El niño con el pijama de rayas (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Boy in the Striped Pyjamas
Entrance Auschwitz I.jpg
Entrada al campo de concentración de Auschwitz donde se desarrolla la trama de la película
Título El niño con el pijama de rayas
Ficha técnica
Dirección
Producción David Heyman
Guion Mark Herman, John Boyne (Autor de la novela)
Música James Horner
Fotografía Benoît Delhomme
Montaje Michael Ellis
Protagonistas Vera Farmiga
David Thewlis
Rupert Friend
Asa Butterfield
Jack Scanlon
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Irlanda
Reino Unido
Estados Unidos
Año 2008
Género Drama
Clasificación +13
Idioma(s) Inglés
Compañías
Distribución Miramax Films
Presupuesto 12.500.000 de dólares estadounidenses
Recaudación 40.416.563 de dólares estadounidenses [1]
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

El niño con el pijama de rayas (en idioma inglés y versión original: The Boy in the Striped Pyjamas, o The Boy in the Striped Pajamas en Estados Unidos) es una película dramática dirigida por Mark Herman y cuyo argumento está basado en la novela homónima de John Boyne.[2] En la película se muestran bastantes cambios como por ejemplo el final de ésta, que recrea el holocausto, durante la Segunda Guerra Mundial. De producción británico-estadounidense, fue presentada en la 56ª edición del Festival de Cine de San Sebastián el 19 de septiembre de 2008.[3]

Argumento[editar]

Bruno, un niño alemán de ocho años durante el régimen nazi en la Segunda Guerra Mundial, es hijo de un estricto comandante que acaba de ser asignado a su nuevo puesto en un campo de concentración. Bruno, que convive junto con su hermana mayor Gretel en un barrio acomodado de Berlín, se ve entonces repentinamente obligado a mudarse, trasladándose a un lugar aislado llamado "Auschwitz". Bruno se desespera por no encontrar ningún amigo con quien jugar en su nueva casa, más pequeña y con menos terreno para explorar. Desde su ventana se puede ver un grupo de casas tras una valla y mucha gente vestida con pijamas de rayas. Todos los que allí se encuentran son judíos confinados en el campo de concentración de Auschwitz. Bruno, en su inocencia, da por supuesto que son granjeros.

En una de sus exploraciones por los alrededores de la casa, siempre a escondidas de su familia, se encuentra a un niño al otro lado de la alambrada, de ocho años de edad, como él. El niño se llama Shmuel. Bruno y Shmuel se hacen amigos y comienzan a verse con regularidad, Bruno de vez en cuando le lleva comida y Shmuel habla a Bruno de cómo es su vida al otro lado de la alambrada, de cómo era antes y de su familia. Cuando Shmuel es llevado a casa de Bruno para limpiar un montón de copas de cristal, es acusado de robar comida cuando realmente esta se la había ofrecido su amigo. Bruno le pide disculpas a Shmuel días después; ya que Shmuel no había acudido en días a la cita tras la alambrada, Bruno pensaba que había perdido la amistad de su nuevo amigo. Así continuarán, viéndose a escondidas.

Los padres de Bruno deciden un buen día que ese no es un lugar adecuado para el crecimiento sus hijos, decisión que precipita la madre de Bruno al conocer la verdadera misión de su marido en el campo de concentración, ya que ella descubre que en el campo están asesinando a los judíos cuando huele el humo que sale de un crematorio del mismo campo. La madre y los niños partirían de Auschwitz en un par de días. Bruno da la noticia de su traslado a Shmuel, justo el día en que Shmuel se encuentra triste porque no encuentra a su padre. Bruno decide ayudarle, ya que sería la última aventura antes de marchar de Auschwitz, y para liberarse de la vergüenza de haber traicionado a su amigo frente al teniente Kotler. Deciden que al día siguiente, el último de la estancia de Bruno en Auschwitz, Bruno pasaría al otro lado de la alambrada, y disfrazado con ropas de prisionero que Shmuel podría conseguir fácilmente buscarían al padre de Shmuel. Al día siguiente Bruno se disfraza con el pijama de rayas y cruza la alambrada: por fin Bruno y Shmuel están juntos. Mientras buscan al padre de Shmuel entre los barracones comienza a llover. Los soldados forman un grupo de prisioneros entre los que se encuentran Bruno y Shmuel. El grupo es llevado a una cámara de gas, donde Bruno y Shmuel mueren juntos sin sospechar que el lugar no era un refugio para la lluvia, tal y como había pensado Bruno.

Los padres de Bruno se percatan de la ausencia del niño y lo buscan por los alrededores de la casa desesperadamente. Encuentran las ropas de Bruno frente a un agujero bajo la alambrada, pero es demasiado tarde.Finalmente todos se dan cuenta de lo que ha sucedido, y también se dan cuenta de que ya no pueden hacer nada más.

Reparto[editar]

Recepción[editar]

Premios[editar]

  • British Independent Film Award:
  • Chicago International Film Festival

Nominaciones[editar]

Producción[editar]

El rodaje de la película tuvo lugar en Budapest, Hungría.

David Heyman, conocido como el productor de toda la serie de películas de Harry Potter contó con la colaboración, entre otros, de Justin Pollard[4] como asesor histórico, literario, y de caracterización de personajes.

Respecto a la filmación de la última escena; "fue completamente una pesadilla" según palabras de Heyman. "Probablemente hubieses necesitado mas abogados que cineastas. Había que cumplir con todo tipo de requisitos legales para tener niños entre adultos desnudos".[5]

Diferencias[editar]

  • En la película Bruno y María -la criada- apenas se hablan, el personaje de María pasa prácticamente desapercibido. En el libro María es la persona con la que Bruno se encara al principio, realmente lo piensa pero no lo hace ya que sus padres lo desaprobarían, pero es ella la que está recogiendo sus cosas del armario y por medio de quien queda patente que va en serio eso de irse a vivir fuera de Berlín. Gretel en una ocasión llega a levantar la voz dando órdenes a la criada, saliendo Bruno en defensa de ella; nunca se había fijado antes, pero veía a María guapa, y nunca se lo había planteado con anterioridad, pero María también tendría familia y una historia personal y toda una vida de la que no sabía nada ¿verdad?. Y sin embargo siempre estaba ella allí, siempre cuidándolo, ¿le gustaría su trabajo?, ¿no tiene familia?. María, a pesar de su condición de criada, reprocha a Bruno en alguna ocasión que piense mal de su padre, ella lo defiende y está agradecida al comandante por el trato para con ella y su familia.
  • Físicamente Shmuel es muy distinto en el libro a como queda representado en la película. En el libro está descrito como un niño prácticamente desnutrido, y se recalca varias veces su extrema delgadez, ojos hundidos y una palidez desagradable, hasta el punto de que Bruno ve las manos y los dedos de su amigo como los huesecillos de un esqueleto de mentira y le pregunta qué le ha pasado en ellas para que estén así. En la película las manos de Shmuel son tan rechonchas como las del propio Bruno si no más. También Shmuel está descalzo en el libro. En la película podemos ver cómo los encuentros de Shmuel y Bruno se realizan con gente del campo de concentración al fondo. En el libro queda patente que Bruno tan solo ve a Shmuel, a nadie más al otro lado de la valla durante sus encuentros, es una zona no vigilada por los soldados de lo lejos que está. También la valla, en ese preciso sitio, está suelta por la parte de abajo, no es necesaria una pala ni ningún tipo de herramienta para pasar de un lado a otro.
  • Bruno ofrece comida a Shmuel cuando este viene obligado a casa de Bruno a limpiar unas copas. En la película le ofrece lo que parece un bollo, un pastel... en el libro se dirige a la nevera y corta tres trozos de pollo relleno para su amigo.
  • En la película puede verse una hermana (Gretel) más cariñosa y comprensiva con su hermano pequeño de lo que es en el libro. En el libro están siempre a la greña y tan solo se ve en una ocasión que Gretel se comportase cariñosamente con su hermano, aunque bien pudiera considerarse condescendencia si así se quiere pensar.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]