Juan Guillermo More Ruiz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan Guillermo More Ruiz
Juan Guillermo More.jpg
Capitán de navío AP
Años de servicio 1854 a 1880
Lealtad Bandera del Perú Perú
Mandos Fragata Independencia
Participó en

Guerra peruano-ecuatoriana de 1859-1860:

Guerra hispano-sudamericana:

Conflicto interno de 1877:

Guerra del Pacífico:


Nacimiento 27 de febrero de 1836
Lima
Fallecimiento 7 de junio de 1880
Arica

Juan Guillermo More Ruiz (Lima, Perú, 27 de febrero de 1836 - Arica, 7 de junio de 1880) fue un capitán de navío peruano, que participó en la Guerra del Pacífico entre 1879 y 1880. Como comandante de la fragata Independencia, persiguió a la goleta chilena Covadonga durante el combate naval de Iquique, pero fatalmente su nave encalló en Punta Gruesa, al chocar con un peñasco submarino que no figuraba en las cartas geográficas. Con los sobrevivientes de su tripulación pasó a Arica, en cuya defensa colaboró. Nombrado jefe de las baterías del Morro, pereció con las armas en la mano en la batalla de Arica.

Biografía[editar]

Hijo del comerciante escocés John Moore y de la dama ayacuchana Dolores Ruiz. Debido a las exigencias del negocio de su padre, durante su infancia vivió alternadamente en Lima, Ayacucho, Pisco, Chincha e Ica. En 1842 se trasladó a Londres para estudiar Ingeniería, pero interrumpió los estudios al cabo de tres años debido a la muerte de su padre. En 1850 ingresó a la armada británica en calidad de aspirante.

En 1854, se embarcó como guardiamarina a bordo de la fragata peruana Apurímac que por entonces era construido en los astilleros londinenses, y que arribó al Callao el 12 de noviembre de 1855. Ese mismo año fue ascendido a alférez de fragata. Sirvió sucesivamente en la goleta Izcuchaca y el vapor Huaraz. Ya como teniente segundo, participó en la toma de Guayaquil, durante el conflicto con Ecuador (1859-1860); y por su actuación en dicha guerra ascendió a teniente primero en 1861. Fue luego comandante del bergantín Guise y la barca Iquique, participando de la medición de las islas guaneras del norte.

Durante la conflicto con España actuó en el combate naval de Abtao del 7 de febrero de 1866, y por su actuación mereció su ascenso a capitán de corbeta. Fue nombrado comandante de la recién adquirida corbeta Unión en 1866.

Fue parte de la oficialidad que viajó a los Estados Unidos en 1868 para traer a los monitores Manco Cápac y Atahualpa, asumiendo la comandancia de éste último. Sorteó la difícil travesía hacia el Callao, vía el Oceano Atlántico y el Estrecho de Magallanes. Tras año y medio de recorrido, los monitores llegaron al fin a costas peruanas, en junio de 1870), culminando una misión que fue considerada entonces como una hazaña naval. More fue ascendido a capitán de navío.

En 1874 fue nombrado comandante de la fragata Independencia. Mientras desempeñaba esta función, en 1877 fue designado Comandante General de la División de Operaciones del Sur, así como encargado de la captura del monitor Huáscar que se había sublevado bajo el mando de Nicolás de Piérola, contra el cual libro el combate de Punta Pichalo.

Al estallar la Guerra del Pacífico formó en la Primera División Naval y al mando de la Independencia partió hacia el Sur a órdenes de Miguel Grau. Iniciado el combate naval de Iquique el 21 de mayo de 1879, inició la persecución de la goleta Covadonga; y navegando frente a Punta Gruesa, su nave chocó accidentalmente contra un peñasco submarino que no se hallaba registrado en las cartas, y empezó a hundirse; lo que aprovechó la Covadonga para dar media vuelta y descargar todo su poder de fuego sobre la fragata peruana que se hundía, repasando incluso a los tripulantes peruanos que en esos momentos intentaban abandonar la nave. A este episodio se conoce como el combate de Punta Gruesa. More intentó volar su nave, pero esto no fue posible por haberse humedecido la pólvora. Se limitó entonces a responder a la Covadonga con fuego de cañones y fusilería, hasta que arribó el monitor Huáscar, ante lo cual el buque chileno decidió retirarse. More, junto con la tripulación sobreviviente de la Independencia, pasó al transporte Chalaco, a cuyo comandante, Manuel Villavicencio, le dijo: "He perdido el buque que la nación me confió, asumo la responsabilidad, y pagaré con mi vida el desastre". Tuvo que volver por tierra hasta Iquique junto con los sobrevivientes. Enjuiciado, permaneció en el puerto de Arica, siendo finalmente absuelto. Pero no se le permitió el mando de otra unidad naval, y para rehabilitarse de su aparente error, que costara la pérdida de la mitad del poderío naval del Perú, se presentó como voluntario para colaborar en la defensa de Arica.

Juan Guillermo More, según ilustración de Evaristo San Crsitóval, siglo XIX).

Según datos entregados por el teniente peruano Daniel Durán al político-historiador Benjamín Vicuña Mackenna, More estuvo presente en el Combate naval de Arica a bordo del Monitor Manco Cápac y era quien dirigía el combate:

Según un teniente del Manco Cápac, hoy prisionero en Chile, el cañón que se inutilizó fue el de la derecha, que mandaba el teniente limeño Asin. El disparo que mató a Thomson fue hecho al centro del Huáscar, por el teniente don Bernardo Smith, natural de Arica, que mandaba el cañón de la izquierda; pero quien propiamente dirijía el combate era el capitán More, enviado a bordo espresamente por Montero en la última hora para ofrecerle una ocasión de rehabilitarse después de su fracaso de la Independencia.

Datos del teniente Daniel Duran, Historia de la campaña de Tacna y Arica 1879-1880 por Benjamín Vicuña Mackenna.

Desde la pérdida de su nave, More buscó su muerte en combate casi con obsesión. El coronel Francisco Bolognesi, jefe de la defensa de Arica, le tenía alta estima y le hizo concurrir a las juntas de guerra en las cuales se acordó no rendirse ante el enemigo. More pidió y obtuvo un sitio entre los defensores de Arica, confiándosele los fuertes del Morro con las Baterías “Alta” en la planicie superior del mismo, y la “Baja”, servidas por los antiguos tripulantes de la Independencia. Y al igual que todos los defensores de Arica, cumplió la promesa de pelear hasta disparar el último cartucho, rechazando airadamente las intimaciones de rendición. Sosteniendo en sus manos un revólver y una espada, se batió hasta que una bala enemiga le cegó la vida (7 de junio de 1880).

Sus restos fueron trasladados a Lima en julio de 1880 con los de Bolognesi y del teniente coronel Ramón Zavala. Desde 1908 se encuentran en la Cripta de los Héroes del Cementerio Presbítero Matías Maestro de Lima.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]