Nahuel DL-43

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nahuel DL-43
Nahuel Tank.jpg
Nahuel durante un desfile
Tipo Tanque medio
País de origen Bandera de Argentina Argentina
Historia de servicio
En servicio 1944-1948
Historia de producción
Producido 1943-1945
Cantidad producida 12
Especificaciones
Peso 35 t
Longitud 6,22 m
Anchura 2,33 m
Altura 2,95 m
Tripulación 5 (conductor, operador de radio/ametrallador, comandante, cargador y artillero)

Blindaje 25-80 mm de acero-níquel homogéneo
Arma primaria Krupp L.30 Modelo 1909 de 75 mm
Arma secundaria Ametralladora coaxial de 7,65 mm y tres Madsen de 7,65 mm.

Motor FMA-Lorraine-Dietrich 12 EB
12,87 hp/ton
Velocidad máxima 40 km/h
Autonomía 250 km
[editar datos en Wikidata]

El Nahuel DL-43 fue un tanque medio desarrollado en Argentina durante la Segunda Guerra Mundial diseñado por el Teniente Coronel Alfredo Baisi y ensamblado en el Arsenal "Esteban de Luca". Su nombre proviene del idioma mapuche o mapudungun y significa «jaguar».[1] Sólo se fabricaron doce unidades.

Historia[editar]

En los años 1936 y 1937, el Ejército Argentino (EA) realizó una serie de maniobras a gran escala en la Provincia de Córdoba. En ellas quedo en evidencia la utilidad de unidades blindadas y con una gran capacidad de movimiento. Así se resolvió, a finales de la década del '30, adquirir alrededor de 160 vehículos blindados en el mercado europeo. El escogido fue el THNP-38 fabricado por Checoslovaquia, pero la venta se frustró luego del Tratado de Munich y la ocupación alemana de Checoslovaquia.[cita requerida] Los alemanes incorporaron estos a sus propias formaciones blindadas bajo el nombre de PzKpw.38 y toda la producción de la fabrica Skoda fue destinada a la Wehrmacht.

Para 1939, el EA solo poseía doce blindados Vickers Carden Lloyd Mod. 1934 y seis obsoletos Crossley Mod. 1924. El inicio de la Segunda Guerra Mundial privó a la Argentina de sus proveedores tradicionales de material bélico.

Diseño[editar]

DGME DL. 43 Nahuel

El 4 de junio de 1943, el gobierno del presidente Ramón S. Castillo fue derrocado por un golpe militar. En medio de la guerra en Europa, al nuevo gobierno no le quedo más opción que recurrir a la industria nacional para equiparse con un nuevo carro de combate que se ajustara a las necesidades de la época. Se le encargó la tarea de diseño y producción a los ingenieros militares Teniente Coronel Alfredo A. Baisi, director del Arsenal “Esteban de Luca”, y al Mayor Francisco Armando Villamil. El diseño básico y la maqueta de madera a escala real estuvieron listas a solo 45 días de recibir la orden y tan solo se necesitaron dos meses más para que el primer prototipo saliera de la línea de montaje.[cita requerida]

El diseño final claramente estaba inspirado en el M4 Sherman norteamericano, pero cabe destacar que el Teniente Coronel Baisi logró un diseño que en ciertas prestaciones igualaba o incluso superaba al Sherman; por ejemplo, el blindaje llegaba a los 80 mm en la parte frontal.

Producción[editar]

Si bien la capacidad industrial de la Argentina había mejorado mucho gracias a la llamada Sustitución de Importaciones llevada a cabo durante la crisis del '30, seguía siendo esencialmente liviana y sin experiencia en este tipo de proyectos. Por eso se recurrió a varias instituciones públicas y privadas que se encargaron de producir las diferentes piezas del carro.[cita requerida]

El chasis provenía de los Astilleros del Ministerio de Obras Públicas, situado en la Isla Maciel. El anillo protector que fijaba la torreta fue forjado en los talleres de Ferrocarriles del Estado y luego maquinado en el Instituto Aerotécnico Nacional (ex Fábrica Militar de Aviones) en Córdoba.

La torreta triplaza estaba fundida en una sola pieza, lo que para la época era todo un logro industrial compartido sólo con la Unión Soviética y su T-34 y Francia con su Somua S-35.[cita requerida] Esta operación era llevada a cabo en los Talleres Metalúrgicos San Martín (TAMET).

Planta motriz y rodaje[editar]

El motor era un Lorraine-Dietrich 12 E.B. de 12 cilindros en W y 450 hp y árboles de levas a la cabeza realizados en la Fabrica Militar de Aviones entre 1931 y 1932 para propulsar los aviones de caza Dewoitine D 21 (hoy uno de estos motores se encuentra en restauración por parte de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Aeronáutica en su taller de Morón). Era refrigerado por agua a través de un radiador colocado en la parte trasera del vehículo. Tenía acoplado una transmisión hidráulica de cinco velocidades, cuatro hacia delante y una en reversa, situada en el interior. Esta era fabricada por la firma “Pedro Merlini” con sede en el barrio porteño de Caballito.

El tren de rodaje y la suspensión consistía en bogies provistos de dos ruedas de camino y un rodillo de retorno sobre los que se apoya el chasis mediante ballestas elásticas de suspensión. Los bogies eran complementados por otros dos rodillos de retorno. La rueda propulsora estaba situada al frente. Engarzaba una oruga de 76 planchas de acero, teniendo por detrás una rueda tensora. Este conjunto le permitía alcanzar una velocidad de 40 kilómetros por hora y sortear pendientes con una inclinación de hasta 30º

Armamento[editar]

El armamento principar para equipar a la pre-serie de Nahuel, fue el cañón Krupp L.30 Modelo 1909 de 75 mm. El mismo había sido de dotación reglamentaria en las unidades de artillería de campaña del EA hasta finales de los 30, cuando fue reemplazado por el Bofors 75 mm. Aún existían muchos ejemplares del Krupp en los depósitos de la Dirección General de Materiales del Ejército (DGME), e incluso algunos estaban sin uso, en sus cajas de embalaje originales.

Este cañón era un pieza de retroceso hidráulico con un alcance máximo de 7700 metros, que, aunque se veía limitado por el afuste monoflecha, poseía una buena cadencia de tiro para la época, de alrededor de 20 disparos por minuto.

El armamento secundario consistía en una ametralladora coaxial de 7,65 mm y tres ametralladoras Madsen de 7,65 mm en la parte frontal, que eran accionadas por el operador de radio.

Destino[editar]

Solo se completaron 12 blindados, y un prototipo de madera, y fueron puestos en servicio en el año 1944, pero la producción se detuvo en 1945. En el año 1947 se encontraban inactivos por diversos problemas mecánicos y gracias a la iniciativa del nuevo Director de la Escuela de Tropas Mecanizadas, coronel José María Epifanio Sosa Molina (hermano del Ministro de Guerra), los Nahuel fueron reacondicionados y mejorados en el Arsenal Esteban de Luca. En la Escuela se crea la Compañía de Tanques Medianos, que contaba con dos Secciones de tanques Nahuel cada una (se dejaron los otros dos tanques para reemplazo en emergencias). La nueva Compañía fue puesta al mando del capitán Julio Alberto Cáceres, y las Secciones a cargo cada una del teniente primero Héctor Pedro Nan y del teniente José Javier de la Cuesta Ávila. A los Nahuel reacondicionados además de dotarlos de una radio Mk 19, se mejoraron las escotillas de acceso, se les dotó de una mirilla para el conductor, se eliminaron dos de las tres ametralladoras del chasis, etc. El proyecto Nahuel se dio por finalizado, ya que la Europa de postguerra estaba en ruinas y existía una impresionante cantidad de material bélico sobrante entre los aliados, que estaban dispuestos a venderlos a bajísimos precios e incluso a cambio de productos agropecuarios.

Así el gobierno del ya presidente Juan Domingo Perón, mediante el IAPI prefirió dotar a las fuerzas armadas con los remanentes de guerra que los europeos y norteamericanos ofrecían al mercado de postguerra. Irónicamente el escogido para desplazar al Nahuel fue el M4 Sherman, que llegó en grandes cantidades, provenientes de Bélgica, comprado en lotes como chatarra, ya que existía sobre Argentina un embargo para la compra de armas.

Los Nahuel DL-43 fueron retirados del servicio en 1948, terminando su vida como chatarra en basureros de Buenos Aires.

Operadores[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Sigal Fogliani, Ricardo Jorge, Nahuel DL 43 - Tanques Argentinos (desde sus orígenes hasta 1950), Editorial Dunken, Buenos Aires, 2004, ISBN 987-020788X.
  • Sigal Fogliani, Ricardo Jorge, Blindados Argentinos, de Uruguay y Paraguay, Ayer y Hoy Ediciones, Buenos Aires, ISBN unknown
  • Ness, Leland Jane's World War II Tanks and Fighting Vehicles - The complete guide, Harper Collins Publishers, London 2002, ISBN 0-00-711228-9

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]