Libro electrónico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ebook»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Lector de libros electrónicos Kindle Paperwhite de Amazon.

Un libro electrónico,[1] libro digital, ciberlibro, también conocido como e-book o eBook, es una versión electrónica o digital de un libro o un texto. También suele denominarse así al dispositivo usado para leer estos libros, que es conocido también como e-reader o lector de libros electrónicos.

Generalidades[editar]

El término es ambiguo, ya que se refiere tanto a una obra individual en formato digital como a un dispositivo electrónico utilizado para leer libros en formato digital.

Por otra parte, algunos autores proponen que se debe hacer una distinción entre los libros electrónicos y el hipertexto. El hipertexto está destinado a la estructuración de la información a través de enlaces, mientras que un libro electrónico se ha definido como la versión digital de un libro originariamente editado en papel, aunque de hecho existen libros electrónicos que no tienen una edición impresa en origen. Un ejemplo de hipertexto sería Wikisource y uno de libro electrónico, cualquier libro en formato digital que pueda encontrarse en Internet o en CD-ROM.

Historia[editar]

En 1949 Ángela Ruiz Robles patenta la enciclopedia mecánica, el predecesor del libro electrónico actual.

Existen muchos dispositivos que pueden ser utilizados como lector de libros electrónico: PC, PDA, portátil, y en general cualquier dispositivo que posea pantalla y memoria.

Sin embargo, a finales de la primera década del siglo XXI comenzaron a aparecer dispositivos cuya función era servir exclusivamente de libro electrónico. Estos dispositivos se caracterizan por un diseño que permite emular la versatilidad del libro de papel tradicional. Así, se buscó movilidad y autonomía (dispositivos móviles con bajo consumo de energía para permitir lecturas prolongadas sin necesidad de recargas), pantallas con dimensiones suficientes para mostrar documentos tradicionales (un A4 o un A5) y alto nivel de contraste incluso a plena luz del día.

En este contexto aparece la tinta electrónica, que tiene un "efecto papel" (debido a la ausencia de iluminación propia y alto contraste obtenido) y su bajo consumo (pues esta tecnología no necesita alimentación más que en los cambios de pantalla).

Ejemplos de estos dispositivos son el iLiad (fabricado por iRex y primer dispositivo comercializado en España desde 2006), el Reader (PRS-500 y PRS-505) de Sony, el HanLin V3 (comercializado en España por Grammata bajo el nombre de Papyre), el STAReBOOK STK-101, el BookeenCybook, el Amazon Kindle que es un producto de Amazon.com y el 2010 iPad, un producto de Apple que además de ofrecer una librería en línea como Amazon, también permite diversificar la presentación de libros electrónicos con capacidades multimedia.

Acontecimientos de importancia[editar]

  • 1949: Ángela Ruiz Robles (1895-1975) patenta su "Enciclopedia Mecánica" en España, el 7 de diciembre de 1949.[2]
  • 1971: Michael Hart lidera el proyecto Gutenberg que busca digitalizar libros y ofrecerlos gratis.[3]
  • 1992-1993: Francos Crugnola e Isabella Rigamonti planean y realizan, por su tesina de licenciatura a la Politécnica de Milán, el primer libro electrónico (soporte electrónico por la sola lectura de textos) y lo llaman INCIPIT.
  • 1993: Zahur Klemath Zapata registra el primer programa de libros digitales, Digital Book, y se publica el primer libro digital: Del asesinato, considerado como una de las bellas artes, de Thomas de Quincey.
  • 1993: Digital Book lanza a la venta los primeros 50 libros digitales en disquete en Colombia en Formato Digital Book (DBF).
  • 1993: aparece Bibliobytes, un proyecto de libros digitales gratuitos en Internet.
  • 1995: Amazon comienza a vender libros a través de Internet.
  • 1996: el proyecto Gutenberg alcanza los 1000 libros digitalizados. La meta es un millón.
  • 1998: son lanzados dos lectores de libros electrónicos: Rocket ebook y Softbook.
  • 2000: Stephen King lanza su novela Riding Bullet en formato digital. Sólo puede ser leída en ordenadores.
  • 2002: las editoriales Random House y HarperCollins comienzan a vender versiones electrónicas de sus títulos en Internet.
  • 2005: Amazon compra Mobipocket en su estrategia sobre el libro electrónico.
  • 2006: Sony lanza su lector Sony Reader que cuenta con la tecnología de la tinta electrónica.
  • 2007: Zahurk Technologies, Corp. dueña de la tecnología digital Book lanza la primera biblioteca de libros digitales para su lectura en Internet, ‘BibliotecaKlemath.com’, al igual que loslibrosditales.com y digitalbook.us.
  • 2007: Amazon lanza Amazon Kindle.
  • 2007: Grammata lanza al mercado español el Papyre.
  • 2008: Adobe y Sony hacen compatibles sus tecnologías de libros electrónicos (lector y DRM).
  • 2008: Sony lanza su PRS-505 en Reino Unido y Francia.
  • 2009: Neotake lanza su buscador de libros electrónicos.
  • 2009: Se lanza booq, el primer libro electrónico español.
  • 2009: Wolder lanza el Boox, el primer lector de libros electrónicos con Wi-Fi y pantalla táctil.
  • 2010: booq pasa a denominarse bq readers y comercializa sus primeros e-reader con Wi-Fi.
  • Enero de 2010: Apple lanza el iPad y comienza a vender libros electrónicos para su producto.[4]
  • 13 de julio de 2010: Velocity Micro anuncia una familia de libros electrónicos basadas en Android.
  • 29 de julio de 2010: Amazon.com desata la guerra de precios al lanzar su Kindle 3 por 139 dólares USA.
  • Octubre de 2010: Barnes & Noble lanza el NookColor, el primer lector de libros electrónicos en color con sistema operativo Android.
  • 2011: bq readers diseña y fabrica los primeros e-readers de las empresas Telefónica (Movistar ebook bq), Fnac (Fnacbook) y Casa del Libro (Tagus).
  • Septiembre de 2012: Amazon.com lanza el lector Amazon Kindle de 5.ª generación y el lector Amazon Kindle Paperwhite7.
  • 2013: Google comienza a distribuir libros a través de su tienda de aplicaciones para posteriormente lanzar la tienda Google Play Books.
  • Septiembre de 2013: Nubico desarrolla el modelo de suscripción de libros electrónicos en España.

Ventajas y desventajas de los lectores electrónicos[editar]

El libro electrónico posee tanto ventajas como desventajas. No obstante, es necesario distinguir entre el lector (un aparato electrónico con una memoria capaz de almacenar cientos de libros electrónicos) y el libro electrónico en sí, que no es más que un archivo de computadora en un formato específico PDF, MOBI, EPUB, etc.

Entre las ventajas derivadas del uso de los lectores electrónicos se pueden citar varias:[5] [6]

  • Con ellos se puede leer casi cualquier documento en cualquier lugar.
  • Al utilizar la tecnología de tinta electrónica no tiene retroiluminación, como es el caso de otros dispositivos de mano (tabletas, computadoras o teléfonos móviles). La experiencia es pues similar a leer un libro en papel: sin cansancio alguno para la vista, pudiéndose por tanto prolongar la lectura durante horas.
  • La accesibilidad es otro de los puntos fuerte del libro electrónico. Los lectores más avanzados del mercado ofrecen conexión a Internet, con lo que pueden conectarse con los principales portales de venta de libros electrónicos, así como descargarse las ediciones electrónicas de diarios o revistas convencionales.
  • Los lectores que emplean la tecnología de tinta electrónica, consumen muy poca batería debido a carecer de retroiluminación, el mayor consumo se produce con el paso de las páginas, por lo que la duración de la misma es muy alta.

En cuanto a sus inconvenientes, el mayor de ellos ha sido su elevado precio hasta la aparición del Amazon Kindle 3 de Amazon.com (en julio de 2010), el primero en ofrecerlo con un costo inferior a 200 dólares —139 más precisamente—. A partir de ese momento se inicia una carrera por ofrecer dispositivos más baratos y con un conjunto de servicios asociados tales como librerías en línea (como las de la propia Amazon.com o Barnes & Noble) o la posibilidad de préstamo entre usuarios con el mismo dispositivo.

A causa de estas ventajas y desventajas se ha generado un debate público impulsado por la visión que los medios de comunicación dan del libro electrónico. En este debate caben tanto argumentos a favor del libro digital como argumentos a favor del libro de papel:

A favor del libro electrónico
  • Menor gasto de papel y tinta.
  • La reducción del consumo de papel hará que disminuya la presión a la que están sometidos los bosques.
  • Mayor comodidad en la portabilidad.
  • Ante la preocupación por el cansancio que pudieran provocar los libros electrónicos en la vista, se trata de una tecnología diferente: la pantalla del libro electrónico está pensada para que no canse la vista, debido a lo cual, los modelos que hasta ahora han salido a la venta son todos en blanco y negro. Esta tecnología también permite una duración de batería que puede llegar a durar hasta dos y tres semanas.
  • Posibilidad de enriquecimiento del texto a través de enlaces multimedia.
  • Posibilidad de hacer anotaciones y comentarios al margen.
En contra del libro electrónico
  • Si la madera para hacer papel procede de bosques y plantaciones bien gestionados, se trata de un recurso renovable, productor de carbono y reciclable.
  • La extracción de los materiales necesarios para fabricar los componentes de los lectores aumentará la presión sobre los ecosistemas.
  • La nueva herramienta electrónica en un corto espacio de tiempo se convertirá en un desecho electrónico que terminará en un vertedero o incinerado, lo que produce emisiones dañinas para el medio ambiente.[7]
  • Pérdida de control comercial de la obra.
  • Facilidad de copia, tanto legal como no autorizada de los documentos.

Este debate, que ya ha pasado a ser un "clásico" dentro del panorama cultural,[8] ha sido fomentado desde el principio por los distintos medios de información.[6] En la prensa hay muchos ejemplos de noticias o titulares que implican una consideración determinada por parte del lector con respecto a los libros digitales:

  1. Consenso o cohesión: "El lento despertar digital de las editoriales españolas”.[9]
  2. Provocación o conflicto (movilización social: “Libros digitales causarían baja creativa: Vargas Llosa”.[10]
  3. Otorgar estatus o reconocimiento: “El libro digital avanza en Estados Unidos”.[11]
  4. Alerta o aviso de problema a solucionar: "Se dispara la venta de libros digitales mientras alertan de una nueva 'brecha digital'"[12]
  5. Debate participativo para la toma de decisiones: “¿Es justo pagar un impuesto por prestar libros?”.[13]

Diferencias entre el libro electrónico y el libro de texto[editar]

  • Un libro electrónico puede contener mucha más información a la que se puede acceder más fácil y rápidamente.
  • El libro impreso se mantiene por muchos años.
  • Si no se dispone de una fuente de energía eléctrica no se podrá acceder al libro electrónico.
  • En los libros de texto la información está más controlada y es mucho más fiable.
  • Algunos libros electrónicos permiten acceder a imágenes, sonidos.
  • El libro electrónico permite modificar, copiar y pegar información.

Formatos de archivos de libros electrónicos[editar]

Entre los formatos comúnmente utilizados para los libros electrónicos se encuentran los siguientes (en orden alfabético):

Genéricos[editar]

DjVu: DjVu es un formato libre que se especializa en particular destaca en el almacenamiento de imágenes escaneadas. Incluye compresores avanzado optimizado para imágenes de color y documentos de texto. Los archivos individuales pueden contener una o más páginas. La ventaja de DjVu es que es posible tener una alta resolución de escaneo (300-400 ppp), suficiente tanto para la lectura en pantalla y la impresión, y almacenarla de manera muy eficiente.

doc: formato de Microsoft Word.

ePub: es un formato libre desarrollado por el IDPF (International Digital Publishing Forum). Se trata de un XML basado en tres estándares de código abierto (open source), como son Open Publication Structure (OPS), Open Packaging Format (OPF) y Open Container Format (OCF). Hablar de un formato XML de código abierto significa que cumple unos estándares, que no está sujeto a disposiciones arbitrarias de ninguna empresa, y, por ello se esperaría que no tuviera ningún problema de perdurar. De este modo, los libros adquiridos en este formato pueden funcionar indistintamente en diferentes lectores, a diferencia de los libros bloqueados con DRM como por ejemplo los que ofrece Amazon en formato Kindle. Es una actualización del antiguo formato llamado Open eBook (.opf)

HTML: formato propio de la World Wide Web. Multitud de libros con los derechos de autor expirados han sido publicados en Internet en este formato.

lit: Microsoft Reader (.lit), es uno de los formatos más antiguos, creado en el año 2000 se lee con Microsoft Reader, una aplicación gratuita de la empresa de Seattle y estaba pensado originalmente para su uso en PDAs.

mobi: Mobipocket es el formato nativo del eReader Kindle, lo cual no es de extrañar si tenemos en cuenta que Amazon compró la empresa Mobipocket antes de lanzar el Kindle. En los libros electrónicos desprotegidos no hay diferencia entre los mobipockets que son para el Kindle y los que no, y por eso la publicidad del Kindle señala que soporta mobipockets desprotegidos. En los elibros protegidos, sin embargo, hay un flag que está activado para los que son para el Kindle, y desactivado para el resto.

OEB: es un formato libre. Open eBook es un formato estándar. Viene patrocinado por el consorcio NIST (Instituto Nacional para Estándares y Tecnología de los Estados Unidos). En dicho consorcio se agrupan los principales proveedores de contenidos así como las principales empresas de dispositivos y desarrolladores de programas y software para generar y distribuir libros electrónicos. El OEB no es más que un lenguaje de marcado perteneciente a la familia XML.

oPF: paquetes de libros digitales de código abierto OEB. Es un archivo ZIP más un archivo de manifiesto. Dentro del paquete se define un subconjunto de XHTML. La extensión de archivo por defecto es.OPF

PDF: Adobe Portable Document. Entre sus ventajas se puede citar su portabilidad y su estandarización ISO. Es el formato más utilizado debido a su fácil uso en el enorme parque instalado de computadoras de escritorio y portátiles. Entre sus desventajas se puede citar que no es repaginable como por ejemplo, Mobipocket o el estándar EPUB.

prc: el Mobipocket es un formato de libro basado en el estándar Open eBook usando XHTML puede incluir JavaScript y marcos. También apoya nativos consultas SQL para ser utilizada con bases de datos integrados.

RTF: Formato de texto enriquecido.

Nativos[editar]

aeh: el AEH es un formato basado en XML formato propietario desarrollado por los franceses de difusión de la empresa Arghos. Archivos de AEH utilizan un DRM de propiedad y el método de cifrado y se pueden leer sólo en el reproductor de Arghos.

azw: la extensión «.azw» comprende dos formatos: el KF7 y el KF8, una evolución de este último. Es el formato usado para dar soporte a los lectores de libros electrónicos comercializados por Amazon. El KF7 está basado en Mobipocket, con una pequeña diferencia en el esquema del número de serie (utiliza un asterisco en lugar de un signo de dólar) pero difiere en el sistema de DRM. La extensión en el nombre de fichero para los libros electrónicos protegidos del Kindle es.azw en lugar de las tradicionales.prc o.mobi de los mobipockets.

BBeB: el Broad Band eBook es un formato de SONY usado para su libros electrónicos incluidos los PRS-600 y 300. Se trata de un formato propietario, sin software de lectura conocido por dispositivos que no son de Sony. Tal y como anunciaron hace meses, este formato morirá para pasar todo su catálogo al formato abierto ePUB. El nuevo lector T1 ya no soporta este formato.

CBR / CBZ: el nombre significa Comic Book Reader, pero el uso es para cualquier libro, cuando el contenido contiene básicamente imágenes. Es un contenedor comprimido para las imágenes. La R significa que es RAR, mientras que Z quiere decir que es zip comprimido.

CHM: Microsoft HTML Help comprimido. El formato CHM es un formato propietario basado en HTML. Varias páginas y gráficos incrustados se distribuye junto con los metadatos de propiedad como un solo archivo comprimido.

DTB: DAISY es un XML basado en formato de libro electrónico crea do por el consorcio DAISY internacional de las bibliotecas para las personas con discapacidad de impresión. Las implementaciones de DAISY se han centrado en dos tipos: los libros electrónicos de audio y los de texto.

FB2: FictionBook es un formato XML para el almacenamiento de libros donde cada elemento del libro es descrito por etiquetas. El objetivo principal para el almacenamiento de libros en el formato FictionBook es su precisión de mantenimiento de la estructura del libro acompañado de la prestación de esfuerzo de conversión (incluyendo automático) de los archivos FictionBook a otros formatos populares: TXT, DOC, RTF, HTML, etc. Además de que, muchas aplicaciones de lectura y lectores electrónicos, como el Papyre, permiten leer el formato FictionBook sin convertir.

lrf: es la extensión habitual del formato BBeB (Broad Band eBook). La extensión de archivo LRX representa un libro electrónico cifrado DRM.

pdb: Palm Data Bases (bases de datos de Palm OS). Formato de Palm Digital Media, con un buen soporte por parte de teléfonos inteligentes y PDAs, ya que hay versiones del software de lectura para iPhone, PalmOS, Symbian, BlackBerry, Windows Mobile.

pml: Palm Markup Language. Es un formato específico para Palm Reader.

rb: formato nativo de RocketBook.

TCR: formato nativo de PSion. Libro electrónico para EPOC.

TR2 - TR3: TomeRaider es un formato propietario. Hay versiones de TomeRaider para Windows, Windows Mobile (también conocido como Pocket PC), Palm, Symbian, iPhone y más. Es un formato en desuso.

WOLF: el formato Wolf usa generalmente la extensión. Wol. Puede soportar DRM. Jinke tiene soporte nativo para el formato de Wolf en la totalidad de sus lectores. También tiene una versión lite y una versión de navegador para plataformas Windows.

Seguridad en el libro electrónico[editar]

Para paliar el miedo del mundo editorial frente a la posible pérdida de derechos sobre el contenido de sus obras, Adobe ha creado un complejo sistema de seguridad encuadrado dentro de los sistemas de gestión digital de derechos (DRM). La seguridad de este sistema, además de proporcionar ingresos extra a Adobe, alienta a editoriales como Pearson, Dykinson o Editorial MAD la edición de títulos técnicos. Sin embargo otras editoriales como O'Reilly ofrecen sus libros sin DRM, respetando los deseos y derechos de sus lectores.

Los sistemas DRM incluyen restricciones a la libertad de leer los libros en dispositivos distintos de los que se especificaron o incluso limitaciones por fecha e incluso pueden llevar al borrado de libros ya comprados, como en el caso de Amazon con la novela 1984 de George Orwell, que incluso dio lugar a demandas.[14]

Similares[editar]

Libro electrónico e ISBN[editar]

La Agencia Internacional del International Standard Book Number (ISBN) a través del Manual de Usuario del ISBN en su actualización del 5 de febrero de 2002, reconoce los libros electrónicos como sujetos de código ISBN en el acápite 6 (página 15).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]