Literatura de Serbia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La literatura de Serbia es toda aquella escrita en idioma serbio o en Serbia.

Literatura medieval[editar]

Evangelio de Miroslav, obra de finales del siglo XII.

El manuscrito más antiguo que se conserva es el Evangelio de Miroslav (en serbio: Мирославово јеванђеље), un libro litúrgico de 362 páginas escrito entre 1180 y 1191 en una forma de transición entre el antiguo eslavo eclesiástico y el eslavo-serbio. Fue escrito por dos monjes, Grigorije y, probablemente, Varsameleon, en un pergamino blanco para Vladimir, duque de Zahumlje, hermano del rey Stefan Nemanja.

El Evangelio de Miroslav explica el origen de la escritura círilica. Las letras son una obra de arte de la caligrafía y las ilustraciones son atrevidas, así como las miniaturas y las letras capitales. Durante siglos, este libro se conservó en el monasterio de Hilandar, en el Monte Athos de Grecia. Después de pasar por diversos avatares durante la Segunda Guerra Mundial, el libro se depositó en el Museo Nacional de Serbia de Belgrado.

La otra obra monumental de este periodo es la Crónica del Sacerdote de Dujlja, dedicada a las zonas costeras católicas del estado de Dioclea (actual Montenegro), que más tarde se convirtieron al cristianismo ortodoxo

Literatura oral[editar]

La literatura medieval serbia estuvo dominada por las canciones populares y épicas que pasaron de forma oral de generación en generación. Algunos hechos históricos, como la Batalla de Kosovo en el siglo XIV, desempeñaron un destacado papel en el desarrollo de la poesía épica serbia.

Barroco[editar]

En la zona de Voivodina, la literatura continuó la tradición medieval, influenciada por el barroco ruso, lo que culminó con el desarrollo de la lengua eslavo-serbia. Los principales autores de este periodo son Dorde Branković, Gavril Stefanović-Venclović, Jovan Rajić y Zaharije Orfelin.

Prerromanticismo[editar]

Serbia fue uno de los primeros países en independizarse del Imperio otomano. El movimiento independentista serbio eslaboró los primeros trabajos de la moderna literatura serbia. El más destacado fue Petar II Petrović-Njegoš. Su obra La corona de la montaña (1847) es la piedra angular de la épica serbia, basada en los ritmos de las canciones populares.

Además, Vuk Stefanović Karadžić, amigo de Johann Wolfgang von Goethe, se convirtió en la primera persona que recopiló canciones populares en un libro. Está considerado el primer filólogo y junto a Đuro Daničić desempeñó un papel fundamental en la reforma del idioma serbio moderno.

Literatura moderna[editar]

Ivo Andrić, Premio Nobel de literatura en 1961.

En el siglo XX, la literatura serbia floreció con la aparición de una miríada de jóvenes escritores. Ivo Andrić publicó Un puente sobre el Drina en 1945 y fue galardonado con el Premio Nobel de literatura en 1961.

Danilo Kiš está considerado como otro de los principales autores serbios, junto a escritores como Miloš Crnjanski, Meša Selimović, Borislav Pekić, Milorad Pavić, Dobrica Ćosić y Goran Petrović. Jelena Dimitrijević e Isidora Sekulić son dos de las primeras escritoras del siglo XX.

Enlaces externos[editar]