Conde de Egmont

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El conde de Egmont

Lamoral, Conde de Egmont (18 de noviembre de 15225 de junio de 1568) general y hombre de estado de Flandes y caballero de la Orden del Toisón de Oro.

Biografía[editar]

El conde de Egmont era descendiente de una de las familias más ricas de los Países Bajos y primo del rey Felipe II por parte de su madre. Durante su juventud, recibió educación militar en España. En 1542 heredó los estados de su hermano Carlos en la provincia de Holanda.

En 1554 representó a Felipe II en la primera ceremonia simbólica de su desposamiento con María Tudor. Al servicio de la corona española derrotó al ejército francés en la batalla de San Quintín en 1557 y en la batalla de Gravelinas en 1558. Fue nombrado estatúder de Flandes y Artois en 1559.

Junto con Guillermo de Orange y el conde de Horn protestó por la implantación de la inquisición en los Países Bajos por el cardenal Granvela, obispo de Arras. Egmont se dirigió en 1565 a la corte de Felipe II en Madrid para abogar por un cambio en la política religiosa del rey en los Países Bajos, donde se le entretuvo durante meses y se le hizo creer que sus gestiones estaban dando resultado. Con la decisión del rey de no permitir la libertad religiosa de sus súbditos flamencos, Egmont se fue distanciando del monarca.

Tras el estallido de los excesos iconoclastas de 1566 en Amberes, que Egmont deploró como católico, el rey envió al Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, III duque de Alba, a Bruselas al frente de un ejército para perseguir a los culpables. Tras su llegada, el duque citó a Egmont y al conde de Horn el 8 de septiembre de 1567 para informarles de las instrucciones del rey, los arrestó y los condenó a muerte por traición a pesar de que siempre manifestaron su lealtad al rey. Fueron decapitados en la Plaza Mayor de Bruselas el 5 de junio de 1568. El propio duque de Alba, quien era amigo del conde de Egmont, solicitó al rey Felipe una pensión para su viuda.

Basándose en su vida, Goethe compuso una tragedia con el mismo nombre a la que le puso música Beethoven. Véase Egmont (Beethoven) para su descripción.[1]

Referencias[editar]