Las cuatro etapas de crueldad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
William Hogarth (1697–1764).

Las cuatro etapas de la crueldad es una serie de cuatro grabados impresos publicados por el artista inglés William Hogarth en 1751. Cada uno de ellos representa una etapa diferente en la vida del personaje ficticio Tom Nero. Comenzando de niño con la tortura de un perro en la Primera etapa de la crueldad, Nero evoluciona y ya como hombre golpea a su caballo en la Segunda etapa de la crueldad, y de ahí al robo, la seducción y el asesinato en Crueldad en la perfección. Por último, en La recompensa de la crueldad, recibe lo que Hogarth advierte es el destino inevitable de los que siguen la trayectoria de Nero: su cuerpo es tomado de la horca después de su ejecución por asesinato y es mutilado por los cirujanos en un anfiteatro anatómico.

Los grabados fueron concebidos como una forma de instrucción moral; Hogarth estaba consternado por la crueldad rutinaria de la que era testigo en las calles de Londres. Impresos en papel barato, los grabados iban destinados para las clases más bajas. La serie muestra una aspereza en la ejecución y una brutalidad templadas por ciertos toques de humor habituales en los otros trabajos de Hogarth, pero que consideró necesarias para que su mensaje impresionara a la audiencia. Los cuadros conservan la abundancia de detalles y las sutiles referencias que son característicos de Hogarth.

Historia[editar]

Al igual que otros grabados de Hogarth, tal como Beer Street y Gin Lane, Las Cuatro Etapas de la Crueldad se publicaron con la intención de ser una advertencia contra el comportamiento inmoral, en esta serie se muestra lo fácil que resulta la senda de matón infantil a criminal convicto. Su objetivo propiamente era hacer conciencia «del trato bárbaro hacia los animales, la visión misma del cual hace claudicar las calles de nuestra ciudad y angustia a toda mente sensible».[1] Hogarth amaba a los animales, se pintó a sí mismo con su pug en un autorretrato y acostumbraba marcar las tumbas de sus perros y aves en su casa en Chiswick.[2]

Hogart retrató deliberadamente los temas de los grabados con poca sutileza porque quería que las impresiones pudieran ser entendidas por «hombres del más bajo rango»[1] cuando las vieran en las paredes de los talleres o tabernas.[3] Las propias imágenes, al igual que sucedió en Beer Street y Gin Lane, fueron trazadas toscamente, sin la presencia de las líneas finas de algunas otras de sus obras obras. Un grabado fino y un delicado trabajo artístico hubieran hecho que las impresiones resultaran demasiado caras para la audiencia prevista, además, el artista también creía que un golpe de audacia podría retratar las pasiones de los temas tan bien como las líneas finas y señaló que «no era necesaria en absoluto la gran corrección de un dibujo o grabado fino».[4]

Para asegurarse de que las copias tendrían un precio accesible, le encargó originalmente a J. Bell producir los cuatro diseños grabados en madera. Esto resultó más caro de lo esperado, por lo que sólo las últimas dos de las cuatro imágenes fueron cortadas, pero no se imprimieron con fines comerciales en ese momento.[3] En su lugar, Hogarth procedió a crear el mismo los grabados y anunció la publicación de las impresiones, junto con la de Beer Street y Gin Lane, en el London Evening Post a lo largo de tres días, a partir del 14 de febrero de 1751.[5] Las propias impresiones fueron publicadas el 21 de febrero 1751,[6] cada una acompañada de un comentario moralista escrito por el reverendo James Townley, amigo de Hogarth.[6] Al igual que con los grabados anteriores, como Industry and Idleness, las impresiones individuales fueron vendidas en papel «ordinario» por un chelín, lo suficientemente baratos para ser adquiridos por las clases bajas como un medio de instrucción moral. También había disponibles versiones «finas» para los coleccionistas, impresas en papel «superior» por un chelín y seis peniques.[1]

Existen variaciones de las placas III y IV con fecha anterior al 1 de enero de 1750, que proceden de los grabados en madera originales de Bell,[1] y que fueron reimpresas por John Boydell en 1790, pero ejemplos de cualquiera de estas impresiones de grabado en madera son poco comunes.[3] [n. 1]

Impresiones[editar]

First stage of cruelty[editar]

First stage of cruelty.

En la primera impresión, denominada First stage of cruelty (en español: Primera etapa de la crueldad), Hogarth introduce a Tom Nero, cuyo nombre pudo inspirarse en el del emperador romano Nerón, que en inglés se escribe Nero, o en una contracción de «no hero» («no hay héroe»).[8] [9] Muy visible en el centro de la imagen, Tom aparece insertando una flecha en el recto de un perro ayudado por otros niños, al parecer, una tortura inspirada en un demonio que castiga a un pecador en la Tentación de San Antonio de Jacques Callot.[5] Un emblema en el hombro de su capa desteñida y harapienta lo muestra como alumno de la escuela de caridad de la parroquia de St Giles. Hogarth utilizó esta área marginal como fondo para muchos de sus trabajos, entre los que se incluyen Gin Lane y Noon, esta última parte de la serie Four Times of the Day. Un niño de corazón más tierno, tal vez el dueño del perro,[10] aparece suplicando a Nero que deje de atormentar al asustado animal, incluso le ofrece comida en un intento por apaciguarle. Este muchacho supuestamente representa a un joven Jorge III del Reino Unido.[11] Su aspecto es deliberadamente más agradable que el de los rufianes del resto del cuadro y sus intenciones se apuntan en el texto que acompaña la escena:

While various Scenes of sportive Woe,
The Infant Race employ,
And tortur'd Victims bleeding shew,
The Tyrant in the Boy.

Behold! a Youth of gentler Heart,
To spare the Creature's pain,
O take, he cries—take all my Tart,
But Tears and Tart are vain.

Learn from this fair Example—You
Whom savage Sports delight,
How Cruelty disgusts the view,
While Pity charms the sight.

Mientras varias escenas de aflicción por diversión
el género infantil emplea,
y la sangre de las víctimas torturadas muestra
el tirano en el niño,

¡Observad!: un joven de corazón más gentil,
para ahorrarle dolor a la criatura,
¡oh, toma! -suplica-, toma toda mi tarta,
pero lágrimas y tarta son en vano.

Aprende de este ejemplo justo, tú,
a quien las salvajes diversiones le deleitan,
cómo la crueldad disgusta a la visión,
mientras que la compasión encanta a la vista.

Jorge III del Reino Unido retratado en su juventud.

Los otros muchachos llevan a cabo actos igualmente barbáricos: los dos niños en la parte superior le queman los ojos a un pájaro con una aguja caliente, la cual es calentada en una antorcha para iluminar la calle; los niños en primer plano están tirando al gallo (tal vez en alusión a la enemistad nacionalista hacia los franceses y una sugerencia de que la acción se lleva a cabo el martes de carnaval, el día tradicional para tirar al gallo);[11] otro muchacho ata un hueso a la cola de un perro para tentarlo, pero a la vez mantenerlo fuera de su alcance; un grupo de muchachos burlones cuelgan por la cola a un par de gatos que pelean; en la esquina inferior izquierda un perro se encuentra con un gato; y en la parte posterior de la imagen, otro gato es lanzado desde una ventana atado a dos vejigas. En un presagio de su destino final, el nombre de Tom Nero está escrito debajo del dibujo de tiza de un hombre colgando de la horca; el significado es aclarado por el artista escolar que señala hacia Tom. La ausencia de los funcionarios de la parroquia que debían controlar a los niños es un reproche intencional por parte de Hogarth; que estaba de acuerdo con Henry Fielding en que una de las causas de la creciente tasa de delincuencia era la falta de cuidado por parte de los supervisores de los pobres, que estaban interesados en los puestos, demasiado frecuentemente, sólo por la condición social y las recompensas económicas que podrían traer.[5]

Debajo del texto se establece la autoría: Diseñado por W. Hogarth, publicado según el Acta del Parlamento del 1 de febrero de 1751. El Acta del Parlamento a la que se refiere es el Acta de Derechos de Autor en Grabados de 1734. Muchos de los anteriores trabajos de Hogarth se habían reproducido en gran número sin su autorización, y sin recibir algún pago por regalías, y él estaba dispuesto a proteger sus bienes artísticos, por lo que había alentado a sus amigos en el Parlamento para que aprobaran una ley para proteger los derechos de autor de los grabadores. Hogarth desempeñó un papel tan decisivo para impulsar el proyecto de ley en el Parlamento, que al ser aprobada fue conocida como la «Ley Hogarth».[12]

Second stage of cruelty[editar]

Second stage of cruelty.

En la segunda etapa, Second stage of cruelty (en español:Segunda etapa de la crueldad), la escena se desarrolla en el Thavies Inn Gate, irónicamente nombrado a veces como «Thieves Inn Gate», que significa puerta de la posada de los ladrones, uno de los Inns of Chancery (posadas de la cancillería), que albergaba a las asociaciones de abogados en Londres.[13] Tom Nero creció y se convirtió en cochero y la crueldad recreacional del escolar se ha transformado en la crueldad profesional del hombre de trabajo. El caballo de Tom, agotado por los años de mal trato y la sobrecarga, se derrumbó, se rompió la pata y volcó el carruaje. Sin tener en cuenta el dolor del animal, Tom lo golpeó con tanta furia que le sacó un ojo. En un aparte satírico, Hogarth muestra a cuatro corpulentos abogados luchando por salir del coche en un estado ridículo. Probablemente son caricaturas de juristas eminentes, pero Hogarth no reveló los nombres de los sujetos y no han sido identificados. En otras partes de la escena tienen lugar otros actos de crueldad contra animales: un pastor golpea una oveja hasta matarla, un burro es conducido por la fuerza a pesar de estar sobrecargado y un toro enfurecido lanza al aire a uno de sus torturadores. Algunos de estos actos se relatan nuevamente en los comentarios moralistas que acompañan la impresión:

The generous Steed in hoary Age,
Subdu'd by Labour lies;
And mourns a cruel Master's rage,
While Nature Strength denies.

The tender Lamb o'er drove and faint,
Amidst expiring Throws;
Bleats forth it's innocent complaint
And dies beneath the Blows.

Inhuman Wretch! say whence proceeds
This coward Cruelty?
What Int'rest springs from barb'rous deeds?
What Joy from Misery?

El generoso corcel de venerable edad
desfallecido por el trabajo yace;
y lamenta la furia de su cruel amo
mientras la fuerza la naturaleza le niega.

El tierno cordero, agotado y desmayado,
entre espasmos de agonía,
bala una y otra vez su queja inocente
y muere bajo los golpes.

¡Desgraciado inhumano! Di, ¿de dónde procede
esta cobarde crueldad?
¿Qué intéres se obtiene de estos bárbaros actos?
¿Qué alegría de la miseria?

George Taylor Triumphing over Death (en español: George Taylor triunfa sobre la muerte), dibujo de William Hogarth.

En este grabado la crueldad avanzó, ahora también incluye el maltrato de personas. La escena muestra como un niño es aplastado por un carro mientras jugaba y al mismo tiempo el conductor dormita ajeno a la lesión del muchacho y a la cerveza que se derrama de los barriles. Unos carteles situados al fondo anuncian una pelea de gallos y un combate de boxeo, como una prueba más de los brutales entretenimientos favoritos de los sujetos de la imagen. El combate de boxeo se llevará a cabo en el Anfiteatro de Broughton, un lugar de reunión notoriamente violento establecido por Jack Broughton, el «padre del pugilismo»: un registro contemporáneo cuenta que los concursantes peleaban con la pierna izquierda atada al suelo y que el que tenía el menor número de heridas sangrantes se adjudicaba la victoria.[14] Uno de los participantes anunciados en el combate de boxeo es James Field, que fue ahorcado dos semanas antes de que las impresiones fueran publicadas y que aparece otra vez en la imagen final de la serie; el otro participante es George Taylor «el Peluquero», que había sido campeón de Inglaterra y se retiró en 1750. Después de la muerte de Taylor en 1757, Hogarth produjo algunos bosquejos de este luchando contra la muerte, probablemente para su tumba.[15] [16] [n. 2]

En un eco de la primera imagen, hay sólo una persona que demuestra preocupación por el bienestar del caballo atormentado. A la izquierda de Nero y muy poco visible, un hombre observa el número del coche de caballos con la intención de reportarlo.[11]

Cruelty in perfection[editar]

Cruelty in perfection.

Para el momento de la tercera etapa, Cruelty in perfection (en espáñol: Crueldad en la perfección), Tom Nero ha progresado del maltrato a los animales al robo y al asesinato. Después de haber alentado a su amante embarazada, Ann Gill, a robar y dejar a su ama, termina asesinándola. El asesinato se muestra particularmente brutal: el cuello, la muñeca y el dedo índice están casi cortados por completo. La caja con las pertenencias de Ann,[n. 3] además de los bienes que había robado, están tirados en el suelo a su lado, y el dedo índice de su mano parcialmente coratada señala a las palabras: «La venganza de Dios contra el asesinato», escritas en un libro que, junto con el Libro de Oración Común cayeron fuera de su caja.[18] Una mujer que busca en los bolsillos de Nero, descubre pistolas y una serie de relojes de bolsillo —una evidencia de que se trata de una asaltante de caminos (como lo era Tom Idle en en Industry and Idleness),[19] y una carta de Ann Gill, que dice:

Querido Tommy: Mi ama ha sido la mejor de las mujeres conmigo, y mi conciencia ondea frente a mi cara tan a menudo como pienso en agraviarla; ya he decidido aventurar cuerpo y alma para hacer lo que tendría, así que no faltes a mi encuentro como dijiste que harías, porque traeré conmigo todas las cosas que pueda poner en mis manos. Sin más por el momento; pero tuya hasta la muerte. Ann Gill.

La ortografía es perfecta y aunque esto es tal vez parezca poco realista, Hogarth deliberadamente evitó cualquier posibilidad de que la escena resultara cómica.[11] En el suelo, un sobre desechado está dirigido «a Nero en Pinne [...]». Ronald Paulson ve una paralelismo entre el cordero golpeado hasta la muerte en la segunda etapa y la muchacha indefensa asesinada en esta otra.[5] Debajo de la impresión, el texto afirma que Nero, si no está arrepentido, al menos está aturdido por sus acciones:

To lawless Love when once betray'd.
Soon Crime to Crime succeeds:
At length beguil'd to Theft, the Maid
By her Beguiler bleeds.

Yet learn, seducing Man! nor Night,
With all its sable Cloud,
can screen the guilty Deed from sight;
Foul Murder cries aloud.

The gaping Wounds and bloodstain'd steel,
Now shock his trembling Soul:
But Oh! what Pangs his Breast must feel,
When Death his Knell shall toll.

Al amor ilícito, una vez traicionado,
pronto le sigue el crimen por el crimen:
finalmente inducida al robo, la criada
a causa de quien la indujo sangra.

¡Ya aprende, hombre seductor! Ni la noche,
con todas sus negras nubes,
puede ocultar de la vista el culpable acto;
¡repugnante asesino!, grita con fuerte voz.

Las profundas heridas y el acero ensangrentado
ahora horrorizan su alma trémula:
Pero, ¡oh!, qué remordimientos su pecho deberá sentir
cuando la muerte haga sonar su toque de difuntos.

En Bell es la xilografía, una conexión el primer plano Hogarth es lleva su nombres y la fecha.

Varias características de la impresión tienen el próposito de intensificar los sentimientos de temor: el asesinato tiene lugar en un cementerio, que se ha descrito que está en St Pancras, pero que John Ireland sugirió que se parece a Marylebone;[11] un búho y un murciélago vuelan alrededor de la escena; la luna brilla sobre el crimen; el reloj marca que falta una hora para el final de la hora de las brujas. La composición de la imagen puede aludir a The Arrest of Christ de Anthony van Dyck.[20] Un solitario buen samaritano aparece de nuevo:entre los rostros enfadadados de los acusadores de Tom, un solo rostro mira hacia el cielo con pena.

En la imagen alternativa para esta etapa, producida por Bell como grabado en madera, se muestra a Tom con las manos libres. También hay diferencias en la redacción de la carta,[1] además algunos elementos, como la linterna y los libros, son más grandes y más simples, mientras que otros, como el hombre a la izquierda de Tom y el arbusto topiario, se han eliminado.[21] El búho se ha convertido en un reloj de arena alado en la torre del reloj y la fase lunar se ha invertido.

The reward of cruelty[editar]

The reward of cruelty (cuarta etapa).

En la cuarta etapa, The reward of cruelty (en español: La recompensa de la crueldad), después de haber sido juzgado y declarado culpable de asesinato, Nero ha sido ahorcado y su cuerpo donado para el ignominioso proceso de la disección pública. Un año después de que las impresiones fueran publicadas, el Acta de Asesinatos de 1751 aseguraría que los cuerpos de los asesinos serían entregados a los cirujanos para que pudieran ser «diseccionados y analizados». Se esperaba que este castigo sobre el cuerpo y la negación de la sepultura actuaría como un elemento disuasorio.[22] Para el momento en que Hogarth realizó los grabados este hecho no estaba consagrado en ley, pero los cirujanos trataban de obtener cuerpos siempre que podían.[5]

Un tatuaje en el brazo identifica a Tom Nero y la cuerda que todavía se encuentra alrededor de su cuello muestra el método de ejecución. Los disectores, con el corazón endurecido después de años de trabajar con cadáveres, muestran tener como mucho el mismo sentimiento por el cuerpo como el que Nero tuvo por sus víctimas, su ojo es extraído al igual que sucedió con el caballo y un perro se alimenta de su corazón, como tomando una venganza poética por las torturas infligidas a uno de su especie en la primera impresión.[5] El rostro de Nero parece retorcido por la agonía y aunque esta representación no es realista, Hogarth pretendía aumentar el temor de los espectadores. Así como el dedo de su amante asesinada señalaba el destino de Nero en Cruelty in perfection, en esta impresión el dedo de Nero apunta a los huesos que se están preparando para la exhibición, lo que indica su destino final.

Mientras que los cirujanos que trabajan en el cuerpo son observados por los académicos de birrete de la primera fila, los médicos, que pueden ser identificados por sus pelucas y bastones, en gran medida hacen caso omiso de la disección y se consultan entre sí.[23] El presidente ha sido identificado como John Freke, presidente del Real Colegio de Cirujanos en ese momento.[11] [n. 4] Freke había estado involucrado en un intento de alto nivel por obtener para disección el cuerpo del condenado alborotador Bosavern Penlez en 1749.[5] Además de la disección demasiado entusiasta del cuerpo y la ebullición de los huesos in situ, la imagen retrata el procedimiento como sí ya se hubiera llevado a cabo.[24]

Dos esqueletos localizados en la parte posterior izquierda y derecha de la impresión están etiquetados como James Field, un reconocido boxeador cuyo nombre aparece en un cartel en la segunda placa, y Macleane, un famoso ladrón. Los dos hombres fueron ahorcados poco antes de que la impresión fuera publicada (Macleane en 1750 y Field en 1751). Los esqueletos parecen señalarse uno al otro. El nombre de Field sobre el esqueleto de la izquierda puede haber sido una substitución de última hora para «GENTL HARRY», en referencia a Henry Simms, también conocido como el «Joven Caballero Harry». Simms era un ladrón que fue ejecutado en 1747.[15] El motivo del solitario «buen hombre» es llevado también a través de esta etapa final, donde uno de los académicos señala el esqueleto de James Field, indicando el inevitable resultado para los que inician el recorrido del camino de la crueldad.[5]

Este grabado de 1495, tiene muchos de los elementos básicos de la imagen de Hogarth.

La composición de la escena es un pastiche de la portada del libro de Andrés Vesalio, De Humani Corporis Fabrica, y posiblemente también toma prestados algunos elementos de Quack Physicians' Hall (c. 1730) realizado por el artista holandés Egbert van Heemskerck, que vivió en Inglaterra y cuyo trabajo fue admirado por Hogarth.[23] Una fuente de inspiración anterior pudo haber sido un grabado en madera presente en el Fasciculus Medicinae (1495) por Johannes de Ketham, que, aunque es más simple, tiene muchos de los mismos elementos, incluyendo el presidente sentado flanqueado por dos ventanas.[20]

Debajo de la impresión están estas palabras finales:

Behold the Villain's dire disgrace!
Not Death itself can end.
He finds no peaceful Burial-Place,
His breathless Corse, no friend.

Torn from the Root, that wicked Tongue,
Which daily swore and curst!
Those Eyeballs from their Sockets wrung,
That glow'd with lawless Lust!

His Heart expos'd to prying Eyes,
To Pity has no claim;
But, dreadful! from his Bones shall rise,
His Monument of Shame.

¡Observad la calamitosa desgracia del malvado,
a la que ni la propia muerte puede poner fin!
No encuentra ningún pacífico sepulcro,
ni su inerte cadáver halla amigo alguno.

¡Arrancada de raíz, esa lengua perversa
que a diario maldecía e injuriava!
¡Extraídos de sus órbitas, esos ojos
que brillaban con ilícita lujuria!

Su corazón, expuesto a miradas inquisitivas,
no encuentra ninguna piedad;
pero, ¡espanto!, de sus huesos se erigirá
su monumento de la vergüenza.

Recepción[editar]

Hogarth quedó satisfecho con los resultados de su obra. La revista European Magazine informó sobre los comentarios que el artista le hizo a un librero de Cornhill (el señor Sewell):[5]

«[...] no hay parte de mi obra de la que este más orgulloso y que me haga sentir tan feliz como la serie de Las cuatro etapas de la crueldad, porque creo que la publicación del tema ha comprobado el espíritu diabólico de la barbarie hasta la creación bruta que, lamento decir, alguna vez fue tan frecuente en este país.»

European Magazine, junio de 1801.

En su libro sin terminar, Apology for Painters,comentó además:

Preferiría ser, si la crueldad fue prevenida por las cuatro impresiones, su fabricante más que de los dibujos [de Rafael], a menos que viviera en un país católico.[25]

En su libro de 1817, Shakespeare and His Times, Nathan Drake afirmó que creía que la representación del «tiro al gallo» en la primera impresión fue con la intención de influir en la opinión pública acerca de esta práctica, que era común en aquella época, y para provocar que los magistrados tomaran una línea más dura contra los infractores. A otras personas no les gustó tanto la serie. Charles Lamb desestimó la serie al calificarla como una mera caricatura, indigna de ser incluida junto a otros trabajos de Hogarth, sino como un producto resultado de un «humor caprichoso» fuera de sus hábitos normales.[26] El historiador de arte Allan Cunningham también albergaba fuertes sentimientos acerca de la serie:[27]

Desearía que nunca hubiera sido dibujada. En efecto, existe una gran habilidad en la agrupación y el conocimiento profundo del personaje, pero el efecto total es burdo, brutal y repugnante. Un niño salvaje se convierte en un hombre salvaje y concluye una carrera de crueldad y ultrajes con un asesinato atroz, por el que es colgado y disecado.

El Acta de Anatomía de 1832 pusó fin a la disección de asesinos y la mayoría de las torturas hacia los animales representadas en las imágenes fueron proscritas por el Acta de Crueldad contra los Animales de 1835. Así que por la década de 1850, Las cuatro etapas de la crueldad eran vistas como una serie histórica, aunque aún con la capacidad de impactar,[28] capacidad que conserva para los espectadores modernos.[24]

Notas[editar]

  1. Un par de impresiones procedentes de las placas originales de Bell fueron adquiridas por el Hunterian Museum and Art Gallery de la Universidad de Glasgow por la cantidad de 1600 libras esterlinas en el año 2005.[7]
  2. Existe cierta confusión sobre las fechas de la carrera y muerte de George Taylor «el Barbero». En su trabajo anterior, Paulson lo coloca como alumno de Broughton, muerto en una pelea con él en 1750 y la Galería Tate fecha los bocetos de Hogarth c. 1750.[17] En Harlot, Hogarth afirma que Taylor se retiró en 1750, pero salió de su retiro en 1757 para una pelea final en la que fue golpeado gravemente y que murió de sus heridas varios meses después. La mayoría de los registros fecha el campeonato de Taylor a mediados de la década de 1730.
  3. Las iniciales en la caja normalmente se leen como A G, por Ann Gill, pero la G se asemeja a una D, lo que sugiere que también puede haber sido robada.
  4. John Ireland identifica al presidente como «el señor Frieake, maestro de Nourse, de quien era alumno el señor Potts». Dado que Ireland lo identifica como maestro de Nourse, indudablemente significa que se trata de John Freke, conocido de Hogarth y cirujano del Hospital de San Bartolomé de 1729-1755, además de su administrador de 1736-1756. La disección parece llevarse a cabo en el Hospital de San Bartolomé, donde trabajaban los tres cirujanos, pero también tiene algunas características del Cutlerian Theatre del Real Colegio de Médicos, cerca de Newgate, en particular el trono que lleva los brazos y cuyo muro curvo asemeja una cabina y los nichos de la Venerable Compañía de Barberos (que no fue utilizada para disecciones hasta después de que los cirujanos se escindieron para formar la Sociedad de Cirujanos en 1745).

Referencias[editar]

  1. a b c d e William Hogarth (1833). «Remarks on various prints». Anecdotes of William Hogarth, Written by Himself: With Essays on His Life and Genius, and Criticisms on his Work. J.B. Nichols and Son. pp. 64–65, 233–238 and 336. 
  2. Uglow, Jenny (1997). Hogarth: a life and a world. Faber and Faber. p. 501. ISBN 0-571-16996-1. 
  3. a b c «Art of William Hogarth» (en inglés). Haley and Steele (2003). Consultado el 6 de marzo de 2011.
  4. Citado en Uglow, p.506.
  5. a b c d e f g h i Ronald Paulson (1993). Hogarth: Art and Politics, 1750–64 Vol 3. Lutterworth Press. p. 596. ISBN 0-7188-2875-5. 
  6. a b I. R. F. Gordon (5 de noviembre de 2003). «The Four Stages of Cruelty» (en inglés). The Literary Encyclopedia. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  7. «National Fund for Acquisitions Grants Paid 2005–2006» (en inglés). National Museums of Scotland (2006). Consultado el 6 de marzo de 2011.
  8. Jones, Jonathan (22 de noviembre de 2004). «A Georgian invention» (en inglés). The Guardian. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  9. Porter, Roy (24 de diciembre de 1994). «Dr Doubledose: a taste of one's own medicine» (en inglés). British Medical Journal 309 (6970):  pp. 1714–1718. doi:10.1136/bmj.309.6970.1714. PMID 7819999. PMC 2542682. http://www.bmj.com/cgi/content/full/309/6970/1714. 
  10. Sean Shesgreen (1974). Engravings by Hogarth: 101 Prints. Nueva York: Dover Publications, Inc. ISBN 0-486-22479-1. 
  11. a b c d e f John Ireland (1833). «Four stages of cruelty». Anecdotes of William Hogarth, Written by Himself: With Essays on His Life and Genius, and Criticisms on his Work. J.B. Nichols and Son. pp. 233–40. 
  12. I. R. F. Gordon (19 de julio de 2003). «A Rake's Progress» (en inglés). The Literary Encyclopedia. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  13. «The Inn of Chancery» (en inglés). Archivado desde el original el 2 de octubre de 2006. Consultado el 6 de marzo de 2011.
  14. Uglow, p.503.
  15. a b Ronald Paulson (1965). Hogarth’s Graphic Works. New Haven y Londres: Yale University Press. ISBN 0-9514808-0-4. 
  16. Ronald Paulson (2003). Hogarth's "Harlot": Sacred Parody in Enlightenment England. Johns Hopkins University Press. p. 424. ISBN 0-8018-7391-6. 
  17. «George Taylor Triumphing over Death» (en inglés). Tate Collection (2004). Consultado el 7 de marzo de 2011.
  18. Uglow, p.504.
  19. Se ha sugerido que se dedicó a esto a causa de la desesperación después de su despido como conductor de carros debido al reporte en su contra de la segunda etapa, así como otras atrocidades que cometió. Samuel Ireland. William Hogarth, Marriage A La Mode And other Engravings. Lear Publishers. «Como cochero de coche de alquiler, su barbarie no pasó desapercibida y el tratamiento que daba a los caballos se volvió del dominio público y motivó que fuera despedido: perdiendo por lo tanto su forma de sustento, pronto su mentalidad se volvió perversa y esto lo llevó a el camino, lo que se demuestra por las pistolas y relojes que llevaba.» 
  20. a b Bernd Krysmanski (1996). Hogarth's Enthusiasm Delineated: Borrowing from the Old Masters as a Weapon in the War between an English Artist and self-styled Connoisseurs. New York: Georg Olms. ISBN 3-487-10233-1. 
  21. Ronald Paulson (1992). Hogarth. James Clarke & Co. p. 35. ISBN 0-7188-2875-5. 
  22. «Criminal Punishment at the Old Bailey» (en inglés). The Old Bailey Proceedings Online (2003). Archivado desde el original el 12 de diciembre de 2006. Consultado el 13 de marzo de 2011.
  23. a b Fiona Haslam (1996). From Hogarth to Rowlandson: Medicine in Art in Eighteenth-century Britain. Liverpool: Liverpool University Press. pp. 264–5. ISBN 0-85323-630-5. 
  24. a b Finlay Foster (1 de julio de 1944). «William Hogarth and the Doctors». Bulletin of the Medical Library Association 32 (3):  pp. 356–368. PMID 16016656. PMC 194385. http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?artid=194385. 
  25. Gowing, Lawrence (1972). Hogarth. The Tate Gallery. SBN 8435-6035-5. 
  26. Charles Lamb (1811). «On the genius and character of Hogarth: with some remarks on a passage in the writings of the late Mr. Barry». The Reflector 2 (3):  pp. 61–77. http://classic-web.archive.org/web/20080302043016/http://www.fortunecity.de/lindenpark/hundertwasser/517/Lamb.html. 
  27. Allan Cunningham (1831). «William Hogarth». The Lives of the Most Eminent British Painters and Sculptors. J and J Harper. p. 57. 
  28. John Casell's Art Treasures Exhibition. W. Kent and Co. 1858. 

Enlaces externos[editar]