Mitani

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imperio Mitani

Bandera
Bandera

c. 1650 a. C.-c. 1270 a. C.

Bandera (1270 a. C.)

Escudo de

Escudo

Ubicación de
Mapa con los límites aproximados de los territorios sometidos al reino de Mitanni en su apogeo antes de las ofensivas egipcias.
Capital Waššukanni
Idioma principal Hurrita
Otros idiomas arameo, Asirio
Presidente
 • c. 1500 a. C. Kirta
 • c. 1480 a. C. Shuttarna I
Baratarna
Historia
 • Establecido c. 1650 a. C.
Mapa del Cercano Oriente ca. 1400 a.C. mostrando el reino de Mitanni en su apogeo, repartido en las modernas Siria y Turquía

Mitani o Mitanni fue el nombre de un antiguo reino ubicado en el norte de la actual Siria, también conocido como Naharina. Se puede considerar que el reino Mitanni existe desde antes del 1500 a. C.

Como concepto geográfico, este nombre se utilizó más adelante para designar también a la región comprendida entre el río Jabur y el río Éufrates en la época neoasiria. El nombre Mitanni se habría conservado entre los kurdos (la tribu Motikan) que habitan justo los mismos territorios que el antiguo reino. Mitani fue un estado feudal dirigido por una aristocracia militar que llegó a la zona en torno al 1800 a. C. o al 1700 a. C. y que llegó a adquirir una gran importancia en torno al 1600 a.C., debido a su privilegiada situación a orillas del río Orontes y entre los imperios asirio, egipcio e hitita. Este reino habría sido conquistado por Asiria, quedando anexionado en 1270 a. C. y convertido en el virreinado o provincia de Hanigalbat.

Mitani se extendía desde Nuzi (moderna Kirkuk) y el río Tigris en el este, hasta Alepo y Siria en el oeste. Su centro estaba en el valle del Jabur, con dos capitales: Taidu o Taite, y Wassugani (denominada en las fuentes asirias como Ushshukana), que aún no ha sido localizada con total seguridad,[1] y por lo tanto no ha sido excavada. Toda su superficie permitía la agricultura sin necesidad de irrigación artificial. Su clima era muy parecido al asirio y estaba poblado por indígenas hurritas y otras gentes que hablaban el lenguaje de los amorreos (Amurru).

Etimología[editar]

Mitanni fue probablemente un término nativo del país. Los hititas llamaban al país Hurri o Jurri y en un texto de Mursili I (siglo XVI a. C.) se cita a un "rey de los hurritas". Los asirio-acadianos lo citan como Hanigalbat (Janigalbat) y los asirios no usaron el nombre Mittani hasta una época en la que ya el reino no existía (indicando entonces un término geográfico y no político). Los egipcios lo citan como Naharina (en asirio acadiano quiere decir "río"). Mitanni es mencionado por primera vez en las fuentes egipcias sobre el 1480 a. C. en las memorias de un oficial egipcio llamado Amememhet, que sirvió a Amenhotep I (en torno al 1525-1504 a. C.) y tal vez a sus dos sucesores.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

La etnicidad u origen de los mitanni es difícil de discernir. Un tratado sobre el entrenamiento de caballos de carros de guerra de Kikkuli contine un buen número de glosas de origen indoario.[2] Kammenhuber (1968) conjeturó que este vocabulario derivaría de una lengua cercana al proto-indoiranio[2] [3] aunque Mayrhofer (1974) demostró que presentaba características específicamente indoarias.[4]

Los nombres de la aristocracia de Mitanni frecuentemente son de origen indoario, pero son los nombres de sus deidades los que traslucen raíces léxicas indoarias (asocidas nombres como Mitra, Varuna, Indra, Nasatya), aunque algunos piensas que estos nombres podrían estar relacionados con la infuencia de los casitas (kašku).[5] La lengua común del pueblo, era el idioma hurrita, que no es una lengua indoeuropea ni semítica, pero que muestra características tipológicas a las lenguas caucásicas nororientales, de hecho algunos lingüístas han conjeturado un parentesco con estas lenguas (ver hipótesis alarodiana). Lo único seguro es que el hurrita está filogenéticamente emparentado con el urartiano, formando la familia hurrito-urartiana.[6] Un pasaje en hurrita en las cartas de Amarna – que usualmente están escritas en akkadio, la lingua franca de ese tiempo– señala que la familia real de Mitanni también hablaba usualmente hurrita.

Primeras menciones[editar]

Desde los tiempos de los acadios, los hurritas vivían al este del río Tigris en la zona norte de Mesopotamia, y en el valle del Jabur. Se los menciona en los textos encontrados en Nuzi, en Ugarit y en los archivos hititas de Hattusas. Textos cuneiformes de Mari mencionan gobernantes de ciudades-estado del norte de Mesopotamia con nombres en amorita (amurru) y hurrita.

Se cree que las tribus enemigas hurritas y las ciudades-estado se unieron bajo una sola dinastía, gobernada por una élite indoeuropea, tras el colapso de Babilonia debido al saqueo hitita de Mursili I en 1595 a. C. y la invasión de los casitas. La conquista hitita de Alepo, la debilidad de los reyes asirios del momento y las luchas internas de los hititas crearon un vacío de poder en el norte de Mesopotamia. Esto llevó a la creación del reino de Mitani. Los nombres indo-arios se reflejan sobre todo en la onomástica de los reyes y de los dioses mitanios. Por otra parte, el componente hurrita fue el transmisor de la vieja cultura sumeria.

La primera mención escrita de Mitani o Janigalbat figura en la versión acadia de los textos hititas de Bogazköy, correspondientes al reinado de Hattusili I. Khanigalbat y Mitani se usan indistintamente, aunque el primer término es más antiguo. Asimismo, Jurri y Mitani son términos estrechamente relacionados, pues corresponden a territorios vecinos de la misma comunidad lingüística, habitualmente gobernados por el mismo monarca. Sin embargo, geográficamente, Hurri se corresponde con la Alta Siria, entre el Cáucaso y el lago Van, mientras que Janigalbat está en la Alta Mesopotamia, al norte y nordeste de la anterior, entre los ríos Tigris y Éufrates.

Organización del Estado[editar]

La idea que se tiene de la historia de Mitani es forzosamente vaga, porque se dispone de pocos datos, y además proceden del exterior; principalmente, las cartas de Amarna y las introducciones históricas de varios tratados hititas hallados en Bogazköy. El estado de Mitani llegó a adquirir una importancia capital en torno al 1600 a. C. debido a su privilegiada situación entre los imperios Asirio, Egipcio e Hitita. Alcanzó su máximo poder en el siglo XV a. C., expandiéndose al sudoeste hacia Siria, donde logró contener a Egipto, hasta ser sustituido por Hatti como potencia dominante en el siglo XIV a. C.

Contando con un ejército que introdujo mejoras determinantes como los carros de guerra y una potente caballería, la maquinaria bélica Mitani infligió varias duras derrotas al inmenso Egipto faraónico y llegó a invadir Asiria (hecho que aún los historiadores no se explican dado el potencial bélico del imperio semita).

Mitani no conseguiría mantener su territorio a salvo de conquistas. Por un lado, el territorio entre el alto Éufrates y el Tigris había sido objetivo de la expansión hitita desde los tiempos de Hattusili I. Por otro lado, tras las derrotas de los hicsos, los faraones egipcios trataron de reconquistar los territorios de Retenu que una vez poseyeron en el norte de Siria. El auge hitita y los conflictos dinásticos de Mitani debilitaron el reino, siendo eventualmente subyugado por una resurgida y de nuevo poderosa Asiria, tan solo 250 años después de su surgimiento. Nos dejaron un valioso legado destacando su innovadora organización administrativa y un refinado arte con influencias diversas, tanto arias como semitas y egipcias.

Gobernantes de Mitani[editar]

Cronología[editar]

Excavaciones[editar]

  • Nuzi, excavado por una expedición estadounidense bajo la dirección de R. F. S. Starr, en los años treinta.
  • Tell Fecheriye.
  • Tell Rimah (Sindjar).
  • Tell Sabi Abyad, excavada en la actualidad por un equipo neerlandés.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Liverani, Mario. El antiguo Oriente: historia, sociedad y economía en Google Books, consultado el 20 de junio de 2011.
  2. a b Robert Drews, "The Coming of the Greeks: Indo-European Conquests in the Aegean and the Near East", Princeton University Press, Chariot Warfare. pg 61
  3. Annelies Kammenhuber, "Die Arier im vorderen Orient" (Heidelberg: Carl Winter Universistätsverlag, 1968. pg 238. On pg 238 she indicates they spoke a "noch ungeteiltes Indo-Iranisch".
  4. M. Mayrhofer, Die Arier im Vorderen Orient – ein Mythos? Sitzungsberichte der Oesterreichischen Akademie der Wissenschaften 294,3, Vienna 1974; M. Mayrhofer, Etymologisches Wörterbuch des Altindoarischen, Heidelberg 1986–2000, vol. IV
  5. Georges Roux, Ancient Iraq, p. 229. Penguin Books, 1966.
  6. E. A. Speiser, Introduction to Hurrian, p. 10. American Schools of Oriental Research, New Haven. Annual of the American Schools of Oriental Research, Vol. 20. 1941.

Bibliografía[editar]

  • Brelich, Angelo; Puech, Henri-Charles (2002). Historia de las religiones siglo veintiuno: Las religiones antiguas. 
  • Wagner, Carlos G. (1999). Historia del cercano Oriente. Ediciones Universidad de Salamanca. 
  • Córdoba, Joaquín María (1983). Mitanni y los hurritas. Universidad Complutense de Madrid. 
  • Schultz, Samuel J. (1976). Habla el Antiguo Testamento. Portavoz. 
  • Cassin, Elena; Bottéro, Jean; Vercoutter, Jean (2002). Los imperios del antiguo Oriente: el fin del segundo milenio. Siglo XXI de España Editores s.a.