Houston Stewart Chamberlain

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Houston Stewart Chamberlain
Bundesarchiv Bild 119-1600-06, Houston Stewart Chamberlain.jpg
Nacimiento 9 de septiembre de 1855
Southsea, Reino Unido
Defunción 9 de enero de 1927 (71 años)
Bayreuth, Alemania
[editar datos en Wikidata]
Houston Stewart Chamberlain.

Houston Stewart Chamberlain (Southsea, 9 de septiembre de 1855[1]Bayreuth, 9 de enero de 1927)[2] fue un pensador británico, nacionalizado alemán, conocido por sus teorías racistas y germanistas (Los fundamentos del siglo XIX), que le configuraron como uno de los precursores ideológicos del nazismo. Su abuelo materno fue el capitán Basil Hall. Fue criado por una abuela en Francia, pues su madre había fallecido cuando él tenía un año. Se casó con Eva Wagner, la hija más joven de Richard Wagner, a quien llegó a considerar «el sol de su vida».[3] Además de la influencia de Wagner, el propio Chamberlain declaró su interés por el pensamiento de Immanuel Kant y Charles Darwin.[4]

En su obra Los fundamentos del siglo XIX, publicada en 1899, ya expuso el principio del pangermanismo. Propugnaba la conservación de la pura sangre germánica gracias a la lucha para mantener orillados todos los elementos extraños, y sobre todo al judaísmo y al catolicismo romano. Tan obsesionado estaba con la victoria que habían de obtener los ejércitos del Káiser en la Primera Guerra Mundial, que llegó al extremo de nacionalizarse alemán.

En 1923 conoció personalmente a Adolf Hitler, en el Festival de Bayreuth en honor a las óperas de su suegro Richard Wagner.

Según Chamberlain, el caos se encarnaba en el siglo XVI y concretamente afirmaba que en «Ignacio de Loyola, le presentó al lector al tipo de antigermano». En tono apocalíptico sentenciaba: «Si no se produce pronto entre nosotros un renacimiento vigoroso, si no conseguimos librar nuestro cristianismo de los oropeles extranjeros que arrastran consigo, si no logramos crear una religión tan exactamente adaptada a la esencia particular de nuestro tipo germánico, entonces preparémonos a ver surgir de las sombras del futuro un segundo Inocencio III, con un nuevo Concilio de Letrán, preparémonos a ver cómo se reavivan las hogueras de la Inquisición». Y escribió frases como ésta: «La corrupción de la sangre y la influencia desmoralizadora del judaísmo, he aquí las causas principales de nuestros fracasos».

Murió en 1927 y Adolf Hitler asistió a sus exequias.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Carr, 2011, p. 91.
  2. Varios autores, 1997, p. 134.
  3. Varios autores, 2001, p. 83. The strongest formative influence undoubtely came from the music and writings of Richard Wagner, whom Chamberlain once called "the sun of his life"..
  4. Varios autores, 2001, p. 83.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]