Macedonio Fernández

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Macedonio Fernández
MacedonioFernandez.jpg
Macedonio Fernández.
Nacimiento 1 de junio de 1874
Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
Defunción 10 de febrero de 1952
Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
Ocupación Escritor
Género Novela, cuento, poesía, prosa poética, ensayo

Macedonio Fernández (Buenos Aires, 1 de junio de 1874 - Buenos Aires, 10 de febrero de 1952) fue un escritor argentino, autor de novelas, cuentos, poemas, artículos periodísticos, ensayos filosóficos y textos de naturaleza inclasificable. Ha ejercido una gran influencia sobre la literatura argentina posterior.

Biografía[editar]

Hijo de Macedonio Fernández, estanciero y militar, y de Rosa del Mazo Aguilar Ramos. En 1887 cursa sus estudios en el Colegio Nacional Central.

Durante 1891-1892 publica en diversos periódicos una serie de páginas costumbristas incluidas más tarde en Papeles antiguos, primer volumen de sus Obras completas (Buenos Aires: Corregidor). Compañero y amigo íntimo de Jorge Guillermo Borges (padre de Jorge Luis Borges), comparten el interés por el estudio de la psicología de Herbert Spencer y por la filosofía de Arthur Schopenhauer.

En 1897 la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires le otorga el título de doctor en jurisprudencia por una tesis titulada De las personas que todavía permanece inédita. Publica en La Montaña, diario socialista dirigido por Leopoldo Lugones y José Ingenieros. En 1898 recibe su diploma de abogado. Al año siguiente se casa con Elena de Obieta, con quien tendrá cuatro hijos.

Publica en 1904 algunos poemas en la revista Martín Fierro (que no hay que confundir con revista vanguardista del mismo nombre publicada durante los años 20 y en la que tendrá un papel muy activo). En 1910 obtiene el cargo de Fiscal en el Juzgado Letrado de la ciudad de Posadas, en la provincia de Misiones, que desempeña durante algunos años.

En 1920 muere su esposa. Los hijos quedan al cuidado de abuelos y tías. Abandona la profesión de abogado. Cuando Jorge Luis Borges vuelve de Europa en 1921 redescubre a Macedonio, con quien comienza una prolongada amistad. Borges, hacia 1960, dicta -ya ciego- un breve y sustancioso prólogo para una antología de Macedonio. Allí se nos dice que ninguna persona lo impresionó tanto como él. Hombre que no se cansaba de ocultar, antes que mostrar, su inteligencia proverbial. Macedonio prefería el tono de consulta modesta antes que el dictamen pontificador. Su tono habitual era el del ánimo perplejo. Lo caracterizaba la veneración de Cervantes, una cierta divinidad, para él. Detestaba todo aparato erudito, que entendía como una manera de eludir el pensamiento personal. De esta manera su actividad mental era incesante. Vivía desinteresado de las críticas ajenas, de confirmaciones o refutaciones exteriores. Con desparpajo y no cuestionada generosidad, atribuía su propia inteligencia a todos los hombres. Poseía la veneración supersticiosa de todo lo argentino. Y ejecutaba, en grado eminente, el arte de la soledad, y de la inacción. Sin hacer absolutamente nada, era capaz de permanecer solo, por horas. Pensar -no escribir- era su devota tarea. Aunque también solía, en la soledad de su pieza, o en la turbulencia de un café, abarrotar cuartillas en caligrafía minuciosa. Empero, no le asignaba valor a su palabra escrita. Dos temores lo atravesaban: el del dolor y el de la muerte. Borges conjetura que para eludir este último postuló la metafísica inexistencia del yo. En lo que concierne a la literatura, le importaba menos que el pensamiento y la publicación le era más indiferente que la literatura. Así, su vocación fundamental era la contemplativa y la persecución del desciframiento del misterio filosófico del universo.

En 1928 se edita No toda es vigilia la de los ojos abiertos, a instancias de Raúl Scalabrini Ortiz y Leopoldo Marechal. Publica al año siguiente Papeles de Recienvenido. Durante este período, se preocupa por crear expectativas respecto a la posible aparición de la novela Museo de la Novela de la Eterna. En 1938 publica "Novela de Eterna" y la Niña del dolor, la "Dulce-persona" de un amor que no fue sabido, anticipación de Museo de la Novela de la Eterna.

Tres años más tarde publica en Chile Una novela que comienza.

En 1944 se publica una nueva edición de Papeles de Recienvenido. En 1947, Macedonio se instala en la casa de su hijo Adolfo, donde residirá hasta su muerte.

Obras[editar]

  • No toda es vigilia la de los ojos abiertos. Buenos Aires, Manuel Gleizer, 1928.
  • Papeles de Recienvenido. Buenos Aires, Cuadernos del Plata, 1929.
  • Una novela que comienza. Prólogo de Luis Alberto Sánchez. Santiago de Chile, Ercilla, c. 1940, port. 1941.
  • Poemas. Prólogo de Natalicio González. México, Guarania, 1953.
  • Museo de la Novela de la Eterna. Advertencia de Adolfo de Obieta. Buenos Aires, CEAL, 1967.
  • Museo de la novela eterna / Macedonio Fernández; edición de Fernando Rodríguez Lafuente. Cátedra, 1995.
  • No toda es vigilia la de los ojos abiertos y otros escritos. Advertencia de Adolfo de Obieta. Buenos Aires, CEAL, 1967.
  • Cuadernos de todo y nada. Buenos Aires, Corregidor, 1972. 2a. ed. 1990.
  • Teorías. Ordenación y notas de Adolfo de Obieta. Buenos Aires, Corregidor, 1974 (Obras completas, vol. III).
  • Adriana Buenos Aires; última novela mala. Ordenación y notas de Adolfo de Obieta. Buenos Aires, Corregidor, 1975. (Obras completas, vol V).
  • Museo de la Novela de la Eterna; primera novela buena. Ordenación y notas de Adolfo de Obieta. Buenos Aires, Corregidor, 1975. (Obras completas, vol VI).
  • Epistolario. Ordenación y notas de Alicia Borinsky. Buenos Aires, Corregidor, 1976. (Obras completas, vol. II).

Referencias culturales[editar]

Film.

  • 1995. Macedonio Fernández, un film de Ricardo Piglia y Andrés di Tello.

Referencias literarias. Las referencias son innumerables, por ejemplo.

Citando su cuento "El zapallo que se hizo cosmos" como si todo el mundo lo conociera:

¡OH! El rating.
Rating es una de esas palabras cuyo significado no tiene nada que ver con lo que significan. Traducida del diccionario es pura y simplemente clasificación. Pero ha salido del librote y es una entidad gigantesca. Enorme. Invasora. Como El zapallo que se hizo cosmos de Macedonio Fernández. En realidad es un intercambio de intereses entre zapallos. El rating es el cuco de la gente grande. Y el negocio de la gente pequeña.

Florencio Escardó como Piolín de Macramé, 1972. Penúltimos ¡OH!, p. 48.

Un comentario que es prácticamente una frase hecha de lo repetido es que todos los autores posteriores copiaron en alguna medida a Macedonio Fernández, por ejemplo (en Siempre llega setiembre de Sergio Siminovich, 2006):

Etelvina conoce un lugar donde es posible aprender osmóticamente: un bar que frecuentan los intelectuales, en las adyacencias de la Facultad de Letras. (...) Nunca ese bar ha conocido oídos tan atentos:

-Debería haberse prohibido cualquier libro posterior a Macedonio. ¡Apres lui le déluge!

-O, por lo menos, los escribas sucesivos podían haber tenido la humildad de firmar: Macedonio y Fernández, Macedonio y González...
Sergio Siminovich, Siempre llega setiembre (fragmento)

Bibliografía[editar]

  • ATTALA, Daniel (ed.). 2007. Impensador Mucho. Ensayos sobre Macedonio Fernández. Buenos Aires: Ediciones Corregidor.
  • ATTALA, Daniel. 2009. Macedonio Fernández, lector del Quijote. Con referencia constante a J. L. Borges. Buenos Aires: Paradiso.
  • ATTALA, Daniel. 2011. "'En pronto mayor': improvisación y comienzo en Macedonio Fernández". Revista Ínsula, nº 777 sobre Malas escrituras, dirigido por Julio Prieto.
  • ATTALA, Daniel. 2011. "Macedonio Fernández y el peronismo: una carta inédita", Revista contratiempo, Año IX, nº 3: http://www.revistacontratiempo.com.ar/attala-macedonio_fernandez.pdf
  • CADUS, Raúl. 2007, La obra de arte en el pensar. Metafísica y literatura en Macedonio Fernández. Córdoba: Alción Editora.
  • CAMBLONG, Ana. 2003. Macedonio. Retórica y política de los discursos paradójicos. Buenos Aires: Eudeba.
  • CAMBLONG, Ana. 2007. Ensayos macedonianos. Buenos Aires: Ediciones Corregidor.
  • ENGELBERT, Jo Anne. 1978. Macedonio Fernández and the Spanish American New Novel. New York: New York University Press.
  • FERNÁNDEZ MORENO, César. 1960. Introducción a Macedonio Fernández. Buenos Aires: Talía.
  • FERNÁNDEZ MORENO, César. 1982. "Vida y obra de Macedonio Fernández", en Museo de la Novela de la Eterna, ed. C. Fernández Moreno. Caracas: Ayacucho.
  • FLAMMERSFELD, Waltraut. 1976. Macedonio Fernández (1874-1952): Reflexion und Negation als Bestimmungen der Modernität. Frankfurt: O. Lang.
  • GARCÍA, Carlos. 2000. Crónica de una amistad. Macedonio Fernández/Jorge Luis Borges. Correspondencia 1922-1939. Buenos Aires: Ediciones Corregidor.
  • GARCÍA, Germán. 1969. Hablan de Macedonio Fernández. Buenos Aires: Atuel.
  • GONZÁLEZ ÁLVAREZ, José Manuel. El cálamo centenario: cinco asedios a la literatura argentina (1910-2010). Buenos Aires: Deauno, 2012.
  • GONZÁLEZ ÁLVAREZ, José Manuel. "Una excursión por las espesuras de la nada. Hermenéutica y ficción en el proyecto literario de Macedonio Fernández", en Revista de Crítica Literaria Latinoamericana (2011), 74, pp. 49-70. https://www.academia.edu/4965232/_Una_excursion_por_las_espesuras_de_la_nada._Hermeneutica_y_ficcion_en_el_proyecto_literario_de_Macedonio_Fernandez_.Revista_de_Critica_Literaria_Latinoamericana._74_pp._49_-_70
  • JITRIK, Noé. 2007. Historia crítica de la literatura argentina, vol. 7 Macedonio. Buenos Aires: Emecé.
  • OBIETA, Adolfo de. 1999. Macedonio Fernádez. Memorias errantes, Buenos Aires: Corregidor.
  • PRIETO, Julio. 2002. Desencuadernados: vanguardias ex-céntricas en el Río de la Plata. Rosario: Beatriz Viterbo.
  • PRIETO, Julio. 2010. De la sombrología. Seis comienzos en busca de Macedonio Fernández, Iberoamericana, Madrid/Francfort.
  • SALVADOR, Nelida. 1993. "Cronología", en M. Fernández, Museo de la Novela de la Eterna, Colección Archivos, edición crítica de Ana Camblong y Adolfo de Obieta.
  • UYÀ, Josep Maria. 2009. La intemperie metafísica de Macedonio Fernández, Girona. Documenta Universitaria.

Enlaces externos[editar]