Fisostigmina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fisostigmina.
Fisostigmina.

La fisostigmina, también conocida como eserina, es un alcaloide que se extrae de la planta Physostigma venenosum o haba de Calabar, planta perenne que se encuentra en África Occidental. El haba de Calabar, era utilizada por las tribus nativas de África Occidental como "veneno de ordalía" en sus ritos de brujería. También se le denomina eserina.

Haba de calabar Physostigma venenosum

Historia[editar]

Jobst y Hesse aislaron en 1864 el alcaloide y lo denominaron fisostigmina. Ludwig Laqueur fue el primero en dar aplicación terapéutica a este fármaco en 1877 para tratar el glaucoma, que es uno de sus usos actuales.

Características[editar]

Su principal característica es que actúa como inhibidor de la enzima acetilcolinesterasa impidiendo que pueda eliminar la acetilcolina (ACh) de la hendidura sináptica. Esto lo consigue compitiendo con la acetilcolina por el centro activo del enzima, la fisostigmina gana ya que se forma un grupo carbamato contrariamente al éster de la acetilcolina y éste cuesta más de hidrolizar, es por ello que se une con más fuerza a la colinesterasa y lo acaba bloqueando.

Aplicación clínica[editar]

Una intoxicación por fisostigmina provoca una crisis colinérgica (asfixia, convulsiones, asistolia, etc.) e incluso la muerte.

Se ha investigado su uso para el tratamiento de Alzheimer ya que en esta enfermedad hay un déficit colinérgico del sistema nervioso central (hay una baja concentración de Ach). No obstante, no ha pasado del ensayo clínico.[cita requerida] Algunos de sus derivados han sido utilizados en el tratamiento de miastenia gravis.

Tiene efectos contrarios a la atropina o la escopolamina.