Federación Nacional de Cafeteros de Colombia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Federación Nacional de Cafeteros de Colombia
Tipo Agrícola, Café de Colombia
Industria Cultivadores de café de Colombia
Fundación 1927
Sede Bandera de Colombia Colombia
Administración Luis Genaro Muñoz
Productos Café de Colombia (cafeto arábigo)
Marcas Juan Valdez
Beneficio neto Cooperación, los derechos de los campesinos
Empleados 2.400
Sitio web www.federaciondecafeteros.org

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia es una asociación cuyo fin es promover el cultivo del café en Colombia y su exportación a mercados extranjeros.

En 1927, los cafeteros colombianos se unieron con el fin de crear una institución que los representara nacional e internacionalmente y que velara por su bienestar y el mejoramiento de su calidad de vida, creando la FNC.[1]

Desde 2002, la federación ha establecido las tiendas de café Juan Valdez tanto en Colombia como en el exterior, en referencia al personaje publicitario de Café de Colombia. Actualmente cuenta con veintiún establecimientos en diferentes ciudades de Colombia, seis de Estados Unidos y en dos de Perú.

Historia[editar]

Ante el avance positivo del crecimiento del café en Colombia, un importante grupo de cultivadores de café, dedicado a la exportación del café, organizó una asociación para regular el mercado. Por lo tanto, en 1904, fue establecida la Sociedad de Productores de Café. Aunque tenían buenas intenciones, no podían regular la industria y el mercado. Como las condiciones globales eran complicadas debido a la sobreproducción, la volatilidad de los precios y los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial. La industria del café en la nación estaba evolucionando y productores, comerciantes y exportadores no estaban de acuerdo con las políticas y reglamentaciones, e intentaban organizar y consolidar estas.

Edificio de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia

En Antioquia, Epifanio Montoya Uribe, un cultivador de café[cita requerida], promovió la creación de una asociación para cuidar los intereses de los cultivadores del café, llamada Unión Cafetera Colombiana. Sus ideas y esfuerzos en la asociación fueron bien recibidos por la industria y la institución se mantuvo y prosperó.[2] [2]

El 25 de agosto de 1920, el primer Congreso Nacional de productores de café se convoco en la Bogotá, promovido y patrocinado por la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC. Este primer congreso fue presidido por Epifanio Montoya. Otros dignatarios que asistieron a este evento fueron el general Ramón González Valencia, el general Alfredo Vázquez Cobo (candidato presidencial), Antonio Samper (presidente de la SAC), Tulio Ospina Vásquez, José de Jesús Salazar, Germán del Corral, Luis Montoya Santamaría, Gabriel Ortiz Williamson y Lucas Caballero. Allí se sentaron las bases para la organización exitosa y el establecimiento de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. La magnitud de los temas estudiados y los desafíos que enfrentaron los delegados eran abrumadores, y finalmente, el evento se suspendió sin ninguna resolución aprobada. No obstante, los delegados regresaron con la intención de crear una asociación de comercio nacional capaz de proteger a la industria y guiar a sus miembros.[2] [3]

El primer Congreso Nacional de Cultivadores de Café, tomó siete años en materializarse. Pero en junio de 1927, la Sociedad Antioqueña de Agricultores, SAA, decidió hacer un segundo esfuerzo para tratar de organizar y reestructurar los cultivadores de café. Por lo tanto, el segundo Congreso Nacional de Cafeteros de Colombia se convocó en Medellín. El orador principal fue el ex presidente Carlos Eugenio Restrepo, quien dio el discurso de apertura. Veintinueve delegados participaron en este Congreso y varios dignatarios de la élite política y económica de la nación y entre ellos dos de los hijos de Tulio Ospina Vásquez, Rafael Ospina Pérez (presidente de la SAA) y Mariano Ospina Pérez, futuro presidente de Colombia.[2] Otros participantes fueron Daniel Uribe Botero (Vicepresidente de la SAA), Epifánio Montoya, Julio C. Gaitán, Pedro Bernal Escobar y Joaquín Santamaría.[4]

Al final de las deliberaciones, el segundo Congreso Nacional de Productores de Café acordó establecer la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, como una asociación de comercio, entidad privada y organización sin fines de lucro.[4]

Pocos meses más tarde, el Congreso de la República aprobó la ley 76, que le dio a la Federación Nacional de Cafeteros la autoridad para administrar y gestionar todos los ingresos de éstos. Por lo tanto, la Federación y el Gobierno Nacional firmaron un contrato, el 15 de octubre de 1928, por el cual el Gobierno se vio obligado a transferir a la Federación todos los ingresos generados por este impuesto. Estos ingresos impulsaron y fortificaron a la Federación, y también fueron utilizados para crear el Fondo Nacional del Café.[5]

En 1928, el primer comité regional se estableció como Comité de Cafeteros de Antioquia. Mariano Ospina Pérez fue su primer Presidente y el primer registrado como miembro de la asociación.[6]

Mariano Ospina Pérez fue Presidente de la República entre 1946 y Director General de la FNC de 1930–1934.

La primera junta directiva de la recién organizada Federación se reunió en Bogotá, el 3 de agosto de 1929. Los primeros miembros fueron Mariano Ospina Vásquez, Alberto Camilo Suárez, Gabriel Ortiz Williamson, Carlos Caballero, Jesús del Corral y Mariano Ospina Pérez.[4] Debido a los conocimientos y la experiencia de la industria del café, adquirida mediante la ejecución de su propio negocio de café, Mariano Ospina Pérez fue convocado por el ministro de Industria, Francisco J. Chaux y por el presidente Enrique Olaya Herrera para presidir el cuarto congreso de la federación, en diciembre de 1930. Ospina Pérez fue elegido por el voto unánime de los delegados, como Director General, cargo en el que permaneció hasta 1934.[7] [8] [9]

En la elección de los miembros del Consejo de administración en, 1954, Ospina Pérez fue elegido como Presidente del Consejo de Administración.[3] [10] En virtud de Ospina Pérez fue élegida, la "Federación Nacional de Cafeteros de Colombia" con un éxito consolidado, en la industria del café de la nación y promovió en los mercados mundiales con gran efecto.[11] Colombia se convirtió en el mayor productor cafeto arábigo en el mundo.[12] Él sentó una base muy sólida, de una empresa corporativa, y hoy en día, la Federación Colombiana de café Junta y apoya a cerca de 500.000 caficultores independientes y pequeños agricultores.

Representación de los Cafeteros[editar]

La Federación ha sido el principal gremio de Colombia, con presencia en todas las zonas rurales donde se produce café en el país. Su eje central es el productor de café y su familia, de forma que su negocio sea sostenible, que las comunidades cafeteras fortalezcan su tejido social y que el café colombiano siga siendo considerado como el mejor del mundo.

Más de 500 mil familias cafeteras están representadas a través de esta organización que con el pasar de los años se ha caracterizado por ser democrática, desarrollando una estructura de representación gremial para tomar decisiones teniendo, siempre, como prioridades la base del gremio, los productores de café y sus familias. De esta forma los mismos productores colombianos de café llegan a los consensos necesarios para definir programas y acciones para el beneficio común.

Sostenibilidad en acción[editar]

A través de diferentes acciones se busca incrementar la calidad de vida de los productores colombianos de café. Por esto, la FNC está presente entre otros campos en la investigación, a través de Cenicafé,[13] para optimizar costos de producción y maximizar la calidad del café, en el acompañamiento técnico a los productores mediante el servicio de extensión, en la regulación y comercialización del café para optimizar el precio pagado al productor y en la ejecución de programas gremiales para beneficio del productor, la comunidad, el medio ambiente.

La Federación tiene un claro compromiso y visión de desarrollo social, cuyo eje se ha denominado sostenibilidad en acción.[14] Lo cual implica compromiso con los ejes sociales, económicos y ambientales para ayudar a los cafeteros y a sus familias a tener un proyecto de vida asociado al negocio del café.

Los programas de investigación y transferencia están dirigidos a generar tecnologías relevantes y de fácil implementación por parte de los productores de café colombiano. Más de medio millón de productores tiene acceso al servicio de Garantía de Compra, que se hace viable gracias a la comercialización de café colombiano por parte de la Federación.

La organización también ha sido líder en desarrollar programas de Publicidad y Promoción[15] para que los consumidores conozcan y demanden el café colombiano. Adicionalmente, las políticas implementadas para generar mayor valor agregado[16] a los productores, han demostrado un liderazgo que pocas organizaciones en el mundo rural de países en vías de desarrollo han podido replicar.

Recientemente, la Federación ha superado un difícil momento, causado por el paro cafetero promovido por los cultivadores ante los bajos precios internacionales del producto, solucionado con con el apoyo del Gobierno Nacional.[17]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. «Federación de Cafeteros de Colombia».
  2. a b c d Fedecafé, 2000, p. 22
  3. a b Uribe C., Andrés; Brown Gold, The Amazing Story of Coffee; Random House, Inc., NY, 1954, Pg 113, Library of Congress Catalog Card Number 55-5793
  4. a b c Fedecafé, 2000, p. 23
  5. Fedecafé, 2000, p. 24
  6. Fedecafé, 2000, p. 28
  7. Lozano, Miguel Angel; Mariano Ospina Pérez, Un Hombre de Acción y de Principios; Fundación de Estudios Historicos, Misión Colombia; Funadación Mariano Ospina Pérez; Editorial El Globo SA; Bogotá, Colombia; November, 1991; Page 61.
  8. Ospina Pérez, Mariano; Informe del Gerente de La Federacion al Sexto Congreso Nacional de Cafeteros; Federación Nacional de Cafeteros de Colombia; June, 1934; Colombia.
  9. Fedecafé, 2000, p. 98
  10. Fedecafé, 2000, p. 31
  11. Pizano, 2001, p. 31
  12. Pizano, 2001, p. 39
  13. «Cenicafé».
  14. "Nuestra Federación de Cafeteros de Colombia (FNC) es una organización de carácter eminentemente social".«sostenibilidad en acción».
  15. "información sobre nuestra gran red social de caficultores"«Publicidad y Promoción». Agosto de 2010
  16. Valor agregado del café de Colombia«Pagina web oficial Juan Valdez». Consultado 21/07/10
  17. «Hay disturbios en Huila, Quindío y Risaralda por paro cafetero» (en español). El Tiempo (Colombia). Consultado el 3 de marzo de 2013.
  • Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (2000). el café en el desarrollo de Antioquia: visión histórica y acción gremial. Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. ISBN 958-33-1279-7. 
  • Pizano, Diego (2001). el café en la encrucijada: evolución y perspectivas. Alfaomega. ISBN 958-682-192-7. 

Enlaces externos[editar]