Francis Thompson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francis Thompson
Francis Thompson at 19.jpg
Francis Thompson cuando tenía 19 años
Nacimiento 16 de diciembre de 1859
Preston, Lancashire, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fallecimiento 13 de noviembre de 1907
Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Causa de muerte tuberculosis
Nacionalidad británico
Alma máter Ushaw College (Durham)
Ocupación poeta

Francis Thompson (nacido el 16 de diciembre de 1859 en PrestonLancashire–, y fallecido en Londres el 13 de noviembre de 1907) fue un poeta inglés que llevó una vida bastante desdichada.

Biografía[editar]

Thompson estudió teología católica en el Ushaw College en Durham, y luego medicina en Manchester, aunque no culminó estos estudios. En 1885 se instaló en Londres con el objetivo de ser escritor. Toda su vida estuvo marcada por la pobreza, por una profunda religiosidad, y por su adicción al opio.

La mayor parte de su obra la escribió en el monasterio de Storrington, en Sussex, y su poema más conocido es The Hound of Heaven (El Galgo del Cielo).

Murió en 1907 a los 48 años de edad, gravemente afectado por la tuberculosis.

Su obra literaria influenció notablemente a Jules Supervielle [1] y al joven escritor J. R. R. Tolkien.

Francis Thompson.

Perfil de Francis Thompson[editar]

Francis Thompson fue un asceta que fue percibido como un devoto católico. En 1889 Thompson escribió el cuento "The End Crowns the Work" (en latín "Finis Coronat Opus"); esta historia presenta a un poeta joven que sacrifica mujeres como ofrenda a los dioses paganos, buscando así la inspiración del infierno para potenciar su poesía, y ganar la fama que anhelaba.

Thompson con frecuencia fue visto por sus contemporáneos, como un fanático religioso capaz de cometer excesos, y también como un loco que bien podría llegar a realizar las acciones descritas en la historia que acaba de citarse.

En 1877 Thompson abrazó el sacerdocio, y en el otoño de 1878 se inscribió en la Manchester Royal Infirmary. Francis Thomson realizó pues este tipo de estudios en los próximos seis años, especializándose en cirugía, lo que requería de los estudiantes un físico fuerte y un temple a toda prueba. Los estudios de anatomía y las disecciones sin duda ocupaban mayoritariamente a los estudiantes en sus primeros años de estudios.

Se sabe que entre 1885 y 1888, Francis Thompson vivió en el área de los muelles al sur de Whitechapel, aunque sin domicilio fijo, y que en esos años intentó con poco éxito ser alternativamente cirujano, sacerdote, y soldado.

Sospechas de que Francis Thompson pudiera haber sido Jack el Destripador[editar]

Como ya se dijo, Francis Thompson fue un poeta y ensayista británico que murió joven de tuberculosis y que vivió en la pobreza. Aunque no está comprobado, también pudo haber padecido dolencias venéreas.

El escritor Richard A. Patterson lo postuló en el año 2002 al cargo de homicida múltiple victoriano. [2]

El motivo esgrimido para esta acusación, fue que Francis Thomson habría sufrido de un grave desquicio psíquico impelido por su religiosidad enfermiza y su misoginia extrema. Se podría haber tratado pues de un asesino del tipo de los que la moderna criminología califica de “misionero”, y que podría haber ultimado a las meretrices de Whitechapel para sanear a la sociedad, y castigarlas por propagar vicios y enfermedades. Adicionalmente y como ya se indicó, poseía habilidades quirúrgicas, y vivió en la zona de Whitechapel entre 1885 y 1888, cuestiones estas últimas que lo califican como sospechoso pero que obviamente no son concluyentes.

Francis Thomson y Jack el Destripador[editar]

Guste o no guste, y por más que la mayoría de los entendidos en la temática de "Jack el Destripador" opinen hoy día que son remotas [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] las posibilidades de que Francis Thompson pudiera realmente haber cometido los crímenes generalmente asignados a ese mítico y despiadado personaje nunca identificado, que en 1888 actuaba en el East End londinense, lo cierto es que en su momento fueron varios quienes sostuvieron esa posibilidad y escribieron al respecto, argumentando las razones que tenían para alimentar esta sospecha. [10] [11]

Las teorías conspiranoicas que intentaron aclarar la identidad de 'Jack el Destripador',
ya sean éstas del estilo de la conspiración monárquico-masónica o referentes a una posible
conspiración policial, concretan hipótesis atractivas y sugestivas que venden bien libros
y periódicos, y que incluso han dado lugar a películas de éxito y obras taquilleras, además
de desprestigiar la propia acción policial de la época y/o señalar sus falencias endógenas
y del entorno, pero esas teoría sin duda dejan mucho que desear en cuanto a la objetividad
de todos estos planteamientos y/o en cuanto a la aportación de pruebas sólidas.

Cierto, las especulaciones y las teorías conspirativas sin bases muy sólidas y con escasas o nulas pruebas concretas, no tienen por lo general una relevancia tal que justifique la correspondiente mención en una enciclopedia o en un análisis relevante de algún otro tipo, pero el caso aquí señalado es distinto, ya que las suposiciones sobre la posible identidad del asesino de Whitechapel y el manejo que de este asunto se hizo por parte de la prensa de la época, sí tuvieron consecuencias significativas posteriores o inmediatas, por ejemplo en el involucramiento de personas comunes y corrientes en la cuestión al realizar denuncias concretas que la policía se vio obligada a investigar,[12] y por ejemplo impulsando indirectamente el avance y la tecnificación de la criminología, así como la revisión y mejora de los procedimientos de investigación policial.[13] [14] [15] [16]

Por lo demás, la sospecha señalada sobre la posible identidad asesina oculta de Francis Thomson no recayó únicamente en esta persona sino también en otros contemporáneos suyos, y el interés en recoger estas versiones surge porque la curiosidad en relación a estos crímenes no resueltos se mantiene aún en nuestros días. [17] Por otra parte, el posible perfil de asesino psicótico y sangriento de Jack el Destripador, su modus operandi, sus víctimas y las particularidades de los crímenes, así como los sospechosos, sin lugar a dudas han inspirado muchas obras de ficción en los géneros novela policial y novela de terror, tal como por ejemplo abundantemente se establece en el artículo Jack el destripador en la ficción. Sin duda el caso de Jack el Destripador y todo lo que lo rodea tiene interés pues se ha vuelto un caso emblemático en más de un sentido.

Justificado así el desarrollo de esta sección del presente artículo, entremos directamente en materia.

Like many other Ripper suspects, Francis Thompson was associated with 'Jack The Ripper' only
by the flimiest of circumstances. Thompson had trained as a medical doctor and he lived
just south of Whitechapel...

Como muchos otros sospechosos de tener tendencias criminales y de tal vez haber cometido algunos de los horrendos crímenes acontecidos en Londres en 1888, Francis Thompson se lo consideró como posible asociado con la figura de 'Jack el Destripador' solamente por algunas circunstancias generales que lo señalaban como plausible candidato o como circunstancial cómplice o encubridor. En efecto, esta persona se había entrenado como médico y por tanto tenía conocimientos sobre anatomía y destrezas para los cortes, además de fortaleza física. Por otra parte, de 1885 a 1888 vivió en circunstancias precarias precisamente en Whitechapel. Notoriamente el citado también sufría algún problema de tipo psicótico, como claramente lo puso de manifiesto su comportamiento y su posterior internación. Por lo demás, sus obras y sus lecturas revelaron un pensamiento algo especial en cuanto a la mujer, la religión, la violencia, los crímenes, y las adicciones (recuérdese por ejemplo su historia corta titulada "El fin corona la obra", en donde se presenta a un poeta que sacrificaba a una mujer joven como ofrenda a los antiguos dioses, como un medio para así asegurar el éxito de su carrera en el campo de la poesía). [18]

Pero concentremos la atención en los trabajos más serios y relevantes sobre esta cuestión, como sin duda lo es el artículo que se resume en la siguiente sección.

Resumen en español del artículo de Richard Patterson sobre el poeta inglés "Francis Thompson" [19] [20] [editar]

El poeta Francis Thompson nació el 18 de diciembre de 1859 en Preston, Lancashire, y murió en 1907 a los 48 años en Londres. En la década de 1890 se vio involucrado en el esteticismo, movimiento artístico basado en la doctrina de que el arte existe para beneficio de la exaltación de la belleza, la que debería ser elevada y priorizada aún por encima de la moral y de las temáticas sociales. El poema más famoso de este escritor fue 'The Hound of Heaven', en donde precisamente se describe la búsqueda de un alma humana por parte de Dios.
En 1888, la publicación en un periódico de dos de sus poemas genera buen reconocimiento para el artista, debido a la alabanza expresada por el conocido poeta Robert Browning. Años más tarde, Francis Thompson debió ingresar en un hospital de convalecencia, y en 1893 se organizó la publicación de una colección de sus obras simplemente titulada "Poemas". Esta creación fue elogiada por otros escritores, tales como William Butler Yeats y Gilbert Keith Chesterton. Francis Thompson finalmente murió de una enfermedad relacionada con la tuberculosis en 1907.
El asesino múltiple que luego fuera conocido como 'Jack el Destripador', se supone que atacó por primera vez en la madrugada del 31 de agosto de 1888, concretando el asesinato de Mary Ann Nichols en el distrito de Whitechapel, en el East End londinense. Y al 9 de noviembre de 1888, esta tristemente célebre leyenda ya había matado a cinco mujeres, siendo su última víctima Mary Jane Kelly.
Los lugares en donde se ejecutaron estos cinco asesinatos estaban relativamente próximos al emplazamiento de la 'Iglesia de Cristo de Whitechapel' ('Christ Church of Whitechapel'), comenzada a construir en 1714 y terminada en 1729; el perfil de esta construcción dominaba entonces los alrededores, con su pórtico y su torre.
Por las posibles implicancias de un eventual justiciero social de muy estrictas convicciones religiosas, es pertinente recordar que en la Edad Media, cuando la Religión Católica Romana dominaba Inglaterra, una iglesia y sus alrededores era un lugar sagrado conocido como santuario, o sea un lugar que no debía ser invadido, y que por tanto era seguro para todo tipo de acusado y de perseguido. En aquel entonces y aún antes, si alguien cometía un asesinato y llegaba a un santuario, podría evitar el arresto. Se razonaba que si un sospechoso lograba entrar en un lugar sagrado sin sufrir plaga del cielo, entonces necesariamente debería ser inocente, pues quedaba así bajo jurisdicción de Dios sin poder ser aprendido por las fuerzas del orden.
En Londres sólo había unos pocos santuarios, y casualmente los cinco asesinatos atribuidos a Jack el Destripador, se llevaron a cabo en uno de ellos. Claro, en 1888 la mayoría de las personas que vivían en la zona no tenía conocimiento de lo que acaba de señalarse, pero un fanático religioso y culto posiblemente sí sabría de este asunto.
Pero véase estas otras coincidencias que se describirán seguidamente.
El primer asesinato, el de Mary Ann Nichols, ocurrido el 31 de agosto de 1888, corresponde en el calendario católico de los santos patronos al día de la fiesta de San Raimundo, el santo patrón de la inocencia. San Raimundo era un misionero que fue encarcelado por Moselms en Argelia por intentar convertir a los pobres. Sus labios fueron perforados y su boca estaba cerrada con un candado; este bloqueo era retirado sólo cuando comía. Después de ser liberado, San Raimundo insistió en hacerse caminante y viajar a visitar al Papa, aunque murió de camino.
El asesinato realizado en segundo lugar, el de Annie Chapman, ocurrió el 8 de septiembre de 1888, fecha del día de San Adrián. Este santo fue un oficial imperial que se hizo cristiano antes de ser bautizado. Fue encarcelado por esto y luego fue martirizado al ser arrojado a un horno. San Adrián es el santo patrono de los soldados y los carniceros.
La noche del doble asesinato, en la cual murieron Elizabeth Stride y Catherine Eddowes, correspondió al 30 de septiembre de 1888, día de la fiesta de San Jerónimo. Este santo fue un erudito que se había establecido en la ciudad de Belén, y que era conocido por su mal genio; es el santo patrón de los médicos y estudiosos. San Jerónimo tradujo la Biblia al latín, obra conocida como "Vulgata". Y casualmente Francis Thompson aparentemente pensaba escribir un ensayo sobre San Jerónimo.
El último asesinato canónico, el de Mary Jane Kelly, ocurrió el 9 de noviembre de 1888, día de San Teodoro. Este santo fue un soldado romano que, después de prender fuego a un templo, fue torturado. En la prisión, San Teodoro tuvo visiones y fue martirizado al ser arrojado a un horno. San Teodoro es el santo patrón de los soldados.
Un posible motivo para que The Ripper haya matado a estas cinco mujeres, y que tal vez también lo haya impulsado a enviar cartas a la prensa como una forma de justificación, posiblemente fue porque creía que había sido escogido por Dios, y/o porque pensaba que era la propia voz de Dios. Quizás matando a estas cinco mujeres, pensaba que concretaba cinco injurias sobre cinco sectores sociales: Iglesia, gobierno, ciencia, literatura, y población.
Tal vez Jack el Destripador se percibía como un "Mesías" que, al matar en un sitio religioso precisamente en fiestas de santos mártires, podría pecar y ser perdonado. Estos santos fueron cruzados a la conquista del oriente, y santos patronos respectivamente de la inocencia, de los carniceros, de los soldados, de los médicos, y de los académicos. El Destripador así pudo haber intentado simular los conceptos clave de la crucifixión original. Quizá percibía que matando a cinco 'pecadores', estaba así proyectando las cinco llagas de la crucifixión de Cristo en un estigma de impacto social inmediato. Y así, como un caballero cruzado, Jack el Destripador pudo haber intentado elegir a un jugador clave en un apocalipsis y recibir el perdón de sus pecados.
En sus desvaríos y en sus locuras, Francis Thompson tal vez se sintió identificado con San Francisco de Asís, que en 1219 se involucró con una expedición cruzada hacia oriente, y que en 1224 fue la primera persona en manifestar espontáneamente heridas sangrantes (estigmas sangrantes), en posiciones similares a las que en su momento sufrió Cristo a manos de los soldados. Las referidas heridas tardaron dos años en matar a San Francisco, quien en su momento y por propia voluntad, rogó ser enterrado en un cementerio para criminales.
Pero dejemos estas cuestiones de tipo general, para pasar a aspectos más ligados directamente con la vida del poeta.
El padre de Francis Thompson fue el Dr. Charles Thompson y su madre fue Mary Morton Thompson, ambos convertidos al catolicismo.
En diciembre de 1868, cuando Francis Thompson tenía nueve años de edad, se produjeron disturbios entre católicos y protestantes en Ashton-under-Lyne, donde entonces vivía. El motín implicó tres días de lucha constante en la que se llamó al ejército. Al final del motín, 111 casas de fieles católicos habían sido quemadas, y el interior de la Iglesia de Santa Ana había sido destruido. Durante un mes, todo el clero abandonó la ciudad. Es extremadamente probable que el padre del poeta haya prestado servicios a los heridos en su propia casa, y precisamente fue en ese año que Francis Thompson leyó por primera vez el "Apocalipsis".
En 1870, cuando Francis Thompson tenía once años, ingresó en la escuela católica de St. Cuthbert, Ushaw Colledge, en Durnham. Como era habitual en esas escuelas, sus compañeros de clase azotaron a Thompson para iniciarlo.
En 1877 el poeta dejó los estudios de sacerdocio, y en el otoño de 1878 entró en la 'Manchester Royal Infirmary', en donde estudió medicina durante los próximos seis años. Allí, el estudio de anatomía con clases prácticas de disección, era una parte importante de la formación que se impartía.
En 1879 Francis Thompson cayó enfermo con una infección pulmonar. En esa oportunidad su madre, a efectos de entretenerle, le dio las obras de Thomas de Quincey tituladas ‘Confessions of an opium eater’ y ‘Murder Considered as One of the Fine Arts’. Obviamente estas lecturas podrían haber tenido una influencia decisiva para que un poeta sensible comenzara a pensar seriamente en la muerte y en el asesinato, al punto de en algún sentido obsesionarse.
En 1880, la madre de Thompson murió a la edad de 58 años. Fue el día siguiente de que Francis cumpliera 21 años. En 1882, el poeta ya adicto al opio, fracasó en sus estudios de medicina, y su poesía, enviada a los editores en secreto, fue rechazada.
En 1885 el poeta fue recusado nuevamente en sus exámenes de medicina, y después de acaloradas discusiones con su padre por el robo de opio y, posiblemente, también por los planes de su padre de pronto tener una segunda esposa, Anne Richardson, finalmente, el 8 de noviembre de 1885 abandonó su casa paterna en Londres.
Entre 1885 y 1888 Francis Thompson pasó entonces la mayor parte de su tiempo como un vagabundo sin hogar, viviendo malamente en los alrededores de la zona portuaria de Whitechapel. En ese tiempo intentó desarrollar varias ocupaciones, como soldado, en el área médica, en vinculación con el sacerdocio y en ocupaciones menores, pero en mayor o menor grado fracasó en todas.
Los primeros informes sobre un sospechoso de los asesinatos de Whitechapel marcaba a alguien que fuera dueño de un delantal de cuero. Francis Thompson afirmó más tarde que era propietario de un delantal de cuero pues debido a su falta de vivienda debía protegerse con él. Thompson confirmó también haber visto a un fantasma durante un intento de suicidio, así como que se había enamorado de una prostituta (aunque el nombre de la misma aún se desconoce). Fue precisamente en el momento de los asesinatos del Destripador que se afirmó que Thompson salió a las calles para encontrar a su amada. En ese tiempo fue también que el poeta recibió noticias indirectas sobre la publicación de su poema 'La Pasión de María' (‘The Passion of Mary’) en el periódico "Merry England".
Nótese que Francis Thompson era adicto al opio, sustancia que es conocida por producir alucinaciones, así que lo expresado no tiene nada de extraño. También corresponde destacar que entre los escritos enviados a Alice y Wilfrid Meynell, oportunamente el escritor incluyó un poema titulado "La balada de los bebés de brujas" ('The Ballad of the Witch Babies'), el cual en realidad nunca fue publicado. Dicho poema aludía a un caballero joven y lujurioso, que vagaba en un entorno oscuro persiguiendo y torturando a mujeres.
En 1889 Francis Thompson escribió una historia corta, en realidad la única de su autoría, a la que tituló «Finis Coronat Opus», expresión en latín que significa algo así como «Coronación de fin de trabajo» o «El fin corona la obra». En esa narración se desarrolla la historia de un joven poeta que sacrifica a una mujer en un templo pagano, con la finalidad de así conseguir inspiración para su trabajo poético desde las mismas puertas del infierno, y así lograr finalmente la fama que anhelaba. En el desarrollo de esta historia, en un determinado momento se menciona a un hombre imbuido de un frenesí asesino y armado con un cuchillo. Luego la narración continúa con el llamado "héroe", que rompe un crucifijo sobre el altar, después que se da cuenta que la entidad lo empuja y obliga al suicidio. Por su parte y en otro escrito titulado ‘Sister Songs’, otra realización poética del escritor que fue bastante alabada, se presenta el nacimiento de una entidad femenina en un trance visionario.
También en 1889, Francis Thompson fue enviado al convento franciscano Nuestra Señora de Inglaterra ('Our Lady of England'), donde no se permitía entrar a mujeres, y donde los monjes franciscanos eran conocidos por su vida recogida y su voto de silencio. Allí vivía un perro guardián que en un determinado momento atacó al poeta en los jardines.
Por lo hasta aquí expresado, surge con claridad que la vida del poeta fue difícil y tormentosa y miserable en más de un sentido. En efecto, Francis Thompson fue reiteradamente despreciado por los niños del matrimonio Meynell y por muchos otros, incluso por su propio padre. Su hermana llamada Margaret Thompson, cambió su nombre, viajó a Canadá donde se radicó, y fingió no conocer al poeta, al punto que toda carta que éste le enviaba era inmediatamente quemada. La propia hija de Margaret, que en 1949 ya era monja, luego que su madre murió dijo que ella pensaba que su hermano era un fallo y una desgracia.
Mary Thompson, la otra hermana de Francis, describió a su hermano cuando era una monja conocida como 'Madre Austin'. Cuando se la interrogó al respecto en 1937, la citada indicó que el poeta tenía sus ojos de un color gris oscuro con un tono de azul, llenos de inteligencia y de la luz, y que su pelo era marrón oscuro, tan oscuro que a primera vista parecía negro; y en relación a su tez indicó que era ligeramente amarillenta, pero de una palidez marcada.
Una amiga de Francis Thompson, Sarath Kumar Ghosh, afirmó que el poeta era de mediana estatura, aunque debido a su complexión en realidad parecía un poco más alto. Además, sus mejillas parecían algo hundidas, dada la importante barba gris que tenía cuando le conoció, un tiempo antes de que éste muriera. Su ropa estaba deshilachada, y con frecuencia llevaba un abrigo amplio y grande, bastante desmerecido. El poeta además tenía muy arraigado el hábito de llevar corbata, según se dijo, y claro, no faltó quien señalara que precisamente una corbata tal vez habría sido usada para estrangular a Rose Mylett.
Francis Thompson murió en 1907, cuando pesaba sólo 32 kilos. Muchos analistas e historiadores han cuestionado las circunstancias de la muerte del poeta, y apuntan hacia una autopsia tal vez no revelada. Cuando el poeta fue enterrado en el cementerio de Kensal Green, en Londres, no asistió ningún familiar y solamente allí se contó con una docena de dolientes. Francis Thompson murió cuando parecía que su reputación como poeta estaba en su apogeo, y que en este aspecto todo le sonreía. Durante los siguientes tres años, un único poema del artista, 'The Hound of Heaven', ya había vendido más de 50.000 copias. Alice y Wilfrid Meynell entonces eran los dueños de los correspondientes derechos de autor, y recibieron por ello una pequeña fortuna. El poeta se consideraba a sí mismo como un profeta, y su tumba está marcada con la leyenda: «Búscame en los viveros del cielo» («Look for me in the nurseries of Heaven»).

Obras publicadas en inglés[editar]

  • The Life and Labours of Saint John Baptist de la Salle, 1891.
  • Health and Holiness, prefacio de G. Tyrell, 1905.
  • Ode to English Martyrs, 1906; Selected Poems, editorial W. Meynell, 1908.
  • Shelley, prefacio de G. Wyndham, 1909.
  • Saint Ignatius Loyola, editorial J. Pollen, 1909, prefacio de W. Meynell, 1951.
  • A Renegade and Other Essays, 1910.
  • The Works of Francis Thompson, editorial Wilfrid Meynell, 3 volúmenes, 1913.
  • Collected Poetry, 1913.
  • Essays of Today and Yesterday, prefacio de W. Meynell, 1927.
  • Selected Poems and Prose, 1929.
  • Poems, editorial T. L. Connolly, 1932, edición revisada en 1941.
  • Poems, editorial W. Meynell, 1937.
  • Poems. Collected Edition with a Bibliography of First Printings, 1946.
  • Literary Criticisms, editorial T. L. Connolly, 1948, reedición 1976.
  • The Letters of Francis Thompson, editorial John Walsh, 1969.

Traducciones al francés[editar]

  • Francis Thompson, Le Lévrier du ciel, Casterman, traducido por Mme Maurice Denis-Graterolle, introducción de Hubert Colleye.

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Claude Roy, Jules Supervielle, editorial Pierre Seghers, colección Poètes d'aujourd'hui, 1964.
  2. R.A. Patterson, Jack the Ripper, edición del autor, Londres, Inglaterra (2002).
  3. Sospechas sobre la identidad de 'Jack el Destripador'.
  4. What does Jack the Ripper look like?
  5. Is this the face of 'Jack the Ripper'?
  6. Jack el Destripador: los sospechosos.
  7. Matemático uruguayo revela la identidad de Jack el Destripador, portal digital 'El País', octubre 10 de 2012.
  8. La verdadera identidad de 'Jack el Destripador'.
  9. Jack el Destripador: Un judío que oficiaba sacrificios.
  10. Christopher J. Morley, Jack the Ripper: A Suspect Guide (2005).
  11. Richard Jones, Uncovering Jack the Ripper's London, New Holland (2007), ISBN 1845376110 y 9781845376116.
  12. Gabriel Pombo, Jack el Destripador: La leyenda continúa, Montevideo, Uruguay (2010), págs. 146-153.
  13. Monografía: Historia de la criminología.
  14. Efraín Mora, Historia de la criminología.
  15. Breve resumen de la historia de la criminología.
  16. Monografía: Análisis de la criminalística.
  17. Cynthia De Simone, Jack el Destripador, un paseo por las calles de Londres invita a conocer la historia del famoso asesino serial: Caminata nocturna reconstruye el misterioso perfil del asesino y el escenario de esa época.
  18. Diez teorías sobre quién fue realmente 'Jack el destripador', cita: Un psicópata poético: En 1889, un año después de que 'Jack el Destripador' trajo el temor a Whitechapel, un hombre llamado Francis Thompson escribió una historia corta titulada "El fin corona la obra". Se trataba de un poeta que sacrificaba mujeres jóvenes a los antiguos dioses, como un medio para asegurar que se convirtiera en éxito su carrera en el campo de la poesía. Thompson también pasó tiempo viviendo en Whitechapel, incluso pernoctando en las calles. Además, estudió durante seis años para ser cirujano (esto fue un entrenamiento que, por supuesto, hizo a Thompson muy familiarizado con la anatomía humana y los cuchillos). Hay un pensamiento notable.
  19. Richard Patterson, Francis Thompson en el sitio digital Casebook: Jack the Ripper.
  20. Artículo original en inglés de Richard Parrerson titulado "Francis Thompson" :
    The poet Francis Thompson was born on December the 18th, 1859, in Preston, Lancashire. He died in 1907 aged 48 in London. In the 1890’s he was involved with the Aesthetic art movement, a cricket enthuisast, Thompson’s most famous poem ‘The Hound of Heaven’ described the pursuit of a human soul by God.
    In 1888, the publication of two of his poems in Wilfrid Meynell’s Roman Catholic perodical the ‘Merry England’, brought praise from the well known poet Robert Browning. Meynell, and his wife Alice, befriended Francis Thompson and were said to have induced him to enter a hospital for convalescence. In 1893, the Meynells arranged the publication of a collection, of his works called simply ‘Poems’. This collection was highly praised by other writers such as William Butler Yeats and G.K Chesterton. Thompson died of a tuberculosis-related illness in 1907.
    The multiple murderer, destined to be known as Jack the Ripper, is believed to have struck in the early hours of August 31st, 1888 with the murder of Mary Ann Nichols in the district of Whitechapel, in the East End. By the 9th of November 1888 Jack the Ripper had killed five women, his last victim being that of Mary Kelly.
    In all five murders the nearest landmark is Christ Church of Whitechapel. It was built in 1714 and completed in 1729. It still dominates the surrounding street-scape with its portico and spire.
    In the middle ages, when the Roman Catholic Church dominated England, there were in existence areas of land, usually a church and surrounding sacred ground, known as sanctuaries. A sanctuary was a safe harbor for the accused.
    Back then, if someone committed murder but reached a sanctuary then they could avoid arrest. It was reasoned that if a suspect was truly guilty then their fate was under the jurisdiction not of the sherrif, but of God. If a suspect could enter sacred ground without suffering a blight from heaven then it was reasoned that they must be innocent.
    Only a few sanctuaries were in London. All of the five murders, by the hand of Jack the Ripper, took place within one of these sanctuaries. By 1888, most of the people living in the area had no knowledge of this.
    The first murder, that of Ann Nichols, occurred on August 31st. In the Catholic calender of patron saints this date falls upon the feast day of St. Raymond. The patron saint of innocence.
    This 13th century Cardinal was also the patron saint of MIdwives, childbirth, children, and pregnant women. Saint Raymund was a missionary who was imprisoned by Moselms in Algeria for attempting to convert the poor. His lips were pierced and his mouth was shut up with a padlock. The lock was only removed when he ate. After being freed Saint Raymund insisted in travelling as a peasant In which manner he died on his way to visit the Pope.
    The second murder, of Annie Chapman, occured on September the 8th. This date falls on the feast day of Saint Adrian. This saint was an imperial officer who made himself a Christian before he was baptised. He was imprisoned for this and was then martyred by being thrown into a furnace. His wife kept his hand. Saint Adrian is the patron saint of Soldiers & Butchers. He lived in the East.
    The night of the double murders, upon which Elizabeth Stride and Catherine Eddowes were killed occured on September the 30th. This falls on the feast day of Saint Jerome. This saint was a scholar who settled in the eastern city of Bethlehem and was known for his short temper. He is the Patron saint of Doctors and Scholars. Saint Jerome translated the bible into a Latin work known as the ‘Vulgate’. Thompson would write upon its affects upon him in an essay on Saint Jerome. Thompson sometimes signed his name Francis Tancred. This was after an eastern crusading knight who captured Galailee in 1099 and set himself up as prince of Nazareth.
    The last murder, that of Mary Kelly, occured on November the 9th. This fell on the feast day of Saint Theodore. This saint was a Roman soldier who, after setting fire to a temple, was tortured. In prison Saint Theodore saw visions and was martyred by being thrown into a furnace. He was known as one of the thre great “soldier saints” of the East. Said to have battled a dragon Saint Theodore is the Patron saint of Soldiers.
    One possible motive for The Ripper to have killed these five women, and sent letters to the press, was that he thought that he had been chosen be God, and that he thought that he was the voice of God. Perhaps by killing these five women he would be inflicting five wounds upon society’s church, goverment, science,literature, and people.
    Perhaps Jack the Ripper percieved himself as a ‘messiah’ who, by killing within a religious site in Londons east upon the feast days of martyred saints, could sin and be forgiven. These saints were all eastern crusaders, and parton saints of Innocence, Butchers, Soldiers, Doctors, and Scholars. The Ripper may have attempted to simulate the key concepts of the original crucifixtion. Perhaps by killing five percieved ‘sinners’ Jack the Ripper was attempting to project the five wounds of Christ’s crucifixion onto a stigmata of immediate social impact. And thus, as a crusading knight, Jack the Ripper could elect himself a key player in an apocalypse and be forgiven of his sins.
    Francis Thompson was named after Saint Francis of Assisi, who in 1219 AD traveled with a crusading expedition to the East. In 1224 AD, Saint Francis was the first person to manifest the wounds of the stigmata, bleeding from locations corresponding with the wounds of the crucified Christ. Saint Francis, once a beggar, was, by his request, buried in a cemetary for criminals. The constant bleeding of Saint Francis’s stigmata took two years to kill him.
    Thompson’s father was Dr. Charles Thompson and his mother was Mary Morton Thompson, both were Catholic converts. His mother had only recently converted to Catholicism. It had casued her Protestant family to disown her.
    On December of 1868, When Thompson was nine years of age rioting between Catholics and Protestants occured in Ashton-under-Lyne, where he now lived. The riot entailed three days of continual fighting in which the army was called in. By the riot’s end 111 houses of the Catholic faithful had been burnt, the interior of the church of St. Anne’s was destroyed. The mob attempted to storm St. Mary’s but a gaurd was posted inside. For a month the entire clergy was oblidged to leave town. It is extremly likely that Thompson’s father would have been pressed to render services by treating the wounded in his own home. It was in this year that Francis Thompson first read the ‘Apocalypse’.
    In 1870, when Thompson was eleven years old he entered the Catholic school of St. Cuthberts, Ushaw Colledge in Durnham. As was standard practise in such schools his classmates, to initiate Thompson, whipped him. In 1871, whilst still at Ushaw Colledge, Thompson, then an alter boy studying for the priest hood, unexpectedly seized another boys thurible. This was the device used to hold burning incense. Thompson spun it aound over his head causing the charcoal embers to be scattered, he had previously unhinged the lid.
    In 1877 Thompson failed the priesthood. In the Autumn of 1878 Thompson entered his name on the Manchester Royal Infirmary registrar. The infirmary, in which he studied for the next six years as a surgeon, required that its students had a strong physique for the grueling workload. The study of anatomy, with dissection classes was a major part of study from the first semester.
    In 1879 Francis Thompson fell ill with a lung infection, Thompson was medicated with laudanum. His mother gave him De’Quincey’s ‘Confessions of an opium eater’. Thompson became endeared to this writer, who also from Manchester, had died the year Thompson was born. De’Quincey published, in 1827, a work titled ‘Murder Considered as One of the Fine Arts’. It was an instructive piece upon how a poet could commit murder.
    In 1880, after suffering a complaint of the liver Thompson’s mother died, aged 58. It was the day after Francis Thompson’s 21st birthday.
    In 1882 Thompson, now addicted to opium suffered a medical breakdown after twice failing his medical examinations. His poetry sent to publishers in secret were all rejected. By 1885 Francis Thompson had failed medical for the third time and after a heated argument with his father over the theft of opium, and possibly, his fathers plans was to soon have a second wife, Anne Richardson. On November the 8th 1885, the night of the argument with his father, Francis Thompson left home for London.
    Between 1885 to 1888 Francis Thompson spent the majority of his time as a homeless vagrant living in the Docklands south of Whitechapel. Thompson tried his hands at a number of occupations. As well as a surgeon and a priest Thompson tried his hand at being a soldier but was dismissed for failing in drill. He also worked in a medical factory. This may have been where, apart from his years as a surgeon, Thompson may have procurred the disecting scapel which he claimed to have possessed when he wrote to the editor of the ‘Merry England’ in January of 1889 of his need to swap to a razor for shaving.
    The first reports of a suspect in the Whitechapel murders gave the desription as someone owning a leather apron. Francis Thompson later claimed that he owned a leather apron during his homelessness during 1888. Thompson claimed , apart from a suicide attempt involving a ghost, that he fell in love with a prostitute. Even the name of this prostitute is still unknown. It was at the very time of the ripper murders that it is claimed Thompson took to the streets to find her. Previously to this Thompson had recieved indirect news of the publication of his poem ‘The Passion of Mary’ in the ‘Merry England’.
    Thompson, still adicted to opium, which is known to produce hallucinations, sent amongst his writing to Alice and Wilfrid Meynell a poem titled ‘The Ballad of the Witch Babies’, never published, it conerned a lusty young knight who roams the midst laden darkness hunting down and disembowling women.
    Thompson, who was predominately left handed, wrote a short story, in 1889, his only one. It was named ‘Finis Coronat Opus’ which is latin for the ‘End Crowning Work’. Thompson’s story concerned a young poet who sacrifices a women in a pagan temple. His motive is to gain inspiration for his poetry from the gates of hell and thus achieve fame. Within the story Thompson’s attention to the percieved thoughts of a man in a killing frenzy with a knife is recorded by Thompson to a fine degree. The story continues with the so called ‘hero’ smashing a crucyfix upon an alter after he becomes aware that the entity he has conjured envolopes reality and forces his suicide. Thompson most lauded poem ‘Sister Songs’ records a poets realisation of the birth of a female entity in a visionary trance.
    In early 1889 Francis Thompson was sent to the Franciscan priory of our Lady of England. Women were not allowed to enter the guard dog, which attacked Thompson patrolled the grounds. Franciscan monks are still known their swearing to a vow of silence.
    Francis Thompson was generaly despised by most of the Meynell children. Thompson’s father cut him from his will worth 1500 pounds. Thompson’s sister, Margaret Thompson changed her name, shifted to Canada and pretended no knowledge of Francis. Any letter he sent Margeret burnt. Margaret’s daughter, who was a nun in 1949 when her mother died said her mother thought Thompson a failure and a disgrace.
    Mary Thompson, Francis’s other sister described her brother when she was a nun known Mother Austin. When asked to recall in 1937 Mother Austin told that his eyes were a dark grey with a shade of blue, full of intelligence and light. His hair was very dark brown, so dark as to appear almost black at first sight. His complextion was sallow rather than pale.
    A friend of Francis Thompson’s for two years Sarath Kumar Ghosh told of Thompson being of medium height, but very slight frame, which made him taller. His cheeks were sunken giving prominence to a little grey beard that was pointed at the end. His clothing was frayed and he often wore a great ulster coat. Thompson was also noted for his habit of wearing neckties which he was known to adjust with his expression. Many theorists allow that the weapon used to strangle the Whitechapel women was a necktie.
    Thompson died in 1907. He weighed only 32 kilograms. Many biographiers upon Thompson have questioned the circumstances of Thompson death and point towards an undiclosed autopsy. When Thompson was buried in Kensal Green cemetary in London no relative and only a dozen mourners attended. Thompson died when it seemed his reputation as a poet was at its height. Within three years a single poem, Thompson’s ‘The Hound of Heaven’ , had sold over 50,000 copies. The Meynell’s, who owned royalties recieved a small fortune. Thompson who considered himself a prophet and wrote of himself as being the Omen in his poem 'Sister Songs is marked by his grave with the words. 'Look for me in the nurseries of Heaven'.

Referencias externas[editar]