John Christie (asesino)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
John Christie
Nombre John Reginald Halliday Christie
Nacimiento 8 de abril de 1899
Halifax, Inglaterra
Fallecimiento 15 de julio de 1953
Prisión de Pentonville, Inglaterra
Nacionalidad Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido

John Reginald Halliday Christie (abril 8 de 1899 - julio 15 de 1953),[1] nació en Halifax, West Yorkshire, y fue un asesino en serie, de origen inglés, activo en las décadas de 1940 y 1950.

Esta persona asesinó a por lo menos seis mujeres, incluyendo a su esposa Ethel por estrangulamiento, en su apartamento en el 10 de Rillington Place, Notting Hill, en Londres.

Christie se trasladó fuera de Rillington Place en marzo de 1953, y poco después los cuerpos de tres de sus víctimas fueron descubiertos escondidos en un hueco en su cocina. Christie entonces fue detenido y condenado por el asesinato de su esposa, por el que fue ahorcado en 1953.

Mientras servía como soldado de infantería durante la Primera Guerra Mundial, Christie fue herido en un ataque con gas, que según él lo dejó permanentemente incapaz de hablar en voz alta. Se volcó a la delincuencia a raíz de su baja del ejército, y fue encarcelado varias veces, por delitos como robo y asalto.

En el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, fue aceptado para el servicio en la Reserva de la Policía de Guerra, aunque las autoridades entonces no verificaron sus antecedentes penales.

Los crímenes los cometió entre 1943 y 1953, por lo general por estrangulamiento de sus víctimas, después de haberlas dejado inconscientes con gas doméstico, y habiendo violado a algunas de ellas mientras los cuerpos estaban en esa condición.

Controversia sustancial rodea la responsabilidad de la muerte de Beryl Evans y su hija Geraldine, quienes, junto con el marido de Beryl, de nombre Timoteo, fueron los inquilinos del 10 de Rillington Place entre 1948 y 1949.

Timothy Evans fue acusado de esos dos asesinatos, fue declarado culpable del asesinato de su hija, y ahorcado en 1950. Entonces Christie fue un testigo clave de la fiscalía, pero cuando sus propios crímenes fueron descubiertos tres años más tarde, se plantearon serias dudas sobre la integridad de la culpabilidad de Evans. Posteriormente Christie también alegó haber matado a Beryl Evans, aunque nunca mencionó haber matado a Geraldine.

En una investigación oficial realizada en 1965-1966, el Juez (Sir Daniel) Brabin concluyó que lo "más probable" era que Evans hubiese matado a su mujer, pero no a su hija Geraldine. Estos hechos, que cuestionaban los sucesivos procesos jurídicos, impulsaron al Ministro del Interior a conceder perdón a Evans, a título póstumo, por el asesinato de su hija (octubre de 1966).

Estos errores judiciales contribuyeron a la abolición de la pena capital por asesinato en el Reino Unido, en el año 1965.[2] [3]

Juventud[editar]

John Reginald Halliday Christie creció en Halifax, entonces situado en Yorkshire occidental (West Riding). Fue maltratado por su padre, y dominado por su madre y sus hermanas. A los ocho años, se le sorprendió abriendo el féretro de su abuelo, quien en vida lo había aterrorizado.

Christie ganó una beca para estudiar en el colegio de Halifax, y allí se distinguió particularmente en matemáticas y en álgebra, además de demostrar aptitud para el trabajo minucioso. Más tarde se comprobó que tenía un cociente intelectual de 128.

También cantó en el coro, y fue scout, aunque no era popular entre sus compañeros. Al terminar su escolaridad, en 1913, pasó a desempeñarse como asistente de proyección.

Antes de llegar a la pubertad, ya había asociado la sexualidad a la muerte, la dominación, y la violencia, y era impotente a menos que tuviera el control total. Sus primeras experiencias sexuales fueron un fracaso. También era hipocondríaco e histérico, y exageraba o fingía estas tendencias para así llamar la atención.[4]

Christie se desempeñó como encargado de señales durante la Primera Guerra Mundial, en el curso de la cual fue hospitalizado después de un ataque con gas mostaza, declarando haber padecido ceguera por esta causa. No obstante, no existe ningún archivo que confirme esta presumida deficiencia. En su libro 10 Rillington Place,[5] el periodista Ludovic Kennedy escribió que Christie exageraba sobre este padecimiento, como también exageró durante tres años, durante los cuales presumía de sufrir afasia.

Christie se casó con Ethel Waddington, de Sheffield, de 22 años de edad, el 10 de mayo de 1920. La unión fue patituerta, ya que Christie era impotente con su esposa, y en sustitución frecuentaba prostitutas. En aquel tiempo, los cotilleos de vecinos y amigos afirmaban que cualquier mujer podía quedarse sola cerca de él sin correr ningún riesgo. Cuatro años duró el matrimonio, luego de lo cual hubo separación, cuando Christie se fue a vivir a Londres, y Ethel pasó a vivir con sus padres.

Los primeros pasos en la delincuencia[editar]

En el decenio siguiente, Christie fue condenado por varios delitos menores, entre ellos: (A) 3 meses de prisión el 12 de abril de 1921, por robo de giros postales, cuando trabajaba en el correo; (B) 9 meses en la prisión de Uxbridge, en septiembre 1924, por robo; (C) 6 meses de trabajos forzados en mayo 1929 por haber agredido a una prostituta (con quien vivía en Battersea); y (D) 3 meses de detención en 1933 por haber robado el automóvil de un sacerdote con quien había hecho amistad.

Christie y su mujer se reconciliaron en 1933, después de la liberación del primero. No obstante, el hombre no había cambiado sus costumbres, y continuó buscando prostitutas para satisfacer sus deseos sexuales, los que eran cada vez más violentos, y los que habían comenzado a incluir la necrofilia.

En diciembre de 1938, Christie y su mujer habitaban el apartamento en planta baja, del 10 place Rillington, en el barrio de Ladbroke Grove, en Notting Hill.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Christie se postuló para integrar las fuerzas de la policía, y fue aceptado para el cargo de policía de Harrow Road. Christie entabló entonces una relación con una mujer que allí trabajaba, y cuyo marido era un soldado que combatía en el frente; esta relación duró hasta diciembre de 1943, cuando el marido les sorprendió juntos en la cama, dando a Christie una paliza.

Las primeras muertes[editar]

Las muertes después de la condenación de Timothy Evans[editar]

El arresto[editar]

El proceso y la ejecución[editar]

La controversia[editar]

A pesar de que Christie nunca reconoció haber dado muerte a Geraldine Evans, la opinión pública esto consideró como probable, poniendo duda respecto de la justicia del proceso y ejecución de Timothy Evans.

Hasta el presente, no existe ninguna prueba incontestable respecto de la culpabilidad o inocencia de Evans o de Christie, en cuanto al asesinato de Geraldine Evans, y a pesar de que la investigación desarrollada por Lord entre 1965 y 1966 concluyó que Evans probablemente había matado a su mujer pero no a su hija.[6] . En base a ese informe, Timothy Evans fue indultado a título póstumo en 1966.

John Christie en la cultura popular[editar]

  • En 1970, Richard Fleischer realizó el film El estrangulador de la place Rillington (10 Rillington Place), basado en el libro de Ludovic Kennedy, con Richard Attenborough en el rol de Christie, y John Hurt representando a Evans. Varias secuencias fueron filmadas en el seno mismo de la place Rillington (llamada Ruston Close luego de la ejecución de Christie), e incluso se utilizó una iluminación a gas similar a la existente en la época en ese lugar, antes de la remodelación de la zona. En el film, John Christie fue presentado como el autor de las muertes de Beryl Evans y su hija Geraldine, y Timothy Evans como habiendo sido informado de la muerte de su esposa por parte de Christie, luego de supuesta una tentativa de aborto, y como resultado de toda esta situación, ambos hombres convinieron desplazar el cuerpo de la infortunada.
  • El personaje principal de la novela Thirteen Steps Down, escrita por Ruth Rendell en 2004, está obsesionado con Christie, al punto de llamarlo Reggie para sus adentros.
  • Una reconstrucción de la ejecución de Christie en la Prisión de Pentonville, puede ser vista en la Cámara de los Horrores del museo Madame Tussaud en Londres.

Notas y referencias[editar]

  1. John Christie / Timothy Evans Case (Your Archives)
  2. Abolición de la pena de muerte
  3. La Pena Capital
  4. (en inglés) Number 10 Rillington Place / The Christies
  5. (en inglés) Ludovic Kennedy, 10 Rillington Place, ISBN 0-586-03428-5, 1961
  6. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Simpson

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]