Mendigos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Mendigo del mar»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Mendigos del mar (en neerlandés: geuzen) era el nombre que se daba en Flandes a los piratas, y así se les conoció desde 1566 a los habitantes de los Países Bajos que se opusieron a la administración española.

Felipe II de España propugnó la erradicación del calvinismo, en favor del catolicismo a través de la reforma de la jerarquía católica, de la creación de nuevos obispados y la elección para ellos de nuevos obispos, y de la ampliación de las funciones políticas del Consejo de Estado.

La puesta en práctica de estas medidas supuso una merma en las atribuciones de las instituciones locales y con ello la oposición tanto de la nobleza como de los calvinistas, encabezados por el príncipe de Orange, Guillermo de Orange-Nassau. A pesar de que Felipe II había destituido del cargo de gobernador de Flandes al obispo de Malinas, Antonio Perrenot de Granvela con el fin de apaciguar a los nobles rebeldes, estos se reunieron para protestar ante la gobernadora de los Países Bajos, Margarita de Parma, y suscribieron un acuerdo que recibió el nombre de Compromiso de Breda (1566).

En 1566, la nobleza flamenca, mandada por el hermano de Guillermo de Nassau, Luis de Nassau y por el vizconde de Brederode, solicitó a la gobernadora la abolición de la Inquisición y de los edictos que habían sido promulgados contra el calvinismo. En el transcurso de la reunión entre Margarita de Parma y los compromisarios, uno de los consejeros de Estado, el conde Carlos de Berlaymont, (Namur, 1510 - Namur, 1578), los calificó despectivamente de mendigos (gueux en francés), denominación que fue adoptada por Guillermo de Orange, Egmont y Horn, quienes, a partir de ese momento, se convirtieron en los dirigentes de la sublevación de los Países Bajos.

La primera acción de la insurrección fue la ocupación de Valenciennes, Ámsterdam y Amberes (1566) por las tropas rebeldes, mientras que Margarita de Parma lograba unos efímeros triunfos que no le eximieron de restituir el culto protestante y permitir la celebración de sínodos.

Algunos rebeldes intentaron conquistar Amberes (1567), pero Guillermo de Nassau lo impidió, lo que favoreció el surgimiento de divergencias entre los mendigos. Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba y nuevo gobernador (1567-1573), comenzó una dura represión que condujo a la condena a muerte de los condes de Egmont y Horn por parte del Tribunal de los Tumultos o de la Sangre.

Durante el mandato de Guillermo de Nassau los mendigos del mar, marineros y pescadores de Zelanda, Holanda y Frisia protagonizaron una revuelta, convertidos en piratas. Estuvieron protegidos por Isabel I de Inglaterra hasta 1572, en que con el fin de ganarse la amistad de Felipe II, desterró de Dover al capitán de los mendigos, Guillermo de la Marck.

El ámbito de actuación de los mendigos del mar no se circunscribió a las costas del canal de la Mancha, sino que también operaron en el Atlántico, donde solían interceptar el comercio marítimo de España con América. En 1572 conquistaron Brielle y Flesinga, hecho que motivó en la mayor parte de los Países Bajos una sublevación en primavera contra el gobierno del III Duque de Alba.

Guillermo de Orange les dio patente de corso con la que atacar el comercio español. Establecieron bases en el puerto francés de La Rochelle, controlado por los hugonotes, y en el puerto inglés de Dover bajo la protección de Isabel I.

Su momento de gloria se produjo el 1 de abril de 1572 con la captura de la ciudad de Brielle. Posteriormente el 22 de abril tomaban el puerto de Flesinga, con lo que cortaban la salida al mar de Amberes, y el 21 de mayo, el puerto de Enkhuizen, cortando la salida al mar de las provincias del norte. El éxito de los mendigos del mar dio un nuevo impulso a la sublevación de los holandeses contra la corona española.

También surgieron en los Países Bajos los mendigos del bosque (en francés, gueux du bois), gente que formó las guerrillas que consiguieron expandir el movimiento insurreccional, hasta controlar, a fines de 1573, las provincias de Zelanda y Holanda. Ese mismo año (1573) los mendigos del mar destruyeron la abadía de Egmond.

Véase también[editar]

Referencias[editar]