Mansa Musa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Musa I de Malí
Emperador del Imperio de Malí
Mansa Musa.jpg
Musa representado manteniendo una pepita de oro en el Atlas Catalán de 1375.
Predecesor Abubakari II
Sucesor Maghan
Información personal
Madre Kankou Musa
Nacimiento ca. 1280
Malí
Fallecimiento ca. 1334

Musa I (c. 1280 - c. 1337), llamado igualmente Musa I de Malí y conocido comúnmente como Mansa Musa, fue el décimo mansa, traducido como "rey de reyes" o "emperador", del Imperio de Malí. En la época del ascenso de Mansa Musa al trono, el Imperio de Malí ocupaba el territorio previamente gobernado por el Imperio de Ghana, así como el Mande (Malí) y sus áreas inmediatamente próximas. Musa tuvo multitud de títulos, entre ellos los de Emir del Manding, Señor de las Minas de Wangara y conquistador de Ghanata, Futa-Jallon y al menos una docena de estados.[1] Fue el gobernante más rico de su tiempo y se afirma que la persona más rica de todos los tiempos si se ajusta su patrimonio por la inflación.[2]

Denominación[editar]

Musa fue denominado y es generalmente citado como tal en los manuscritos occidentales y en la literatura como Mansa Musa. Su nombre también aparece como Kankou Musa, Kankan Musa o Kanku Musa, que significa "Musa, hijo de Kankou", siendo Kankou el nombre de su madre. Otras alternativas son Mali-koy Kankan Musa, Gonga Musa y el León de Malí.[3] [4]

Linaje y ascensión al trono[editar]

El Imperio de Malí hacia 1350.

Lo que se conoce sobre los reyes del Imperio de Malí proviene de los escritos de académicos árabes, como Al-Umari, Abu-sa'id Uthman ad-Dukkali, Ibn Khaldun y Ibn Battuta, entre otros. De acuerdo a la comprensiva historia de los reyes de Malí de Ibn-Khaldun, el abuelo de Mansa Musa fue Abu-Bakr (el equivalente en árabe de Bakari o Bogari, nombre original desconocido y que no coincide con el Sahaba Abu Bakr), hermano de Sundiata Keita, fundador del Imperio de Malí tal y como ha sido registrado en la tradición oral. Abu-Bakr no ascendió al trono, y su hijo, el padre de Musa, Faga Laye, no tuvo relevancia en la Historia de Malí.[5]

Mansa Musa ascendió al trono a través de la práctica de nombrar un diputado durante el peregrinaje a La Meca y otro tipo de expedición de un rey, siendo posteriormente nombrado el diputado como heredero. De acuerdo a fuentes originales, Musa fue nombrado diputado del rey ante él, habiéndose embarcado éste en una expedición para explorar los límites del Océano Atlántico, expedición de la que nunca regresó. El académico egipcio y árabe Al-Umari cita a Mansa Musa como sigue:

El gobernante que me precedió no creía que sería imposible alcanzar el extremo del océano que rodea la tierra [refiriéndose al Atlántico]. Quería alcanzar ese [fin] y estaba determinado a continuar su plan. De modo que equipó doscientos barcos llenos de hombres, y muchos otros repletos de oro, agua y provisiones suficientes para muchos años. Ordenó que el capitán no regresara hasta que hubiera alcanzado el otro confín del océano, o hubiera terminado con todas las provisiones y el agua. Así partieron en su travesía. Estuvieron ausentes durante un largo período, y, al final, solo un barco regresó. Cuando se preguntó al capitán este respondió: 'O Príncipe, nosotros navegamos durante mucho tiempo, hasta que vimos en medio del océano un gran río que corría masivamente. Mi barco era el último, todos los demás estaban delante, y fueron absorbidos en el gran remolino y no volvieron a aparecer jamás. Yo navegué de vuelta para escapar de esta corriente.' Pero el Sultán no le creyó. Ordenó que doscientos barcos fueran equipados para él y sus hombres, y mil más con agua y provisiones. Entonces me confió la regencia durante el término de su ausencia, y partió con sus hombres, para no regresar ni dar señales de vida jamás.

Mansa Musa[6]

El hijo y sucesor de Musa, Mansa Magha, fue también nombrado diputado durante la peregrinación de Musa.[7]

Islam y peregrinaje a La Meca[editar]

Musa fue un devoto musulmán y cumpliendo con uno de los preceptos islámicos, inició su peregrinaje a La Meca, lo que le hizo muy conocido en África del Norte y en Oriente Medio. Para Musa, el Islam era el fundamento del "mundo culturizado del Mediterráneo Oriental".[8] Pasó mucho tiempo apoyando el crecimiento del Islam en su Imperio.

Musa realizó su peregrinación en 1324, una procesión de la que se afirma que formaron parte 60.000 hombres y 12.000 mujeres, cada uno de los cuales portaba barras de oro de 4 libras de peso, heraldos vestidos en seda que portaban cetros de oro, caballos y bolsas de mano. Musa cubrió los gastos de toda la procesión, alimentando al grueso de personas y animales.[9] También formaron parte de la comitiva 80 camellos, variando los informes entre si portaban 50 y 300 libras de polvo de oro cada uno. Musa regaló el oro a los pobres que encontró durante el camino. No solo hizo donaciones a las ciudades por las que pasó en su camino a La Meca, incluidas El Cairo y Medina, sino que también intercambió oro por recuerdos. Además, se ha registrado que construyó una mezquita todos y cada uno de los viernes.

La expedición de Musa fue documentada por numerosos testigos oculares durante el camino, quienes quedaron extasiados ante su riqueza y grandeza de la procesión. Hay una gran variedad de fuentes que documentan este peregrinaje, como diarios, relatos orales e historias. Se sabe que Musa visitó al Sultán Mamluk Al-Nasir Muhammad de Egipto en julio de 1324.[10]

Las generosas acciones de Musa, no obstante, devastaron inadvertidamente la economía de la región. En las ciudades de El Cairo, Medina y La Meca, la repentina entrada de oro devaluó este metal durante la siguiente década. Como consecuencia de ello se produjo una súper inflación de los bienes de consumo y equipo. Para rectificar la situación del mercado de oro, Musa tomó prestado todo el oro que pudo portar de los prestamistas de El Cairo, a un elevado interés. Se trata del único caso en la historia en el que un solo hombre controló directamente el precio del oro en el Mediterráneo.[11]

Últimos días de su reinado[editar]

Cuando un héroe aumenta su lista de conquistas, Mansa Musa le da un par de amplios pantalones... Cuanto mayor es el número de conquistas de un Dogari, mayor es el tamaño de sus pantalones.[12]

Durante su larga travesía de vuelta desde La Meca en 1325, Musa escuchó noticias sobre la recaptura de Gao por sus ejércitos. Sagmandia, uno de sus generales, lideró la ofensiva. La ciudad de Gao había formado parte del imperio desde antes del reino de Sakoura y era un importante, aunque a menudo rebelde, centro comercial. Musa realizó una parada y visitó la ciudad donde recibió, como prisioneros, los dos hijos del rey de Gao, Ali Kolon y Suleiman Nar. Volvió a Niani con los dos chicos y posteriormente los educó en su corte. Cuando Mansa Musa volvió, trajo numerosos académicos y arquitectos árabes.

Construcción en Malí[editar]

Musa se embarcó en un gran programa de construcciones, levantando mezquitas y madrasas en Tombuctú y Gao. Entre los más célebres está el centro de enseñanza Sankore Madrasah o Universidad de Sankore, construido durante su reinado. En Niani, construyó el Salón de Audiencias, un edificio comunicado por una puerta interior al palacio real. Fue un "monumento admirable" cubierto por un domo, adornado con arabescos de colores impactantes. Las ventanas de un piso superior estaban recubiertas de madera y enmarcadas en láminas de plata, mientras que las del piso inferior estaban también recubiertas de madera y enmarcadas en oro. Como la Gran Mezquita, una estructura contemporánea y grandiosa de Tombuctú, el Salón fue construido en piedra cortada.

Durante este período, se observó un nivel urbanístico avanzado en los principales centros de Malí. Sergio Domian, un estudioso del arte y la arquitectura italiano, escribió lo siguiente sobre este período: "así fueron sentadas las bases de una civilización urbana. En el cénit de su poder, Malí tenía al menos 400 ciudades, y el interior del Delta del Níger estaba muy densamente poblado".[13]

Influencia en Tombuctú[editar]

Se ha documentado que Mansa Musa viajó a las ciudades de Tombuctú y Gao en su viaje hacia La Meca, haciéndolas parte de su imperio cuando regresó hacia 1325. Trajo arquitectos de Andalucía, en España, así como desde El Cairo, para construir su gran palacio en Tombuctú y la gran Mezquita de Djingareyber que todavía se mantiene.[14]

Tombuctú se convirtió pronto en un centro comercial, cultural e islámico. Los mercados trajeron comerciantes de Nigeria, Egipto y diferentes reinos africanos. Se fundó una universidad en la ciudad, de la misma forma que se fundaron universidades en las ciudades también malienses de Djenné y Ségou), y el Islam se diseminó en los mercados y en la universidad, haciendo de Tombuctú una nueva zona de predicación y estudio del Islam.[15] Las noticias de la riqueza de la ciudad imperial de Malí cruzaron el Mediterráneo hasta Europa del sur, y los comerciantes de Venecia, Granada y Génova pronto añadieron Tombuctú a su cartografía para comerciar bienes manufacturados a cambio de oro.[16]

La Universidad de Sankore de Tombuctú fue equipada con nuevo personal durante el reinado de Musa, añadiéndose a su equipo juristas, astrónomos y matemáticos.[17] La Universidad se convirtió en un centro de aprendizaje y de cultura, atrayendo a académicos y estudiosos musulmanes de toda África y de Medio Oriente hasta Tombuctú.

En 1330, el Reino Mossi invadió y conquistó la ciudad de Tombuctú. Gao ya había sido capturada por el general de Musa, y Musa pronto recuperó Tombuctú, construyendo una muralla y un fuerte de piedra, basando un ejército permanente en la localidad para protegerla de futuros invasores.[18]

Si bien el palacio de Musa ha desaparecido, la universidad y la mezquita todavía se mantienen en el actual Tombuctú.

Fallecimiento[editar]

La muerte de Mansa Musa ha sido objeto de intenso debate entre los historiadores modernos y entre los académicos árabes que registraron la historia de Malí. A partir de la comparación de los reinados de sus sucesores, tanto su hijo Mansa Maghan (cuyo gobierno se ha registrado entre 1332 y 1336) como su hermano mayor Mansa Suleyman (cuyo reinado se ha registrado entre 1336 y 1360), y los 25 años registrados de reinado de Musa, se puede fijar la fecha de su muerte aproximadamente en el año de 1332.[19] Otros registros declaran que Musa había planeado abdicar el trono a favor de su hijo Maghan, pero murió poco después de volver de La Meca en 1325.[20] Además, de acuerdo a un relato de Ibn-Khaldun, Mansa Musa estaba vivo cuando la ciudad de Tlemcen en Argelia fue conquistada en 1337, dado que envió representantes a Argelia para felicitar a los conquistadores por su victoria.[21] [22]


Predecesor:
Abubakari II
Mansa de Malí
13121337
Sucesor:
Maghan

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Goodwin, 1957, p. 109
  2. The 25 Richest People Who Ever Lived – Inflation Adjusted en Celebrity Networth (en inglés).
  3. Hunwick, 1999, p. 9
  4. Bell, 1972, pp. 224–225
  5. Levtzion, 1963, pp. 341–347
  6. Abbas Hamdani 1994
  7. Levtzion, 1963, p. 347
  8. Goodwin, 1957, p. 110
  9. Goodwin, 1957, p. 110
  10. Bell, 1972, pp. 224
  11. Goodwin, 1957, p. 110
  12. Al-Dukhari, observación de la corte de Mansa Musa en Tombuctú.
  13. Mansa Musa, African History Restored, 2008, http://www.africanholocaust.net/africanlegends.htm#mansa, consultado el 2008-09-29 
  14. De Villiers, Marq and Hirtle, Sheila, Pp. 70.
  15. De Villiers, Marq and Hirtle, Sheila, pp. 74.
  16. De Villiers, Marq and Hirtle, Sheila, pp. 87-88.
  17. Goodwin, 1957, p. 111
  18. De Villiers, Marq and Hirtle, Sheila, pp. 80-81.
  19. Levtzion, 1963, pp. 349–350
  20. Bell, 1972, p. 224
  21. Levtzion, 1963, pp. 349–350
  22. Bell, 1972, pp. 224–225

Bibliografía[editar]

  • Bell, Nawal Morcos (1972), «The age of Mansa Musa of Mali: Problems in succession and chronology», International Journal of African Historical Studies 5: 221–234 .
  • De Villiers, Marq and Hirtle, Sheila. Timbuktu: Sahara’s Fabled City of Gold. Walker and Company: Nueva York. 2007.
  • Goodwin, A.J.H. (1957), «The Medieval Empire of Ghana», South African Archaeological Bulletin 12: 108–112 .
  • Hunwick, John O. (1999), Timbuktu and the Songhay Empire: Al-Sadi's Tarikh al-Sudan down to 1613 and other contemporary documents, Leiden: Brill, ISBN 90-04-11207-3 .
  • Levtzion, Nehemia (1963), «The thirteenth- and fourteenth-century kings of Mali», Journal African History 4: 341–353 .
  • Levtzion, Nehemia (1973), Ancient Ghana and Mali, Londres: Methuen, ISBN 0-8419-0431-6 .
  • Levtzion, Nehemia; Hopkins, John F.P., eds. (2000), Corpus of Early Arabic Sources for West Africa, Nueva York: Marcus Weiner Press, ISBN 1-55876-241-8 . Originalmente publicado en 1981.

Enlaces externos[editar]