Movimiento Humanista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Primer congreso de la Internacional Humanista, en Florencia (Italia), 1989.

El Movimiento Humanista, también llamado Nuevo Humanismo, Humanismo Universalista o Movimiento Siloísta, es una corriente de opinión con presencia en más de 100 países[1] de América, Europa, África y Asia, que «reconoce los antecedentes históricos del humanismo y que en la actualidad se entiende más como una nueva sensibilidad, una nueva forma de pensar, sentir y actuar en el mundo».[2]

El fundador del Movimiento Humanista es el escritor argentino Mario Luis Rodríguez Cobos, más conocido por su seudónimo literario Silo. En referencia al seudónimo de este autor, el movimiento a veces es conocido como «movimiento siloísta».

El Movimiento Humanista trabajaría, según sus publicaciones, para resolver los grandes problemas humanos, tanto del individuo como de la sociedad, para lo cual propone el llamado «humanismo universalista». No es una institución, aunque ha dado lugar a numerosas agrupaciones y organizaciones. Tampoco pretende hegemonizar a las distintas corrientes humanistas y humanitaristas, diferenciándose muy claramente de todas ellas ya que ―aunque las considera un esfuerzo loable― cree que no se enfocan a modificar las estructuras que generan los males que ellas remedian. En todo caso, establece relaciones puntuales con todas las agrupaciones progresistas en base a criterios de no discriminación, reciprocidad y convergencia de la diversidad.

Doctrina[editar]

Graffiti en La Coruña, España en apoyo a Silo, fundador del Movimiento Humanista.

El Movimiento Humanista es una corriente de opinión formada por quienes coinciden en puntos básicos respecto al ser humano y a la acción a desarrollar para orientar cambios positivos en el individuo y la sociedad. También se llama así al conjunto de personas que participan de las propuestas del Nuevo Humanismo plasmadas en el Documento del Movimiento Humanista.

La filosofía humanista se inspira en la doctrina siloísta en donde el ser humano aparece abierto al mundo, con intencionalidad para actuar sobre su propio destino y el lema central de «nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro».

Los Seis Puntos del humanismo[editar]

Estos seis puntos del humanismo constituyen la base de su doctrina social y de su compromiso de acción en el mundo.

  • Propicia la ubicación del ser humano como valor y preocupación central, de tal modo que nada esté por encima del ser humano, ni que un ser humano esté por encima de otro.
  • Afirma la igualdad de todas las personas y trabaja por la superación de la simple formalidad de iguales derechos ante la ley avanzando hacia un mundo de iguales oportunidades para todos.
  • Reconoce la diversidad personal y cultural afirmando las características propias de cada pueblo y condenando toda discriminación que se realice en razón de las diferencias económicas, raciales, étnicas y culturales.
  • Auspicia toda tendencia al desarrollo del conocimiento por encima de las limitaciones impuestas al pensamiento por prejuicios aceptados como verdades absolutas o inmutables.
  • Afirma la libertad de ideas y creencias.
  • Repudia no solamente las formas de la violencia física sino todas las otras formas de violencia económica, racial, sexual, religiosa, moral y psicológica, como casos cotidianos arraigados en todas las regiones del mundo.

Áreas de trabajo[editar]

El Movimiento Humanista organiza varias iniciativas a través de sus organismos y frentes de acción. Los organismos del Movimiento Humanista y sus principales temas son:[3]

  • La Comunidad para el Desarrollo Humano: transformación social en función del cambio personal.
  • Convergencia de las Culturas: intercambio entre las diferentes culturas y promoción de la tolerancia.
  • Partido Humanista: organización política para la movilización social y la participación electoral.
  • Mundo sin Guerras y sin violencia: oposición no violenta al armamentismo, a las armas nucleares, y a todas las guerras.
  • Centro Mundial de Estudios Humanistas: estudio de las bases para una fundamentación intelectual y filosófica del nuevo humanismo.

Historia[editar]

A finales de los años sesenta, Silo organiza un grupo para estudiar el fenómeno de la crisis que asomaba en el mundo. Este grupo, como otros organizados en torno a sus escritos, crece y se desarrolla hasta la formación del Movimiento Humanista.

Los materiales oficiales del grupo dicen que el Movimiento Humanista nació el 4 de mayo de 1969, con la charla «La curación del sufrimiento» dada por Silo en Punta de Vacas (Argentina). A causa de la dictadura militar impuesta en aquel tiempo, el evento se permitiría siempre y cuando se realizara lejos de las ciudades, por lo que Silo buscó un emplazamiento en las inmediaciones del Aconcagua, en los Andes argentinos.

Después de la represión inicial y las consiguientes campañas de desinformación, el grupo crece por toda Latinoamérica. Este crecimiento se ve aún más favorecido a causa del exilio, forzado o voluntario, al que algunos de sus miembros se abocan en otros países de Europa, Asia o América. En una monografía sobre el Movimiento Humanista realizada en la Universidad ARCIS (Universidad de Arte y Ciencias Sociales) se describe el contexto en el que se empezó a desarrollar el Movimiento Humanista:

“…Entonces (1972) la derecha nos acusaba de ser agentes del Kremlin y [el periódico] El Mercurio de ser hermanos del MIR. El Gobierno, por su parte, nos acusaba de ser agentes de la CIA y de distraer a la juventud comprometida hacia cosas enajenantes (el desarrollo personal). La Iglesia nos acusaba de ateos. Ante tal contradicción, los jóvenes más avispados venían al Movimiento diciendo: no pueden ustedes ser tantas cosas al mismo tiempo, expliquen de qué se trata… Los libros de referencia eran el Manual del poder joven y La mirada interna. Hacia fines de 1972, tras un análisis de la situación política latinoamericana, vimos que, siguiendo su tendencia, los USA provocarían un golpe probablemente entre septiembre y octubre de 1973. Entonces, los más conocidos siloístas nos dispusimos a salir de Chile antes de junio de 1973. Ese verano estudiamos, hicimos el plan de salida y dispersión por el mundo, separándonos de 4 por zonas y países. En efecto, un grupo de unos 40 chilenos salimos antes de junio rumbo a Perú, Brasil, Venezuela, México, California, Nueva York, España, Italia, Francia, Inglaterra y Filipinas. Al cabo de un año, se sumaron otros chilenos y unos cuantos argentinos empujados por la dictadura trasandina (Dios escribe derecho con líneas torcidas). Luego empezaron a salir los siloístas exiliados de ambos lados. Así llegamos a casi todos los países europeos, latinoamericanos, Canadá, Hong Kong y la India…”.

Comunicación personal con Gonzalo García Huidobro
(antiguo miembro del grupo fundador del movimiento en Chile), en 2006[4]

En 1975, un centenar de miembros de diferentes países se reunieron en la isla griega de Corfú para acordar propuestas y objetivos y establecer los rudimentos de una organización que sería experimentada durante los siguientes cuatro años.

En torno a 1980 el Movimiento ya estaba funcionando en cerca de cuarenta y dos países. En 1981, la Comunidad para el Desarrollo Humano organizó una serie de conferencias en diversos países de Europa y Asia. Dos de los libros oficiales, La mirada interna y el Libro de la comunidad, empiezan a ser publicados y traducidos a muchos idiomas.

En 1983 el Movimiento se estructuró en «consejos (ver el capítulo sobre la «antigua estructura organizativa») y se definió la forma estructural en un texto llamado Las normas. En 1984 se fundó el Partido Humanista y poco más tarde la rama política ecologista, que pasaría por diferentes nombres debido al conflicto con los partidos verdes ambientalistas.

Tras el lanzamiento de la Internacional Humanista en 1989, se volvió a la estrategia de fortalecer el Movimiento Humanista y desarrollar su forma organizativa. Con el objetivo del arraigo en el punto de mira, se abrieron Centros de Comunicación y se publicaron cientos de periódicos y revistas vecinales en todo el mundo. En 1993 se publicó el "Documento del Movimiento Humanista", base ideológica de la organización. Ese mismo año, tuvo lugar en Moscú el primer Foro Humanista y se fundó el Centro Mundial de Estudios Humanistas.

Para 1995 el Movimiento se encaminó hacia el crecimiento masivo, con la apertura de cien nuevos países en África, Asia y el Caribe. Posiblemente, este fue el motivo de crear el Centro de las Culturas, posteriormente llamado Convergencia de las Culturas (para diferenciarlo del Centro Mundial de Estudios Humanistas). Además, se creó en España un frente de acción llamado en los inicios "Mundo sin Guerras", que se convertiría en uno de los cinco organismos del movimiento.

Parques de Estudio y Reflexión[editar]

Desde el año 2005, el Movimiento Humanista se abocó a la construcción de Parques de Estudio y Reflexión en una veintena de países, inicialmente en Argentina, Chile, Italia y España. De ellos se explica que son espacios abiertos al estudio y la reflexión para profundizar en uno mismo y favorecer la no discriminación, el afecto y la reciprocidad en el trato a los demás.[5]

Entre sus principales objetivos está el de fortalecer experiencias que favorezcan la solidaridad y el intercambio entre aquellas personas interesadas en la superación del sufrimiento y la violencia personal y social, destacándose los contenidos y trabajos que tienen que ver con el desarrollo y la práctica de la no violencia.

El primero en construirse, el Parque Punta de Vacas, fue llamado el Parque histórico dado que es el lugar en el que Silo dio la charla fundacional del Movimiento Humanista en 1969. Los demás parques, que a finales de 2010 sumaban unos treinta, se encuentran diseminados por los cinco continentes.[6]

Logotipo oficial de la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia.

Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia[editar]

Del 2 de octubre de 2009 al 2 de enero de 2010, la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia recorre el mundo desde Nueva Zelanda a Argentina, pasando por más de cien países y pidiendo:

  • El desarme nuclear a nivel mundial.
  • El retiro de las tropas invasoras en los territorios ocupados.
  • La firma de tratados de no agresión entre países.
  • El desarme progresivo y proporcional de armamento convencional.
  • La renuncia de los gobiernos a utilizar las guerras como método de resolución de conflictos.

Una de las principales reivindicaciones de la Marcha era que se incluyera ese último punto en las constituciones de todos los países ya que sólo está reflejado en el artículo 9 de la Constitución de Japón y en el artículo 10 de la Constitución de Bolivia.[7]

Aunque la Marcha Mundial fue una iniciativa del organismo Mundo Sin Guerras y sin Violencia, cientos de organizaciones se implicaron en su desarrollo, siendo apoyadas por miles de voluntarios y personalidades públicas de todo el mundo, entre los que se encuentran numerosos premios nobel, políticos, artistas, deportistas, escritores, etc.

Organización[editar]

La forma organizativa del Movimiento Humanista estuvo en constante cambio. En 2009 se disolvió la organización, quedando en los organismos y los frentes de acción la responsabilidad de representar los intereses del Movimiento Humanista en diversos campos del quehacer humano. A finales de 2010, habiendo sido disuelta la organización aplicada anteriormente, el Movimiento Humanista está constituido por aquellas personas que adhieren al Documento del Movimiento Humanista (1993) sin lazos organizativos formales.

Antigua estructura organizativa[editar]

La organización vigente hasta agosto de 2009 estaba formada por delegados de grupo, delegados de equipo, delegados generales, coordinadores y coordinadores generales, en grupos o equipos de unas diez personas.

El miembro de estructura era considerado tal si cumplía con los requisitos de asistir a la reunión semanal, participar en la colecta económica semestral y practicar el "trabajo personal" con el fin de aprender la metodología de la no violencia activa. También podían existir las funciones de orientador, apoyo y administrativo con el fin de lograr un mejor desempeño de la actividad.

Para equilibrar la proporción de mujeres accediendo a los más altos niveles de la estructura, se había decidido que las mujeres solo deberían cumplir el 70% de los requisitos pedidos en un varón.

Este sistema se creó y se formalizó en los años ochenta, cuando se vio la necesidad de crear un sistema que no dependiera de ningún individuo específico, teniendo sus propios mecanismos de seguir adelante en caso de pérdida del orientador.

Coordinación internacional[editar]

El Movimiento Humanista era orientado por una asamblea que se reunía una vez al año, en la que toman parte todos los coordinadores generales.

Cada consejo tenía libertad de acción para desarrollar sus procesos de acuerdo con la interpretación de las necesidades del medio en el que participaban, aunque debía seguir una estrategia general acordada en la reunión anual. En un mismo país podía haber presencia muchos consejos y cada consejo podía estar presente en varios países, pero solo se coordinaban a nivel nacional para el desarrollo de los organismos.

Financiamiento[editar]

La financiación del Movimiento Humanista era para el mantenimiento mínimo de las condiciones de la organización con autonomía para la realización de las actividades, sin que ninguno de sus miembros recibiera remuneración por su militancia. Sin embargo, había una cuota semestral en la que cada persona aportaba un valor aproximado al salario mínimo de un día en el país. Por ejemplo, el año 2006, los miembros del Movimiento Humanista en Colombia hacían un aporte de 6,00 dólares estadounidenses, en Senegal de 2,00 dólares, mientras que en Chile era de 20,00 dólares y en España de 70,00 euros.

El reparto de la colecta se hacía distribuyendo un 25% por cada nivel organizativo, pudiendo disponer libremente del destino de esos fondos que se solían utilizar para los gastos comunes (mantenimiento de locales, viajes, edición de materiales, etc.). La asamblea (formada por el máximo nivel organizativo, o sea los coordinadores generales) no contaba con fondos propios.

La colecta era voluntaria y por tanto no había ningún tipo de sanción oficial para quienes no hicieran su aporte, aunque la mayoría de los activistas del Movimiento entregaban su cuota, porque ésta era entendida como una demostración de compromiso.

Disolución[editar]

En agosto de 2009 la estructura se disolvió, quedando la participación en el Movimiento Humanista a través de sus cinco organismos:

Estos organismos tienen equipos coordinadores nacionales y mundiales, cuyos miembros son elegidos por votación directa de todos los miembros participantes en el organismo.

Al quedar disuelta la forma organizativa del Movimiento Humanista, se anuló también la colecta financiera. A partir de ese momento, los cinco organismos surgidos del movimiento fueron autónomos económicamente, quedando una colecta anual, de un valor decidido por los miembros del organismo en cada país, distribuyéndose un 25% al equipo de coordinación internacional, otro 25% al equipo de coordinación nacional y un 50% al equipo de base.

Críticas y controversia[editar]

La historia del Movimiento Humanista no ha estado exenta de conflictos con individuos y con otras organizaciones. Durante los años sesenta, en Argentina, los grupos iniciales llamados el “Poder Joven” tuvieron problemas con la Iglesia católica y también estuvieron bajo el punto de mira de la policía y los gobiernos de Argentina y Chile. Hubo muchos encarcelados (bajo la acusación de alteración del orden público), dos miembros del Movimiento asesinados y un intento de asesinato sobre la persona de Silo.[8]

Posteriormente, con la creación de la rama verde del humanismo tuvieron bastante oposición en Italia, España, EE.UU., Gran Bretaña y Alemania. Algunos militantes de Los Verdes interpretaron que el Movimiento Humanista se oponía al ambientalismo, puesto que consideraba a la humanidad y no la naturaleza en el centro del debate. El tema, desde el punto de vista humanista, era que la explotación medioambiental ocurre porque la sociedad persigue valores (como el dinero, el crecimiento económico, etc.) que se colocan por encima del ser humano. Y desde el punto de vista del Partido Verde era la supuesta suplantación de identidad por parte de un partido no reconocido por sus instancias europeas (véase más abajo críticas desde organizaciones).

En Gran Bretaña y los EE.UU. ha habido cierta confusión entre el Movimiento Humanista y diversas organizaciones que promueven un humanismo secular, como la Asociación Humanista Británica y la Asociación Humanista Americana.[9]

En casi todos los casos la controversia sobre la organización se ciñe a la descalificación del grupo con la suposición de ser una secta,[10] sin aparecer otro tipo de críticas en terrenos ideológicos, sociales o políticos. De hecho, a pesar del trasfondo sectario que se ha atribuido al Movimiento Humanista, no constan denuncias ni procesos judiciales en su contra o en contra de sus miembros. Asimismo, la mayoría de páginas web críticas con el Movimiento Humanista se limitan a recoger experiencias personales negativas y testimonios de detractores, a veces plagados de insultos, a veces vertiendo acusaciones de delito o levantando sospechas sin concretar nada.[11]

Los miembros del grupo refutan esta reiterada caracterización de secta como rumores infundados, en algunos casos, y difamaciones intencionadas, en otros, que surgen de diversos ámbitos y que alcanzan a sus rivales tanto como a sectores más cercanos. Mantienen que han sido objeto de persecución política desde sus orígenes, cuando sus miembros eran arrestados a centenares y encarcelados en la Argentina y el Chile de los años setenta, y aseguran que aquellas acusaciones se extienden hasta hoy.[12] [13] [14]

En el prólogo a los archivos desclasificados sobre el siloísmo de la DIPBA (Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires),[15] Julián Axat comenta el origen de tales descalificaciones y su entorno:

En el contexto del onganiato, la presencia de ese misterioso individuo bajo el seudónimo “Silo” quien, como si fuera un Sócrates profeta, se autoconvoca al pie de la montaña a pregonar sobre el sufrimiento y la reconciliación del ser humano consigo mismo, valiéndose –principalmente- de la idea de no violencia, llama de inmediato la atención de la policía y gendarmería de frontera; como así a la ortodoxia católica mendocina. Es decir, se inicia allí esa poderosa atracción por censurar, perseguir, infiltrar y (finalmente) tratar de categorizar a esta agrupación extraña (por si acaso marxista) a la que con el tiempo y con ayuda de otros (especialmente aquellos que luego se apartaron del movimiento) fueron ubicando su impronta en el lugar de “secta”.

Julián Axat: prólogo a los archivos desclasificados de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, 2007, párrafo 12.[16]

Algo no muy distinto a este seguimiento realizado por la DIPBA, es lo que han hecho los llamados especialistas en sectas de esta época, quienes, no sin distinto prejuicio, se han encargado de denostar y encasillar de “secta” al siloísmo, sin tener en cuenta estudios (rigurosos) basados en análisis de documentos, entrevistas en profundidad, trabajo etnográfico de campo y descripción densa; realizados por especialistas en temas de religiosidad popular o sociología de la religión. (…) El encasillamiento del siloísmo como secta y no como movimiento, o la recurrente idea de “manipulación” o “lavado de cerebros” reproduce las categorizaciones policíacas (…)

Julián Axat: prólogo a los archivos desclasificados de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, 2007, párrafos 20 y 21.[17]

Por otra parte, en varios países han obtenido algún tipo de reconocimiento por parte de instancias oficiales. Ejemplos de ese reconocimiento serían la participación del presidente de Bolivia, Evo Morales, en el Foro Humanista Latinoamericano en La Paz en 2007,[18] la distinción con un doctorado honoris causa de la Academia de Ciencias de Rusia en 1993 a Rodríguez Cobos,[19] el fundador del grupo, o el hecho de que en una sesión parlamentaria de la Asamblea Legislativa de Costa Rica se concediera, a petición de un diputado de la misma, un minuto de silencio a raíz de la muerte de dicho fundador.[20] El mismo Mario Rodríguez Cobos dio su punto de vista sobre el origen de esta descalificación en una entrevista concedida al periodista Santo Biasatti para El programa de Santo, emitido en el canal argentino de televisión Todo Noticias en agosto de 1996.[21]

En todo caso, ese calificativo se ha propagado, sin investigación contrastada y con notable ligereza,[22] a través de multitud de publicaciones y medios de comunicación; comisiones de investigación de los parlamentos belga y francés; diversas organizaciones políticas, religiosas o laicas; y algunos exmiembros.

Publicaciones y prensa[editar]

Periodistas y autores de diversas vertientes han caracterizado al Movimiento Humanista y sus organizaciones derivadas como secta. Dicho apelativo le ha sido aplicado, sin tener en cuenta estudios rigurosos, en publicaciones escritas por numerosos detractores provenientes de variados campos: estudiosos del fenómeno de las sectas,[23] [24] autores cristianos,[25] [26] [27] [28] ateos,[29] ecologistas,[30] cientistas sociales,[31] psiquiatras,[32] historiadores,[33] revistas académicas[34] [35] y medios de comunicación de España,[36] Francia,[37] Panamá,[38] Argentina,[39] [40] Chile[41] y Uruguay.[42]

Algunos autores se refieren al movimiento directamente como «la secta de Silo».[43] [44]

El grupo apareció descrito como secta ya en 1971 en la revista chilena Ahora,[45] partidaria del gobierno de Salvador Allende. En octubre ese año la generalidad de la prensa de Chile publicó abundante material sobre lo que llamaron «secta Silo», a raíz de la detención de seis dirigentes del grupo, acusados de inducir al abandono de hogar a dos muchachas menores de edad de clase acomodada.[46] El caso fue especialmente seguido por medios conservadores.[47] [48] [49]

En 2008 aparecería un relato audiovisual de este episodio, narrado por Pía Figueroa ―hermana de una de las niñas que eran menores de edad en 1972― y su padre, Gonzalo Figueroa, en el documental Silo: el sabio de los Andes.[50]

Al año siguiente, en 1972, también se puede encontrar la expresión "secta Silo" en otras fuentes chilenas contrarias al gobierno de Allende.[51] También en 1972, el grupo aparece nombrado como secta en la revista de la Religious Liberty Association, asociación estadounidense de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.[52] En el otro extremo del espectro de los medios cristianos, el movimiento se incluye ―bajo el nombre de «siloísmo»― en el listado de sectas publicado por ACI Prensa (Agencia Católica de Informaciones para América Latina).[53]

En 2001, el periódico francés La Dépêche acusó al grupo de organizar campañas de recaudación de dinero ―a través de una organización de fachada denominada Cyplien― atrayendo a los donantes con el fin supuesto de la ayuda humanitaria a África, sin la existencia de ninguna modalidad de control o comprobación del destino de los dineros.[54]

En 2007, el diario El País (de Madrid), dentro de un reportaje titulado «El universo de los micropartidos», se limita a reseñar ―a propósito del Partido Humanista, surgido del mismo movimiento―, que su «líder espiritual, Mario Rodríguez Cobo, conocido como Silo, [ha sido] acusado reiteradamente de dirigir una secta».[55] En 2011, un informe del periódico ABC, también español, lo califica como «grupo sectario» y «supuesta secta», agregando:

Lo cierto es que practican un desproporcionado culto a la personalidad, más propio de una secta que de una organización política. El colectivo ha sido investigado por el uso de métodos coercitivos, además de por amenazas a exadeptos. Sin embargo, nunca han sido condenados y ellos se defienden asegurando que las acusaciones vienen de sus adversarios políticos. Su ideología, según su propia definición, es de izquierda no marxista.

«Canarias: La huella de las sectas satánicas en las Islas», artículo en el periódico ABC (Madrid), 30 de enero de 2011.[56]

También en España el periodista Pepe Rodríguez afirmó que el Movimiento Humanista es una secta, incluyendo al grupo, bajo su denominación de "La Comunidad", en un catálogo de estas organizaciones publicado en su libro Las sectas hoy y aquí.[57]

Comisiones parlamentarias[editar]

En instancias institucionales el grupo fue estudiado como posible secta por la Comisión de Investigación sobre sectas de la Asamblea Nacional de Francia en 1996, siendo nombrado en el reporte como una de las organizaciones indagadas.[58] Dicho informe, conocido como «Rapport Guyard», ha sido objeto de estudio en un artículo de Joan Estruch, catedrático de Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona, publicado en la revista Arbor en abril de 2012 por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En el artículo, llamado "El mundo de las sectas", se cuestionan las conclusiones de dicho informe objetando que:

(El informe Guyard) establece diez criterios que permiten identificar como sectarios a determinados movimientos religiosos. Los diez criterios son los siguientes: «Desestabilización mental; carácter exorbitante de las exigencias financieras; ruptura con el entorno original; atentados contra la integridad física; adoctrinamiento de menores; discurso más o menos antisocial; perturbación del orden público; conflictos judiciales; situación al margen de los circuitos económicos tradicionales; e intentos de infiltración en los poderes públicos». El informe precisa, además, que basta la presencia de uno solo de estos criterios para poder aseverar que se trata de un grupo sectario. Independientemente del hecho de que la mayor parte de esos criterios se prestan a toda suerte de interpretaciones controvertidas (¿qué es un «discurso más o menos antisocial»?, ¿a partir de qué umbral unas exigencias financieras se convierten en «exorbitantes»?, etc.), me parece en primer lugar que si un solo criterio ha de bastar no existe agrupación religiosa alguna en el mundo que no sea sectaria, y en segundo lugar creo que se trata de criterios que tanto pueden aplicarse a organizaciones religiosas como a todo tipo de grupos y asociaciones no religiosas. Los partidos políticos serían sectas, los clubs de fútbol también, y el ejército sería efectivamente una de las instituciones con mayores méritos para figurar en el libro Guiness por su acopio de criterios típicos de las sectas.

Joan Estruch:[59] «El mundo de las sectas», Revista Arbor, abril de 2012, Consejo Superior de Investigaciones Científicas.[60]


En 1999, el informe de una nueva comisión de la Asamblea Nacional de Francia calificó al Movimiento Humanista como «organización sectaria», agregando que es la segunda de este tipo de agrupaciones que utiliza la legislación francesa para integrarse a la vida política, a través del Partido Humanista.[61] A raíz de esta investigación, grupos antroposóficos consiguieron un fallo favorable de un tribunal de París en contra del diputado presidente de la comisión, el socialista Jacques Guyard, que fue obligado a pagar 20.000 francos de multa y a indemnizar con 90.000 francos en concepto de daños y perjuicios por haber llamado secta al movimiento antroposófico sin «indagación razonable».[62] El Consejo de Estado de Francia, rechazó en 2001 la petición de anular el informe, presentada por asociaciones relacionadas con el omismo.

En 1997, el informe de una comisión investigadora de la Cámara de Representantes de Bélgica ubicó al Movimiento Humanista en el número 26 de un listado de 40 grupos, en el que «estudia las prácticas de asociaciones sectarias identificadas por la comisión».

Le troisième chapitre étudie les pratiques des associations sectaires identifiées par la commission: le recrutement, les stratégies de persuasion et l'endocle mode de vie au sein de la secte, la rupture avec le milieu familial et social.
Traducción: ‘El tercer capítulo analiza las prácticas de las asociaciones sectarias identificadas por la comisión: el reclutamiento, las estrategias de la persuasión y la forma de vida dentro de la secta, la ruptura con el entorno familiar y social’.

Informe de la Comisión Investigadora de la Cámara de Representantes de Bélgica[63]

En el mencionado estudio se recopilaron «revelaciones de audiencias cerradas (especialmente de los seguidores, exadeptos y sus familiares)». Estos testimonios recogidos hablan, entre otras cosas, de ejercicios espirituales que parecen inducir la manipulación, de la participación de un niño en actividades de fin de semana sin sus padres y de la importancia que, a juicio de la comisión investigadora, parecen tener los requisitos financieros.[64]

En último caso, las conclusiones del informe de la comisión investigadora de la Cámara de Representantes de Bélgica sobre el Movimiento Humanista de su país no especifican actividad ilegal alguna.[65]

En la Cámara de Representantes de Bélgica, se mencionó al Partido Humanista como una secta que se hacía pasar por un partido político:

Deux sectes se présentent comme des partis politiques à savoir le parti de la loi naturelle et le parti humaniste.
Traducción: ‘Dos sectas se presentan como partidos políticos: el Partido de la Ley Natural y el Partido Humanista’.

Página 21 de la propuesta de ley para crear el CIAOSN (Centro de Información y Asesoramiento sobre Sectas Destructivas), del 15 de abril de 1998.[66]

Posteriormente, en el medio digital voltairenet.org apareció reproducida una carta de Eric Brasseur, director del CIAOSN (Centro de Información y Asesoramiento sobre las Organizaciones Sectarias Nocivas) dependiente del Poder Ejecutivo, aclarando que la investigación parlamentaria no constituye una lista oficial de sectas del Estado belga.[67]

En España, el informe de la Comisión Parlamentaria para el Estudio de las Sectas de 1989 no elaboró un listado de organizaciones específicas.[68] Sin embargo, la directora de dicha Comisión, la diputada democristiana Pilar Salarrullana, católica practicante, incluyó a este movimiento y varios de sus organismos en un dossier que circuló por el entorno periodístico y fue usado como fuente por parte de los medios informativos.[69] [70]

Organizaciones[editar]

El periódico francés La Dépêche, en un artículo de 2001, publica la opinión del CCMM (Centro Roger Ikor contra las Manipulaciones Mentales, organización laica francesa, centrada en la lucha contra las sectas y diversas formas de manipulación mental),[71] que en su libro Les sectes, état d’urgence (‘las sectas, estado de emergencia’)[72] acusa al Movimiento Humanista, debido a que, en su opinión, utiliza «técnicas manipulatorias [...] desde los primeros contactos», en el marco del reclutamiento de nuevos miembros.[73]

El Centro Roger Ikor también caracteriza al grupo como una «organización internacional estructurada autoritariamente».[74]

Esteban Cabal Riera, dirigente y candidato de Los Verdes, en su libro Historia de los Verdes mantiene los siguientes supuestos:

  • Que la organización fomentaría secretamente entre algunos de sus miembros la realización de «goles al sistema» (pequeñas estafas, boicots, extorsiones, etc.). Esta actividad se justificaría con la creencia de que se avecina una solución apocalíptica para los horrores de la sociedad humana, que a ese desastre sobrevivirán los prosélitos y que, por tanto, resultaría preferible precipitar dicha situación de colapso por medio de actividades de sabotaje y generación de entropía.[75] [76]
  • Que centrarían su actividad disruptiva en organizaciones progresistas y de beneficiencia, por ser a las únicas que tienen real acceso, en virtud del discurso público ―progresista― de la organización.
  • Que habrían intentado coptar y manipular subterraneamente organizaciones externas cercanas al ecologismo.[77]
  • Que estarían financiados por la CIA.[78]

También Juantxo Domínguez, candidato de Los Verdes en el País Vasco, diputado por Izquierda Unida/Ezker Batua-Berdeak en la legislatura 1994-1998 y actualmente presidente de una asociación para la prevención sectaria, RedUNE, ha atribuido intenciones ocultas a iniciativas del Movimiento Humanista o de sus organismos, como la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia.[79]

Por su parte, mostrando disensión en el interior de dicho partido verde, Ángel Francisco Rodríguez Barreda, uno de los «históricos» del ecologismo español (impulsor y firmante del Manifiesto de Tenerife en 1983) declaraba que la ausencia de autocrítica es lo que llevaría a culpar a los humanistas de la falta de unidad y de resultados electorales de Los Verdes en España.[80]

En mayo de 2011, se publicó en Madrid un libro recopilatorio sobre el 15M editado por Fernando Cabal Riera. Entre los artículos y opiniones se incluye uno de Benjamín Balboa que presenta al Partido Humanista como un troyano o gusano informático instalado en la Spanish Revolution.[81]

Exmiembros[editar]

El movimiento es catalogado como secta en testimonios autobiográficos de antiguos miembros del grupo. Se usa esta palabra, por ejemplo, en el libro de memorias El señor de los venenos, publicado en 2004 por el escritor argentino Enrique Symns (1946-), quien integró la agrupación durante algunos meses en su juventud.[82] Otro tanto sucede en el libro testimonial de María London, escritora chilena radicada en Francia, Cuatro entraron al paraíso, relato centrado en su experiencia de pasar por el grupo décadas atrás.[83] [84]

Lázaro Covadlo, escritor argentino residente en España y antiguo miembro del movimiento, ha dedicado amplios pasajes de sus obras Conversaciones con el monstruo y La bodrioteca de Covadlo[85] a la crítica y sátira de la organización. Entre muchas otras cosas, Covadlo caracteriza al Movimiento Humanista como una «iglesia caníbal», argumentando que «si la vida es tiempo, quien te roba el tiempo te asesina un poco».

En sentido opuesto, otro antiguo miembro del Movimiento Humanista, J. D. Snyder, declaró en 2002 que «nunca se ha arrepentido del tiempo que estuvo en el Movimiento» y que «referirse a la meditación, al trabajo personal con la atención, etc., como algo raro o sectario le parece un intento velado de desacreditar a los siloístas».[86]

Referencias[editar]

  1. El último censo[cita requerida] de la estructura organizativa del Movimiento Humanista, de junio de 2009, un mes y medio antes de su disolución, mostraba miembros activos en 95 países, estando muchos adherentes que no participaban de la organización diseminados por una docena de países más. En algunos casos, la no participación de esos adherentes en la organización era debida a motivos de persecución política.
  2. Documento del Movimiento Humanista, en el sitio web humanistmovement.net.
  3. Organismos y frentes de acción.
  4. Comunicación personal con Gonzalo García Huidobro (antiguo miembro del grupo fundador del movimiento en Chile), en 2006, citado en un artículo de Francisco Muñoz Martínez. Santiago de Chile: Universidad ARCIS, 2006.
  5. Varios autores: Parques de Estudio y Reflexión. Santiago de Chile, abril de 2010. ISBN: 978-956-332-523-2
  6. Para la lista completa de parques véase entrada de la Wikipedia en español: Parques de Estudio y Reflexión
  7. Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, artículo 10:

    I. Bolivia es un Estado pacifista, que promueve la cultura de la paz y el derecho a la paz, así como la cooperación entre los pueblos de la región y del mundo, a fin de contribuir al conocimiento mutuo, al desarrollo equitativo y a la promoción de la interculturalidad, con pleno respeto a la soberanía de los estados.

    II. Bolivia rechaza toda guerra de agresión como instrumento de solución a los diferendos y conflictos entre estados y se reserva el derecho a la legítima defensa en caso de agresión que comprometa la independencia y la integridad del Estado.

    III. Se prohíbe la instalación de bases militares extranjeras en territorio boliviano.
  8. La investigación del profesor Patrick Barr-Melej (doctor en Historia por la Universidad de California en Berkeley y profesor de la Universidad de Ohio, EE. UU.) contiene bastante información sobre las dificultades iniciales del grupo: «Revolución y liberación del ser», publicado el 18 de mayo de 2007 en la revista Nuevo Mundo, párrafos 26, 27 y 28.
  9. Los otros humanistas (en inglés)
  10. «La palabra secta y su semántica estigmatizante», artículo del investigador mexicano Saúl Sánchez López del 8 de agosto de 2008.
  11. La recurrente acusación de plagio, por ejemplo, se fundamenta en una carta de un anónimo apodado "Topo" que dice:

    (...) uno de los libros de cabecera que usábamos (ya no recuerdo el título) era una mala versión de “El arte de amar” de Fromm y cuando muy timidamente se lo hice saber a un compañero exclamó entusiasmado que efectivamente “Fromm decía lo mismo que el negro".

    Citado en un blog personal llamado humanoidex
  12. Presentación de Luis Ammann a la Conferencia de Psicología IV, Parque de La Reja, 17 de mayo de 2006.
  13. La primera exposición pública de Silo, video de 2 minutos, en youtube.
  14. El informe 14: la represión ilegal en La Pampa, 1974-1983 de Roberto G. Asquini y Juan Carlos Pumilla, editorial Voces y Universidad Nacional de La Pampa, 2008.
  15. Presentación de las colecciones documentales digitales: Kronos y Silo (1967-1974), prologadas por Julián Axat, en el sitio web de la Comisión por la Memoria.
  16. Prólogo de Julián Axat: «El siloísmo y sus variantes», en Kronos y Silo (1967-1974), colección de los archivos desclasificados de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, párrafo 12.
  17. Prólogo de Julián Axat: «El siloísmo y sus variantes», en Kronos y Silo (1967-1974), colección de los archivos desclasificados de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, párrafos 20 y 21.
  18. Foro Humanista Latinoamericano
  19. Reseña biográfica de Silo en la página web de la editorial Plaza y Valdés.
  20. Moción de orden del diputado Óscar Alfaro Zamora y otros diputados y diputadas; hacen la siguiente moción:

    Moción de orden para guardar un minuto de silencio en memoria del escritor Mario Luis Rodríguez Cobos
    De varias y varios diputados:
    Para que:
    Con motivo del reciente deceso del gran humanista, escritor e intelectual Mario Luis Rodríguez Cobos, conocido como Silo, alguien escribió refiriéndose a la vida de este insigne argentino, que en todas las culturas se manifiestan seres excepcionales que saben ahondar, comprender la problemática de los tiempos más oscuros y difíciles e indicar el camino, la huella de un futuro abierto y luminoso para la especie humana. Silo, por su reconocida dimensión espiritual inagotable y como infatigable constructor de paz, es uno de estos seres. Ha partido del Planeta tierra y nos deja para la eternidad invaluables enseñanzas y una visión de nuevos y amplios horizontes que por impredecibles y vastos resulta difícil mesurar.

    A este heredero de Gandhi y Martín Luther King, creador del Movimiento Humanista y de organismos como el partido Humanista, la Comunidad para el Desarrollo Humano, Convergencia de las Culturas y otras asociaciones, a quien en vida persiguió un solo fin: Humanizar la Tierra, es decir, descubrir el sentido del hombre en el mundo, se propone que el Plenario Legislativo decrete un minuto de silencio.
    El presidente Luis Gerardo Villanueva Monge,
    Acta n.º 88 del 7 de octubre de 2010
    Sección plenaria de la Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica (pág. 20)
  21. Silo en "El programa de Santo", 1ª parte, minuto 3:25 y minuto 11:05 y Silo en "El programa de Santo", 3ª parte, minuto 5:54
  22. Como manifiesta Julián Axat en el Prólogo a los archivos desclasificados de la Dirección de Inteligencia de la Policía de Buenos Aires:

    ...sin tener en cuenta estudios (rigurosos) basados en análisis de documentos, entrevistas en profundidad, trabajo etnográfico de campo y descripción densa realizados por especialistas en temas de religiosidad popular o sociología de la religión.

  23. Alfredo Silletta: Las sectas invaden la Argentina , capítulo: «Silo y el Partido Humanista» (pág. 184 y siguientes). Buenos Aires: Puntosur, 1991.
  24. Antonio Luis Moyano: Sectas: la amenaza en la sombra: cómo actúan, quiénes son y cómo defendernos, capítulo: «Sectas y política». Buenos Aires: Nowtilus, 2002. págs. 162-163.
  25. Francisco Sampedro Nieto: Sectas y otras doctrinas en la actualidad, capítulo: «La comunidad de Silo y los humanistas». CELAM, 1991, pág. 332 y siguientes.
  26. Sectas modernas y el contexto socio-religioso en Chile (págs. 10, 17 y 26). Santiago de Chile: CISOC-Bellarmino, 1988.
  27. Néstor Alejandro Ramos, Matías Zubiría Mansilla, Horacio Ibáñez (O. P.) y Alberto del Valle Utrera: Jesucristo y la salvación del hombre (Apartado: «Las principales sectas»). Mar del Plata (Argentina): Universidad FASTA, 2010, pág. 251].
  28. Carlos Hallet S. J.: Religiones y sectas (apartado: «Sectas»). Santiago: Ediciones Paulinas, 2002, pág. 85].
  29. Gustavo Adolfo Lanza Ordóñez: Soy ateo, capítulo: «Las sectas» (pág. 170-171). LibrosEnRed, 2008.
  30. María Pilar García-Guadilla, y Jutta Blauert: Retos para el desarrollo y la democracia: movimientos ambientales en América Latina y Europa. Editorial Nueva Sociedad, pág. 136.
  31. Joan David Tábara: «Ambientalisme voluntari a Espanya» pág. 43. (en catalán); en: Actes del II Congrés Català de Sociología, Volumen 1. Girona, 15-17 de abril de 1994, Associació Catalana de Sociología. Institut d'Estudis Catalans, 1996.
  32. Jean-Marie Abgrall: Soul snatchers: the mechanics of cults (‘ladrones de almas, la mecánica de las sectas’), pág. 35. Nueva York: Algora Publishing, 2000.
  33. Cristián Gazmuri: 100 años de cultura chilena: 1905-2005 (pág. 42). Santiago de Chile: Zig-Zag, 2006.
  34. Política, números 12-14, pág. 100. Universidad de Chile: Instituto de Ciencia Política, 1987.
  35. «Sociedad y religión». Buenos Aires: CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), CEIL (Centro de Estudios e Investigaciones Laborales) - PIETTE (Programa de Investigaciones Económicas sobre Tecnología, Trabajo y Empleo), n.º 8-11, 1991, Argentina, pág. 25].
  36. «La cara oculta de la Marcha por la Paz: Destapa la vinculación con la secta La Comunidad. Silo, Mesías de los Andes, es su padre espiritual», artículo en el sitio web Canarias Ahora del 18 de noviembre de 2009.
  37. Deux sectes bénéficient d'une tribune à la radio et à la télévision en présentant des candidats.Le Monde, París, Francia.17 de mayo de 1997.
  38. «El laberinto de las sectas» (pág. 49), en Diálogo social, volumen 18. Panamá, 1985.
  39. «Algunos secretos de las sectas que funcionan en la plaza» artículo de Jorge Camarassa (basado en un informe de Alfredo Silleta) en el periódico El Periodista (Buenos Aires) del 16 de diciembre de 1984].
  40. El Porteño, volumen 6, pag. 24. Buenos Aires: Artemúltiple, 1987.
  41. «El humanista Hirsch encabeza el Podemos», artículo en el diario La Nación (Santiago de Chile) del 6 de junio de 2005.
  42. «Asamblea Popular ya tiene presidente», artículo en el sitio web 180.com.uy del 28 de enero de 2009.
  43. María Albán Estrada, y Juan Pablo Muñoz: Con Dios todo se puede, pág. 10. Planeta, 1987.
  44. Eduardo Campomanes: «Los Verdes del Estado español: ¿reformismo político o ecopacifismo radical?» (pág. 33), en Ecología política: cuadernos de debate internacional, nº 6, FUHEM/Icaria Editorial, Barcelona, 1993.
  45. Ahora, volumen 1, números 17-27, pág. 175. Chile: Empresa Editora Nacional Quimantú, 1971.
  46. Cinco días después del arresto, los abogados de los dirigentes reos ofrecieron la «entrega» de ambas adolescentes, que se verificó al día siguiente (según el periódico El Mercurio del 6 del octubre de 1971). El suceso motivó la posterior designación del ministro en visita Guillermo Novoa para investigar el movimiento.
  47. «La Brigada contra el Vicio detuvo a seis dirigentes del “Poder Joven” por inducción de menores a abandono de hogar», artículo en El Mercurio (Santiago de Chile), 1 de octubre de 1971.
  48. «Los abogados de los dirigentes de la secta Silo ofrecieron ayer la “devolución” de dos muchachas a cambio del retiro de las querellas presentadas por padres de jóvenes inducidas a abandonar sus hogares», artículo en el periódico El Mercurio (Santiago de Chile) del 5 de octubre de 1971.
  49. «Se presentaron al tribunal las dos jovencitas pertenecientes al movimiento Silo que eran buscadas por presunto secuestro. Se trata de Dominga Figueroa Edwards, de 16 años, y Pusy Vergara Vicuña, de 17», artículo en el periódico El Mercurio (Santiago de Chile) del 6 de octubre de 1971.
  50. Silo: el sabio de los Andes (2008), documental dirigido por Daniel Zuckerbrot. Producido por Reel Time Images; cooproducido por Visión TV, con apoyo de fondos públicos audiovisuales de Canadá. (Ver minuto 11:07 en adelante).
  51. Jaime Valdés: La «clase» dorado (o el gobierno secreto de la UP), pág. 96. Santiago, 1972.
  52. Liberty: a magazine of religious freedom, volúmenes 67-69, pág. 28. Washington (EE. UU.): Religious Liberty Bureau, Religious Liberty Association, 1972.
  53. «Sectas de la A a la Z», ACI Prensa.
  54. «Attention aux vraies-fausses associations de quartier. A Toulouse, le mouvement humaniste reconnu se profile derrière Cyplien» (‘cuidado con las asociaciones vecinales falsas. En Toulousa, el movimiento humanista reconoció haber mentido acerca de [la ONG] Cyplien’), artículo en el periódico La Dépêche (Toulouse) del 18 de noviembre de 2001.
  55. «El universo de los micropartidos», artículo en el periódico El País (Madrid) del 7 de mayo de 2007.
  56. «Canarias: La huella de las sectas satánicas en las Islas», artículo en el periódico ABC (Madrid), 30 de enero del 2011.
  57. Pepe Rodríguez: Las sectas hoy y aquí. Barcelona: Tibidabo, 1985.
  58. Les sectes en France, rapport n.º 2468.
  59. Departamento de Sociología de la UAB
  60. Joan Estruch: «El mundo de las sectas», Revista Arbor, abril de 2012, Consejo Superior de Investigaciones Científicas.
  61. Ficha del «Rapport d'enquête sur la situation financière, patrimoniale et fiscale des sectes, ainsi que sur leurs activités économiques et leurs relations avec les milieux économiques et financiers n.º 1687» presentado el 10 de junio de 1999 por M. Jean-Pierre Brard; en el sitio de la Asamblea Nacional Francesa]).
  62. «Jacques Guyard condamné pour avoir qualifié le mouvement anthroposophe de secte», artículo en el periódico Le Monde (en francés).
  63. Informe de la Comisión Investigadora de la Cámara de Representantes de Bélgica: «Visant à élaborer une politique en vue de lutter contre les pratiques illégales des sectes et le danger qu'elles représentent pour la société et pour les personnes, particulièrement les mineurs d'âge» (‘para desarrollar una política de lucha contra las prácticas ilegales de las sectas y el peligro que representan para la sociedad y los individuos, especialmente los menores de edad’), pág. 285, 1997.
  64. Dice (en francés):

    Certains membres donnent également l'impression de vouloir s'éloigner de leur famille. Il a été fait état du fait qu'un enfant en très bas âge aurait été amené à participer à un week-end d'activités sans ses parents. (...) Les exigences financières semblent être importantes, dans la mesure où des personnes disposant d'une belle situation donnent l'impression d'avoir des difficultés financières (...) Certains d'entre eux semblent pouvoir induire une manipulation...
    Traducción: ‘Se informó que un niño muy pequeño habría sido obligado a participar en las actividades de fin de semana sin sus padres. [...] Las exigencias financieras parecen ser importantes, ya que las personas de buena posición dan la impresión de tener dificultades financieras. [...] Algunos de ellos (los ejercicios espirituales) parecen inducir la manipulación’.

    Informe de la Comisión Investigadora de la Cámara de Representantes de Bélgica: «Visant à élaborer une politique en vue de lutter contre les pratiques illégales des sectes et le danger qu'elles représentent pour la société et pour les personnes, particulièrement les mineurs d'âge» (‘Para desarrollar una política de lucha contra las prácticas ilegales de las sectas y el peligro que representan para la sociedad y los individuos, especialmente los menores de edad’), pág. 335, 1997.
  65. La página 335 del citado Informe muestra los resultados de esa investigación mediante audiencias a testigos concluyendo que los miembros del Movimiento Humanista de Bélgica han presentado candidaturas a elecciones; hacen actividades por la tarde, los fines de semana y en época de vacaciones; han llevado a un niño de excursión sin estar presentes sus padres; hacen reuniones frecuentemente, a veces en forma de cenas; parecen tener dificultades económicas; alguno de los ejercicios espirituales realizados en las reuniones parecen inducir a la manipulación; aspiran a un gran cambio social y personal; alientan a la desobediencia civil, sobre todo en los casos en los que se atente contra los derechos humanos. En ningún momento menciona que esas actividades sean consideradas criminales o peligrosas por dicha comisión.
  66. Página 21 de la propuesta de ley para crear un observatorio federal de sectas. Bruselas: Cámara de Representantes de Bélgica, 15 de abril de 1998.
  67. {{cita|«Nous attirons votre attention sur le fait qu’il n’existe pas, en en droit belge, de liste officielle de sectes. En outre, l’article 6 § 4 de la loi du 2 juin 1998 interdit explicitement au CIAOSN de répondre aux demandes d’information sous forme de listes de mouvements sectaires».
    Queremos enfatizar en que en la ley belga no existe una lista oficial de sectas. Además, el artículo4 y 6 de la ley del 2 de junio de 1998 prohíbe explícitamente al CIAOSN a responder pedidos de información en la forma de listas de movimientos sectarios’.|Contestación de Eric Brasseur en http://www.voltairenet.org/article3221.html:
  68. Las conclusiones de la citada Comisión, publicadas en el Boletín Oficial, no nombran a grupos específicos y declaran «la legitimidad constitucional de los grupos cuyas características llevan a los ciudadanos a conceptuarlos como “sectas”. Por lo tanto, cualquier mención de un listado de organizaciones elaborado por la Comisión Parlamentaria para el Estudio de las Sectas del Congreso de los Diputados del estado español es falsa, ya que tal lista nunca existió. Véase Boletín Oficial del Congreso del 10 de marzo de 1989, donde dice: «La Comisión entiende que ―no habiéndose constituido para investigar personas y grupos sectarios― no tiene el compromiso de elaborar un catálogo preciso o relación nominal de sectas».
  69. Aparte del dossier, la directora de la Comisión Parlamentaria para el Estudio de las Sectas (del Congreso de los Diputados), Pilar Salarrullana, publicó Las sectas: Un testimonio vivo sobre los mesías del terror en España (1990) y Las sectas satánicas. La cara oculta de los esclavos de Lucifer (1991).
  70. Jesús González asegura que los Verdes Ecologistas han reconocido ser el brazo electoral de la secta La Comunidad de Silo, incluida en el informe sobre sectas de la diputada Pilar Salarrullana. «Utilizan la campaña electoral para extenderse», dice. Salarrullana, actualmente en el CDS tras la disolución de la Democracia Cristiana, confirma esta tesis: «La Comunidad es una secta argentina fundada por Silo que usa dos tapaderas en todo el mundo: el Partido Humanista y Los Verdes Ecologistas. Es una organización muy piramidal, un grupo parafascista».

    Artículo en el diario El País (Madrid) del 18 de octubre de 1989.
  71. Presentación del Centro Roger Ikor en su sitio web oficial (en francés).
  72. CCMM Roger Ikor: Les sectes, état d’urgence. París: Albin Michel, 1995. ISBN 2-226-07711-1.
  73. Dice (en francés):

    En fait, selon le centre Roger Ikor contre les manipulations mentales, qui lutte contre les sectes, le Mouvement humaniste, créé en 1969 par l'argentin Mario Rodríguez Cobos, dit Silo, pratiquerait le recrutement dans la rue et « des techniques manipulatoires utilisées dès les premiers contacts».
    Traducción: ‘De hecho, según el Centro Roger Ikor contra las Manipulaciones Mentales, que lucha contra las sectas, el Movimiento Humanista, fundado en 1969 por el argentino Mario Rodríguez Cobos, llamado Silo, practicaría el reclutamiento callejero y técnicas de manipulación utilizadas desde los primeros contactos’.

    Artículo en el periódico La Dépêche (Toulouse) del 9 de noviembre de 2001.
  74. Dice (en francés):

    Organisation internationale structurée autoritairement, le mouvement humaniste possède un chef suprême, le fondateur Silo, nommant les coordinateurs généraux qui dirigent chacun un conseil. Sa doctrine est le siloïsme. Une organisation pyramidale qui descend jusqu'à l'équipe de quartier où le « délégué de groupe» est invité à travailler bénévolement. L'effectif français du mouvement humaniste serait toutefois très modeste: 200 membres cotisants 1500 F par semestre) selon le livre « Les sectes état d'urgence » du centre Roger Ikor, paru chez Albin Michel.
    Traducción: ‘El movimiento humanista ―una organización internacional de estructura autoritaria― tiene un líder supremo, el fundador Silo, nombrando los coordinadores generales que dirigen cada consejo. Su doctrina es el siloísmo. Una organización piramidal que llega al equipo local, al que el «delegado de grupo» es invitado a trabajar de voluntarios. Los miembros del movimiento humanista francés son, sin embargo, muy modestos en número: 200 miembros cotizan 1500 francos semestrales, según el libro Les sectes état d’urgence del Centro Roger Ikor, editado por Albin Michel’.

    Artículo en el periódico La Dépêche (Toulouse) del 9 de noviembre de 2001.
  75. «Nuestra táctica ―proclama Silo― consiste en tener acceso al poder, montando un organismo paralelo para vaciarlo. Cuando todo sea caótico, la gente nos elegirá». A través de La Comunidad y de los partidos humanistas y verdes ligados a ella, Silo extiende sus tentáculos a lo largo de 44 países de todo el mundo.

    Esteban Cabal: Historia de los Verdes. España: Mandala Editores, 1996. ISBN: 84-88769-39-3
  76. Un grupo verde impostor llamado «Futuros Verdes» o «los Humanistas» tuvo el derecho de uso del término «verde» en California de 1988 a 1990.

    Reseña histórica publicada por el Partido Verde de California (en inglés)
  77. Esteban Cabal: Historia de los Verdes España: Mandala, 1996. ISBN: 84-88769-39-3

    Los siloístas no solo suplantaron a Los Verdes, sino que en algunos casos llegaron a infiltrarse en sus filas. En 1986 la Mesa Confederal de Los Verdes otorgó, por error, la representación electoral en Galicia a un grupo de miembros de la secta. En 1992, un miembro de la secta, José Alvarez, se infiltró en la Federación de Madrid y llegó a ser (con ayuda de Domingo Calero, Javier Saenz y Annie Normand) su Secretario de Organización durante algunos meses, hasta que fue descubierto.

    Esteban Cabal [1]
  78. Esteban Cabal: Historia de los verdes, Mandala Editores, España, ISBN: 84-88769-39-3, 1996:

    En 1986, el entonces embajador de Silo en España, Rafael de la Rubia (que actualmente reside en Moscú), participó en la fundación de la coalición Izquierda Unida con su Partido Humanista. Poco después este partido fue acusado de ser la tapadera de una secta presuntamente financiada y manipulada por la CIA. Se les conminó a abandonar la coalición. Entonces se produce la "metamorfosis política" de la secta que reaparece como Futuro Verde.

    Esteban Cabal[2]
  79. El presidente de RedUNE ha denunciado ante Canarias Ahora que las instituciones públicas grancanarias «están apoyando, sin saberlo, una iniciativa surgida de la secta internacional denominada La Comunidad».

  80. Si transcurridos 25 años los Verdes siguen como al principio (o peor) es que algo no anda bien. Eso sí, todos/as se quejan de la falta de unidad, y siempre es mejor hacer responsables a los demás que a uno/a mismo/a, ¿no es cierto? Para ello echamos mano de que “Los Verdes Ecologistas”, sección de la secta del Partido Humanista, es el causante de nuestras desdichas, o que fue aquel esperpéntico “Vértice Español Reivindicación Desarrollo Ecológico (VERDE)” el culpable, o que fue Ramón Tamames y su Federación Progresista quienes provocaron nuestras desgracias.

    «El porqué y el cómo de la formación de los Verdes en España», artículo en el sitio web de Ángel Francisco Rodríguez Barreda
  81. Indignados 15M, "Toma la Plaza" La Revolución Naranja de Sol y los resultados electorales de las elecciones 2011, Mandala Ediciones, Madrid 2011, página 37, 38 y siguientes.
  82. Enrique Symns: El señor de los venenos (pág. 106). Buenos Aires: El Cuenco de Plata, 2004.
  83. «Editorial Forja lanza libro de escritora chilena radicada en Francia: María London relata su experiencia cuando se acercó a Silo», artículo en el periódico La Tercera (Santiago de Chile) del 22 de septiembre de 2011.
  84. Sobre su propia experiencia en el Movimiento Humanista, María London señala en su libro autobiográfico:

    Los seres que se acercan a sectas o que son atraídos por algún profeta de moda no son necesariamente ovejas perdidas, inmaduros o manipulables, como se suele decir. La mayoría de ellos tiene una gran sensibilidad y lo hace porque busca lo que no se encuentra donde debería estar.

  85. La bodrioteca de Covadlo
  86. «Siloists: the other humanists», Respuesta de J. D. Snyder en el sitio web de la Humanist Society of Metropolitan New York.

Enlaces externos[editar]