Antonio Perrenot de Granvela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antonio Perrenot de Granvela
Anthonis Mor 006.png
Granvela por Antonio Moro,1549
Ordenación 1540
Consagración episcopal 21 de mayo de 1542 por Juan Pardo Tavera
Proclamación cardenalicia 26 de febrero de 1561 por Pío IV
Información personal
Nombre secular Antonio Perrenot de Granvela
Títulos cardenal presbítero de San Silvestro in Capite
y de San Bartolomeo all’Isola
después de Santa Prisca
después de Santa Anastasia
después de San Pietro in Vincoli
después de Santa Maria in Trastevere
después cardenal obispo de Sabina
Nacimiento Ornans; 20 de agosto de 1517
Fallecimiento Madrid; 21 de septiembre de 1586
Profesión Presidente del Consejo de Estado
Kardinalcoa.png
Escudo de Antonio Perrenot de Granvela

Antoine Perrenot de Granvela (Ornans; 20 de agosto de 1517Madrid; 21 de septiembre de 1586) fue un Cardenal de la Iglesia Romana y estadista procedente del Franco Condado que estuvo al servicio de los Austrias españoles. Hijo del borgoñón Nicolás Perrenot de Granvela, secretario de Carlos I, al que sucedió como consejero imperial en 1550 fue además de obispo de Arrás y arzobispo de Malinas y Besançon.

Biografía[editar]

Recomendado por Carlos I a su sucesor, tuvo especial celo en el cumplimiento de las prerrogativas del poder real hispano en Europa. Concertó la boda entre Felipe II y María Tudor para aliar a España e Inglaterra bajo los planes reales de aislar a Francia. En 1556 fue nombrado por Felipe II presidente del Consejo de Estado en Flandes bajo las órdenes de la regente Margarita de Parma, una de las hermanas de Felipe II, hija ilegítima de Carlos I. En 1561 fue nombrado cardenal. Creó poderosas enemistades en Flandes por su política de autoritarismo regalista, al reforzar a los tercios y potenciar con gran intensidad social el catolicismo flamenco, por lo que en 1564 fue cesado, al considerarse contraproducente su labor. Más tarde fue virrey en Nápoles y consejero en asuntos italianos.

En 1579 fue llamado a suceder como secretario de Estado a Antonio Pérez. Entonces alcanzó su cénit de poder, coincidiendo con la agregación de la corona de Portugal a la Monarquía Hispánica, pero en los años ochenta fue descendiendo el mismo hasta fallecer en Madrid con su influencia disminuida, frente al ascenso del secretario Mateo Vázquez.

La correspondencia del cardenal Granvela en la Real Biblioteca[editar]

Como gran hombre de Estado que fue, a lo largo de su vida produjo miles de misivas que forman un rico corpus de correspondencia, conservado por muy diversos centros de investigación europeos, tanto archivos como bibliotecas. En España, donde más se halla correspondencia suya y minutas de él -borradores-, es en la Biblioteca Nacional,[1] el Archivo General de Simancas y la Real Biblioteca[2] . El fondo epistolográfico de la Real Biblioteca está formado por casi un centenar de manuscritos con cartas dirigidas a Antoine Perrenot o con minutas del borgoñón, y suponen un conjunto documental de máxima relevancia para el conocimiento de la Monarquía de los Austrias en el siglo XVI. Los aspectos sobre los que aporta luz son múltiples, desde los mecanismos de gobierno a cuestiones de geopolítica militar, desde entresijos de la vida en corte a circunstancias de la vida artística en Europa. En este último punto, es sabido que fue un mecenas con profusión de relaciones personales entre grandes pintores, escultores, científicos, etc. Es conocida de antiguo las cartas presentes de Tiziano o de Gerard Mercator, que no son cartas meramente de cortesía sino de contenido, por ejemplo sobre la declinación magnética en el caso de Mercator. No solamente hay numerosas cartas de humanistas y otros hombres de letras continentales sino asimismo españoles. En Avisos. Boletín de noticias de la Real Biblioteca[3] , se han ido editando dichas cartas tras un breve comentario de presentación del documento. Hay un índice de misivas[4] y de minutas del prelado[5] .

Procede esta colección de la biblioteca de don Diego Sarmiento de Acuña, I Conde de Gondomar y embajador de Felipe III ante Jacobo I de Inglaterra. No está claro si el fondo granveliano fue adquirido por don Diego -no se hallan estas cartas en el índice de 1623, poco antes de morir Gondomar- o ya por su hijo don Antonio, legado real de Felipe IV precisamente en Besançon cuando se deshicieron las colecciones familiares de los Granvelle, hacia fines de los años treinta del XVII; lo que se sabe con certeza es que don Antonio amplió la biblioteca paterna al existir en ella impresos con pie de imprenta posteriores a la muerte de don Diego (1626). El caso es que sí aparecen asentados en los índices ya dieciochescos, conservados en la Real Biblioteca. La colección Gondomar-Granvelle ingresó en 1806 tras ser comprada muy anteriormente por Carlos IV, aunque no fue pagada hasta la época de Fernando VII, con cargo a su bolsillo secreto.

Conocida la colección epistolográfica por los investigadores, ha sido trabajada desde hace décadas, y sigue siéndolo, al ser un amplio corpus de unas 14 000 cartas que ofrecen multitud de aspectos inéditos y de interés para los historiadores modernistas de la política de Estado, del arte, del libro, etc. Aunque hay algunos manuscritos dispersos en la colección general de manuscritos, se compone el fondo granveliano de una serie que va de los manuscritos II/2248 a II/2325. Son volúmenes facticios encuadernados en la actual pasta valenciana a principios del siglo XIX, tras ingresar en 1806, eliminándose como era habitual entonces los pergaminos de las cubiertas. Se organizan por lenguas, agrupándose los de determinada lengua, y los hay en latín, español, francés, italiano y alemán. Una guía por lenguas es la de Van Durme (1956), que recoge asimismo las cartas de la Biblioteca Nacional.

Bibliografía[editar]

  • De Jonge et alii (Coord.), Krista (2000). Les Granvelle et les anciens Pays-Bas. Universitaire Pers. Leuven, Leuven. 
  • Lettere di artisti italiani ad Antonio Perrenot di Granvelle: Tiziano, Giovan Battista Mantovano, Primaticcio, Giovanni Paolo Poggini, ed altri. Istituto Italiano di Cultura, Madrid. [1977]. 
  • Moreno Gallego, Valentín (2005). Letras misivas, letras humanas, letras divinas. La correspondencia del cardenal Granvela en la real biblioteca y sus cartas de autores, en Bouza, Fernando (Coord.), Cultura epistolar en la alta Edad Moderna. Usos de la carta y de la correspondencia entre el manuscrito y el impreso), Cuadernos de Historia Moderna. Anejos, nº. 4, 2005, pp. 31-55,. Universidad Complutense, Madrid. 
  • Van Durme, Maurice (1956). Notes sur la correspondance de Granvelle conservée à Madrid en Bulletin de la Commission royale d'histoire, t. CXXI, 1956, pp. 25-83. Palais des académies, Bruxelles. 
  • Van Durme, Maurice (1957). "El Cardenal Granvela (1517-1586): Imperio y Revolución bajo Carlos V y Felipe II. Barcelona: Teide ([Ariel S.L.]. 

Referencias[editar]

  1. «Catálogos de Biblioteca Nacional (España)».
  2. «Web de la Real Biblioteca».
  3. «Revista de Avisos la Real Biblioteca» (en esp). Consultado el 20 de enero de 2014.
  4. «Humanistas en la Correspondencia de Granvela (I)» (en español). Consultado el 20 de enero de 2014.
  5. «Humanistas en la correspondencia de Granvela (II). Minutas de cartas del Cardenal Granvela» (en español). Consultado el 20 de enero de 2014.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Per Afán Enríquez de Ribera
Virrey de Nápoles
15711575
Sucesor:
Íñigo López de Mendoza
Predecesor:
Antonio Pérez
Secretario de estado de España
15791586
Sucesor:
Mateo Vázquez de Leca

Real Biblioteca