Malta (cereal)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cebada malteada.

El malteado es un proceso aplicado a los granos de cereal, en el que dichos granos se hacen germinar sumergiéndolos en agua para luego secarlos rápidamente mediante aire caliente.

Características[editar]

El término «malta», derivado del inglés, malt,[1] se refiere a varios productos del proceso:

La malta se usa para fabricar cerveza, whisky y vinagre de malta. Los granos malteados desarrollan las enzimas que se necesitan para convertir el almidón del grano en azúcar. La cebada es el cereal malteado más común, debido a su alto contenido en enzimas. Se pueden maltear otros granos, aunque la malta resultante puede que no tenga el contenido enzimático suficiente para convertir su propio contenido de almidón completa y eficientemente.

El típico proceso de malteado de la malta Pale se desarrolla de la siguiente manera:

  • Los granos frescos (sin haberlos sometido a ningún proceso previo) se lavan y empapan hasta que comienza la germinación.
  • Se les proporciona un grado de humedad constante para promover la germinación y el crecimiento del acrospiro; es decir, del pequeño tallo que comienza a crecer del grano.
  • Se deja crecer el acrospiro hasta una longitud similar a la de la semilla, o un poco menos. Este proceso tarda unos 4 ó 6 días para la cebada.
  • Tras esto, la malta verde se calienta a una temperatura de 38 °C a 49 °C durante veinticuatro horas, y después de 60 °C a 71 °C, hasta que el contenido de humedad sea menor del 6 por ciento.

Las maltas oscuras para cerveza se calientan a veces de diferente manera para potenciar diferentes características.

Malta para gatos[editar]

Un gato tomando malta

Existe también un producto concentrado de malta, comercializado en un tubo, que se les da a los gatos para evitar la formación de bolas de pelo en el estómago.[2] En la mayoría de los casos, al gato le gusta el sabor de la malta (un sabor parecido al del regaliz). En otros casos, el animal la rechaza. En estas ocasiones se puede usar la hierba gatera, una solución natural para mejorar el tránsito intestinal.

El problema de las bolas de pelo es más frecuente en gatos de pelo largo, a los que se les recomienda dar malta una vez al día. En cambio, a los gatos de pelo corto, basta con dársela dos días por semana[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española. «Definición de «malta»». Consultado el 21 de febrero de 2009.
  2. «Malta para gatos» (en español). Consultado el 18 de julio de 2012. «[...] En el mercado podemos encontrar preparados de malta especiales para gatos. Este preparado viene envasado en un tubo y se trata de una pasta de color marrón y textura pegajosa que se adhiere al pelo acumulado en el intestino, favoreciendo su tránsito y previniendo su acumulación. [...]».
  3. «Malta para gatos» (en español). Consultado el 18 de julio de 2012. «[...] A los gatos de pelo corto es recomendable darles malta al menos dos veces por semana, aumentando la dosis en el caso de los gatos de pelo largo. [...]».

Enlaces externos[editar]