Mula (animal)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Mula»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Mula
Momo 260905.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Perissodactyla
Familia: Equidae
Género: Equus
Especie: E. africanus x ferus[cita requerida]
Sinonimia

La mula[1] o mulo[2] es un animal híbrido estéril que resulta del cruce entre una yegua (Equus ferus caballus) y un burro o asno (Equus africanus asinus). Comparte algunas características con los burdéganos (resultantes del cruce entre un caballo y una burra o asna), pero difiere en otras debido a ciertos genes, que varían su efecto en función de si se reciben de la madre o del padre.

El término mulo proviene del latín mulus y originalmente era usado para referirse a cualquier descendiente de dos especies diferentes.

Una mula es generalmente más grande, fuerte y fácil de criar que un burdégano, por lo que ha sido el preferido por los criadores.[cita requerida]

Apariencia[editar]

Se parece al burro en que tiene cabeza gruesa y corta, orejas largas, miembros finos, pezuñas estrechas y pequeñas, melena corta, ausencia de las castañas (crecimientos córneos) dentro de los corvejones, y cola sin pelo en su raíz. Sin embargo posee algunas características equinas, como su altura y cuerpo, la forma del cuello y de la grupa, la uniformidad de su pelaje, y los dientes.

Su voz no es exactamente como la del burro (rebuzno) ni como la del caballo (relincho); la mula emite un sonido similar al del burro, pero también tiene los característicos relinches del caballo. A veces gime.

Par de mulas arando en el Festival de la Trilla de Castrillo de Villavega, en Palencia, (España).
Mula usada para cargar, en Tierra del Fuego, Argentina.

Relación con el hombre[editar]

La mula ha sido muy utilizada en tareas que requieren de fuerza o resistencia, como medio de transporte, y en la agricultura, para arar los campos y en otras tareas, como sacar agua de los pozos mediante una noria. Actualmente, en los países desarrollados ha sido sustituida por maquinaria agrícola, por lo que resulta díficil de encontrar en las labores que tradicionalmente se le asignaban.

Sus pezuñas son más duras que las de los caballos y demuestran una resistencia natural a muchas enfermedades y a los insectos.[3] Muchos granjeros norteamericanos de zonas de suelo arcilloso han encontrado que las mulas son superiores como animales del arado, especialmente en el estado estadounidense de Misuri,[cita requerida] en donde se originó la expresión «stubborn as a Missouri mule», equivalente al español «terco como una mula (de Misuri)».

Las mulas son generalmente menos tolerantes hacia los perros que los caballos y son capaces de defender a su jinete contra ellos; incluso son capaces de enfrentarse a un león de montaña.[cita requerida] Son también capaces de patear con cualquiera de sus pezuñas en cualquier dirección.[cita requerida]

Problemas genéticos del cruce[editar]

Al igual que los burdéganos, las mulas son casi siempre estériles, y en los pocos casos de fertilidad las crías tienden a ser de bajo peso y débiles. Su esterilidad se atribuye al diferente número de cromosomas de las especies de las que proviene (los burros tienen núcleos de 62 cromosomas, mientras que los caballos los tienen de 64).

En realidad, la mula es un animal semiestéril: todos los machos son estériles por un problema en la glándula seminal; sin embargo, la hembra puede generar óvulos fértiles. Cuando los cromosomas se recombinan, antes de quedarse con la mitad de la dotación genética de la hembra y formar así un gameto, se reparten al azar. Todos aquellos óvulos generados con parte de los genes procedentes de yegua y burro (los progenitores de la mula) mezclados, son óvulos estériles y no podrán ser fecundados. Sin embargo, los escasos óvulos que por recombinación al azar se formen sólo con el ADN heredado de su madre yegua, o sólo con el ADN heredado de su padre asno, pueden ser fecundados. El porcentaje de óvulos fértiles es extremadamente bajo.

Por ello, si en esa ovulación (una de entre muchos ciclos ovulatorios) la mula es cubierta por un caballo, nacerá un potro, y si es cubierta por un burro, nacerá un pollino. No se conocen casos en que una mula dé a luz a un híbrido similar a ella. Así, una mula que tenga ciclos estrales y pueda llevar un feto, podrá quedar preñada de forma natural o por medio de transferencia embrionaria; básicamente, el problema reproductivo radica en poder preñar al animal.

A pesar de esto, cuando la mula queda gestante, es difícil que lleve a término la gestación y, por lo general, la cría nacida es débil y enfermiza. Algunos autores lo asocian a que es un animal nacido con acortamiento de telómeros y sufre envejecimiento prematuro. Sin embargo, dada la escasez de estos partos, es algo que no se ha podido demostrar todavía.

Pese a ser semiestériles, una mula parió en la Provincia de Córdoba (España), en la localidad de Luque, en 1952,[4] otra en Magdalena (Colombia), y otra más en Bután, el 7 de junio de 2004.[5] En 2003, investigadores de la Universidad de Idaho y de la Universidad Estatal de Utah encontraron una forma de reproducir mulas, clonando la primera mula como parte del Proyecto Idaho.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]