Martín Rivas (telenovela de 2010)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Martín Rivas
Aventuras de un soñador
Género Telenovela
Drama
Romanticismo
Reparto Diego Muñoz
María Gracia Omegna
Álvaro Gómez
Mauricio Pesutic
Amparo Noguera
Álvaro Espinoza
Ignacia Baeza
Pablo Cerda
Adela Secall
País de origen Chile.
Época de ambientación Años 1850
Episodios 125
Producción
Productores Patricio López V.
Dirección María Eugenia Rencoret
Guion Víctor Carrasco
David Bustos
Fernando Delgado
Jaime Morales
Carlos Oporto
Emisión
Horario 20:00 - 21:00 horas
Audiencia 18,2 [1]
Primera emisión 15 de marzo de 2010
6 de septiembre de 2010
Emisiones por otras cadenas
Bandera de Panamá Telemix
Cronología
Los Ángeles de Estela Martín Rivas La Familia de al lado

Martín Rivas fue una telenovela transmitida el primer semestre del año 2010 por Televisión Nacional de Chile, basada en la novela de Alberto Blest Gana, siendo ésta la tercera adaptación de la novela para televisión. Ambientada a mediados del siglo XIX, cuenta la apasionada historia de amor y un fiel retrato de la vida y las costumbres de Chile en la época de pipiolos y pelucones.

Su principal competencia fueron Feroz de Canal 13 y Manuel Rodríguez de Chilevisión. Tuvo como protagonistas a Diego Muñoz y María Gracia Omegna y en los roles antagónicos Álvaro Gómez, Amparo Noguera, Héctor Morales, Andrés Reyes y Paz Bascuñán.

Historia[editar]

Martín Rivas (Diego Muñoz) es un joven pobre pero distinguido, representante de la tradición colonial chilena donde la distinción, el honor y otras virtudes eran más importantes que el dinero y que en esa época (1835 en adelante) comienza a cambiar con el surgimiento de la industria minera y el capitalismo impulsado por los ingleses, áreas que impulsan una nueva clase social que impone al dinero como elemento de valoración social. Rivas es ambicioso porque pese a su pobreza decide continuar estudios universitarios, lo que en el siglo XIX era solo para las clases altas. Para ello Rivas se traslada desde Copiapó en el norte de Chile a estudiar leyes a Santiago. Su disminuida condición económica lo obligan a hospedarse en casa de Don Dámaso Encina (Mauricio Pesutic), líder de una rica familia chilena.

Martín llega a la casa de los Encina porque su padre había sido empleado de confianza de Encina en sus negocios mineros en Copiapó. Gracias al padre de Martín Rivas, Encina pudo consolidar su negocio minero e incrementar su capital, el cual había iniciado como un simple dependiente de una casa comercial de Valparaíso, ello influye en el gran aprecio que Dámaso profesa por Martín pues ve en él a un joven de origen humilde, esforzado por lograr sus altas expectativas pero de nobles sentimientos como lo había sido él en su juventud, incluso Dámaso ve con buenos ojos a Martín en comparación a su propio hijo Agustín (Álvaro Espinoza), quien solo se dedica a disfrutar la vida y dilapidar la fortuna creada por su padre con mucho esfuerzo, además de enrostrarle a Martín su origen social inferior sin considerar que su padre había tenido un pasado similar al de Rivas.

Es durante su estadía en la casa de los Encina, cuando Martín conoce a Leonor Encina Núñez (María Gracia Omegna), la hermosa hija de Don Dámaso. Martín no tarda en enamorarse de ella y comenzar una conquista amorosa que sin querer dará resultados. Pero Leonor está comprometida con el psicópata Clemente Valencia Luco (Álvaro Gómez), quien cree que Martín no es una buena influencia para su futura esposa y se dedicará a arruinarle la vida a él y a toda su gente.

Así, a lo largo de la historia, Martín se verá enfrentado a una serie de obstáculos que siempre estarán dirigidos a recordarle su humilde condición social, pero sin nunca darse por vencido, siempre fiel a sus ideales y sus creencias.

Con diálogos exquisitos en el lenguaje y escenas excelentemente logradas, Martín Rivas es una historia romántica y espontánea, que refleja fielmente el romanticismo de la literatura del siglo XIX.

Final[editar]

Luego de los hechos ocurridos durante la batalla entre la Sociedad de la Igualdad y la fuerza pública (entre ellos, el asesinato de Rafael San Luis (Pablo Cerda), quien murió por defender a Martín para que no fuera asesinado a manos de Clemente), los miembros de la Sociedad se rinden y se entregan a la policía. Ricardo Castaños (Héctor Morales) y sus hombres llegan a la casa de los Encina para llevarse detenido a Martín y así ejecutarlo al día siguiente, según la ley que fue aprobada recientemente.

Amador (Andrés Reyes) se dirige a la comisaría y le informa a Castaños que encontró a Clemente muerto y van a verlo para confirmar el fallecimiento con el doctor de Clemente. Está inmóvil y con un frasco en mano que al parecer contenía veneno.

En su desesperación, Leonor (María Gracia Omegna) va a casa de los Molina para armar un plan con Edelmira (Adela Secall) para así liberar a Martín (Diego Muñoz), y es así como Edelmira se dirige a la oficina de Ricardo y le propone un nuevo trato: si Ricardo libera a Martín, Edelmira se casa ese mismo día con él, esta vez, sin escapar. Y llegando la hora de la ejecución, Castaños le dice a Martín que ya llegó su hora. Él le recuerda que es lo que siempre ha querido y Castaños asiente, poniendo en duda su decisión sobre el trato con Edelmira. Mientras tanto, Leonor, Mercedes (Paz Bascuñán), Dámaso (Mauricio Pesutic), Edelmira y otras personas esperan la ejecución de Martín, pero Castaños sale a la plaza y les dice que Martín ha huido, lo cual causa la inevitable alegría de Leonor. En una carta de Martín se dice para donde se escapó, y Leonor y su padre se dirigen allí para arreglar la huida de Martín hacia Lima. En una escena muy emotiva, él le promete a Leonor volver dentro de un año y así poder casarse con ella.

Un año después, Matilde (Ignacia Baeza) y Agustín (Álvaro Espinoza) van a la tumba de Rafael y ahí es cuando Agustín le pide matrimonio a Matilde, quien acepta. Engracia (Amparo Noguera) junto a su madre Candelaria (Delfina Guzmán) y Pedro San Luis, se preparan para dirigirse a Lima, en una emotiva despedida por parte de Engracia hacia sus hijos Leonor y Agustín, en el momento en que Dámaso llega y se despide de ella, deseándole mucho éxito en su nueva vida. A Lídia (Carolina Arredondo) la busca un hombre en la plaza de armas, quien resulta ser Hans (Emilio Edwards), que regresa luego de un año de haber huido para poder, por fin, casarse con Lidia. Junto con estos hechos, Martín regresa a Santiago al lado de Leonor, los cuales están felices de estar juntos, mientras Edelmira contempla el regreso, quien prácticamente está resignada a estar casada con Ricardo. Para darle la bienvenida a Martín se hace una fiesta en casa de los Encina donde Dámaso hace público el compromiso entre Matilde y Agustín. Repentinamente, Clemente hace aparición en el salón.

Bernarda (Solange Lackington) le dice a su hijo Amador que vio a Clemente vivo, luego de suponerse muerto, y sospecha de que Amador pudo haber estado detrás de un plan. Finalmente éste le confiesa que tuvo que ver en el plan, consecuentemente a cambio de dinero. Y así, Bernarda, decepcionada de su hijo, le pide que abandone su casa.

Clemente (Álvaro Gómez) decide vengarse de Leonor y Martín y le dispara a Leonor a ojos de todos los presentes. Les dice que ellos nunca podrán ser felices juntos, y se dispone a dispararle a Martín. En ese momento se escucha un disparo que recibe Clemente, el cual resulta ser de Mercedes. Se cree que muere al igual que Leonor, y Mercedes va a la cárcel. Meses después, Mercedes, aún en la cárcel, recibe una carta de Martín, en donde le agradece por haberle salvado la vida e informándole que él y Dámaso están haciendo lo posible por sacarla del lugar. Pero aparte de todo, le dice que es el día más feliz de su vida.

La telenovela termina con Leonor, que no muere, y Martín, saliendo de la iglesia, ya casados y para toda la vida.

Elenco[editar]

Participaciones especiales[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Los ángeles de Estela
Telenovela principal de TVN
1º semestre, 2010
Sucesor:
La familia de al lado