El Gato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Cat in the Hat
Título The Cat in the Hat (Norteamérica)
El gato en el sombrero o El Gato Ensombrerado (Hispanoamérica y España)
Ficha técnica
Dirección
Producción Brian Grazer
Guion

Alec Berg,
David Mandel,

Jeff Schaffer
Música David Newman
Fotografía Emmanuel Lubezki
Montaje Don Zimmerman
Protagonistas Mike Myers
Alec Baldwin
Kelly Preston
Dakota Fanning
Spencer Breslin
Amy Hill
Sean Hayes
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2003
Género cine fantástico y película infantil
Duración 82 Minutos
Idioma(s) inglés
Compañías
Distribución

Norte América:
Universal Studios

Internacional:
DreamWorks
Estudio Imagine Entertainment
Presupuesto $109.000.000
Recaudación $133.960.541
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Dr. Seuss' The Cat in the Hat (El gato, en Hispanoamérica y España) es la adaptación del clásico de la literatura infantil The Cat in the Hat escrito por el Dr. Seuss (el mismo autor de El Grinch)

Fue producido por Brian Grazer y dirigida por Bo Welch, y las estrellas, Mike Myers en el papel del gato y Dakota Fanning como Sally. El hermano de Sally, que no se nombra en el libro, se conoce en esta versión como "Conrad" e interpretado por Spencer Breslin.

Sinopsis[editar]

Sally (Dakota Fanning), una niña de comportamiento íntegramente maduro y demasiado conciso para su edad, y Conrad (Spencer Breslin), un niño busca problemas fastidioso y travieso, han acabado con la paciencia de su madre soltera, Joan Walden (Kelly Preston). Las travesuras de Conrad han hecho que su madre esté pensando seriamente la sugerencia de su vecino y pretendiente Lawrence Quinn (Alec Baldwin), un fracasado que aparenta ser exitoso, de enviarlo a una academia militar. La madre trata de mantener la paz en el hogar y al mismo tiempo desarrolla con éxito una carrera en una agencia inmobiliaria dirigida por el germanófobo Sr. Humberfloob (Sean Hayes). Ese día Joan tiene que organizar una fiesta de empresa en su casa, ante lo cual le dice a Conrad que, de encontrar la casa destruida, lo mandará al reformatorio. Así se quedan aburridos con su despistada, obesa y vieja niñera, la señora Kwan (Amy Hill); hasta que conocen a un gato gigante, estrafalario, parlante y con un sombrero mágico (Mike Myers), a quien descubren en su propia casa y sin ninguna idea sobre él. El Gato se presenta como el ser que los rescatará de sus vidas sin diversión, a través de varios trucos y actuaciones (no sin antes hacerles firmar un contrato). Los problemas empiezan cuando Lawrence, metiche y malintencionado para con los hijos de Joan, sospecha algo de los hermanos, y cuando Nevil, la mascota de la casa, se escape, presentando la excusa perfecta para Lawrence de demostrar la irresponsabilidad de Conrad e incluso, de Sally, y así lograr lo que quiere, atrapando al perro y llevándolo al trabajo de Joan.

Taquilla y críticas[editar]

La película recaudó más de 40 millones de dólares en su primera semana de estreno, en EU se encasilló como la primera en la taquilla a solo tres días de su estreno, aunque en otras partes del mundo no tuvo igual acogida.

La película fue rechazada por la crítica, debido al exagerado contenido estilístico del color, adjuntado a una versión más vulgar y corta de la trama del libro infantil. Rotten Tomatoes reporta que el 10 % de los críticos le dieron a la película una reseña positiva fuera de 149 reseñas, con la declaración siendo: "Llena de doble sentidos y humor urinal, este Gato queda chato."[1]

Roger Ebert y Richard Roeper le dieron a la película "Dos pulgares abajo." Roeper dijo que la actuación de Myers que "Quizas una parte de él estaba reconociendo que la película siendo una versión real de The Cat In The Hat simplemente no era una gran idea." Ebert tenía el mismo problema con la película que él tuvo con How The Grinch Stole Christmas, en el que "Si existe algo que he aprendido de esas dos películas es que no queremos ver a Jim Carrey como un Grinch, y no queremos ver a Mike Myers como un gato. Esos son comediantes talentosos, hay que verlos hacer lo suyo, no enterrarlos bajo una tonelada de tecnología."[2]

Referencias[editar]