Frontera terrestre entre Costa Rica y Panamá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Frontera terrestre entre Costa Rica y Panamá
Panama frontera 1898.PNG
Detalle de Panamá en 1898, y la frontera entre Panamá y Costa Rica (con sus reclamaciones resaltadas)
Flag of Costa Rica.svg Costa Rica Flag of Panama.svg Panamá
Longitud total 330 km
Historia
Creación 1821
Trazado actual 1941
Puente sobre el río Sixaola, paso fronterizo norte entre Panamá y Costa Rica.
Paso Canoas, paso fronterizo sur entre Panamá y Costa Rica, visto desde el lado panameño.

La frontera terrestre entre Costa Rica y Panamá es una frontera internacional continua de 330 kilómetros de longitud que separa a Costa Rica y a Panamá. La frontera en su estado actual está demarcada por el Tratado Echandi-Fernández de 1941.[1]

Historia[editar]

La historia fronteriza entre Costa Rica y Panamá comienza en 1573, cuando el rey Felipe II de España suscribió un contrato con el capitán Diego de Artieda Chirino y Uclés para delimitar la entonces Provincia de Costa Rica. En dicho contrato se estableció que Costa Rica se extendía "por el Pacífico, desde los Chomes y confines de Nicoya, derecho a las bocas del Desaguadero (río San Juan), todo lo que corre la tierra a la provincia de Veraguas".[1]

Sin embargo los límites entre Veragua y Costa Rica nunca fueron establecidos claramente (aún cuando se constituyó más tarde la Capitanía General de Guatemala y la Real Audiencia de Panamá fue trasladada al Virreinato del Perú), siendo estos ajustados a conveniencia de los dirigentes de las provincias.

Es en 1825 que empieza a hablarse de fronteras entre ambos países. La República Federal de Centroamerica, a la que entonces pertenecía Costa Rica, y la Gran Colombia, a la cual entonces estaba integrada Panamá, firmaron un convenio por el cual, mientras no se precisara oficialmente ni se dispusiera lo contrario, ambas naciones respetarían el statu quo en la posesión y administración de sus territorios. Con ello se daba a entender que Centroamérica ocuparía el territorio que antes correspondía a la Capitanía General de Guatemala, mientras Colombia el territorio del antes Virreinato de Nueva Granada.[2] [3]

Una vez que la Gran Colombia se desintegró, surgieron las discrepancias limítrofes entre la República de la Nueva Granada (que sucedió como país fronterizo a la Gran Colombia) y Costa Rica. La frontera que Costa Rica reclamaba como suya iba desde el río San Juan hasta la isla Escudo de Veraguas en el Caribe, mientras en el Pacífico reivindicaba una línea recta que empezaba en Escudo de Veraguas y terminaba en la Punta Burica. La Nueva Granada, en tanto, reclamaba como suyos los territorios de Bocas del Toro, la Costa de Mosquitos y todo el litoral costero hasta el Cabo Gracias a Dios, en el Atlántico. En el Pacífico, reclamaba las tierras hasta el río Golfito.[2]

En 1856 se hace el primer intento de resolver la cuestión de límites entre ambas naciones. Durante ese año se celebra el Tratado Calvo-Herrán, en el cual se confirmaba el statu quo y se establecía, en el Pacífico, la Punta Burica como frontera. Sin embargo este tratado no dejó satisfecha a ninguna de las partes. A causa de ello durante toda la segunda mitad del siglo XIX se celebran distintos tratados (Tratado Castro-Valenzuela de 1865 y Tratado Montúfar-Correoso de 1873) y convenios de arbitraje (Convención Castro-Quijano de 1880 y Convención Esquivel-Holguín de 1896) con el fin de demarcar de manera conveniente la línea limítrofe.[3]

Dada la incapacidad de ambas naciones para definir la frontera común, se someten a un arbitraje a manos de Émile Loubet, entonces presidente de Francia. El 11 de septiembre de 1900 es dictaminado el Fallo Loubet, que fue rechazado por ambas partes por ser poco claro y no contener ninguna consideración, histórica ni jurídica que sirviera de fundamento a sus conclusiones, limitándose en su parte inicial a enumerar las normas, alegatos y piezas presentados por las partes. Tampoco incluía un mapa con el señalamiento de la línea fronteriza, tan solo dejaba en claro que la soberanía del archipiélago de San Andrés y Providencia y de la isla de Malpelo era perteneciente a Colombia.[4]

Durante estos años se produce en Colombia la Guerra de los Mil Días, que dejó en la ruina al país. A causa de ello surgen de nuevo los ánimos separatistas del departamento de Panamá, logrando su total independencia en el 3 de noviembre de 1903. Una vez reconocidas Panamá y Costa Rica mutuamente como fronterizas, en 1910 acuerdan por medio de la Convención Anderson-Porras que la línea fallada en 1900 para la vertiente del Pacífico era válida (línea Anderson-Porras), mientras la línea para la vertiente del Atlántico quedaría a consideración de posteriores acuerdos. Complementariamente a este convenio se dicta el Laudo White en 1914, que definía en gran parte a frontera en su parte norte.

En 1921, a raíz de la indefinición de la línea fronteriza, se desarrolla la guerra tico-panameña conocida como la Guerra de Coto, que produjo el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países y el aplazamiento de la solución al problema fronterizo.[3] En 1928 se suscribe el Protocolo Castro-Guizado, que fue rechazado tanto por la opinión pública costarricense como la panameña. En 1938 fue firmado el Tratado Zúñiga-de la Espriella que en su mayor parte definía una frontera similar a la actual, pero dejaba en duda el trazado sobre la vertiente caribe, en particular la región cercana al río Sixaloa.

El trazado actual se logra finalmente por medio del Tratado Echandi-Fernández, quedando para la vertiente del Océano Pacífico, desde Punta Burica hasta Cerro Pando, la frontera definida por el Laudo Loubet de 1900 (línea Anderson-Porras), y para la vertiente del Caribe, desde Cerro Pando hasta la desembocadura del río Sixaola, parte de la línea fijada en el Laudo White de 1914.

Descripción de la frontera[editar]

La frontera entre ambos países consiste en un largo y quebradizo trecho que discurre entre tres zonas: la costa costera pacífica, la Cordillera Centroamericana y la zona costera del caribe. Mediante el Tratado Echandi-Fernández de 1941 fue demarcada la frontera actual, definida por los siguientes puntos:[1] [5]

  • Inicia en la boca del río Sixaola en el Mar Caribe, siguiendo por la vaguada de este río hasta su afluencia en el río Yorkin.
  • Desde ahí continua río arriba por la parte baja del valle del río hasta llegar al paralelo en la longitud 9°30' N.
  • Luego continua en línea recta hacia el meridiano en la longitud 82°58'10" O.
  • A partir de allí continua al sur, a lo largo de este meridiano, hasta la cumbre de la Cordillera de Talamanca, que separa las aguas del Caribe de las aguas del Pacífico.
  • Sigue esta cordillera hasta Cerro Pano, donde se encuentra con la estribación que divide las aguas de los tributarios del Golfo Dulce y la Bahía Charco Azul.
  • De aquí sigue la estribación hasta llegar al final de Punta Burica en el Océano Pacífico.

Referencias[editar]

  1. a b c Límites. Guía de Costa Rica. Consultado el 7 de marzo de 2011.
  2. a b Duque Muñoz, Lucía. Límites de la Nueva Granada en Centroamérica: la polémica con Gran Bretaña en torno a la posesión de la Costa de Mosquitos a mediados del siglo XIX. Boletín AFEHC N°10, publicado el 4 julio de 2005.
  3. a b c Smith W., David. La frontera Panamá-Costa Rica: relaciones económicas y sociales. Revista Estudios Sociales Centroamericanos, enero-abril de 1986.
  4. Álvarez, Herenia (1985). Geografía Física de Colombia. Editorial Universidad de Antioquia, Bogotá. No tiene ISBN. 
  5. Geografía. Conozca Costa Rica. Consultado el 7 de marzo de 2011.

Véase también[editar]