desarrollada como una tecnología abierta basada en prácticas éticas para propósitos pacíficos. Se ha declarado que la tecnología abierta es una clave fundamental para tal propósito.

Carrera nanorrobótica[editar]

De la misma forma en que el desarrollo tecnológico tuvo a la carrera espacial y a la carrera de armas nucleares, la nanotecnología está teniendo una carrera nanorobótica.[32] [33] [34] [35] [36] Existe muchos motivos que permiten que los nanorobots sean incluidos entre las tecnologías emergentes.[37] Algunas de las razones son que las grandes corporaciones, tales como General Electric, Hewlett-Packard y Northrop Grumman, han estado trabajando recientemente en el desarrollo y la investigación de nanorobots;[38] [39] los cirujanos se están involucrando y comenzado a proponer formas de usar nanorobots para procedimientos médicos comunes;[40] las universidades e institutos de investigación han recibido fondos de agencias de gobierno que exceden los US$2 mil millones para ser usados en la investigación del desarrollo de nanodispositivos para la medicina;[41] [42] los bancos también están realizando investigación estratégica con la idea de adquirir con anticipación los derechos y licencias para la futura comercialización de los nanorobots.[43] Ya han surgido litigios y temas relacionados al monopolio de la tecnología de nanorobots.[44] [45] [46] Recientemente se han otorgado una gran cantidad de patentes relacionadas a la nanorobótica, principalmente a agentes de patentes, empresas especializadas únicamente en construir portafolios de patentes, y a abogados. Después de una larga serie de patentes y demandas, ver por ejemplo la invención de la radio o la Guerra de las corrientes, los campos emergentes de la tecnología tienden a convertirse en un monopolio, en el que este campo es normalmente dominado por grandes corporaciones.[47]

Aplicaciones potenciales[editar]

Nanomedicina[editar]

Las aplicaciones potenciales para la nanorobótica en medicina incluyen diagnósticos preliminares y dosificación de drogas para atacar el cáncer,[48] [49] [50] instrumentación biomédica,[51] cirugía,[52] [53] farmacocinética,[54] el monitoreo de la diabetes,[55] [56] [57] y el cuidado de la salud.

Se espera que la futura nanotecnología médica empleé nanorrobots inyectados en el paciente para que funcionen a nivel celular. Los nanorrobots de uso médico deberían ser no replicantes, ya que la replicación aumentaría de forma indeseable su complejidad e interferiría con su misión médica.

La nanotecnología abarca un amplio rango de nuevas tecnologías para el desarrollo de soluciones personalizadas que optimizan la administración de productos farmacéuticos. Actualmente, los efectos colaterales dañinos de tratamientos tales como la quimioterapia comúnmente son el resultado de métodos de administración de drogas que no son precisos para identificar las células blanco.[58] Investigaores en la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, sin embargo, han sido capaces de pegar hebras de ARN especiales, de un tamaño de cerca de 10 nm de diámetro, a nanopartículas, rellenándolas con drogas utilizadas en quimioterapia. Estas hebras de ARN son atraídas a las células cancerígenas. Cuando la nanopartícula encuentra una célula cancerígena, se adhiere a ella, y suelta la droga al interior de dicha célula.[59] Este método directos de administración de drogas tiene gran potencial para el tratamiento de pacientes de cáncer evitando los efectos negativos, asociados comúnmente a la administración incorrecta de las drogas.[60]

Otra aplicación útil de los nanorrobots es asistir en la reparación de células de tejido a lo largo de los glóbulos blancos.[61] El reclutamiento de células inflamatorias o de glóbulos blancos (que incluyen neutrófilos, linfocitos, monocitos y mastocitos) hacia el área afectada es la primera respuesta al daño de los tejidos.[62] Debido al pequeño tamaño de los nanorrobots estos se podrían pegar a la superficie de las células blancas reclutadas, para infiltrarse a través de las paredes de los vasos sanguíneos y llegar al sitio de la herida, donde ellos pueden asistir al proceso de reparación del tejido, posiblemente usando ciertas substancias para acelerar la recuperación.

La ciencia detrás de este mecanismo es bastante compleja. El paso de las células a través del endotelio, un proceso conocido como transmigración, es un mecanismo que envuelve el encuentro de receptores en la superficie de la célula a moléculas de adhesión, el ejercimiento de fuerza activa y la dilatación de las paredes del vaso y una deformación física de las células migratorias. Al pegarse a las células inflamatorias migratorias, los robots efectivamente pueden "cabalgar" a través de los vasos sanguíneos, evitándose la implementación de un complejo mecanismo de transmigración por sí mismos.[61]

Actualmente la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (en inglés: Food and Drug Admnistration, FDA) regula la nanotecnología de acuerdo al tamaño.[63] También la FDA regula lo que actúa por medios químicos como una droga, y lo que actúa por medios físicos como un dispositivo.[64] Moléculas única también pueden ser usadas como máquinas de Turing, como sus contrapartes más grandes de papel, capaces de funcionar como computadores de uso general y ejercer fuerzas físicas (o químicas) como un resultado de esas operaciones computacionales. Se están desarrollando sistemas de seguridad de tal forma que si un carga de drogas es liberada accidentalmente, la carga sería o inerte u otra droga sería liberada para contrarrestar a la primera. En tales circunstancias las pruebas toxicológicas serían convolucionadas con [{software]] de validación. Con los nuevos avances de la nanotecnología estos pequeños dispositivos están siendo creados con la habilidad de autorregularse y de ser 'más inteligentes' que las generaciones previas. A medida de que la nanotecnología se vuelve más compleja entonces surge una pregunta ¿cómo las agencias reguladoras distinguirán una droga de un dispositivo?[64] Las moléculas de las drogas deben someterse a un proceso de pruebas más lento y más caro (por ejemplo, pruebas toxicológicas preclínicas) que los dispositivos, y los caminos regulatorios para los dispositivos son más simples que para las drogas. Quizás la inteligencia, si son lo suficientemente inteligentes, algún día será la forma de clasificar un dispositivo de una nanomáquina de una sola molécula. Generalmente, los dispositivos son aprobados más rápidamente que las drogas, así que la clasificación de dispositivo podría ser beneficiosa para pacientes y fabricantes.

Referencias[editar]

Notas
  1. Vaughn JR. (2006). «Over the Horizon: Potential Impact of Emerging Trends in Information and Communication Technology on Disability Policy and Practice». National Council on Disability, Washington DC.:  pp. 1–55. 
  2. Ghosh, A., Fischer, P. (2009). «Controlled Propulsion of Artificial Magnetic Nanostructured Propellers». Nano Letters 9 (6):  pp. 2243–2245. doi:10.1021/nl900186w. PMID 19413293. 
  3. Sierra, D. P., Weir, N. A., Jones, J. F. (2005). «A review of research in the field of nanorobotics». U.S. Department of Energy - Office of Scientific and Technical Information Oak Ridge, TN SAND2005-6808:  pp. 1–50. doi:10.2172/875622. 
  4. Tarakanov, A. O., Goncharova, L. B., Tarakanov Y. A. (2009). «Carbon nanotubes towards medicinal biochips». Wiley Interdisciplinary Reviews: Nanomedicine and Nanobiotechnology 2 (1):  pp. 1–10. doi:10.1002/wnan.69. 
  5. Ignatyev, M. B. (2010). «Necessary and sufficient conditions of nanorobot synthesis». Doklady Mathematics 82 (1):  pp. 671–675. doi:10.1134/S1064562410040435. 
  6. Cerofolini, G., Amato, P., Masserini, M., Mauri, G. (2010). «A Surveillance System for Early-Stage Diagnosis of Endogenous Diseases by Swarms of Nanobots». Advanced Science Letters 3 (4):  pp. 345–352. doi:10.1166/asl.2010.1138. 
  7. Yarin, A. L. (2010). «Nanofibers, nanofluidics, nanoparticles and nanobots for drug and protein delivery systems». Scientia Pharmaceutica Central European Symposium on Pharmaceutical Technology 78 (3):  pp. 542. doi:10.3797/scipharm.cespt.8.L02. 
  8. Wang, J. (2009). «Can Man-Made Nanomachines Compete with Nature Biomotors?». ACS Nano 3 (1):  pp. 4–9. doi:10.1021/nn800829k. PMID 19206241. 
  9. Amrute-Nayak, M., Diensthuber, R. P., Steffen, W., Kathmann, D., Hartmann, F. K., Fedorov, R., Urbanke, C., Manstein, D. J., Brenner, B., Tsiavaliaris, G. (2010). «Targeted Optimization of a Protein Nanomachine for Operation in Biohybrid Devices». Angewandte Chemie 122 (2):  pp. 322–326. doi:10.1002/ange.200905200. 
  10. Patel, G. M., Patel, G. C., Patel, R. B., Patel, J. K., Patel, M. (2010). «Nanorobot: A versatile tool in nanomedicine». Journal of Drug Targeting 14 (2):  pp. 63–67. doi:10.1080/10611860600612862. PMID 16608733. 
  11. Wang, J. et al . (2011). «Micromachine Enables Capture and Isolation of Cancer Cells in Complex Media». Angew Chem. Int . Ed. 50:  pp. 4161–4165. doi:10.1002/anie.201100115. 
  12. Richard P. Feynman (diciembre de 1959). «There's Plenty of Room at the Bottom». Consultado el marzo de 2010.
  13. Zyvex: "Auto Replicación y Nanotecnología" (en inglés) "los sistemas autoreplicante artificiales sólo funcionarán en ambientes artificiales cuidadosamente controlados ... Mientras que los sistemas autorreplicantes son la clave a los costos bajos, no existe necesidad (y menos voluntad) para hacer que estos sistemas funcionen en el mundo exterior. Al contrario, en ambientes artificiales y controlados ellos pueden construir sistemas más simples y más robustos que entonces pueden ser transferidos a sus destinos finales.... El dispositivo médico resultante será más simple, más pequeño, más eficiente y más precisamente diseñado para la tarea con la que tiene que cumplir que un dispositivo diseñado para realizar la misma tareas y autoreplicarse.... Un dispositivo único capaz de realizar ambas funciones sería más difícil de diseñar y menos eficiente."
  14. "Directrices Prospectivas para el Desarrollo Responsable de la Nanotecnología" (en inglés) "Los ensambladores autorreplicantes autónomos no son necesarios para lograr capacidades de fabricación significativas." "La forma más simple, más eficiente y segura de aproximarse a los nanosistemas productivos es construir herramientas especializadas de tamaño nanométrico y reunirlas en fábricas lo suficientemente grandes para fabricar lo que sea necesario.... En está fábrica las máquinas harían trabajos similares a los que actualmente hacen las cintas transportadoras y robots armadores en una fábrica normal. Si una saca una de estas máquinas fuera del sistema, no provocaría ningún riesgo, y serían tan inertes como una ampolleta sacada de su soquete de conexión."
  15. Fisher, B. (2008). «Biological Research in the Evolution of Cancer Surgery: A Personal Perspective». Cancer Research 68 (24):  pp. 10007–10020. doi:10.1158/0008-5472.CAN-08-0186. PMID 19074862. 
  16. Cavalcanti, A., Shirinzadeh, B., Zhang, M. & Kretly, L.C. (2008). «Nanorobot Hardware Architecture for Medical Defense». Sensors 8 (5):  pp. 2932–2958. doi:10.3390/s8052932. 
  17. Hill, C., Amodeo, A., Joseph, J.V. & Patel, H.R.H. (2008). «Nano- and microrobotics: how far is the reality?». Expert Review of Anticancer Therapy 8 (12):  pp. 1891–1897. doi:10.1586/14737140.8.12.1891. PMID 19046109. 
  18. Cale, T.S., Lu, J.-Q. & Gutmann, R.J. (2008). «Three-dimensional integration in microelectronics: Motivation, processing, and thermomechanical modeling». Chemical Engineering Communications 195 (8):  pp. 847–888. doi:10.1080/00986440801930302. 
  19. Couvreur, P. & Vauthier, C. (2006). «Nanotechnology: Intelligent Design to Treat Complex Disease». Pharmaceutical Research 23 (7):  pp. 1417–1450. doi:10.1007/s11095-006-0284-8. PMID 16779701. 
  20. Elder, J.B., Hoh, D.J., Oh, B.C., Heller, A.C., Liu, C.Y. & Apuzzo, M.L. (2008). «The future of cerebral surgery: a kaleidoscope of opportunities». Neurosurgery 62 (6):  pp. 1555–1579. doi:10.1227/01.neu.0000333820.33143.0d. PMID 18695575. 
  21. Wong, P. C., Wong, K.-K. & Foote H. (2003). «Organic data memory using the DNA approach». Communications of the ACM 46 (1):  pp. 95–98. doi:10.1145/602421.602426. 
  22. Seeman. N. C. (2005). «From genes to machines: DNA nanomechanical devices». Trends in Biochemical Sciences 30 (3):  pp. 119–125. doi:10.1016/j.tibs.2005.01.007. 
  23. Montemagno, C. & Bachand, G. (1999). «Constructing nanomechanical devices powered by biomolecular motors». Nanotechnology 10 (3):  pp. 225–231. doi:10.1088/0957-4484/10/3/301. 
  24. Yin, P., Choi, H. M. T., Calvert, C. R. & Pierce, N. A. (2008). «Programming biomolecular self-assembly pathways». Nature 451 (7176):  pp. 318–322. doi:10.1038/nature06451. PMID 18202654. 
  25. Douglas, S. M., Bachelet, I. & Church, G. M. (2012). «A Logic-Gated Nanorobot for Targeted Transport of Molecular Payloads». Science 335 (6070):  pp. 831–834. doi:10.1126/science.1214081. 
  26. Jin, S. & Ye, K. (2007). «Nanoparticle-Mediated Drug Delivery and Gene Therapy». Biotechnology Progress 23 (1):  pp. 32–41. doi:10.1021/bp060348j. 
  27. Nanofactory
  28. Positional Diamondoid Molecular Manufacturing
  29. Martel, S., Mohammadi, M., Felfoul, O., Lu, Z., Pouponneau P. & David H. (2009). «Flagellated Magnetotactic Bacteria as Controlled MRI-trackable Propulsion and Steering Systems for Medical Nanorobots Operating in the Human Microvasculature». International Journal of Robotics Research 28 (4):  pp. 571–582. doi:10.1177/0278364908100924. PMID 19890435. 
  30. Sakar, Mahmud. (2010) (PDF). MicroBioRobots for Single Cell. http://repository.upenn.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1335&context=edissertations. 
  31. Cavalcanti, A. (2009). «Nanorobot Invention and Linux: The Open Technology Factor - An Open Letter to UNO General Secretary» (PDF). CANNXS Project 1 (1):  pp. 1–4. http://www.cannxs.org/open.pdf. 
  32. Hede, S., Huilgol, N. (2006). «"Nano": The new nemesis of cancer». Journal of Cancer Research and Therapeutics 2 (4):  pp. 186–195. doi:10.4103/0973-1482.29829. PMID 17998702. 
  33. Das, S., Gates, A. J., Abdu, H. A., Rose, G. S., Picconatto, C. A., Ellenbogen, J. C. (2007). «Designs for Ultra-Tiny, Special-Purpose Nanoelectronic Circuits». IEEE Transactions on Circuits and Systems I: Regular Papers 54 (11):  pp. 2528–2540. doi:10.1109/TCSI.2007.907864. 
  34. Solomon, N., Nanorobotics System, WIPO Patent WO/2008/063473, 2008.
  35. Kurzweil, R., Systems and Methods for Generating Biological Material, WIPO Patent WO/2007/001962, 2007.
  36. Rosso, F., Barbarisi, M., Barbarisi, A. (2011). «Technology for Biotechnology». Biotechnology in Surgery:  pp. 61–73. doi:10.1007/978-88-470-1658-3_4. 
  37. Challacombe, B., Althoefer, K., Stoianovici, D. (2010). «Emerging Robotics». New Technologies in Urology 7:  pp. 49–56. doi:10.1007/978-1-84882-178-1_7. 
  38. Murday, J. S., Siegel, R. W., Stein, J., Wright, J. F. (2009). «Translational nanomedicine: status assessment and opportunities». Nanomedicine 5 (3):  pp. 251–273. doi:10.1016/j.nano.2009.06.001. PMID 19540359. 
  39. Hogg, T. (2007). «Coordinating Microscopic Robots in Viscous Fluids». Autonomous Agents and Multi-Agent Systems 14 (3):  pp. 271–305. doi:10.1007/s10458-006-9004-3. 
  40. Cuschieri, A. (2005). «Laparoscopic surgery: current status, issues and future developments». Surgeon 3 (3):  pp. 125–138. doi:10.1016/S1479-666X(05)80032-0. 
  41. Roco, M. C. (2003). «Nanotechnology: convergence with modern biology and medicine». Current Opinion in Biotechnology 14 (3):  pp. 337–346. doi:10.1016/S0958-1669(03)00068-5. PMID 12849790. 
  42. Scheufele, D. A., Lewenstein, B. V. (2005). «The Public and Nanotechnology: How Citizens Make Sense of Emerging Technologies». Journal of Nanoparticle Research 7 (6):  pp. 659–667. doi:10.1007/s11051-005-7526-2. 
  43. Smith, D. M.; Goldstein, D. S.; Heideman, J. (2007). «Reverse Mergers and Nanotechnology». Nanotechnology Law & Business 4 (3). 
  44. Morrison, S. (2008). «The Unmanned Voyage: An Examination of Nanorobotic Liability» (PDF). Albany Law Journal of Science & Technology 18 (229). http://www.albanylawjournal.org/articles/Morrison_0609.pdf. 
  45. Craig Tyler, Patent Pirates Search For Texas Treasure, Texas Lawyer, September 20, 2004
  46. Jaffe, A. B., Lerner, J. (2004). Innovation and Its Discontents: How Our Broken Patent System is Endangering Innovation and Progress, and What to Do About It. ISBN 0-691-11725-X. 
  47. Gilbert, R. J., Newbery, D. M. G. (June 1982). «Preemptive Patenting and the Persistence of Monopoly». American Economic Review 72 (3):  pp. 514–526. 
  48. Nanotechnology in Cancer
  49. Cancer-fighting technology
  50. LaVan DA, McGuire T, Langer R. (2003). «Small-scale systems for in vivo drug delivery». Nature Biotechnology 21 (10):  p. 1184. doi:10.1038/nbt876. PMID 14520404. 
  51. Medical Design Technology
  52. Neurosurgery
  53. Tiny robot useful for surgery
  54. Drug Targeting
  55. Nanorobots in Treatment of Diabetes
  56. Nanorobotics for Diabetes
  57. Wellness Engineering, Nanorobots, Diabetes
  58. Debjit bhowmik, Chiranjib, R.Margret chandira B.Jayakar. Role of Nanotechnology in novel Drug Delivery system. Journal of Pharmaceutical Science and Technology Vol 1(1), 2009, 20-35. Print.
  59. Bullis, Kevin. "Nano RNA Delivery." Technology Review Published by MIT. Apr 29. 2009. Revisado el 27 de diciembre de 2011.
  60. Debjit bhowmik, Chiranjib, R.Margret chandira B.Jayakar. "Role of Nanotechnology in novel Drug Delivery system." Journal of Pharmaceutical Science and Technology Vol 1(1), 2009, 20-35..
  61. a b Arancha Casal, Tad Hogg, Adriano Cavalcanti. "Nanorobots As Cellular Assistants in Inflammatory Responses." [1] 2004. Revisado el 27 de diciembre de 2011.
  62. C. Janeway, ed., ImmunoBiology, the Immune System in Health and Disease. Garland Pub; 5th ed., 2001. Retrieved Dec 27. 2011.
  63. FDA (2011) Considering Whether an FDA-Regulated Product Involves the Application of Nanotechnology, Guidance for Industry, Draft Guidance (en castellano: Consideraciones acerca de si un producto regulado por la FDA involucra la aplicación de nanotecnología, guías para la industria, Borrador de Guía).
  64. a b Smith RR, Lodder RA (2013) When does a Nanotechnology Device Become a Drug? Size Versus Smarts. J Dev Drugs 2: e121. doi:10.4172/jdd.1000e121.http://www.omicsgroup.org/journals/when-does-a-nanotechnology-device-become-a-drug-size-versus-smarts-2329-6631.1000e121.php?aid=14469
Bibliografía

Enlaces externos[editar]