La Ilustración Española y Americana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Ilustración Española y Americana
La Ilustración Española y Americana.jpg
Logotipo de la revista durante muchos años del siglo XIX, aunque a finales del siglo y durante el siglo XX experimentó cambios.
País España
Idioma castellano
Año de fundación 1869
Fundador Abelardo de Carlos
Última edición 1921
Circulación
Frecuencia semanal
ISSN ISSN 1889-8394
[editar datos en Wikidata ]

La Ilustración Española y Americana fue una publicación periódica española de la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX. La revista aparecía semanalmente, los días 8, 15, 22 y 30 de cada mes. Desapareció en 1921.

Diseño editorial[editar]

Fue continuadora de El Museo Universal, editada entre 1857 y 1869. La revista seguía el modelo de prestigiosas publicaciones europeas como las francesas L'Illustration o Le Monde Illustré, Illustrierte Zeitung de Alemania o la italiana La Illustrazione Italiana.

En su cabecera se presentaba como «Periódico de ciencias, artes, literatura, industria y conocimientos útiles». Fue fundada en 1869 en Madrid por Abelardo de Carlos, que fue su director hasta 1881, y después por su hijo Abelardo José de Carlos y Hierro.

Entre los escritores sobresalientes que colaboraron en ella puede citarse a literatos como José Zorrilla, Ramón de Campoamor, Juan Valera, Leopoldo Alas Clarín, Valle-Inclan, Unamuno,[1] o políticos y periodistas como Emilio Castelar, Ángel Fernández de los Ríos, Peregrín García Cadena, Manuel Cañete, José Velarde, Miguel Rodríguez Ferrer, Patrocinio de Biedma o Francisca Sarasate, entre otros. La publicación también incluyó con frecuencia grabados realizados sobre fotografías de J. Laurent.[2]

Cantera de ilustradores[editar]

La Ilustración Española y Americana (2 de enero de 1870, año XIV, núm. 2.

Como indica su nombre, "La Ilustración Española y Americana" se caracterizó por la profusión de ilustraciones representando variados aspectos de la vida cotidiana de España y de los países hispanoamericanos, donde también tuvo difusión. Ello la haría "auténtica escuela de maestros gráficos", dibujantes y grabadores, con Bernardo Rico y Ortega como responsable del diseño de la revista, director artístico y jefe de los talleres de Rivadeneyra, tarea de coordinación en la que le ayudaron su hermano Martín, Arturo Carretero Sánchez o Tomás Carlos Capuz Alonso, asimismo pintores, dibujantes y/o grabadores.

La variedad de temas provocó que entre los artistas colaboradores se desarrollasen especializaciones como ocurriría con Daniel Perea (como retratista de reyes, militares, políticos, artistas, intelectuales, eclesiásticos, científicos o personajes de la alta nobleza) o de José Luis Pellicer, precedente de los reporteros gráficos del siglo XX, enviado especial en la guerra carlista (1872-1876) y la guerra ruso-turca (1877-1878), además de corresponsal de las principales revistas ilustradas europeas.

La larga lista de maestros gráficos incluyó pintores como Alejandro Ferrant, Enrique Simonet, Juan Comba, Valeriano Domínguez Bécquer, Isidro Gil y Eduardo Sánchez Solá; o ilustradores y humoristas como Francisco y Daniel Ortego, Tomás Padró, Félix Badillo, Manuel Alcázar, Domingo Muñoz, Alfredo Perea o Mariano Pedrero. A ellos hay que añadir los nombres de algunos corresponsales gráficos en provincias, entre los que destacaron el barcelonés Manuel Obiols Delgado, el sevillano Ramiro Franco Pacheco, el valenciano Castells y José Riudavets, entre otros muchos.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]